sábado, diciembre 31, 2005

Y ya, a lo que sigue.

Todo mundo esta posteando sus cierres de año. Yo me había resistido no por no ser parte de la masa, sencillamente porque no se me antojaba hacer un recuento de los daños que dejo este año en mi vida.

Pero ayer por la noche, mientras veía una película que no tenía nada que ver con ningún tema, se me vino a la cabeza de golpe una avalancha de imágenes. Así que no me queda mas remedio que exorcizar algunos demonios para así, siguiendo una costumbre personal (que incluso ya podría considerar tradicional) haga una especie de cierre, de closure, en una etapa totalmente arbitraria y sin ningún significado real como es el cambio de año de una manera —vamos pues, no soy un total inadaptado— simbólica. Además, soy tan poco comunicativo con el mundo exterior que así me es más fácil visualizar mis pedos más allá de las suturas de mis parietales.

Este año fue, con mucho, en el que entraron —y salieron— mas personas en mi vida.

Primero, en cuanto a las que salieron, esta, de manera obvia, el que fue mi mejor amigo (no voy a decir "o eso creí" porque seria una pendejada, muchas veces nos demostramos esa amistad, supongo que sencillamente, nuestras —o sus— prioridades cambiaron con el paso de los años) durante mas de la mitad de mi vida; Pedro.

No pienso decir mucho, porque no hay mucho que decir. En, mmm, los ocho meses que han pasado desde que le dije que se fuera a la mierda no he sabido nada de él mas que lo que en un par de ocasiones su hermano Pablo me ha comentado en burla. Nunca hubo un intento de acercamiento de su parte, —si no contamos aquel mensaje en el que me decía "No seas puto y vamos a tomarnos una cerveza, como los hombres" Es curioso como vemos las cosas de tan diferente manera. Como si la hombría dependiera de nuestra capacidad de hacernos pendejos y pretender que no debemos tomar responsabilidad por nuestros actos— y por la mía ya no hay interés. Y es verdad, en estos meses aprendí —obligadamente, de una manera forzada— que la rutina en que nuestra amistad había caído (cosa que yo siempre había criticado en otras personas) no era sana, que ese ciclo borrachera-anécdotas-silencio-chiste viejo-borrachera algún día tenia que terminar. No estoy diciendo con esto que haya sido fácil darme cuenta de que era inevitable, claro que a veces extraño ese nivel de comprensión cuasi-perfecta en cosas que no vienen al caso comentar, pero sorprendentemente no extraño tanto aquello como esperaba, en realidad creo que la entropía había avanzado demasiado; por ejemplo, ahora, después de que el sistema cerrado se rompio, estoy seguro que he crecido mas interiormente en unos meses que lo que lo había hecho en varios años. Sad but true.

Luego tenemos al casi desfile de personas que pasaron frente a la banqueta que es mi persona y mi vida. Muchas de ellas se detuvieron un momento, hicieron lo que les correspondía y luego siguieron su camino, dejando tras de si solo un reguero de serpentinas que afortunadamente yo no tengo que recoger. Porque en realidad no soy la banqueta, soy el edificio que esta detrás, con una vista trasera que nada tiene que ver con el escenario que se me ofrece al frente.

Claro, todas estas personas son importantes —sobre todo para ellas mismas, estoy seguro que sus recuerdos serán archivados en una categoría totalmente diferente que la mía— y en cierta manera su paso sirvió para algo. Espero sinceramente que les haya servido más a ellas que lo que me sirvió a mí, ja.

Y esto forzosamente me lleva a pensar en lo que traerá el próximo año. Cuando era niño trataba de imaginar como seria yo cuando fuera el año 2000, para ese entonces tendría yo 24 años. Me imaginaba adulto y formal, una extensión de mi papa, supongo. Ahora, seis años después de aquella imagen infantil, no se como me veré el año siguiente. De lo que estoy seguro es de que no quiero un año como el que paso. Si, algunas veces la pase bien, algunas muy mal, de lo único que estoy seguro es de que quiero que mi cinismo alcance cotas inimaginables, ya que el cinismo es lo único que nos convierte en humanos: aceptando que el mundo no es como nos dijeron que iba a ser, que la vida no es el enorme centro comercial que nos hemos forzado a creer, que las personas son solo eso; personas con mas defectos que virtudes, con ambiciones tontas, sueños rotos y necesidades inalcanzables, siendo cínico —realista, en mi diccionario— de corazón es de la única manera que uno puede vivir realmente feliz. Porque la felicidad no depende de esperar algo, la felicidad consiste en vivir consciente de lo que somos, tenemos y queremos. Es por eso que el mundo esta lleno de gente —y aquí, en verdad, no me cuento yo— amarga y decepcionada, gente frustrada que busca llenar su ya vacía vida con más vacío: como si la vacuidad pudiera llenarse de si misma. Yo, a mi muy personal manera, soy feliz. No con esa felicidad estupida de postal o de anuncio de revista; no, es una felicidad brumosa, pacifica, mordaz, mía.

Así que este año que termina me deja con una sensación de incomodidad, como cuando uno pasa un tope a demasiada velocidad; sabe que sí hay daño, este no va a ser visible, pero se va a sentir en algún momento. Afortunadamente, casi siempre el daño no pasa de ser un ruido de fondo, pero para eso, solo hay que subir el volumen del estereo y asunto arreglado.

De todos modos, ningún auto es para siempre, algún día dejaremos este mundo, mientras tanto, los ruidos se iran acumulando en nosotros. Por suerte, existe un efecto en acústica que no recuerdo como se llama, en el que dos fuentes de sonido se anulan una a la otra al hacer coincidir los picos y los valles en las ondas de sus frecuencias, así que solo tenemos que encontrar a alguien igual de ruidoso que nosotros y acelerar hasta que se acabe el combustible.

Por lo pronto, en cuanto al desagradable tema de los propósitos para el próximo año, dejare que sean los demás los que se decepcionen a si mismos. Yo solo me propongo seguir siendo yo, haciendo todo lo que sea necesario para esto.


Así que 2005, me fui.



Yo.

viernes, diciembre 30, 2005

¿Deprimido? Comprese una lampara.

No se si Technorati funcione de una manera similar a lo que hace google en Gmail, o si tiene poderes telepaticos-empaticos-simpaticos, pero al meter mi url me avienta estos resultados:



¿Me sabra algo el culero o nomas me habla al tanteo?

Afortunadamente Technorati no es como yo, que nomas saca a relucir el lado negativo de todo, no, Technorati si da respuestas:





¿Ansioso? ¿Estresado? ¿Maniacodepresivo? (¿a poco no se oye mas chingon que esa mamada de "bipolar"?) ¿Deprimido?

Sencillo, comprese una lampara y alumbre su camino...hacia la azotea, para que se aviente como los clavadistas de la quebrada y acabe de una vez por todas con tantos pedos que tiene.


Yo.

Panda de Dios, que quitas el pecado del Mundo...



Y ahora todos cantemos:

"Chuchito Panda
que aun no andas
y ya queremos
verte jugar
con tu mamita
que esta orgullosa
porque naciste
en esta ciudad"



Chale, pinches herejes.



Yo.

jueves, diciembre 29, 2005

Stop! Hail! I am Your father and I fly like a butterfly (?)

Diario tengo que pasar frente al Tec de Monterrey.

No tengo ningun problema con eso, de hecho, en tales ocasiones se suelen divisar muy buenos culos en las cercanias. Lo que me llamo la atencion el otro dia es el altisimo grado de pendejez que puede alcanzar la gente.

Frente al mencionado campus existe un conjunto habitacional que obviamente esta lleno de alumnos de esa bella institucion. Asi que como todos los dias una enorme cantidad de pendejos tienen que cruzar la avenida que separa sus departamentos de su escuela, alguien decidio poner boyas para que los nenes no tuvieran que correr y agitar sus valiosos cuerpos. (Valiosos porque sin ellos sus padres no pagarian las valiosas colegiaturas)

Bueno, no seamos tan amarguetas y no la hagamos de pedo por unas cuantas boyas. El problema es que el otro dia, seguramente alguna estupida fue atropellada por no mover el culo mas rapido de lo que sus neuronas podian funcionar y decidieron poner un enoooorme tope sin quitar las boyas:






Asi que ahora uno tiene que frenar por la boyas, sentir el desagradable trac trac en el culo y luego pasar por el puto tope.

Entonces a mi, en un momento epifanico y generoso, se me ocurrio que, ya encarrerado el raton, ¿porque no hacer que chingue su madre el gato?

Yo propongo que no se quede solo en las boyas y el tope, ni madres, la seguridad ante todo; pongamosle un semaforo:





¿Y por que detenernos ahi? No veo ningun pedo en poner una barrera tambien:






Pero boyas, tope, semaforo y barrera no creo que sean suficientes para cuidar a los pobres idiotas del Tec, asi que pongamos, como no, a un soldado:






Pero dudo que las boyas, el tope, el semaforo, la barrera y el soldado puedan con semejante tarea, (creo que fue Murphy el que dijo que no se puede crear nada a prueba de estupidos, ya que estos son muy ingeniosos) asi que venga al rescate un ninja:






¿Que dicen? ¿Que no basta con unas boyas, un tope, una barrera, un soldado y un ninja para salvaguardar la integridad fisica (la mental ya esta mas alla de toda ayuda) de los chicos Tec? Ok, ok, cierto, my mistake, ahorita lo arreglamos, solo tenemos que poner a Hitler, Darth Vader, Mohamed Ali y a Sam, el perro ovejero de los Lonney Tunes y listo:





Nunca un universitario imbecil estuvo tan seguro al cruzar una calle.


De nada.


Yo.

miércoles, diciembre 28, 2005

Billar Ex Machina




¿Sabrán las bolas de billar donde iran a terminar después de que las golpea la bola blanca?

¿Quienes seremos? ¿Las bolas lisas y rayadas o la bola blanca?

A muchos les gustaría ser la bola blanca, la que impulsa, ocasiona, genera y decide el destino de las demás bolas. Les gustaría ser la persona que tiene en sus manos las decisiones correctas, que puede y sabe como lograr lo que quiere de los demás. Ser alguien que provoca las reacciones en lugar de ser el que reacciona ante el impulso de alguien mas.

Pero en realidad, la mayoría de las veces las personas son solo un 3, un 11 o incluso, si tienen suerte, un 8, que a su manera es importante.

Pero yo, aunque muchas veces soy la bola blanca, muchas otras veces siento que soy el taco, y no lo digo de una manera narcisista o ególatra, al contrario, el taco es importante, claro, pero ¿Lo saben acaso las bolas? Ellas solo ven venir a la bola blanca, y al final de cuentas, reaccionan solo ante ella, no ante el taco, el Deus Ex Machina tras bambalinas.

He visto muchas veces como he hecho reaccionar a varias personas, sin que estas siquiera lo noten.

