jueves, septiembre 01, 2005

Pedaventura: Colón o Los perros comepollos

Boti: -¿Te hubiera gustado ir a ver a María Sabina?

Yo: -¿Y esa que tocaba o qué?

Aquí me dirigió una mirada asesina y me explicó quien había sido María Sabina.

Tenía yo 17 años y vivía en los edificios. Paco vivía en los edificios de enfrente; era del ala fresilla de la calle (o por lo menos el cabrón se sentía fresa). Tenía una vieja que estaba bastante buena y que era mas fresa que él. Su suegro tenía una casa-rancho perdida en medio de la nada, en Colón, un municipio pitero de este pueblo.

Un fin de semana ella organizo una lunada en dicho rancho y Paco tuvo la genial idea de invitar a los vagales de la calle; grave error.

Y ahí fuimos todos. La familia de su vieja incluso había rentado un microbus para llevar a todos los pinches colados, que éramos, según recuerdo, mas de diez, casi todos los de la privada y alguno que otro ultra-colado (colados de los colados). Obviamente, aquello tenía que salir mal, a huevo.

Desde que llegamos al lugar de donde el microbus iba a salir, empezaron los pedos.

La vieja de Paco era fresa con primas, amigas y amigos fresas. Nosotros en cambio, pues éramos nacos, pobres, mugrosos y guarros. Cuando nos subimos al micro y agarramos lugares, se subió un tío de la vieja esta y dijo:

-Bueno, pues los chavos con los chavos y las chavas con las chavas...

Obviamente todos nos cagamos de risa, pero el cabrón lo decía en serio; quería que nos sentáramos los hombres atrás y las viejas adelante. Nos hicimos olímpicamente pendejos; de todos modos nosotros éramos puros cabrones, pero aun así, desde ahí, el tío ese nos cago la madre.

En el camino no podía faltar nuestra inseparable grabadora, y para variar, con el Three Souls, ahí a media canción me pregunto el Boti:

Boti: -¿Te hubiera gustado ir a ver a María Sabina?

Yo: -¿Y esa que tocaba o que?

Aquí me dirigió una mirada asesina y me explico quien había sido María Sabina.

Los fresillas que iban en el micro con nosotros nos hacían jetas, pero como eran menos y eran putos, no decían nada.

Llegando allá entramos a la casa, que estaba chingona: alberca, chimenea, mesa de billar, etc, etc. Nosotros, renegados y desplazados como éramos, inmediatamente agarramos lugar afuera, mientras todos los demás se metían a la casa; desde ahí la separación fue irremediable.

El pinche Paco ni nos pelaba, andaba parándose de nalgas con los amigos de su vieja. A nosotros, en el fondo, mientras tuviéramos alcohol, nos valía madres.

Así paso la tarde, el tío mamón salía a cada rato, y haciéndose pendejo, nos checaba, a ver que tanto desmadre estábamos haciendo. En una de esas me metí a la casa y me puse a jugar billar con uno de los fresitas al que medio conocía, le estaba metiendo una pitiza (obvio, pffft) cuando mi cuate el Mai se metió y nos saco al Edi (que no se que hacia adentro) y a mí.

Mai: -No mames, corrieron al Boti

Yo: -¿Como que lo corrieron? ¿Quien?

Mai: -Pues el pendejo ese, el tío

Yo: -No mames, ¿por que?

Resulta que el tío estaba chingando desde hacia horas -nosotros ni en cuenta-; le decía al Paco que había sido de mala educación de su parte invitarnos, que éramos desconocidos, desconsiderados y ruidosos, bla bla bla, y pues la verdad era cierto, pero la casa no era de ese puto (Tiempo después supimos que la vieja de Paco no se entero de el desmadre; todo fue mamada del tío para quedar bien con el papa de la vieja, al que le chupaba las bolas por la lana).

Y el Boti, que aparte de gañan era bien pinche mamón y orgulloso, oyó en una de esas al tío, se la hizo de pedo, y lo mando a la verga, el tío lo corrió, el Boti agarro su mochila y se salio, y pos ahí vamos todos a mentarle la madre al tío y a salirnos, bien pendejamente solidarios.

