domingo, octubre 10, 2004

Como ligar creativamente y fracasar en el intento.

Si Mr. Soberbio cree que su conquista fue un fiasco, es por que no sabe de la triste historia de la primera y unica vez que trate de hacerlo yo.

Antes que nada, aclaro que yo nunca he sido de aquellos que ven a una mujer guapa, simpatica o lo que sea que llame su atencion y que se lanzan como perros tras un hueso, no, yo mas bien entro en la categoria de los putetes que ven a la mujer de sus sueños y esperan a que esta se les acerque y les diga "tomame aqui mismo!", (cosa que obviamente nunca ha pasado, pero todavia tengo esperanzas...) si, asi es, aunque ustedes no lo crean, nomas no se me da eso de andar acercandome a alguien y decirle "Hola, soy el Huevo", es mas, nunca lo he hecho en mi vida, (y ni creo hacerlo).

Ya sabiendo eso, puedo contarles de aquella vez que estuve mas cerca de hacer lo que pasa todo el tiempo en las peliculas; acercarme a una mujer, decir algo gracioso e increiblemente ingenioso y vivir dos horas de romance/aventura llenos de sensual hilaridad...chale.

En el Banamex al que solia ir, trabajaba una cajera que me gustaba, bueno, eso creo, no puedo recordar el momento exacto en que me dije "me gusta", mas bien fue como irla descubriendo poco a pco, pero en fin, el caso es que cuando me llegaba a atender, no pasaba de un "hola" y ya, la conversacion mas larga e interesante que tuvimos fue algo asi: (me fije que tenia un hoyo en la ceja)

-No te dejan usar el piercing aqui verdad?
-Eh? ah, no, no, ¿como supiste?
-Bueno, pues tienes un hoyo ahi que no se ha cerrado, asi que todavia usas el piercing.
-Ah si, no me dejan.
-Que mal.

Y ya, como pudieron notar, soy todo un Don Juan, pero estoy consciente de ello, y por lo mismo dejo las cosas en paz, pues bien, un dia esperando mi turno se me metio en la cabeza la idea de invitarla a salir, y cuando algo se me mete en la cabeza, no sale ni a madrazos, ¿pero como pedirselo? pues bien, aqui entro en funcionamiento mi infalible (e indestructible) sistema bineuronal, trate de idear la mejor manera de pedirselo y al mismo tiempo dejar espacio para una salida digna, ya que daba por descontado que me iba a decir que no, y lo unico que se me ocurrio fue tomar un pedazo de papel, y escribir algo asi:


"Hola, me gustaria invitarte a salir.

Si tu respuesta es "Si, claro!", escribe tu telefono aqui: _ _ _ _ _ _

Si tu respuesta es "No! fuera de aqui!", sonrie y devuelveme mi papelito, que es el unico que tengo.

Huevo. (el tipo que esta parado frente a ti)"


Me convenci que mi tactica era infalible, ya que primordialmente era un plan silencioso (cosa ideal en un banco), y las unicas reacciones posibles eran un numero telefonico en el mejor de los casos o que me regresaran mi papelito en el peor.

Mientras seguia esperando, me armaba de valor, les recuerdo que era la primera vez que intentaba algo asi, entonces no tenia ni la menor idea de si funcionaria o no, llego mi turno y, al igual que al Mr. Soberbio, me atendio alguien mas, pero como ya habia invertido bastante sudor en convencerme de hacerlo, no iba a desaprovechar el golpe de valor y adrenalina, asi que una vez que terminaron de atenderme, me acerque a su caja, y cuando el cliente que estaba atendiendo se quito, me acerque con el papel en la mano, (para que los que seguian creyeran que ya me habia atendido y solo regresaba por algo), la salude con la cabeza y le di el papelito...

...y lo leyo, se rio y tomo una pluma (aqui pense, "ya chingue!") pero en lugar de escribir su numero, le dio vuelta al papel y empezo a escribir algo, ahora bien, no es por presumir y hacerlos sentir mal (aunque si es el caso, me alegro), pero yo se leer tan bien (gracias a mi maestra de primaria) que hasta puedo leer de cabeza, asi que mientras ella iba escribiendo, yo iba leyendo, y a la cuarta palabra, deje de sudar y empeze a reir (para mis adentros), para cuando me regreso el papel, hice como que lo leia y entonces si que me rei (para mis afueras), ella puso una cara un poco rara, asi que solo le dije: "No te preocupes" y me aleje riendo, cada vez mas fuerte, para cuando llegue al estacionamiento, la gente se me quedaba viendo como si estuviera loco.

Se preguntaran que escribio, pues bien, fue esto:


"Oye, pero estoy casada, mejor piensale, ¿va?"


Y esa señores, fue mi primer y unica experiencia en el extraño y misterioso mundo de la conquista, sobra decir que nunca mas lo volvi a intentar y que no pienso volver a hacerlo, con un fiasco como ese tuve, ya puedo morir tranquilo sabiendo que alguna vez intente ligar.


Yo.

PD. Platicando despues con unas amigas, me dijeron que en realidad si habia tenido exito, ya que segun ellas, ese "mejor piensale" era un si...cosa que no pienso averiguar.

4 comentarios:

eM dijo...

Ay que triste, pero yo creo que a todos nos ha tocado algo así no? Además coincido con tus cuatas, fue éxito aunque parcial porque no es tu culpa que tenga josban.

Mr. Soberbio dijo...

Que mala onda lo que te pasó, Deberías ir a telcel, ahí hay chavas Guapas :)...

kowy dijo...

Pues solo puede decirte que en cualquier inteto de lige, el NO, ya lo tienes garantizado, todo lo demas es ganacia.

S.S. Ink Tank dijo...

Vaya Vaya ingenioso, solo por eso lo voy a intentar, jamas se me ocurriría algo asi.


Saludos, Buenas letras. xD

Visitas

Seguidores

Busqueda.


Archivo del blog