lunes, septiembre 26, 2005

Ver al Hombre Invisible

Robert Silverberg (uno de mis escritores favoritos, autor de la joya "Muero por dentro") escribio hace muchos años un cuento corto llamado "Ver al Hombre invisible". El cuento trata sobre un tipo que comete un crimen, y su castigo consiste en volverse invisible durante un año.

Y esto es muy interesante, porque no es que se vuelva fisicamente invisible, sino que sencillamente, se vuelve invisible para la sociedad.

Se le pone una marca en la frente, que portara durante el año completo. Durante este tiempo, nadie puede hablarle, tratarlo o incluso mirarlo. Se vuelve invisible a los ojos de los demas. El castigo para aquel que desobedezca esto es a su vez, la invisibilidad, asi que la gente obedece y el tipo literalmente desaparece del mundo.

Al principio lo toma a la ligera, aprovecha las nuevas ventajas de su condicion; entra a baños de mujeres a verlas descaradamente. Ellas solo se turban un segundo y despues, siguen en lo suyo, no pueden hacer nada mas, ya que eso significaria que estan dando por sentado que el tipo existe, que esta ahi.

Despues entra a tiendas y tranquilamente toma el dinero de los clientes, de las cajas, nadie lo detiene por que de nuevo, seria aceptar que esta ahi. La gente sigue con su rutina, el gobierno tiene un seguro que cubre todos los gastos producidos por un invisible. Entra a restaurantes y se sienta en la mesa que se le antoja, pero nadie lo atiende, el mismo tiene que entrar a la cocina a preparse o robarse platos ya hechos, nadie se interpone en su camino, nadie lo detiene, nadie lo ve.

Poco a poco va comprendiendo la magnitud de lo que le sucede. Empieza a añorar el contacto humano. Al borde de la desesperacion, corre por las calles entre la gente, suplicando que alguien lo vea, que alguien lo mire. Pero todo el mundo pasa por su lado, sin verlo, sin notarlo. Empuja a las personas, rompe cosas, grita. Pero todos siguen su camino, como si el viento hubiera sido el culpable, porque ahi no hay nadie.

Su desesperacion lo lleva a tomar a alguien por la camisa y mirarlo de frente, exigiendo que lo mire, solo para toparse una expresion vacia en el otro rostro, una mirada que lo atravieza, porque el no esta ahi. Hace todo lo posible por llamar la atencion, pero no lo logra, porque es invisible.

Hacia el final el tipo enloquece.

Asi que sinceramente espero que la gente que lee este blog tenga mas de tres neuronas y entienda lo que acabo de decir, si no, ya me encargare de dejarlo claro.

Es todo, a lo que sigue.


Yo.

43 comentarios:

Ingrid dijo...

Hay gente q no entiende de sutilezas.. pero ojalá q si.

huevo dijo...

SUTILEZAS MI CULO!!!

SALUDOS DE PARTE DEL GRUPO DE LOS 13

-Oda al huevo-



¡Fucker!
Oh tú, gran hacker que todo lo puedes!
¡Coleccionador de motocicletas* y prometedor de matrimonios por correspondencia!
¡Gloriosísimo semental que se folla tres mujeres en una noche!
Audáz jurisconsulto ganador de demandas por millones;
con bufetes en Milán, Madrid, Roma y Moscú. ¡Escúchame!

Gandúl de chat y cibernético fantoche
Cagador de día y mama pollas de noche!
Justiciero fortachón de 1.60mts. y 60kg, madreador de policías...
¿Cuántas páginas hoy no hackearías?

¿Qué grandes hazañas me cuenta, oh poderoso?
bufarrón de un euro, oficinista oscioso
Casanova infalible, galante y coqueto;
de todos los hackers el más ingenioso,
maricón de playa de tiempo completo.

Abogado de día, papanatas de noche
escucha mis plegarias te lo pido
y sálvame de tu ira te lo imploro.

ESTAMOS VIGILANDO HIJO DE PERRA MALNACIDO

jajajajajajajajajaajajaajajajajajajajajajajajajajajajajajajaajaajjajja

huevo dijo...

SUTILEZAS MI CULO!!!

SALUDOS DE PARTE DEL GRUPO DE LOS 13

-Oda al huevo-



¡Fucker!
Oh tú, gran hacker que todo lo puedes!
¡Coleccionador de motocicletas* y prometedor de matrimonios por correspondencia!
¡Gloriosísimo semental que se folla tres mujeres en una noche!
Audáz jurisconsulto ganador de demandas por millones;
con bufetes en Milán, Madrid, Roma y Moscú. ¡Escúchame!