Aunque prefiero eso a jugar carambola de nuevo. Tres en juego ya no es divertido.


Yo.

martes, diciembre 27, 2005

King Kong (Titulo de post harto imaginativo)

Ayer por fin fui a ver King Kong. Mi curiosidad sobre ella había crecido a raíz de haber oído algunos comentarios no muy favorables.

Pero a mi me pareció muy buena. Ahora veo que algunas de las criticas que leí por ahí surgen por que se juzga a la película desde una óptica equivocada.

Para empezar, King Kong no es el Señor de los Anillos, tampoco es Jurassic Park; King Kong es eso: un remake de una película de los años 30's. Es por eso que la trama es inocentona, fantasiosa y simplista, pero ahí radica su encanto. (Algo que a mi me cansa de la fantasía es lo rebuscada e innecesariamente laberíntica que puede ser)

Supongo que a mas de uno se le pierde todo el simbolismo de King Kong, bueno, pues allá ellos, no seré yo quien venga a hablar de tanta alegoría fílmica, eso se lo dejo a los que saben de cine, yo nomás hablo desde mi punto de vista y sobre como me fue en la feria.

Ahora bien, sobre la película en si, me gusto mucho lo que hizo Jackson al aventarse la puntada de retomar algunas de sus raíces. Supongo que con ESDLA tuvo que contenerse, porque tenía que llenar muchas expectativas, pero ya aquí, donde no tenia nada que probar, se dio gusto utilizando algunos recursos del cine serie B y gore con el que comenzó. Si han visto Dead Alive -o Braindead-, película gore que dirigió hace un chingo, (en donde por cierto, hace un cameo sin barba, juar) podrán ver a lo que me refiero. (En especial en esas tomas mareadoras y esos close ups violentos en donde los aborígenes o los cráneos)

Especifiquemos.

Puntos en contra:

No son muchos en realidad y son mas que nada, a mi parecer, lo único que quedo un poco flojo en la película.

  • Continuidad. La transición de "nos conocemos, nos confundimos, nos amamos" entre Ann y Jack deja mucho que desear. La escena del beso me pareció muy brusca e irreal, de hecho pensé que Anne estaba soñando y que iba a despertar en cualquier momento. No tengo nada contra Adrien Brody (de hecho me cae muy bien desde aquel papel en El Verano de Sam) pero nunca le creí su amor por Ann, supongo que no había química (a huevo, si no usaba la palabra "química" refiriéndome a dos personajes esto no parecería una reseña respetable, aunque por otro lado, ¿quien respeta lo que hago? bah.)

  • Algunas animaciones CGI. Las de los animales no tienes peros, de hecho, Kong quedo tan cabronamente bien hecho que a uno se le olvida que es una animación. Me refiero a algunas animaciones de los humanos, sobre todo cuando van corriendo por el cañón, entre los brontosaurios-alike, en algunos momentos los movimientos se ven tan falsos como los de Matrix Revolutions.

    Puntos a favor:

  • Kong. Todo en Kong quedo chingon, desde la animación hasta su, por decirlo de alguna manera, psicología. Sobre todo su comportamiento; los bufidos y los movimientos. Cualquiera que haya visto el Animal Planet mas tiempo que las telenovelas sabe que seguramente Jackson y su gente se pasaron horas mirando gorilas.

  • Jack Black. A todos se les hizo rara la elección de este guey para ese papel, (de nuevo, a mi también me cae bien, sobre todo por ser camote de Dave Grohl, juar) pero sorprendentemente le quedo bastante bien, incluso le roba de calle la película a Brody.

  • La escena de los tiranosaurios. Es por eso señores, que se inventaron los efectos especiales. Se ha recorrido un largo camino desde aquella pelea entre un Kong y un T-Rex de plastilina, y ha valido la pena. ¿Que es irreal? ¿Que es exagerada? ¿Y? Ok, estamos viendo a un gorila de 12 metros pelear contra tres tiranosaurios en una isla perdida llena de chakasuluz con gingivitis, ¿Quien les dijo que esto era real? de hecho, la pregunta que realmente importa es: ¿No se emocionaron de todos modos?

    Puntos misceláneos:

  • Momento que vale la película: Kong parado en la punta del Empire State gritando "Me la pelan putos!"

  • Momento curioso: Jimmy, que es el mismo que hizo Billy Elliot, película que me gusta un putamadral. Hacen una autoreferencia chingona al ponerlo a bailar en una miniescena. (sospecho que por eso me gusto la película: salen puros que me caen bien)

  • Momento epifanico: Ya tengo una nueva vieja, Naomi Watts. Que cosa tan bonita. Y que bien grita. Pero lo que más me gusto de ella es un detalle bastante pendejo: sus dientes chuecos. No se porque, pero le confieren un aire de "realidad" que pocas actrices porcenalizadas tienen.

    Así que vean King Kong como lo que es; una metáfora de cómo la Bestia mata a la Bella. (Si, los hombres somos las bestias, bueno, ustedes, porque yo también soy bello.)




    Chimp le da dos pulgares, tres bananas y cuatro lianas.




    Yo.
  • lunes, diciembre 26, 2005

    Rapido y Ridiculo



    Odio el tunning chafa.

    No se que piensan estos cabrones, seguro algo como: "No mames, me ven y se cagan de envidia" pffft.

    Analicemos este caso en particular:

  • La estampita, no puede faltar la estampita mal pegada de The Fast and the Furious, pa sentirse todo un Vin Diesel region 4.

  • Los rines grandismos con llantas delgadisimas, pa madrear la suspension chingon.

  • La estampita que hace parecer la tapa del tanque de gasolina como si fuera de una autentica tapa de seguridad, no mames, casi me la creo!

  • La toma de aire en el cofre, claro, su potente motor de 60HP necesita harto aire, todo el aire disponible.

  • Doble aleron, a huevo, es muy peligroso correr a mas de 120 k/h sin dos de ellos, ¿Quien no ha visto un Chevy despegar sobre periferico por no usar un aleron?

  • Balas, (la cosa esa que le ponen al final del tubo de escape) para que tomo mundo crea que su ranflita, en lugar de tener los 4 cilindros que tienen todos los chevys, tiene 8 y ademas headers, ROOOOOOMMMMM!!!!!

  • Vidrios polarizados, (no entintados) que son indispensables para el sol de queretaro, que a veces hace que se alcancen temperaturas extremas de 24°C.

    ¿En verdad creen que su chingaderita se ve bien asi? ¿que un par de estampitas y un poco de pasta van a hacer que su pinche Chevy culero se convierta en un Supra? ¿Que su porqueria va a rendir 4 viejas por kilometro?

    No mamar, en lugar de tirar todo ese dinero a la basura, deberian ahorrarlo y comprarse un auto que valga la pena escalar, pero no, prefieren soñar con el dedo en el culo que su pinche arnerito de 60 caballos de fuerza corre como si tuviera 400, pendejos.

    Y no solo eso, sino que los demas nos la creemos y los envidiamos, pffft.

    Dios, odio a la gente.



    Yo.
  • viernes, diciembre 23, 2005

    A Long December




    A long December and there's reason to believe
    Maybe this year will be better than the last.
    I can't remember the last thing that you said as You were leaving
    Now the days go by so fast.


    Pero no tan rapido como para que no me dejen una sensacion que no me gusta.

    A veces pienso en lo diferente de este año con el pasado, en cuantas cosas cambiaron, y de que manera. Sobre todo, como cambie yo para seguir siendo el mismo.

    Hace un año mi estado de animo era totalmente distinto, lo que no me explico es como puedo sentirme igual. Las situaciones y expectativas eran totalmente otras, disimbolas, extrañas.

    Hace un año los dias se me iban de las manos bañados en alcohol, risas y miedos.
    Hace un año aun tenia un hermano, que boto quince años de amistad a la basura sin pestañear siquiera.
    Hace un año tenia frente a mi dias y dias de instrospeccion, de cambios, de ilusiones truncadas.
    Un año despues, sigo igual, diferente en casi todo, pero con esa misma maldita sensacion por dentro.

    Espero que el proximo año pueda sentarme y ver hacia atras sin esperar que el proximo diciembre cambie las cosas de nuevo.

    And it's been a long December and there's reason to believe
    Maybe this year will be better than the last.
    I can't remember all the times I tried to tell myself
    To hold on to these moments as they pass.



    Yo.

    jueves, diciembre 22, 2005

    Es oficial: soy un Sociópata

    Como consecuencia de mi post anterior, mí estimada psicoloca de cabecera fue tan amable de hacerme un diagnostico profesional:

    Queridísimo Huevo sociópata, no creas que me saco de la manga la definición.

    Sociópata marginado: es el individuo que no ha desarrollado la capacidad de amar y de relacionarse con los demás. La imposibilidad de establecer un vínculo afectivo es un factor de riesgo para la conducta antisocial porque uno de los factores protectores que permiten evitar la delincuencia es nuestra tendencia a identificarnos con la víctima. (tampoco se identifican con las victimas de motiricidio pizzero o refaccionero)

    En este grupo hay distintas variantes.. y el Huevo sociópata es acreedor de las siguientes:

    Tipo no empático: En este caso el individuo es capaz de implicarse emocionalmente con su familia y círculo más próximo, pero reacciona ante las demás personas como si sólo fueran objetos.

    Sociópata agresivo: Sujetos que disfrutan lastimando, asustando o tiranizando a los demás pues les hace sentirse poderosos e importantes. El simple hecho de dominar a sus víctimas (bloggeros incautos) les resulta placentero.

    A mi me parece perfecto. Sobre todo porque la posibilidad de ser esquizofrénico en lugar de sociópata no me agradaba mucho. Vamos, esquizofrenia suena, como le dije a Ingrid, a loco babeante (bueno, en todo caso, si fuera un esquizo tipo Donnie Darko, no la haría mucho de pedo) pero en cambio, sociópata se oye elegante, de cache:

    -Oye, y a que te dedicas?
    -Ahh, a ser yo y en mis ratos libres soy sociópata.
    -Oohhhh....

    Por ahí alguien también sugirió la distemia, pero nah, ¿Estar deprimido durante dos años mínimo? que hueva, no puedo deprimirme ni dos días seguidos, seria un distemico muy inconstante.

    Así que dejémoslo en sociópata por favor; de ahora en adelante ya saben como dirigirse a mí:

    Oiga Sr. Don Testículo Sociópata, ¿Seria tan amable de blablabla...?


    Yo.

    miércoles, diciembre 21, 2005

    Encuesta Sin Importancia

    Hace rato iba hacia mi casa, al llegar a la calle por la que tengo que dar vuelta, baje la velocidad y me fije hacia el sentido donde venia el flujo vehicular, vi que no venia nadie y avance. En eso escuche un ruido fuerte y vi de reojo que un bulto paso frente a mi cofre.

