miércoles, julio 20, 2005

¿Advenedizo Yo?

Se rompio la cadenita.

Una de las dos cadenitas que salen del ventilador del techo de mi cuarto. Una prende y apaga el foco, la otra el ventilador. Se rompio la del foco.

De eso hace cinco dias, con la cadenita en la mano me le quede viendo como quien ve una lata de alcaparras: "¿y ahora que hago con esto?" pense, luego me dije: "el fin de semana me trepo, quito el ventilador, lo desarmo, acomodo la cadenita, lo armo, me trepo de nuevo, lo pongo y voila! luz...", aja, ayer todavia entre a tropezones a mi cuarto.

Por que para ser sinceros, soy muy huevon, no solo huevon, apatico tambien, ¿para que arreglar la puta cadenita si con la luz de la tele se ve bien?

Y lo mismo aplica en muchos aspectos de mi vida, por ejemplo, ¿para que aclarar esto o aquello si ya no tiene caso?

Al principio pense en escribir algo sobre ello, pero siguiendo mi propia politica de "es darle demasiada importancia a algo que no la tiene" (incluso esto ya es demasiado, pero bueno, incongruente hasta la tumba) lo deje pasar, ahora, que sucedio algo que bien podria darme los animos necesarios para por fin hacerlo, ha pasado el tiempo y mi apatia ha hecho efecto: "ya para que, pffft".

Me siento como Jorge Ibargüengoitia en su libro "La Ley de Herodes", cuando contaba aquello sobre una carta que habia recibido de una amante que tuvo, en la que le decia, entre otras linduras, "estoy harta...no quiero saber mas de ti...eres un advenedizo..."; el se enfrasco por dias en un monologo interno constante, ya fuera paseando o ya acostado en su cama que comenzaba asi: "yo que fui tan sincero...nunca te di motivo...no entiendo que quieres decir con eso de advenedizo..." y acabo diciendo "¿Advenedizo yo? advenediza tu chingada madre". Despues salio a la calle muy contento, se compro unas camisas y se olvido de ella.

Asi que, sin mas, parafraseando al maestro; ¿Advenedizo yo? advenediza tu chingada madre.

Piensa lo que quieras, estoy tan seguro de lo que soy que puedo darme el lujo de parecer lo que se te de la gana.



Yo.

9 comentarios:

Slade dijo...

"¿para que arreglar la puta cadenita si con la luz de la tele se ve bien?"

Hahahaha ¡a huevo esa es la actitud!, esto me recordo TANTAS cosas.

Anónimo dijo...

y el tiro que te ibas a dar huevon?
siempre no?

skene dijo...

sopas perico ¡ ¡ ¡ ¡

Lolita dijo...

Huevo, Huevo: es en el libro La ley de Herodes, pero ese es una recopilación, y las frases que citas, son de 'La vela perpetua' (un cuento que nos llega a muchos, por lo que veo). Lo cual queda perfecto, pues no tienes luz (además si es en tu cuarto ¿qué importa? ahí nunca está de menos la luz).

ElMulder dijo...

¡Ora!, no mames, ¿y ahora quien fue?.

Pinche post amulderado.

Esparta Palma dijo...

Ya me decia ... como que no queda Advenedizo en todo este choro:

advenedizo, za.
(De advenir).
1. adj. Extranjero o forastero, que no es natural u originario del lugar. U. t. c. s.
2. adj. Dicho de una persona: Que, siendo de origen humilde y habiendo reunido cierta fortuna, pretende figurar entre gentes de más alta condición social. U. t. c. s.
3. adj. despect. Dicho de una persona: Que, sin empleo u oficio, va a establecerse en un país o en un pueblo. U. t. c. s.
4. adj. ant. Gentil o mahometano convertido al cristianismo. Era u. t. c. s.

Ardegas dijo...

A mí también se me rompió la cadenita. (Que raro se oyó eso)

anaita dijo...

y eso que?

Guffo Caballero dijo...

Che compadre, ya le dije cuál es la solución, nomás que no hace caso, snif.

Visitas

Seguidores

Busqueda.


Archivo del blog