Afortunadamente, siempre cargábamos con tienda de campaña, porque eran como las 8 de la noche y estábamos en medio de la nada (la casa mas cercana estaba como a, mmm, pues a un chingo de distancia, solo se veían las lucecitas a lo lejos), así que cagados de la risa, mentándole la madre a los putos de la casa (que ahora sí, detrás de la barda, soltaban risitas) agarramos camino pal monte, y ya que estábamos a unos 800 metros de la casa, junto a un árbol armamos la tienda de campaña.

Prendimos una fogata, sacamos los pomos y felices y cantando, seguimos con el pedo.

Después de un rato, la leña que habíamos juntado se termino, así que fuimos a buscar más, el Pollo, el Edi, el Chano y yo, todos considerablemente pedos.

No teníamos linterna y estaba más oscuro que el culo de una monja. Íbamos caminado por un senderito, bastante alejados del campamento, cuando vimos un cobertizo, rodeado de una bardita de palos. Nomás nos volteamos y a la voz de "puto el que no agarre nada" en chinga le caímos a patadas al cobertizo, arrancamos pedazos de la barda y muy felices con nuestro botín, emprendimos el regreso. No llevábamos ni cien metros cuando se oyeron un chingo de perros ladrar, primero nos volteamos a ver y soltamos unas risitas nerviosas.

-Ora putos, nos soltaron a los perros

-Jeje, sí, no mames

-¿Pero se oyen lejos verdad?

-Ehh, sí, ¿No?

Lejos mis huevos; pinches ladridos los oímos de pronto bien cerca y salimos corriendo en putiza, así, sin ver ni madres. El Edi no soltaba un pinche troncote que traía, apenas y podía correr, pero jamás lo soltó.

Llegamos cada quien por su lado al campamento, y todos se cagaron de risa por nuestros pinches gritotes, que según ellos, se oyeron por todo el valle.

Seguimos chupando, y gracias al troncote del Edi, con fuego aun. De rato, de pronto, se levanto el Boti y dijo:

Boti: -Ah chinga, ¿Y mi carnal?

Yo: -Pos venia corriendo detrás de ti

Boti: -No mames, yo corrí para otro lado, no mames, Edi, ¿Tu no viste al Pollo?

Edi: -Nel, piche tronco no me dejaba ver nada

Boti: -¡No mamen! ¡Mi carnal! ¡Se lo comieron los perros!

Todos: -jajajajajaja

Boti: -¡Neta! ¡Carnal! ¡Carnal! ¿Donde estas? ¡¡¡Pollo!!!

Y ahí se fue gritando el pinche Boti. Nosotros seguíamos cagados de la risa, pero aun así el Edi y Toño se fueron con el por un lado y el Mai y yo nos fuimos por otro, con cubas en mano. En el campamento se quedaron los que ya estaban muy pedos como para hacernos caso.

Y caminamos un buen rato, nomás oíamos a lo lejos los gritos del Boti, llamando al Pollo. Después de un rato le dije al Mai:

Yo: -Oye guey, vamos a decirle al Paco que se nos perdió el Pollo.

Mai: -Pos vamos.

Paco obviamente se había quedado con su vieja cuando nosotros, muy indignados nos fuimos; también los nacos tenemos dignida'.

Llegamos a la casa y a través de la reja le dije a un guey que le hablara al Paco, el otro salio bien feliz de la casa.

Yo: -Oye guey, se nos perdió el Pollo...

Paco: -¿perdió? no mames, si aquí esta...

Yo: -¿Como que aquí esta?

Paco: -Simon, esta jugando billar allá adentro

Yo: -Dile al hijo de la chingada que el Boti tiene una hora buscándolo.

Y nos regresamos, ya en el camino seguíamos cagados de risa; el Boti grite y grite a medio cerro imaginando a su hermano siendo devorado por perros salvajes mientras el Pollo jugaba billar con los que nos corrieron, jajaja.

Llegamos y el Boti y los demás ya estaban ahí, bien preocupados. Le dije que el Pollo estaba allá. De la preocupación paso al emputamiento y a los cinco minutos llego el Pollo bien campante.