Gandúl de chat y cibernético fantoche
Cagador de día y mama pollas de noche!
Justiciero fortachón de 1.60mts. y 60kg, madreador de policías...
¿Cuántas páginas hoy no hackearías?

¿Qué grandes hazañas me cuenta, oh poderoso?
bufarrón de un euro, oficinista oscioso
Casanova infalible, galante y coqueto;
de todos los hackers el más ingenioso,
maricón de playa de tiempo completo.

Abogado de día, papanatas de noche
escucha mis plegarias te lo pido
y sálvame de tu ira te lo imploro.

ESTAMOS VIGILANDO HIJO DE PERRA MALNACIDO

jajajajajajajajajaajajaajajajajajajajajajajajajajajajajajajaajaajjajja

huevo dijo...

SUTILEZAS MI CULO!!!

SALUDOS DE PARTE DEL GRUPO DE LOS 13

-Oda al huevo-



¡Fucker!
Oh tú, gran hacker que todo lo puedes!
¡Coleccionador de motocicletas* y prometedor de matrimonios por correspondencia!
¡Gloriosísimo semental que se folla tres mujeres en una noche!
Audáz jurisconsulto ganador de demandas por millones;
con bufetes en Milán, Madrid, Roma y Moscú. ¡Escúchame!

Gandúl de chat y cibernético fantoche
Cagador de día y mama pollas de noche!
Justiciero fortachón de 1.60mts. y 60kg, madreador de policías...
¿Cuántas páginas hoy no hackearías?

¿Qué grandes hazañas me cuenta, oh poderoso?
bufarrón de un euro, oficinista oscioso
Casanova infalible, galante y coqueto;
de todos los hackers el más ingenioso,
maricón de playa de tiempo completo.

Abogado de día, papanatas de noche
escucha mis plegarias te lo pido
y sálvame de tu ira te lo imploro.

ESTAMOS VIGILANDO HIJO DE PERRA MALNACIDO

jajajajajajajajajaajajaajajajajajajajajajajajajajajajajajajaajaajjajja

huevo dijo...

SUTILEZAS MI CULO!!!

SALUDOS DE PARTE DEL GRUPO DE LOS 13

-Oda al huevo-



¡Fucker!
Oh tú, gran hacker que todo lo puedes!
¡Coleccionador de motocicletas* y prometedor de matrimonios por correspondencia!
¡Gloriosísimo semental que se folla tres mujeres en una noche!
Audáz jurisconsulto ganador de demandas por millones;
con bufetes en Milán, Madrid, Roma y Moscú. ¡Escúchame!

Gandúl de chat y cibernético fantoche
Cagador de día y mama pollas de noche!
Justiciero fortachón de 1.60mts. y 60kg, madreador de policías...
¿Cuántas páginas hoy no hackearías?

¿Qué grandes hazañas me cuenta, oh poderoso?
bufarrón de un euro, oficinista oscioso
Casanova infalible, galante y coqueto;
de todos los hackers el más ingenioso,
maricón de playa de tiempo completo.

Abogado de día, papanatas de noche
escucha mis plegarias te lo pido
y sálvame de tu ira te lo imploro.

ESTAMOS VIGILANDO HIJO DE PERRA MALNACIDO

jajajajajajajajajaajajaajajajajajajajajajajajajajajajajajajaajaajjajja

huevo dijo...

SUTILEZAS MI CULO!!!

SALUDOS DE PARTE DEL GRUPO DE LOS 13

-Oda al huevo-



¡Fucker!
Oh tú, gran hacker que todo lo puedes!
¡Coleccionador de motocicletas* y prometedor de matrimonios por correspondencia!
¡Gloriosísimo semental que se folla tres mujeres en una noche!
Audáz jurisconsulto ganador de demandas por millones;
con bufetes en Milán, Madrid, Roma y Moscú. ¡Escúchame!

Gandúl de chat y cibernético fantoche
Cagador de día y mama pollas de noche!
Justiciero fortachón de 1.60mts. y 60kg, madreador de policías...
¿Cuántas páginas hoy no hackearías?

¿Qué grandes hazañas me cuenta, oh poderoso?
bufarrón de un euro, oficinista oscioso
Casanova infalible, galante y coqueto;
de todos los hackers el más ingenioso,
maricón de playa de tiempo completo.

Abogado de día, papanatas de noche
escucha mis plegarias te lo pido
y sálvame de tu ira te lo imploro.