    Un pendejo en una moto en sentido contrario se me embarro. Bueno, en realidad me golpeo en diagonal en la defensa y salio volando con todo y moto.


    Dramatizacion: Los arboles son falsos.


    Apague el carro y me baje a verlo, la moto quedo bastante madreada, todos los plastiquitos rotos y el posapie y el freno doblados hacia dentro. El chavo este estaba sentado en el suelo medio apendejado, le pregunte si no le habia pasado nada, pero al parecer nomas fue el putazo.

    A mi carro no le paso nada, el madrazo fue exactamente con el posapie en la parte baja de la defensa, y como ya esta bien madreada, casi ni se nota.

    Mientras levantaba su moto y la orillaba, le dije que tuviera mas cuidado y me fui.

    Ahora bien, la encuesta es esta:

    a) ¿Soy un culero ojete por haberlo dejado ahi sin ni siquiera preocuparme si en realidad no le habia pasado nada y sin saber como le iba a hacer para irse?

    Ó

    b) ¿Soy bien comprensivo y a toda madre por no haberme quedado a hacercela de pedo por pegarme y marcar mi defensa viniendo en sentido contrario?

    En realidad eso no importa, lo que me sorprendio (solo un poco, debo decirlo) es que la indiferencia que siento hacia el 98% de las cosas esta alcanzando niveles alarmantes. No se cuales sean las causas de esta frialdad y desapego que sencillamente me embarga en cosas como estas, pero cuando me di cuenta de que lo que habia pasado, no senti absolutamente nada, ni alarma ni preocupacion, ni siquiera empatia. (aun cuando yo tambien aprendi por las malas que las motocicletas no son juguetes.)

    Lo mas preocupante, ironicamente, es que eso aun no me preocupa.


    Yo.

    martes, diciembre 20, 2005

    Sólo un atardecer mas.




    He visto atardeceres de gigantes rojos que cubrían tres cuartas partes del cielo. He presenciado atardeceres sobre planetas cuya gigantezca gravedad y densa atmósfera hacían temblar la luz como si el sol estuviera a punto de romperse. Alguna vez vi ponerse tres soles sobre una ciudad de cristal. He esperado cincuenta años a que la luz de una supernova alcanzara un pequeño asteroide, sólo para ver una unica y final puesta de sol. También admiré un atardecer de doce horas, mientras la lenta rotacion de un planeta ocultaba al sol detrás de montañas gigantezcas.

    He estado parado sobre una estrella de neutrones, viendo un nucleo galáctico esconderse tras el horizonte 16,000 veces por segundo. He perdido amigos y enemigos, congelados por un repentino atardecer en mundos sin atmosfera. He visto atardeceres volverse grandes navajas de obscuridad que parten un mundo completo -terminators- venir hacia mí, y he sido engullido por la umbra más absoluta.

    He visto soles fusionar sus reservas en un ultimo grito agónico para después derrumbarse sobre si mismos. He visto soles ser devorados por hoyos negros no más grandes que la cabeza de un alfiler.

    He visto tantas imagenes tan sorpendentes que una como la que encabeza este post no me produce mas que aburrimiento y hastio.

    Gracias Asimov, Heinlein, Silverberg, Niven, Clarke, Anderson, Simak, Pohl. Gracias a todos ustedes por llenarme la cabeza de cosas que jamás mirare, pero que me permiten ver todo de otra manera.


    Yo.




    lunes, diciembre 19, 2005

    Jump

    Prince of Persia era ruso?

    Es obvio que en rusia no conocen eso de "no intente esto en casa".

    Aunque se la pelan a Jackie Chan, que rulea el universo.

    Breves del Lunes

    Domingo familiar:

    Yo: -...que niño tan propio.
    Mama: -Callate, que tu de niño decias fosforos.
    Yo: -¿Eh? ¿Como?
    Hermana: -Si, en lugar de decir cerillos decias fosforos.
    Yo: -jajaja, ¿neta?
    Papa: -Si, "fosforos"
    Yo: -jaja, ¿Entonces desde chiquito era tan mamon?
    Mama: -¿Desde chiquito? Yo creo que desde el vientre ya eras. Y que raro, porque yo no soy. Ni tu papa.
    Yo: -jaja. Es que aparte de mamon, era original.

    Yo no me acuerdo de eso, pero de ahora en adelante, en un intento por recuperar mis raices, los cerillos se van al carajo, vengan los fosforos.

    ~~~~~~~~

    Mañana salgo unos dias de vacaciones, y como ando medio zombi y tengo mucho que jugar sospecho que voy a recurrir al tan util reciclado de posts, de los que puse en Big Blogger y de los que la fauna de aqui no se entero. Ay que creativo soy!

    ~~~~~~~~

    Prince of Persia: The Two Trones tiene bugs el hijo de puta!, ayer estuve una hora trabado en uno, hasta que lo reinicie, snif. Muy chingon, mas de lo mismo, pero cuando lo mismo es bueno, ni quien se queje.

    Y soy mas cabron que bonito (y eso es ya decir mucho). Rente King Kong, el juego oficial de la pelicula y pues...pues es divertido utilizar a Kong un rato y darle sus madrazos a los TRex, pero el juego es muy pobre, muy repetitivo y sobre todo cortisimo. (Ademas me nadie me dijo que tenia spoilers! al final se muere el chango...*)

    Lo rente el viernes y el sabado en la mañana ya lo habia terminado, asi que fui a blockbuster y le dije a la primer empleada fea que vi (todas las empleadas de Blockbuster son feas, asi que no fue dificil): "Oye, mi chingadera no lo leyo, ¿puedo agarrar otro?" y como era la unica copia que habia, me lleve el Killer Seven, a ver que tal.

    ~~~~~~~~




    "el Tragedias..."

    jajaja, no me reia tanto con un letrero de esos desde que vi el famoso "ojala mi vieja fuera asi de puerca".



    Yo.


    *Obviamente esto es mamada, nomas un pendejo no sabe que Kong al final muere, como una alegoria a a un chingo de cosas.

    domingo, diciembre 18, 2005

    Y ya, no hay mas.

    Rox con este post:

    Detallado ensayo sobre la solteria moderna (resumido)

    Y Caballo Negro con esta tira:



    Han puesto mas al descubierto la psique masculina que todos los experimentos de Pavlov (¿Que esos eran con perros? ¿y luego?)


    Yo.

    viernes, diciembre 16, 2005

    Misa de Gracias (De nada?)

    Son las 9:30 am y en este momento me encuentro totalmente solo en la oficina.

    Lo cual es muy extraño, porque hace unos minutos andaban por aquí todos los huevones habituales. Creo por allá al fondo anda uno de compras, somos los únicos en este piso.

    Hace unos momentos vi pasar a alguien y lo detuve:

    Yo: -Hey, ¿Onde se fueron todos?
    Ella: -Ahh, es que hay misa
    Yo: -¿Eh? (si, ya saben, ceja levantada, nariz arrugada...) ¿Misa de que?
    Ella: -De gracias, aquí en la iglesia de la esquina

    (A mi mente vino rápidamente la imagen de los monaguillos blandiendo los inciensarios como cadenas encendidas de hipioso, al sacristán pintándole bigotes y cuernos a los santos y al sacerdote haciendo malabares con el cáliz, la Biblia y un crucifijo, mientras todos los feligreses observan en extasis religioso sus gracias.)

    Yo: -¿Y es obligatorio o que?
    Ella: -No se
    Yo: -¿Si no voy me iré al infierno?
    Ella: -.......

    Me da mucha risa que de pronto a todos les entre lo fervorosos y agradecidos, sobre todo porque he visto mas actitud cristiana en una maceta que en muchos de los que fueron a dar gracias (¿por favores recibidos?) a la misa empresarial.

    Acaba de venir una de las asistentes de outsourcing.

    Ella: -¿Oye, porque esta todo vacío?
    Yo: -Ahh, se fueron a misa
    Ella: -¿Pues que paso?
    Yo: -Nada, es misa de gracias.
    Se oye la voz del de compras que andaba por ahí:
    El: -Si no vas a dar gracias no te dan aguinaldo
    Yo: -Para lo que me va a servir en el infierno.

    Siempre he tratado de mantener mi ateismo lo mas discretamente posible, ya que aquí la mayoría se manejan por esa tan común cubierta crujiente que es el mochismo hipócrita. Por encimita todos muy respetuosos, creyentes y bondadosos, pero por abajo seres egoístas, orgullosos e indiferentes. No estoy diciendo que yo sea diferente, pero por lo menos no me oculto bajo una costra ramplona de Fe y falsa bondad.

    Ya están regresando todos.

    Yo: -Que, ¿Ya purificaron su alma?
    El: -Ya, estuvo muy cortita la misa
    Yo: -Seguramente porque no hay mucho por lo que agradecer.

    No se rió.


    Yo.

    jueves, diciembre 15, 2005

    Do you see yourself in me?



    Y espero que el hijo de puta que me robo mi antigua camara y que me obligo a comprar una nueva, se pudra en el puto infierno.


    Yo.


    Puntos de respeto para el que atine a que hace referencia el titulo del post.

    miércoles, diciembre 14, 2005

    The One And Only

    En los comentarios del post anterior alguien dejo uno como "Huevo".



    Al verlo pensé en aquellos que andan dejando comentarios en mi nombre por algunos lados, pero no, resulta que este tipo si tiene blog:

    Huevorama

    Ahora bien, ni modo que patente el nick Huevo, pero siento que, sinceramente, para bien o para mal, ese nick ya esta asociado en gran medida conmigo, así que solo espero que este mono, primero, no sufra de diarrea comentaristica en otros blogs, y segundo, que no sea un idiota, porque de ser así, la gente puede pensar que soy un idiota, y dejar eso en claro señores (lo de ser un idiota), solo me corresponde a mi.

    Y ya entrados en paranoias y egos, me parece muy pinche sospechoso, pero en fin. Solo me queda decirle a esta persona que por lo menos en este blog, no puede dejar comentarios como Huevo. Así la gente que viene a leer aquí puede estar segura de que las pendejadas que aparezcan bajo ese nick tienen denominación de origen, quiero decir, que son las del dueño del blog.

    *sigh*


    Yo, Huevo. (no tenemos sucursales, no acepte imitaciones)

    Veinticincoava





    Comentarios aca.

    martes, diciembre 13, 2005

    Ni Cruz, Ni Roja, Ni nada

    Es increíble lo del emblema de la Cruz Roja.

    Para aquellos que no lo sabían, la Cruz Roja va a tener que usar otro emblema, diferente al que la lleva identificando desde que se fundo, o sea, hace un chingo de años.

    ¿Porque el cambio? Ahhh, por que resulta que el uso de la cruz puede ser ofensivo para ciertos grupos culturales y religiosos. Mis huevos son ofensivos.