Pollo: -¿Que paso gueyes?

Boti emputadísimo: -¿Como que qué paso cabrón? No mames, llevamos un chingo buscándote, creímos que te habían comido los perros.

No olviden que todos estábamos bien pedos, así que al oír cosas como estas, nos orinábamos de risa.

Pollo: -Ya carnal, pos es que cuando corrí, ya no los vi, y como quedaba cerca la casa, pos pase a ver si no estaban ahí...

Boti: -Y como no estábamos, ¿Te quedaste a esperarnos jugando billar?

Pollo: -Ohh, pos es que aquí hace un chingo de frío...

después de un rato se le paso el coraje al Boti y hasta el le tiraba mierda al Pollo "El orgulloso", como lo llamamos el resto de la noche.

Cuando se nos acabaron los refrescos y el agua, mandamos al Pollo a pedirle una olla a la vieja del Paco, para hervir agua de un riachuelo que pasaba por ahí (así de pedos andábamos).

-Al fin que ya son tus amigos, cabrón.

-Ohh, ahí voy pues.

Y ahí fue, la novia de Paco, ya con la conciencia remordiéndole, le presto una olla de barro y un Tupper. También le dio café "Para que desayunáramos algo". En la olla calentamos el agua y con el café hecho, le pusimos piquete y así seguimos chupando.

Tal vez se pregunten por que nos poníamos tan roñosos a la hora de tomar el alcohol que traíamos, pero es que lo que nos quedaba era tan malo que ni nosotros lo aguantábamos solo, recuerdo dos de ellos: Dos Píales y Tres galleros, ni siquiera se que eran, puaj.

Lo que sigue después lo he olvidado, perdido en la niebla etílica, pero tengo una imagen grabada en la mente: Tontoño y el Pollo jugando futbol con el Tupper frente a la fogata, con "La jaula de oro" de los Tigres del Norte de fondo.

Recupere la memoria en la mañana; estaba yo parado, como a las 6 am. Frente a la tienda de campaña. Muchos adentro roncando, otros afuera, que aguantaron la noche completa chupando frente a la fogata. Me acerque a la tienda y con los restos de lo que quedaba de una botella de tequila Orendain, me pare en la puerta y dije:

-Yo los bendigo en nombre del padre, del hijo y del tequila Orendain...

Al hacer esto les daba la bendición con la botella, salpicándolos a todos, afuera el Chano, el Boti y el Tontoño se cagaban de risa.

En eso se levanta y sale bien pedo y bien encabronado el Chava, un cabrón colado de los colados. El guey era bien tranquilo, pero resulto transformer; ya pedo andaba alegando con todos, así que cuando salio tambaleándose bien emputado todos se reían de él.

Chava: -¿¿Dondee eshta eshe hijo de shu putaa madree??

Boti: -¿Quien Chava?

Chava: -El cabroon que me mojoo...

Yo: -Acá estoy, detrás de ti.

Chava dirigiéndose al Boti: -¿Donde estaa? ooorita va a ver eshe pinshe putoo.

Boti riéndose: -Ya te dijo que atrás de ti...

Yo: -Chava, acá estoy.

Chava volteándose como si no me hubiera visto: -¿¿Fuishte tu??

Yo: -Ei.

Chava: -Ah posh que culero...

Dicho esto se volvió a meter a la tienda.

Los que estábamos despiertos ya nos queríamos largar, pero los que seguían jetones adentro no se querían levantar, así que el Tontoño jalo el troncote humeante (el que cargo el Edi y que era tan grande que nomás se quemo por encima), lo puso frente a la entrada de la tienda y lo meo; la humareda con peste a orines lleno la casa y sólo así se salieron el Edi y el Mai, pero el Pollo seguía roncando.

No se quien encontró un pajarito muerto por ahí, y fue y se lo puso entre los brazos al Pollo, que parecía que lo estaba abrazando.

-¡Miren! ¡Que bonito!

Ni con las carcajadas se despertaba ese cabrón, así que quitamos los puntales de la tienda y esta se vino abajo y así lo arrastramos, aun dentro de ella y nada. Fue sólo hasta que todos nos paramos en circulo a su alrededor que, sintiendo nuestras miradas, despertó.

