sábado, octubre 09, 2004

La vida es una mierda y luego te mueres.

Ese es mi problema, soy demasiado optimista.

Afuera hace un dia gris, frio, llueve, por lo menos hoy el mundo y yo tenemos algo en comun.

Escucho a Sigur Rós, no podria estar escuchando otra cosa que no fuera Sigur Rós.

Ayer trate de apagarme el cerebro con el metodo mas trillado, deleznable, divertido y efectivo que existe: alcohol.

En parte funciono, en parte fue peor (ahh, bendito alcohol, no importa que a veces sea traicionero, sigue siendo la solucion a todos los problemas de nosotros los idiotas), no me gusta exponerme asi, no me gusta decir cosas que se que no seran entendidas tal como yo espero, aunque invariablemente se que asi sera.

Pues en esas estamos, yo ya no juego, me niego a seguirle el juego al universo (que se confabula en mi contra, esta comprobado) yo me quedo aqui, con los brazos cruzados y que me tire con lo que tenga, al carajo, ya me canse.

Perdi muchos años tratando de no ser yo, de ser otro para alguien mas, y veamos que me dejo eso:

-Nada.
-Una autoestima de 2 cm.
-Una castracion sentimental de miedo.
-Una bonita y amena personalidad.

Ahora veamos que me ha dejado llevar mi encantadora personalidad al extremo opuesto:

-Muchas anecdotas.
-Muchas crudas morales.
-Una perdida constante de gente cercana.

Ya se que una vision tan maniqueista de las cosas como esa no es valida, pero sacando un balance, me quedo como estoy, nunca, nunca jamas volvere a tratar de cambiarme, de cambiar para alguien mas, si eso me lleva por un camino escabroso y accidentado, venga, ya no me importa.

Como dije, al carajo, yo ya no juego.


Yo.

2 comentarios:

lustucru dijo...

y te vas al cielo

obvia referencia a los simpsons

Fran dijo...

AMEN

Visitas

Seguidores

Busqueda.


Archivo del blog