    Claro que la Cruz Roja no es Cruz Roja en todos lados, en los países esos que a nadie le importan, esos llenos de camellos y de bomberos (de los que se hacen explotar, no de los que llegan después a apagar su desmadrito) se usa otro logo, la media Luna Roja.

    Pero el caso es que me parece una soberana estupidez y una muestra más de que en lugar de ir avanzando como sociedad, vamos retrocediendo. Miren que hacerla de pedo por UN PUTO PAR DE RAYAS hasta el punto de hacer que se tenga que cambiar algo tan enraizado en conciente colectivo es para ponerse a llorar.

    Carajo, es la Cruz Roja, LOS ESTAN AYUDANDO; chingao, ahí andan esos pobres gueyes levantando heridos y cadaveres muertos (a huevo, hay cadaveres vivos: los zombis) evitando que les metan una bala por el culo en los conflictos que gente imbecil como la que se queja sobre un pinche dibujito provoca con esa misma actitud estupida, cerrada y fanática.

    Pero bueno, eso cualquiera con dos dedos de frente lo entiende, tal nivel de correctísmo político es asqueroso. Ahora bien, este era el emblema de la cruz roja, que desde ahora conoceremos como el Malo:





    ¿Y cual fue la solución que se encontró? Ahh, pues después de mucho pensar en un símbolo que no tuviera ninguna connotación religiosa, política, cultural, social, industrial, nutricional o sensacional, se eligió este logotipo, que desde ahora conoceremos como el Bueno:






    Pero un momento, ¿Seguros que ese símbolo no ofende a nadie?

    AHA! Lo siento, pero soy cubista putos, ademas de miembro de la sociedad internacional de fotografia aerea de chimeneas y ese logotipo me ofende, así que a la verga, a cambiarlo.

    A mi se me ocurre esta opción: Un Icaedro hiperbólico, cruzado a lo ancho por un anillo toroidal, que se vería mas o menos así:




    Pero me parece que seria un poco confuso, y algun geometrista no eucludiano podria sentirse ofendido por el. Así que después de pensarlo otros tres segundos, he encontrado el emblema perfecto para la Cruz Roja. Un símbolo incapaz de ofender a ni una sola de las 6,000,000 millones de personas que viven en este políticamente correcto planeta de mierda.

    ¿Cual es ese símbolo?, pues este:






    ¿No lo ven? Claro que no, porque es invisible. Asi no se ofenden ni los ciegos.

    En realidad es un gran dedo invisible, un dedo que deberían estarse metiendo por el culo aquellos que se dedican a crear problemas y controversias idiotas en lugar de preocuparse por problemas reales e importantes, como la creciente escasez de viejas buenotas y bonitas.

    Ahora bien, yo no le veo pedos a este emblema, a menos claro, que el Hombre Invisible venga a decir algo. Ante lo cual, obviamente, puede irse mucho a chingar a su madre.



    Yo.

    lunes, diciembre 12, 2005

    Oldboy

    Ayer domingo, con una cruda a cuestas, me propuse pasar todo el día tirando hueva, así que salí a rentar películas, videojuegos y pedí una pizza.

    A mi el cine gringo me da hueva, sobre todo ese que se quiere hacer pasar por inteligente. Me refiero a ese montón de películas conocidas como thrillers o de suspense, por no hablar ya de las de pseudo terror (uno se espanta mas cuando paga 100 pesos por unas palomitas y dos pinches refrescos). Ya solo me llaman la atención las películas que restan: las autoaceptadas como malas y churros; que son infinitamente mas divertidas y honestas.

    Así que con gran alegría descubrí que en Blockbuster algún ejecutivo se dio un putazo en la cabeza y decidió incluir una nueva sección de cine asiático (Y otra de cine de arte, mas completa que la anterior versión), que por mucho, se esta llevando a las pendejadas gringas actualmente.

    Hay bastantes de Takashi Miike (el que algunos llaman el Tarantino japonés), de Hideo Nakata, Takashi Shimizu etc, etc. También hay de cine coreano, chino y demás linduras.

    Y también estaba Oldboy, del coreano Park Chan-Wook, de la que había oído dos buenas reseñas, así que me la lleve.

    Y ohhhh... ¿Que pedo con esos pinches amarillos?

    Este es el perfecto ejemplo de una película que un gringo seria incapaz de filmar. Y estoy seguro que si hipotéticamente se hiciera una versión joligudense, la harían mierda.

    Porque la película es buena, es buenísima. Fuerte, extraña, violenta, cruda, original y sobre todo, impredecible y escalofriante como un gorila con una navaja.

    Una breve reseña (sin spoilers, pa' que vean que buena gente soy):

    Oh Dae-Su (así se llama, ¿que quieren?) es un empresario que un día se pone una megapeda y va a parar a la comisaría. Ahí se ve que su personalidad no es la mas agradable, por decirlo de alguna manera. Digamos que podría ser la versión takataka de nuestro ex diputado Feliz Salgado Macedonio.

    Cuando un amigo va y lo saca, se detienen en una caseta para hacer una llamada a la esposa e hija de Oh Dae-Su (así se llama), pero de pronto, mientras su amigo esta al teléfono, Oh Dae-Su (así se llama) desaparece.

    Lo vemos después cuando despierta en una habitación que hace las veces de celda. Tiene baño, cama, televisión y varios cuadernos en blanco. Nadie le dice porque esta ahí ni por cuanto tiempo.

    Y pasan quince años.

    En esos quince años Oh Dae-Su (así se llama) sufre una transformación tanto física como mental, se prepara día a día para el momento en que pueda escapar y pueda vengarse del que le hizo eso. Así que un día, cuando le falta menos de un mes para terminar un hoyo en la pared (que le ha costado nueve años hacer), de pronto, sin explicaciones, despierta en una azotea con una maleta, un celular y dinero.

    Y aquí empieza la búsqueda de Oh Dae-Su (así se llama) de él o los que lo encerraron sin una razón aparente. Y sobre todo, aquí empieza lo impredecible de la película, porque por mas que uno ponga atención, jamás sabe que chingados va a pasar a continuación, Y esto no quiere decir que la película caiga en el absurdo, no, sencillamente, la historia es mas profunda y confusa de lo que parecía al principio.

    Llega un momento en que Oh Dae-Su (así se llama) al encontrar al autor de sus desvelos (que no eran muchos, porque cuando estaba encerrado a cada rato lo gaseaban para jetearlo y hacerle algunas cosillas...en fin) tiene que dejar a un lado su sed de venganza (que como todos sabemos, es un plato que se come mejor frío y con aceitunas...por cierto, ¿porque si se habla de la "sed de venganza" a continuación siempre de dice lo del "plato frío"? ¿Acaso se refieren a una sopa? ¿Una sopa fría? ¿De coditos con mayonesa? mmm...coditos...)

    ¿En que chingados estaba?

    Ahh si, que cuando Oh Dae-Su (así se llama) se topa con el mero ojete, tiene que dejar a un lado su venganza porque la curiosidad del por qué empezó todo es mas fuerte. Y uno como espectador esta igual de intrigado que Oh Dae-Su (así se llama), así que la película se complica cada vez mas y mas y mas hasta que...verga! Uno se entera de cual fue la verdadera razón de los quince años de encierro.

    Y entonces uno exclama: "No mamen!" Pero es un "No mamen!" bueno, quiero decir que uno lo dice dentro del contexto de la película, del tipo "No mamen! pobre Oh Dae-Su (así se llama) no era para tanto! pinche Lee Woo Jin! (el mero malo)"

    Y cuando uno cree que si bien lo que hizo Oh Dae-Su (así se llama) no merecía lo que paso, cuando uno comprende el alcance de la venganza de Lee Woo Jin (el mero malo) a uno se le arrugan los huevos (o los ovarios según los cromosomas) al momento de hacer un breve rewind mental sobre escenas anteriores de la película.

    Y el final...oh, que pinche final, pero ese si no se los cuento porque seria cagar toda la película.

    Oh Dae-Su (así se llama, neta) nos enseña que un martillo sirve para arrancar dientes y fracturar dedos, pero no para peinarse*.

    Repito, pinches takatakas, tienen pedos, pero los saben utilizar para crear cosas bastantes chingonas.

    Así que ya saben, corran al Blockbuster y renten esta madre. Eso si, no esperen una peliculita joligudense; aquí no les explican todo el argumento como si fueran retrasados mentales, tienen que usar esa caja de serrin que tienen sobre los hombros.



    Yo.



    *Esta escena es uno de los mejores secuencias de pelea que he visto, sobre todo por dos cosas: es una sola toma, sin cortes y ademas es dolorosamente realista.

    viernes, diciembre 09, 2005

    Pornoaventura: ¿¿Que tiene que??

    —¡No mames guey!
    —¿¿Que??
    —¡No nos la podemos coger!
    —¿¿Porque??
    —¡Tiene gonorrea!
    —No mames!!!


    Tenía yo 17 años y vivía en los edificios. Era viernes por la tarde y el Javi me chiflo para ir a vagar como todos los días. Ibamos caminando por el estacionamiento cuando vimos que Ana y la Nadadora estaban sentadas dentro del viejo Opel abandonado.

    —¿Y ora ustedes que hacen ahí?
    —Mmm...Nada, oye Javi, ¿No esta tu hermano?
    —No, se fue a no se donde.
    —Uyy...

    Ana y la Nadadora (que como su nombre indica, no tenia nada por ningún lado) eran amigas putonas del Ruso, el hermano mayor del Javi. Nosotros nomás las veíamos con antojo, pero las viejas obviamente ni nos volteaban a ver. Solo jalaban con el Ruso y su bola de amigos. Ana estaba riquísima; era bonita, flaquita, güerita y de ojo verde. Y estaba bien enculada con el Quique Borracho (no confundir con Quique Tienda), camote del Ruso, que nomás se la fajaba cuando andaba pedo. (La Nadadora nos daba mucha risa desde una vez que el Ruso nos contó que en una peda en una cabaña él estaba trague y trague sabritones, luego la Nadadora empezó de encimosa con el y se la fue fajar a un cuarto. Después de un rato de estársela dedeando, la otra salio corriendo por toda la cabaña, gritando "Ayy mi puchita! mi puchita!", jajaja, el Ruso se meaba de risa y se chupeteba los dedos sabritoneados)

    Por eso ese día que extrañamente se mostraban platicadoras con nosotros no desaprovechamos la oportunidad.

    —¿Porque? ¿Pa que lo querías?
    —No, nada mas, es que...
    —¿Que? ¿Necesitan un raid? —el Javi traía el lambervocho y nada pendejo las quería trepar.
    —Eeeeh...no, Oye, ¿Tu nana esta en tu casa verdad?
    —Si, no se fue con mi tía, ¿Por que o que?
    —No, pues es que Laura
    (la Nadadora) se enojo con su mama y la corrió de la casa, y pues estamos viendo donde quedarnos hoy, hasta que se le pase el coraje.