Aun pedo, abrió los ojos llenos de lagañas, nos miro como quien ve visiones, luego bajo la vista y vio al pajarito en su pecho entre sus brazos y abriendo los ojos dijo con voz pastosa:

-¡Hijo mío!

El camino de regreso también esta nublado por los vapores del alcohol, pero tampoco se me olvida cuando fuimos a entregarle su olla y su Tupper a la vieja del Paco.

La olla estaba partida por la mitad y el Tupper era una gran y delgada plasta verde, de la que sobresalía un pedazo de agarradera blanca; aquellos cabrones, cuando se cansaron de jugar fut, lo aventaron a la fogata.

Se la entregamos, le dimos las gracias por su hospitalidad y nos fuimos.

El Paco nunca nos volvió a invitar a ningún lado.



Yo.

16 comentarios:

EvilChristian dijo...

juar juar! Esto esta de risa loca! Los hermanos Cohen podrain hacer un corto de esta anecdota man! Apresurate a declarar tus derechos de autor...

drk dijo...

Jajajajaja
ese banner esta muy chingon

me atrevo a decir que es el mejor hasta ahora
"El orgullo de Jacques Cousteau"...

Slade dijo...

No mames el mejor es el de "Importante fuente de proteinas", de sólo recordarlo me da un chingo de risa o ¿no le entendiste?.

Chida la historia pero es una mamada eso de la palabra de verificación.

Malu dijo...

jajaja

jajaja

es dificil aguantarse las carcajadas en la oficina...

Lolita dijo...

Huevo, esa foto del post de abajo, debiste tomarla desnudo.

En nombre de las groupies unidas del mundo, pido fotos donde se te vea la carne.

Y no mames, quita el verificador de palabras. Aguanta el spam como todos.

pervert dijo...

muy chido el post, es cierto no se aguanta uno la risa

Prozak dijo...

JAJAJAJAJA esa es la pinche actitud... piedras y piedras me aventaran, pero la peda nunca me cortaran!!... me gustaria saber que le decia la vieja al paco ... no se.. lo que paso alla X)

ElMulder dijo...

No mames, lo más cagado es lo de: "Hijo mio", jajajaja.

Me recordaste una fiesta a la que fui hace poco, donde llegaron unos mocosos fresas, y en cuanto percibieron el olor a hierba quemada pusieron cara de asustados y salieron como si les hubieran metido un cohete en el culo.

PIOTRO MARTINI dijo...

vergas tuve un deja vu

: : ~ dijo...

¿Y Colon donde esta en la historia?

Changos dijo...

We, Colón es un municipio del estado de Querétaro. Ahí fue donde ocurrió todo el pedo.

rustaman dijo...

lamento diferir, pero la verdad estuvo de hueva este post.
saludos

Huevo dijo...

Perdoname, tratare de que no vuelva a pasar, es mas, ¿por que no me dejas una lista de los temas y la forma en que quisieras que los trate para que no te dieran hueva?

Ya saben, al cliente lo que pida.

Mark HuNtEr dijo...

Esoooooooo!!!!!!!! Hahahahahahaha xD

camila dijo...

me diverti horrores con tu historia.

Anónimo dijo...

Queridísimo huevo: yo no consumo huevos, solo a ti y aunque me he llevado mi dosis de mamonería y decepción, es tiempo que te diga que algunas veces me he reído (es bastante si conocieras mi rictus de catedrática del Tec que nadie se la coje bien). Otras he pensado en el talento, esto también es demasiado considerando que pienso como Michelle Tournier: la vida copia a la literatura y no al revés. Por lo que las tragedias de Shakespeare pueden ser reescritas en una playa solitaria de Colima, con un yuki de buchanans como única arma,. Eso sí me gusta porque soy chica chúper poderosa, bueno, es la pura fama, a veces me da miedo y reculeo, me pongo a leer, a escuchar música, a cocinar. Espero un día me visites en mi blog. Te dejo un abrazo por la risa y la empatía. www.drunkangel.blogspot.com

Visitas

Seguidores

Busqueda.


Archivo del blog