ESTAMOS VIGILANDO HIJO DE PERRA MALNACIDO

jajajajajajajajajaajajaajajajajajajajajajajajajajajajajajajaajaajjajja

huevo dijo...

SUTILEZAS MI CULO!!!

SALUDOS DE PARTE DEL GRUPO DE LOS 13

-Oda al huevo-



¡Fucker!
Oh tú, gran hacker que todo lo puedes!
¡Coleccionador de motocicletas* y prometedor de matrimonios por correspondencia!
¡Gloriosísimo semental que se folla tres mujeres en una noche!
Audáz jurisconsulto ganador de demandas por millones;
con bufetes en Milán, Madrid, Roma y Moscú. ¡Escúchame!

Gandúl de chat y cibernético fantoche
Cagador de día y mama pollas de noche!
Justiciero fortachón de 1.60mts. y 60kg, madreador de policías...
¿Cuántas páginas hoy no hackearías?

¿Qué grandes hazañas me cuenta, oh poderoso?
bufarrón de un euro, oficinista oscioso
Casanova infalible, galante y coqueto;
de todos los hackers el más ingenioso,
maricón de playa de tiempo completo.

Abogado de día, papanatas de noche
escucha mis plegarias te lo pido
y sálvame de tu ira te lo imploro.

ESTAMOS VIGILANDO HIJO DE PERRA MALNACIDO

jajajajajajajajajaajajaajajajajajajajajajajajajajajajajajajaajaajjajja

huevo dijo...

SUTILEZAS MI CULO!!!

SALUDOS DE PARTE DEL GRUPO DE LOS 13

-Oda al huevo-



¡Fucker!
Oh tú, gran hacker que todo lo puedes!
¡Coleccionador de motocicletas* y prometedor de matrimonios por correspondencia!
¡Gloriosísimo semental que se folla tres mujeres en una noche!
Audáz jurisconsulto ganador de demandas por millones;
con bufetes en Milán, Madrid, Roma y Moscú. ¡Escúchame!

Gandúl de chat y cibernético fantoche
Cagador de día y mama pollas de noche!
Justiciero fortachón de 1.60mts. y 60kg, madreador de policías...
¿Cuántas páginas hoy no hackearías?

¿Qué grandes hazañas me cuenta, oh poderoso?
bufarrón de un euro, oficinista oscioso
Casanova infalible, galante y coqueto;
de todos los hackers el más ingenioso,
maricón de playa de tiempo completo.

Abogado de día, papanatas de noche
escucha mis plegarias te lo pido
y sálvame de tu ira te lo imploro.

ESTAMOS VIGILANDO HIJO DE PERRA MALNACIDO

jajajajajajajajajaajajaajajajajajajajajajajajajajajajajajajaajaajjajja

huevo dijo...

raljzxcgthuqSUTILEZAS MI CULO!!!

SALUDOS DE PARTE DEL GRUPO DE LOS 13

-Oda al huevo-



¡Fucker!
Oh tú, gran hacker que todo lo puedes!
¡Coleccionador de motocicletas* y prometedor de matrimonios por correspondencia!
¡Gloriosísimo semental que se folla tres mujeres en una noche!
Audáz jurisconsulto ganador de demandas por millones;
con bufetes en Milán, Madrid, Roma y Moscú. ¡Escúchame!

Gandúl de chat y cibernético fantoche
Cagador de día y mama pollas de noche!
Justiciero fortachón de 1.60mts. y 60kg, madreador de policías...
¿Cuántas páginas hoy no hackearías?

¿Qué grandes hazañas me cuenta, oh poderoso?
bufarrón de un euro, oficinista oscioso
Casanova infalible, galante y coqueto;
de todos los hackers el más ingenioso,
maricón de playa de tiempo completo.

Abogado de día, papanatas de noche
escucha mis plegarias te lo pido
y sálvame de tu ira te lo imploro.

ESTAMOS VIGILANDO HIJO DE PERRA MALNACIDO

jajajajajajajajajaajajaajajajajajajajajajajajajajajajajajajaajaajjajja

huevo dijo...

SUTILEZAS MI CULO!!!

SALUDOS DE PARTE DEL GRUPO DE LOS 13

-Oda al huevo-



¡Fucker!
Oh tú, gran hacker que todo lo puedes!
¡Coleccionador de motocicletas* y prometedor de matrimonios por correspondencia!
¡Gloriosísimo semental que se folla tres mujeres en una noche!
Audáz jurisconsulto ganador de demandas por millones;
con bufetes en Milán, Madrid, Roma y Moscú. ¡Escúchame!