    Puta, aquí a los dos el cerebro nos empezó a funcionar a mil por hora, ¿Que hacer? ¿A donde llevarlas? En casa del Javi estaba su nana, culiche de hueso colorado que nomás nos veía salir a cualquier lado y nos gritaba "Hey morros! Nomas que los vea con las pinchis güilas los madreo cabrones!" En la mía mis papas habían salido, pero iban a regresar en la noche, así que también por ese lado nos la pelábamos.

    Las viejas se querían quedar dentro del Opel abandonado, pero yo me arme de valor y les dije que fuéramos a mi casa, por lo menos un rato, y ya ahí veíamos que pedo. Las otras pa pronto dijeron que si y ahí fuimos. Ya en mi casa estuvimos viendo que hacer, pero el Javi y yo, con puras miradas, nos pusimos de acuerdo en que pasara lo que pasara, no podíamos dejarlas ir a ningún otro pinche lado, así que no nos quedo de otra que proponerles que nos subiéramos a la azotea de los edificios y quedarnos ahí. Nos costo un huevo, pero al final aceptaron, así que yo saque dos o tres cobertores y los trepamos a la azotea.

    Javi le dijo a su nana que se iba a quedar a dormir en mi casa y yo les deje un recado a mis papas diciéndoles lo mismo. Ya en la azotea nos cagabamos de frío, pero al Javi y a mi nos valía verga, nomás por la posibilidad de por lo menos fajarnos a las viejas. A mí me gustaba un chingo Ana, pero el Javi no quería aventarse con la Nadadora, a señas universales que cualquier hombre entiende, me decía mas o menos esto:

    —No mames cabron, pinche vieja esta reculera.
    —Ohh cabron, no seas ojete, hazme el paro.
    —No chingues, además el Ruso ya se la tiene bien cogida, ni modo que remueva el atole de mi carnal.
    —Ohhhquelachingada, no mames, Ana no va a querer contigo por Quique, déjame a mi...

    Y así se nos fue media noche.

    De pronto Ana se acordó que había dejado su bolsa en mi casa, y ahí voy yo en putiza para sacarla antes de que llegaran mis papas. Entré como pedo y al agarrar en chinga la bolsa, se atoro en el brazo del sillón y se me cayo. Cuando recogía todas las chingaderas que traía, vi un sobre con el nombre de un laboratorio. A huevo lo abrí y lo único que vi en la ojeada que le di fueron las palabras "Gonadotropina Coriónica Humana" que a mis diecisiete años solo me sonaron a una cosa: Gonorrea.

    Si, rianse. Ahora ya se que solo es una hormona cuya función es tan común y corriente como un Chevy rojo, pero en ese momento yo solo puede hacer una relación rápida y equivocada, pero muy obvia:


    Golfa—>Análisis clínicos—>Gonadotropina—>Gonorrea

    Subí en putiza a la azotea y como pude jale al Javi a un lado, y muy discretamente le dije:

    —No mames guey!
    —¿¿Que??
    —No nos la podemos coger!
    —¿¿Porque??
    —Tiene gonorrea!
    —No mames!!!

    Le conté lo que había visto. Pensamos furiosamente por un momento y decidimos nomás fajárnoslas. (Ay ternurita! Nos poníamos a decidir algo que estaba a años luz de nuestras manos, ja) así que ya tranquilos y decididos, regresamos con ellas.

    Ya cuando las viejas se empezaron a cansar de nomás estar sentadas, acomodamos los cobertores y nos acostamos; primero yo, luego Ana, Javi y la Nadadora. Hacia mas pinche frío, así que estábamos tapados totalmente, hasta las cabezas. Un poste a lo lejos apenas y alumbraba algo.

    Y empezamos, lentamente, a restregarnos a ellas. Yo a Ana y Javi a la Nadadora. así como que ay que frío hace si verdad jeje deja me acomodo ay perate tantito ora tu que haces jeje esperense cabrones ay que frío nomás tantito uy tengo sueño ay como crees ya esténse en paz y así por el estilo.

    Yo ya estaba bien pegado a Ana, ella boca arriba y yo de lado. Respiraba en su oído y muy apenas iba pasando mi mano por su cuerpo. Ella se hacia la dormida y no reaccionaba, yo pensé "Dormida o no, te voy a meter mano" y efectivamente, le metí mano.

    Todo hombre que se precie de serlo ha pasado alguna vez horas (o por lo menos así se siente) pegándole unos arrimones a una vieja, con la esperanza de que se deje el mayor tiempo posible sin que nos pegue un madrazo o nos mande a la chingada. Es cansado y frustrante, pero ahhh, que pinche emoción! Pues esa noche yo si pase literalmente horas rozándole las tetas, arrimándole la reata y sobandole los muslos.

    Ana seguía haciéndose la dormida, y yo ya estaba en ese extraño y nebuloso estado, entre el sueño, la vigilia y la calentura. Le metí la mano lentamente debajo de la blusa y me pase la mitad de la noche masajeándole las tetas, que hasta la fecha recuerdo como casi perfectas; suaves, firmes. Cabían justo en mi mano y si estiraba los dedos podía rozar sus dos pezones. Como aquella seguía de necia con lo de Morfeo, me anime y baje de nuevo la mano. Con una lentitud que me hubiera envidiado el cabron del "Corazón Delator" de Poe, le desabroche el botón del pantalón. Con infinita paciencia digna del buitre que le devoraba las entrañas a Prometeo le baje el cierre. Mas lentamente que un burócrata de ventanilla única en viernes de quincena recorrí con mis dedos la maratónica distancia que había entre las faldas de su Monte de Venus (el único Monte en el que los hombres desean desbarrancarse hasta el fondo) hasta la prometida olla de oro al final del arcoiris....

    Lector impaciente: —!Por dios! !Ya fue mucha metáfora barata!

    Autor sorprendido: —¿Le parece?

    Lector indignado: —!Claro que me parece! !Corte ya o nos largamos!

    Autor conciliando: —Ok, ok, ¿Lo digo con todas sus letras?

    Lector despectivo: —!Ande ya!

    Autor resignado: —Esta bien. Quiero decir que me tarde un chingo desde que le abrí el pantalón hasta que le pude meter un dedo.

    Lector satisfecho: —!Muy bien!

    Aun con el dedo adentro, aquella seguía insistiendo en su ataque de narcolepsia. (eso si, fue el primer caso de narcolepsia y arritmia conjunta que se haya registrado, ya que su pulso y respiración aumentaron un 85% sin que se despertara) Yo estuve un buen rato así, sobandola muy lentamente y deslizando un dedo y metiéndoselo lo mas que podía (¡Malditos sean los pantalones de mezclilla embarrados! ¡Maldita tortícolis de muñeca!) pensando a medias "¿La gonorrea se pegara a los dedos?" y pendejadas por el estilo. Así que de pronto, cuando sentí unos dedos que rozaban mi mano, pensé "A huevo, ya chingue".

    Saque un poco la mano y tome la suya. Sus dedos me empezaron a cosquillear la palma de la mano, y en ese momento, algo me llamo la atención.

    Ana, para tener una tetas tan suaves y tersas, tenia unas manos muy rasposas.

    Empecé a tocar la mano con creciente alarma y entonces, de pronto, abrí los ojos y saque la cabeza en chinga de entre las cobijas.

    Me tope frente a frente con la Jeta del Javi, que había hecho exactamente lo mismo y nos vimos con los ojos abiertos como platos. Fue entonces que nos dimos cuenta de que nos estábamos haciendo cariñitos entre los dos.

    Nunca nadie grito mas silenciosamente:

    —¡Hijo de tu puta madre! ¡Suéltame la mano marica!
    —¡No mames cabron! ¡No seas puto!
    —¿Que haces metiéndole mano pendejo? ¡Ahí tienes a la nadadora!
    —¡Esta bien culera!
    —¿Y a mi que chingados? Orale, vete a la verga!
    —Nel, hazte tu a la chingada!


    Y así otro rato. Pero ya cuando nos metimos de nuevo a las cobijas, obviamente ya se me habían bajado las ganas de todo, así que opte por darle un ultimo y honroso arrimon a Ana y me quede jeton.

    Al otro día bajamos desvelados y medio congelados. La Nadadora y Ana regresaron a su casa. El Javi y yo nos seguimos mentando la madre el resto del día.

    Unos días después, vagando en la calle de nuevo, pasaron el Ruso, Quique Borracho y los demás. Nos vieron y se cagaron de risa, el Ruso nomás nos grito:

    —¿Que pedo? ¿Hace frío en la azotea?

    Hijas de la chingada.



    Yo.






    P.D. A lo mejor algunos no saben que esta es una de las varias pornoaventuras que su servidor a posteado en este culo de blog, como por ejemplo:

    Pornoaventura: La Cocinera del amor.
    Pornoaventura: Like In The Movies
    Pornoaventura: ¿Nomas Ustedes Tres?

    Todas son tan ciertas como mi memoria me permite recordar, incluso estan editadas para no perturbar a las buenas conciencias que visitan este chiquero, snif.

    jueves, diciembre 08, 2005

    Fan Vs Fan

    En el messenger con el maese Beam:


    Huevo dice:
    ahhh, ya
    Mockingbird dice:
    Huevo=Giskard. Beam=R. Daneel Olivaw
    Mockingbird dice:
    Fucking OWNED
    Huevo dice:
    jajajajaja
    Huevo dice:
    R. Huevo Reventlow
    Mockingbird dice:
    Beam=Elija Bailey. Huevo=Gladia Delmarre
    Mockingbird dice:
    OWNED!
    Huevo dice:
    jajajajajaja
    Mockingbird dice:
    OWNE DAND OWN ED!
    Huevo dice:
    Huevo=Pelorat. Beam=Bliss
    Mockingbird dice:
    BEAM=C-10, HUEVO=D-3
    Mockingbird dice:
    OWN ED!
    Huevo dice:
    jajajaja
    Mockingbird dice:
    Beam=Encyclopedia Galactica. Huevo=Pequeño Larousse Ilustrado
    Mockingbird dice:
    FUCKING OWNED, SON!
    Huevo dice:
    JAJAJAJAJA
    Mockingbird dice:
    jajaj
    Mockingbird dice:
    HUEVO PELORAT!!!!!!
    Mockingbird dice:
    JAJAJA
    Mockingbird dice:
    JAJAJAJA
    Mockingbird dice:
    JAJAJ
    Mockingbird dice:
    JJAJA
    Mockingbird dice:
    Beam=Auroriano, Huevo=Solariano
    Huevo dice:
    Huevo=Psicohistoria. Beam=Magic Eight Ball
    Mockingbird dice:
    fucking own3d!!!!
    Mockingbird dice:
    jaja
    Mockingbird dice:
    Mis robots=Calivinistas. Tus Robots=Ley Zeroth, traidores a la humanidad
    Mockingbird dice:
    O W N 3 D!!!!!
    Huevo dice:
    fuck
    Mockingbird dice:
    Beam=Multivac, Huevo=LENTIUM II, 133 Mhz
    Huevo dice:
    jajajaja
    Mockingbird dice:
    jajaja
    Mockingbird dice:
    esto esta cagado
    Mockingbird dice:
    para un post
    Mockingbird dice:
    jaja
    Huevo dice:
    Huevo=AC Universal. Beam=Palm Zire
    Huevo dice:
    jajja, ya lo pense
    Mockingbird dice:
    ouch!
    Huevo dice:
    Huevo=Chetter Hummin. Beam=Eto Demerzel
    Mockingbird dice:
    BEAM=LIBRERIA GALACTICA, HUEVO=VISOR DESCOMPUESTO CON UN LIBRO 'ROMANTICO'
    Huevo dice:
    jajajajaja
    Huevo dice:
    Huevo=Trantor, Beam=Coruscan
    Huevo dice:
    OWNED
    Mockingbird dice:
    NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO
    OOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO
    OOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO
    Mockingbird dice:

