lunes, septiembre 13, 2004

Los Hombres son de marte y las Mujeres estan locas.

No entiendo a las mujeres.

Despues de ese lugar comun tan trillado y barato, dejenme repetirlo:

No entiendo a las mujeres.

En realidad casi nunca trato de hacerlo, pero de una forma u otra uno se da cuenta de que pie cojea cada una, (o con cual brinca, depende de su condicion fisica) y ya es decision personal que hacer con esa informacion, pero ultimamente es mas frecuente que me quede perplejo/pendejo ante una mujer, debo reconocer que mi enorme capacidad para decir las cosas de la peor manera posible (debe de ser algun tipo de perversion lingüistica de la ley de Murphy; si hay varias formas de decir algo para que suene mal, invariablemente escojere la que se escuche peor y tenga menos posibilidades de arreglo) y la asombrosa facilidad con que se me malinterpreta ayuda bastante, pero eso no lo explica todo, a mi que me cuesta tanto mantener la bocota cerrada, me ha pasado que nomas no se que decir, ante lo cual, pueden suceder una de dos cosas:
  • Era lo mejor quedarse callado
  • Era lo peor quedarse callado
¿Por que algo que solia gustarle a alguien de mi de pronto se convierte en mi peor defecto? (y viceversa) ¿que extraños procesos mentales ocurren en la cabezota de una mujer? ¿Por que soy tan sutil como un rinoceronte en una cristaleria? ¿por que el pato Donald usa camisa pero no calzones? Preguntas Zen no aptas para legos en la materia.

Por eso, la proxima vez que una mujer me ponga en una situacion en la que no sepa que hacer (ni que hice para llegar a ella) me vere obligado a irme a la cocina a hacerme un huevo frito.*

(*Obscura referencia a "Episodio Cinematografico" de Jorge Ibargüengoitia, yo no tengo la culpa de que ustedes sean unos analfabetos funcionales, que no sepan de que hablo y me echen a perder mis ingeniosisimas puntadas)

No hay comentarios.:

Visitas

Seguidores

Busqueda.


Archivo del blog