jueves, octubre 21, 2004

A lo Lovecraft

El Ser

Y de pronto, senti una sombra, una sensacion de desasosiego, algo oculto, algo primordial se apodero de mi, y me lleno de la angustia cerval de aquel que sabe que ahi se encuentra la respuesta a todo, aun sin saber que era, sin saber de donde procedia aquel pesar, mi alma se lleno de dudas, queria escapar pero algo me lo impedia, al tratar de pensar en ello me llenaba de confusion, como si ello quisiera evitar que me alejara, sin dejarme tampoco adivinar su naturaleza, asi, en ese estado de frustracion pasaron largas horas, aun cuando el concepto de tiempo parecia haber pedido sentido para mi.

Sali y mire a mi alrededor, el cielo era una sucia mancha escurrida, siniestra, parecia destilar maldad, nubarrones pegajosos y llenos de vetas negras parecian rebozar de pesar, ese cielo espantoso se fundia en el horizonte con una tierra yerma, seca, abandonada a traves de incontables eones, no veia nada mas, parecia que hubiera sido abandonado en una epoca primigenia, cuando ninguna de las cosas que conocemos o creemos conocer existian, cuando aun eramos una sonrisa socarrona en los abismos transplutonicos...

El viento o lo que parecia serlo me traia voces lejanas en lenguajes prohibidos, susurros que me contaban secretos inconmesurables, verdades que no debian ser escuchadas por hombre alguno...y fue entonces cuando lo vi.

No sabria decir si primero lo vi o lo senti, pero deseaba con todas mis fuerzas que un dulce y piadoso desvanecimiento se apoderara de mi, pero no fue asi y tuve que ver, oir y sentir algo que me dejo al borde de la locura.

De entre las nubes surgio, o repto, o nacio, no lo se, una cosa que ninguna imaginacion hubiese podido concebir, era algo innenarrable, susurrante, y aun sin poseer algun rasgo, podia yo percibir un torrente incontrolable, inmenso y pavoroso de maldad, pero no una maldad como nuestros pobres cerebros pueden concebir, no, esta era una maldad total, como si el conjunto eterno de desdicha, dolor y pesar se hubieran sumando en una sola, el ser me miro sin verme, y pude sentir su pensamiento dentro de mi cabeza, yo me aferraba como un naufrago a la poca cordura que me quedaba, me senti lleno de todos los pensamientos del universo, el conocimiento de toda una eternidad exploto dentro de mi, en un solo instante pude comprender todo y me lleno de horror conocer la verdad, era algo tan impensable, tan espantoso que en ese momento senti romperse algo dentro de mi.

Desde entonces vivo sin vivir, vago por el eterno espacio, mi mente se fundio con la del ser, mi alma se unio con el caos primigenio, pude ser todo sin ser nada, es por eso que ahora puedo recordar y estremecerme de horror al recordar lo que ocurrio aquel dia, cuando aquella cosa bajo del cielo, cuando al verla, lo unico que hice fue verme a los ojos, por que ese ser, esa abominacion, era yo.


Yo.

No hay comentarios.:

Visitas

Seguidores

Busqueda.


Archivo del blog