    ya guey
    Mockingbird dice:
    no hay comeback que pueda reparar ese insulto
    Mockingbird dice:
    Beam=Han Prichter, Huevo=Han Solo
    Mockingbird dice:
    jajaja
    Huevo dice:
    JAJAJAJAJAJA
    Huevo dice:
    VERGA!
    Mockingbird dice:
    O WN 3 D!!!!!!
    Huevo dice:
    jajaja
    Mockingbird dice:
    ay guey
    Mockingbird dice:
    ya me canse
    Mockingbird dice:
    neta que si aprendimos una leccion fue
    Mockingbird dice:
    a un fan de Asimov no se le insulta comparandolo con nada de Star Wars
    Mockingbird dice:
    jaja
    Huevo dice:
    si, eso son palabras mayores.


    ¿Que? Yo tambien puedo ser geek si me lo propongo. *sigh*


    Yo.

    Veinticuatroava





    Comentarios aca.

    miércoles, diciembre 07, 2005

    Dialogos VII

    Dialogo con Tagore.

    "El bosque sería muy triste si sólo cantaran los pájaros que mejor lo hacen"
    -Rabindranath Tagore

    "Y la blogosfera seria muy triste si solo escribieran los blogueros que mejor lo hacen...ergo, escribamos estupideces!"
    -El Huevo

    Dialogo con Blake.

    "El tonto no ve el mismo árbol que el sabio."
    -William Blake

    "Y el miope no ve ni al arbol ni al sabio...ademas, ¿Tu que guey? ¿Que tu no veias angeles en el sol? Pinche mono mamon."
    -El Huevo

    Dialogo con Dante.

    "No fuisteis criados para vivir como bestias sino para seguir en pos de la virtud y la sabiduría."
    -Dante Alighieri.

    "Si, el pedo es que es mas divertido vivir como bestia que como sabio virtuoso"
    -El Huevo.

    Dialogo con Jarvis.

    "El verdadero poder consiste en saber que sí se puede, pero no se quiere."
    -Juliet Alicia Jarvis.

    "Puedo refutar esa mamada, pero no quiero."
    -El Huevo.

    Dialogo con Disney.

    "Piensa, cree, sueña y atrévete."
    -Walt Disney

    "Y luego piensa, cree y sueña que separarte de Pixar es una buena idea, anda, atrevete."
    -El Huevo.

    Dialogo con Murat.

    "Un esfuerzo más, y lo que iba a ser un fracaso, se convierte en un éxito."
    -Murat

    "Este es un consejo que ningun eyaculador precoz debe segir."
    -El Huevo.


    Yo.

    lunes, diciembre 05, 2005

    Hotel Lullaby



    Desde niño me han gustado los hoteles.

    Tengo vívidos recuerdos de muchos de ellos. Imágenes indelebles de lugares remotos en tiempo y distancia.

    Recuerdo aquel hotelito en Palenque, un edificio bajo y compacto, de dos plantas solamente. Todos los cuartos tenían una terraza que daba a un jardín trasero, que a su vez estaba cercado por una enorme barda de piedra negra, cubierta por una frondosa y asfixiante enredadera. Cientos de mariposas tapizaban el aire, yo corría tras ellas con una red improvisada. Cuando tenía llena la red, la abría y metía las manos mientras escapaban. Luego miraba fascinado mis dedos cubiertos de polvo brillante.

    Luego esta aquel hotel de Acapulco, que contaba con una cocineta. Mis infantiles ojos consideraban maravilloso el tener una estufita en una habitación de hotel, así como un refrigerador. Mi hermana y yo despertábamos temprano sólo para poder desayunar huevos con jamón sentados en la mesita que daba al balcón, viendo el mar a lo lejos. En la alberca de ese hotel casi me ahogo. Nadaba frente al tobogán cuando un niño salió disparado de el, golpeándome con los pies en las costillas. Me sacó el aire y yo manoteé hasta que pude llegar a la orilla, nadie se dio cuenta y yo no dije nada, no sé porque, pero me avergonzaba el hecho de casi haberme ahogado.

    Está también el hotelito de San Miguel de Allende, en el que, siendo ya no tan niño, aún podía sentir y creer en el amor como algo real y eterno. Las sillas de herrería, la alberca con agua helada y los farolitos de la terraza me vieron de una forma que ahora se me antoja irreal.

    Aún ahora me sorprende descubrir la misma sensación de novedad, de inocente expectativa al quedarme en un hotel desconocido. Es el entrar, observar la disposición de los muebles, el baño, las ventanas. Pequeños detalles que —al igual que cuando era un niño— tienen para mí un aura de efímera pertenencia.

    Y al igual que en los días de mi infancia, cada hotel me sigue pareciendo una promesa de una noche y un amanecer distintos. Porque en todos y en cada unos de ellos, he dejado pedazos de mí, o mas bien, pedazos de lo que fuí. Supongo que lo que más dejé olvidado por ahí fue la inocencia; tal vez mi cinismo no sería tan grande si alguna vez hubiera puesto más atención al letrero de "¿Olvida usted algo?".

    Ahora que lo pienso, creo que hay otra razón del porque me atraen tanto los hoteles. Pero eso es asunto mío.



    Yo.

    viernes, diciembre 02, 2005

    ¿Quien soy yo?

    Salí del elevador y ahí estaba ella. Mire primero su espalda y luego, cuando se dio vuelta, su cabeza agachada. Cuando por fin la levanto pude ver sus ojos. Justo al contrario de como paso la ultima vez que la vi, como si fuera una grabación en rewind. Aquel día me había mirado por última vez, había bajado la cabeza y luego, dándose vuelta, mire su espalda cuando se alejaba de mí.

    Por un momento pude adivinar en su rostro la contrariedad de saberse descubierta, de la caída del telón. Pero luego supongo que todas las piezas volvieron a su sitio dentro de su cabeza y se recupero.

    Me saludo como se saluda a los amigos que no se han visto hace mucho tiempo y de los que uno no ha sabido nada; con un poco de incomodidad y pena por encontrarse de pronto intempestivamente. La salude sin dejar de sonreír, al fin y al cabo, no era como si nos hubiéramos peleado a muerte, sencillamente, un día hizo lo que tarde temprano tendría que hacer: se fue con alguien más.

    Me presento al que venia con ella, que obviamente no tenia idea de quien era yo. Buen tipo, amable, educado, alto y un poco soso, pero hey! ¿Quien soy yo para juzgar a los demás? Cruzamos un par de "quiubos" y luego, justo antes de caer en ese silencio incomodo o de empezar una estupida conversación plana, ella me pregunto como estaba yo. No se exactamente que fue, pero pude entender que su pregunta iba un poco mas allá de lo que en realidad aparentaba. Me preguntaba como me había ido después de aquello. Quería saber si me había hecho tanto daño como seguramente pensaba. Anhelaba una señal, una insinuación de mi parte que le permitiera deshacerse de los últimos resabios de culpa. Con esa inocua pregunta quería saber que había pasado en esos meses. Con ese "¿Como estas?" podría asegurar que me preguntaba "¿Aun me quieres? ¿Aun me extrañas?”

    Y yo respondí —¿Que otra cosa podía hacer?— "Bien". Y ese "Bien", como ella claramente entendió, quería decir: "Bien, si en todos estos meses no te busque fue por algo. Si en este momento estoy parado aquí con una sonrisa en lo labios, platicando con tu novio, mirándote a los ojos y sin el deseo de tomarte de la mano y arrastrarte lejos de aquí, es porque estoy bien".

    Ella acuso el golpe, supongo que no lo esperaba. O por lo menos, no esperaba una respuesta tan completa. Las cosas que mas trabajo nos cuentan aceptar son las que más fácilmente pueden ser expresadas después. A veces se pueden resumir horas, días, meses de pensamientos, sueños y esperanzas en una sola palabra. O eso creo. O eso quiero creer. En fin, ¿Quien soy yo para hablar de estas cosas?

    Y entonces ella, como queriendo comprobar de una manera un tanto cruel si había entendido bien lo que había creído entender —si, confuso ¿no?— Me pregunto si quería tomar un café con ellos, ya que eso iban a hacer antes de toparse conmigo al salir del elevador.

    "Claro!" Respondí con otra sonrisa. Ella sabia perfectamente cuanto odio el café, pero si necesitaba de algo así, adelante.

    Y allá fuimos. Y nos sentamos. Y platicamos. Y fui, debo aceptarlo, tan yo mismo como pude. Y ella lo noto. Noto que no estaba fingiendo, que en realidad yo ya lo había superado, que lo de ayer era justamente eso, el ayer. Cada segundo que pasa nos aleja mas del pasado que algún día consideramos todo nuestro futuro.

    Hablamos de muchas cosas y de nada, generalizamos y repetimos todas esas tonterías que se dicen en ese tipo de situaciones. Y me di cuenta de que él —al contrario de lo que alguien con más rencor que el mío hubiera esperado— era bastante ameno y buena gente. Me sentí bien por ella, después de alguien como yo, seguro merecía a alguien como él, ja, ja, y ¿Quien soy yo para dudar del karma?

    Me entere de que tenían unos meses saliendo. Que él era contador y que ella aun trabajaba en la agencia de viajes. Así se habían conocido —aunque eso yo ya lo sabia— y que estaban planeando unas vacaciones en Cancún, la Rivera maya o algo así, en realidad no puse mucha atención. A veces sorprendía un brillo extraño en sus ojos al decirme algo, pero era solo momentáneo, así que le reste importancia y seguimos. El hacía comentarios breves y concisos, su sentido del humor no estaba muy desarrollado, pero esta bien ¿Quien soy yo para decidir que es gracioso y que no?

    Luego, ella hizo la pregunta que yo estaba esperando desde hacia rato: "Y tu, ¿Estas viendo a alguien?". Por un momento dude si debería inventar una interesantísima y melosa historia llena de aventura y romance con alguien que hubiera conocido en una situación inverosímil, solo para hacerla sentir aun mejor, para despejar cualquier nube que aun pudiera ensombrecer su dicha presente, pero bah, al carajo, tampoco soy Gandhi, saben? Así que le dije la verdad: Que no, que llevaba un tiempo solo, ya saben, las mismas excusas de siempre. Pero tengo que decir, aunque no me lo crean, que en este caso eran verdad. Así me sentía bien, necesitaba pasar un tiempo solo, aunque solo fuera para hartarme de mi mismo y entonces si, sacar las tonterías de mi cabeza con las tonterías de alguien mas. Bonita cosa es esto de las relaciones; un sutil intercambio de estupideces ajenas por las propias. Por eso mismo también es tan divertido.

    Ella me miro de nuevo con ese extraño brillo en los ojos. Yo no supe a que atribuírselo, así que de nuevo lo pase por alto. La conversación siguió por otro buen rato todavía. Reímos viejas carcajadas sobre cosas ya pasadas. Aquí debo aclarar que en verdad trate de no dejarlo afuera a él, como suele pasar en estos casos, siendo algo muy penoso para esa persona, y ¿Quien soy yo para andar haciendo pasar malos ratos a alguien que parece buena gente? Así que aunque —repito— reímos viejas risas, también sonreímos y —en mi caso— carcajeamos sobre nuevas cosas. Cosas que no eran de ella y mías, cosas que no nos pertenecían, pero que sin duda, ella algún día en esos meses pasados, imaginó como nuestras. Cosas en las que sobrepuso mis risas a las de él. Vamos, no es que me envanezca, pero pudo pasar ¿no?

    Decidí terminar con aquella situación en un momento oportuno, para quedarnos todos con un buen recuerdo e igual sabor de boca. Me despedí de él con un apretón de manos y de ella con un beso en la mejilla, que me gustaría describir especial y mágico, pero no, lo siento. Yo sentí un beso normal y sin magia. Que se le va a hacer.

    Termine mis asuntos ahí y regrese a mi casa por la noche. Al abrir la puerta me llego una fragancia que creía olvidada hacía tiempo. Pero de nuevo, siento decepcionarlos, era solo una jugarreta de mi imaginacion. Al parecer, llevaría en la cabeza el recuerdo de aquel encuentro un poco mas de lo que pensé.

    Pedí una pizza, abrí una cerveza, encendí un cigarrillo y me senté a ver televisión. Al tercer cigarrillo sonó el timbre. Me levante con infinita lentitud preparándome para reclamarle los 30 minutos de tolerancia al repartidor.

    Abrí la puerta mientras apagaba el cigarrillo en el suelo y al levantar la vista, ahí estaba ella.

    Vi de nuevo ese brillo en sus ojos y entonces supe qué era. Se acerco y me beso largamente. Después me abrazo con fuerza, comenzaba a sollozar. La separe tiernamente de mi, mientras con un dedo sobre su boca callaba el comienzo de una innecesaria explicación, porque, después de todo, ¿Quien soy yo para cuestionar las razones del amor?



    Fin.




    Yo.

    jueves, diciembre 01, 2005

    De Coincidencias y Negentropia

    Isaac Asimov solía decir que el hecho de que existieran las casualidades no era asombroso; lo asombroso seria si no existieran.

    Ayer en mi casa, estuve leyendo antes de dormirme. Termine una novela corta/cuento largo de Frederik Pohl, que forma parte de su famosa serie sobre la civilización Heechee, cuya novela "Pórtico" es la principal obra sobre el tema.

    Según Pohl, los Heechee fueron una civilización que anduvo rondando nuestro sistema solar hace un cuarto de millón de años, dejando algunas muestras de su paso en Venus y Marte. Estas muestras eran en su mayoría artefactos y materiales cuyo uso es un misterio para nosotros, pero sobre todo y lo más importante que dejaron los Heechee, fueron unas naves equipadas con una especie de piloto automático. Estas naves, al ser "encendidas" se dirigen automáticamente hacia alguna parte de la galaxia, como un sistema de transito automatizado.

    Bien, cuando termine de leer, me puse a cambiar de canales, buscando uno que me arrullara. Y de pronto, en Cinemax, me tope con Contact, que justo iba comenzando.

    Ya he hablado mucho de esta película, y de nuevo, solo diré que es mi película favorita. Y no solo eso, también es la mejor película de CF que se haya filmado.

    Así que no me quedo de otra más que verla, y también, para variar, se me volvieron a humedecer los ojos en la parte del viaje por el túnel de gusano.



    Se que no es fácil de entender como alguien como yo puede llegar a emocionare tanto por algo al parecer tan sin sentido, pero tendrían que tener la visión que tengo yo del universo, de la posibilidad de vida extraterrestre; tendrían que estar tan empapados y saturados de imágenes mentales de galaxias, estrellas, viajes, civilizaciones, contactos, problemas éticos y confrontaciones como especie (todo esto gracias a mis lecturas, obviamente) para entender porque cuando Ellie dice aquello de:
    "Science fiction. You're right, it's crazy. In fact, it's even worse than that,it's nuts. You wanna hear something really nutty? I heard of a couple guys who wanna build something called an airplane, you know you get people to go in, and fly around like birds, it's ridiculous, right? And what about breaking the sound barrier, or rockets to the moon? Atomic energy, or a mission to Mars? Science fiction, right? Look, all I'm asking is for you to just have the tiniest bit of vision. You know, to just sit back for one minute and look at the big picture. To take a chance on something that just might end up being the most profoundly impactful moment for humanity, for the history... of history."
    casi aplauda, o que, cuando esta viajando por el túnel en donde ve unas luces sobre un planeta que revelan una civilización tecnológica alienígena y dice:
    "They're alive."
    se me enchine la piel, o que cuando se detiene ante el sistema cuádruple diciendo:
    "Some celestial event. No...no words. No words to describe it. Poetry! They should've sent a poet. So beautiful. So beautiful... I had no idea."
    inevitablemente se me salgan las pinches lagrimas.

    A esa coincidencia me refería; acabando de leer sobre Pohl y sus Heechee, que dejaron unas naves que permiten a la humanidad recorrer el espacio y luego toparme con Contact, en la que Sagan utiliza un concepto parecido cuando el alienígena le dice a Ellie que ellos no construyeron el sistema de transporte, que solo lo encontraron ahí, es una feliz y emotiva coincidencia para mi.

    Porque también es coincidencia que eso sucediera justo cuando necesitaba sentirme un así, un poco emocionado; algún tipo de catarsis que sacara tanta imagen mental que traía adentro desde hace meses.

    Aunque claro, ojalá hubieras estado ahí para alimentar mi negentropia.


    Yo.

    miércoles, noviembre 30, 2005

    Bruma



    Varias docenas de manos lo alzaban por sobre sus cabezas, moviendolo de un lado a otro, librandolo de caer. El solo veía la bruma gris a su alrededor y bajo él, solo siluetas y rostros fantasmales. Tambien oía sus voces, pero no entendía lo que decían. Aunque de alguna forma sabia que ya lo había oído antes, no intento hacer nada mas.
    Cuando lo depositaron en el suelo, se dieron la vuelta y sin más, se fueron. Mas de una de las siluetas titubeo un par de segundos, como queriendo encontrar las palabras que sabían no existían. Que no hacían falta. Que no importaban.
    El se quedo mirando sin ver, sabiendo que no podía esperar mas que eso.
    Alguien se acerco por detrás, sin ruido, pero el supo quien era.

    —¿Contento?
    —¿Porque habría de estarlo? —contesto sin ironía—. Una cosa es que yo lo haya provocado y otra que este orgulloso de ello.
    —Tanto esfuerzo tiene que tener por lo menos una razón oculta —dijo la voz a sus espaldas.
    —No una que tú pudieras entender —respondio con un suspiro.
    —Vamos, no me subestimes. Sabes bien que unas palabras tuyas hubieran cambiado todo.
    —Lo se, es por eso que me cuido muy bien de no decirlas. ¿Tienes una idea de lo que provocaría? No, no la tienes. Seria como tirar la primer ficha de uno de esos enormes dominós. ¿Como sabría yo que era la ficha correcta? La sola incertidumbre no me permitiría disfrutar la caída. Seria comprometerme a algo de lo que ni siquiera yo estoy seguro que necesito.
    —Si sigues por ese camino, jamás estarás seguro de lo que necesitas. Siempre dudaras. Siempre esperaras la siguiente oportunidad. ¿Cuantas has dejado pasar? ¿Cuantas veces te has hecho a un lado dejando que sea alguien más el que se encargue de lo que dejaste inconcluso? Y lo peor de todo es que sabes tan bien como yo que ese que llega a terminar lo que comenzaste no esta a la altura.
    —Nadie estará jamás a la altura, porque mi sima no es su cima.
    —Deja esos juegos de palabras para alguien a quien le interesen —interrumpió la voz con un bufido— Bien, ¿Y que sigue ahora?

    El se quedo mirando hacia el frente, después bajo la vista y se dio la vuelta. Busco a tientas un cigarrillo en su bolsillo. Saco uno y lo encendió lentamente. Aspiro una bocanada y dejo escapar dos pequeños arroyos humeantes por la nariz.

    —¿Que sigue? No lo se. Supongo que lo mismo de siempre, me sentare a observar el espectáculo. Dudo mucho que esta vez varíe mucho. Si algo he aprendido, es que, por muy original que sea el comienzo, hacia el final siempre es lo mismo —respondió con un dejo de hastío.
    —Y aun sabiéndolo, no haces nada por evitárselos —dijo la voz señalando a las siluetas.
    —¿Y es acaso mi obligación? Podría defenderme diciendo que al permitirlo dejo, por un lado, que aprendan su lección, y por otro, que me desquito injustamente por algo que yo provoque. Porque diga lo que diga, en el fondo tengo que reconocer que yo las orille a hacerlo.
    —Y disfrutas ver como se hunden en su propia ilusión. ¿Acaso te vengas por que te abandonan de pronto? ¿Te sientes reemplazado? ¿Que ya no te necesitan a ti ni a tus actitudes psicoticas? No tienes derecho, lo sabes. Por más que hayas estado ahí, y por mucho que también estés después para decirles “Se los dije” no te da el derecho a reprocharles nada.
    —Lo se, lo se muy bien. Y no es rencor ni mucho menos. Digamos que es un encogimiento interior de hombros, como aceptando que si bien eso no es lo mío, tampoco soy indiferente a la imagen mental que me deja. Como si viera a la gente divertirse en una montaña rusa, a la que me se incapaz de subir.
    —No acabo de comprender como es que permites que algo así suceda frente a ti. No quiero imaginar cuantas personas andan buscando lo que tú dejas escapar entre los dedos.
    —Para eso tendríamos que partir de la suposición de que esas personas estan buscando lo mismo que yo. Lo cual, a todas luces, es imposible.
    —Algún día dejaran de sostenerte y ese día tu caída será definitiva.
    —Lo se. —respondió con una mueca.

    Dio una última bocanada al cigarrillo y lo tiro al suelo pisoteándolo después. Avanzo hacia el grupo de sombras que se alejaba y que comenzaba a perderse entre la bruma gris que lo cubría todo. Cuando llego a ellas, no dijo nada, solo se quedo ahí, parado a unos cuantos pasos.
    Se miraron entre si, sin saber que decir. Una de las formas se adelanto, lo miro a los ojos y dijo:

    —Siento que haya tenido que ser así, pero tú nunca nos dijiste que... —se detuvo a media frase, sin saber como seguir.

    El solo sonrió y no dijo nada. Saco otro cigarrillo del paquete de su bolsillo y cuando empezaba a encenderlo, la bruma se hizo mas densa. Ellas lo miraron una vez mas y de pronto empezaron a difuminarse. El se alarmo por un segundo, pero después supo que así tenían que ser las cosas. El mismo comenzaba a diluirse en la bruma, sintiendo como el peso desaparecía de él. Se sintió cada vez mas tenue hasta que, en una última y silenciosa exhalación, se esfumo.

    Leonardo abrió los ojos. Afuera, la noche cubría con su manto estrellado el paisaje que se colaba por la ventana. Se incorporo en la cama sobre uno de sus codos. Miro el reloj luminoso de la mesita de noche, que marcaba las 4:28.
    El mismo sueño, una y otra vez. A veces los rostros y las siluetas variaban, A veces la voz a sus espaldas era mas gruesa o mas femenina, pero siempre eran los mismos diálogos. Y siempre, Leonardo sabia que era un sueño.
    Se incorporo y camino hacia la ventana. Apoyo sus manos en la base del marco, pegando la frente al cristal húmedo y helado. Miro hacia su cama, desarreglada y fria, que solo mostraba las huellas de un cuerpo. Sonrió amargamente.
    Miro de nuevo hacia la ventana, hacia la noche que se extendia frente a él. Exhalo lentamente hacia ella. En el cristal se formo una pequeña mancha opaca, gris, que crecía lentamente.



    Fin.




    Yo.

    lunes, noviembre 28, 2005

    Putas

    Me gusta pasar por Av. Universidad y ver a las putas paradas en la calle. No para preguntarme que circunstancias las habrán llevado ahí, tampoco para imaginarme cuantas lo harán con asco y cuantas con gusto, sencillamente, me gusta ver a las putas ahí, paradas, ofreciendo sus carnes, muchas veces raquíticas, las mas, rebosantes. Tal vez sea morbo, tal vez sea solo curiosidad. No se que es lo que tiene una puta parada que nos hace voltear a verla. Supongo que es el innegable hecho de que, al contrario que con cualquier mujer en la calle, estamos seguros que a ella si nos la podríamos coger.
    ---------------------
    Jamás me he cogido a una puta (en la acepción oficial del termino). No tengo excusas ni pretextos, sencillamente, nunca lo he hecho. Por un lado, me da miedo, por otro, no me interesa; el sexo es de por si demasiado hipócrita y siniestro como para agregarle aun mas condicionantes.
    ---------------------
    Aquellos que dicen "Yo no tengo necesidad de pagar por sexo" me parecen necios e ingenuos. Todos, de una forma u otra, hemos pagado por sexo alguna vez, ya sea en moneda, especie o sentimientos. Por lo general, esta ultima forma de pago es retroactiva y con intereses, y si nos descuidamos, puede dejarnos en la calle. Aun así, firmamos el contrato de la transacción sin mirar la letra pequeña.
    ---------------------
    Yo uso muy poco el término puta como insulto. Jamás llamaría puta una mujer que vive su sexualidad plenamente, que coge cuando quiere y con quien quiere. Que escoge, ofrece y acepta sin mas condiciones que las que le exige su furor uterino. A esta mujer en todo caso solo se le podría insultar llamandola hombre, mi igual.
    ---------------------
    Las únicas putas son aquellas que utilizan esa arma que tienen entre las piernas como medio para lograr algo. Las que cogen por obligación, por interes; las que buscan dádivas y beneficios. Las que truecan su sexo húmedo por algo que poco tiene que ver con el único fin valido al abrir las piernas: el orgasmo. Esas son las putas. La mujer que abre las piernas esperando otra cosa que no sea venirse, es una puta, así de sencillo, así de complicado. Así de equivocado.
    ---------------------
    Desconfió de las mujeres que se definen a sí mismas como putas. Se me hace una presunción innecesaria, una reafirmación ridícula. Como si dijeran "Mírame, tengo un sexo y puedo usarlo". Si eres puta, lo serás y lo notaran sin necesidad de etiquetas llamativas. Es muy difícil y confuso esquematizar a una puta. Hay muchísimas mujeres que parecen putas y no lo son, pero hay incluso mas que son putísimas y no lo parecen, de hecho, muchas ni siquiera lo saben y no lo creerían, pero son putas.
    ---------------------
    Antes, al igual que muchos -sino todos-, solía pensar que de ser mujer, seria una puta. Ahora, después de todo, no lo creo. Sospecho que seria no muy diferente a como soy ahora; solo un poco mas de estrógenos y menos testosterona.


    Yo.

    sábado, noviembre 26, 2005

    Salvanos Jebus...

    ...de tanto pendejo que anda suelto.

    Veamos al inocente de la semana:





    Lastima Maaaaargarito, ese mensaje de su tag, obviamente no lo deje yo.

    Esto es penoso en varios niveles:

    1.— No se cuantas veces tengo que repetir que yo no ando de blog en blog criticando las pendejadas que veo. En todo caso, si considero que algo vale la pena ser comentado o ridiculizado, vengo y lo hago en mi propio blog.

    2.—Ampliando el punto anterior, ¿Realmente creen que me voy a tomar la molestia de ir a un blog de un guey que ni siquiera ubico a insultarlo? No mamar, yo no necesito salir a buscar pendejos; solitos llegan a este blog.

    3.—Da penita que alguien primero me ande chupando las bolas y aplaudiendo mis mamadas, pero cuando —ingenuamente— cree que volteo mis baterias contra el, de pronto, magicamente me considere un pendejo. Esto, como ya saben muchos, es conocido como el Efecto Huevo.

    4.—Da mas penita aun descubrir de pronto que el ridiculo ataque criticando mis "posturas" fue un pedo al aire. ¿Que se dice en esos casos? "Ups, perdon, era broma, la verdad es que no creo todo lo que dije de ti, jeje, ¿amiguis de nuevo?" ja! huevos.

    Me encanta cuando los pendejos se ponen en evidencia sin que yo mueva un dedo.

    Podemos incluso ser condescendientes y pensar que solo fue un ardid del muchachillo este para ganar unas cuantas visitas, bien, sin comentarios.

    Y por ultimo, como comentario mala leche al margen, aca entre nos, yo jamas leeria un blog de un tipo que se hace llamar "Omnisciente" y se ve asi:


    *aaaaaaawwwwww....*
    Ay que nacionalsocialista soy! snif!



    ¿A poco no da ternurita?




    Yo.

    viernes, noviembre 25, 2005

    ¿Uh? ¿Quien?

    El martes, por azares del destino (de nuevo El Universo Confabulándose En Mi Contra®) tuve que disfrazarme.

    Yo creí que este año ya la había librado, ya que la cena de fin de año se cancelo. Pero no, debido a un evento en la oficina, tuve que ponerme lo que mucha gente no se quita mas que para dormir; un traje.

    Como muchos de los que me conocen sabrán, verme a mí con traje y corbata es tan sorprendente como ver entrar a un langostino en bata a una misa dominical. De hecho, mi mama, cuando sabe que voy a disfrazarme, me pide que me tome fotos, snif.

    Así que enfundado en la cosa esa, me dispuse a soportar los comentarios de media oficina.

    —Uy, ¿donde es la boda?
    —¿Que? ¿Eres chambelán?
    —¿Ya vas a hacer tu primera comunión?
    —¿Tu quien eres?

    Y mi jefe rematando:

    —Ja! No te reconocí cuando te vi.

    A lo que yo muy serio respondi:

    —Yo tampoco me reconocí cuando me vi en el espejo.

    Y cosas por el estilo, pueden imaginárselas; las escuche todas.

    Pero hubo algo a lo que no supe que responder. Primero, una de las secretarias me dijo:

    —¿Pacheco? Para nada...

    Yo nomás puse cara de:

    —¿Uh?

    (Inténtelo; solo tienen que levantar una ceja mientras bajan la otra, arrugar un poco la nariz y emitir un sonido que suena a algo así: "¿uh?")

    Y seguí de largo, preguntándome porque lo de pacheco, ya que según yo, disfrazado así podría pasar por muchas cosas, menos por mariguanillo.

    Y de rato, alguien más:

    —¿Que paso? ¿Y Barbie?

    A lo que yo pensé:

    —¿Con Ken? ¿Que chingados...?

    Y así otras dos veces mas. A la cuarta tuve que preguntar a la que me había dicho:

    Ella: —¿Que paso Pacheco...?
    Yo: —¿Que chingados es eso de Pacheco?
    Ella: —¿No sabes?
    Yo: —*Si se, nomás que debido a ciertas particularidades que no vienen al caso, me gusta reafirmar lo que ya se, es algo así como amor al eco, a la reverberación o una fijación con los deja vú's provocados, o simplemente, soy un imbecil al que le gusta hacer preguntas estupidas* No, no se.
    Ella: —Ahh, es que hay una novela en donde sale un trajeado...
    Yo: —Uh? (si, ya saben, la ceja levantada, la nariz arrugada...)
    Ella: —Si, y pues te pareces.
    Yo: —¿Y eso es bueno o es malo? (Alguna vez me dijeron que me parecía a Yahir, del que yo no sabía nada. Después, cuando supe quien era, lo tome como un insulto)
    Ella: —No pues es bueno.
    Yo: —*Verga...es malo* Ok....

    Hasta ahora, buscando en google averigüe quien es ese guey, y no mamar, tambien ahora descubro que no es la primera vez que me relacionan con esa mamada. Hace unos días otra vieja me había dicho que tenia los ojos de un tal Andrés Palacios (lo cual es una mentira asquerosa e infundada: yo tengo mis propios ojos, que son míos de nacimiento.) y ahora me doy cuenta de que es ese mismo monigote.

    Chale, prefiero mil veces ser emparentado con Luis Felipe Tovar que con un metrosexual telenovelero.






    Yo.

    Visitas

    Seguidores

    Busqueda.


    Archivo del blog