Gandúl de chat y cibernético fantoche
Cagador de día y mama pollas de noche!
Justiciero fortachón de 1.60mts. y 60kg, madreador de policías...
¿Cuántas páginas hoy no hackearías?

¿Qué grandes hazañas me cuenta, oh poderoso?
bufarrón de un euro, oficinista oscioso
Casanova infalible, galante y coqueto;
de todos los hackers el más ingenioso,
maricón de playa de tiempo completo.

Abogado de día, papanatas de noche
escucha mis plegarias te lo pido
y sálvame de tu ira te lo imploro.

ESTAMOS VIGILANDO HIJO DE PERRA MALNACIDO

jajajajajajajajajaajajaajajajajajajajajajajajajajajajajajajaajaajjajja

Diablo dijo...

tan claro como la leche de cabra...

control_zape dijo...

Este mismo argumento alguna vez salió en un episodio de Twilight Zone (los nuevos que pasaban allá en los 80). Estuvo chido. No sabía que estaba basado en un cuento de Silverberg.

Don Tony Clifton dijo...

Recuerdo que habia un capitulo de Dimension Desconocida sobre ese cuento... Chido...

huevo dijo...

POR QUE USTEDES LO PIDIERON, REGRESAN LAS HISTORIAS CALIENTES.

*UNA CORTESÍA DEL GRUPO DE LOS 13*

Maritza mi vecina embarazada


Hola yo de nuevo, ahora les relato acerca de Maritza, ella es una mujer casada vecina mía, vive a o dos casas de donde yo vivo, la conozco desde que llego con su esposo hace ya unos 4 años, casada desde hace 6 de un tipo que le lleva 10 años pero parece un anciano prematuro, ella tiene 30 y ahora ya tiene 7 meses de embarazo, esto ocurrió hace a penas mes y medio.

Maritza es una mujer de 1.60 de estatura, de complexión media, piel apiñonada, cabello negro, de rasgos muy finos sin ser guapa, es ciertamente atractiva, su gran atractivo es su trasero que es generoso y se ha acentuado con el embarazo, sus pechos ahora lucen grandes y bonitos, a mi me atraen sexualmente las mujeres embarazadas, será por eso que las gorditas me mueven el tapete gratamente, pero como lo dije en algún momento, toda mujer tiene con que hacer feliz a un hombre, no importa complexión ni nada.

Sucedió una mañana de finales de Julio de este año (2005), ella como cada mañana a eso de las 8:00 AM, salio a dejar la basura al frente de su casa para que la recogiera el servicio, yo me encontraba lavando mi carro en las afueras de mi casa y la vi, estaba vestida con una bata muy delgadita que hacia notar que no traía mas que su pantaleta de esas grandotas que cubren hasta la parte alta del vientre para ayudar en el sostén de la pancita y no traía bra, pues en cuanto se volteo hacia mi pude apreciar las aureolas de sus pezones, al percatarse hizo la finta de ocultarse pero tuve la oportunidad de ver lo suficiente, debo aclarar que desde que llego a la casa donde viven siempre me ha hechado como decimos en México “los perros” o lo que es lo mismo no pierde la oportunidad de hacerme notar que le gusto y lo demuestra siempre que puede al no estar su marido, yo me le quede viendo y ella hizo como si se fuera hacia el interior de su casa, pero se detuvo y volteo hacia mi y quitando los brazos de su pecho me dejo ver nuevamente sus senos, eso me puso a mil, y se noto en el pantalón corto que traía, ella sonrió y sujetándolos con las manos levanto sus hermosas como arrullándolas, yo deje el trapo con el que lavaba el carro y empecé a caminar hacia ella, volteando a todos lados para ver que ningún otro vecino estuviese viendo la escena, pero al parecer éramos los únicos en el lugar, apresure el paso y llegue hasta donde ella y sonriendo sin mover sus tetas me dijo, te gustan, verdad??, lo cual afirme con la cabeza, luego me dijo, -lastima que estoy embarazada si no te invitaba a pasar-, a lo que dije rápidamente, -¿y cual es el problema?, a mi me gustas así, con esa pancita te ves súper-, ella soltó una carcajada y me dijo –no inventes, así de gorda que sexy voy ha estar-, a lo que respondí, - no, en serio, a mi me vuelven loco las mujeres embarazadas-, me jalo de la mano y me paso a su casa.

Acto seguido me hizo sentar en un sillón de su sala y se sentó sobre mis piernas sujetándome por la cabeza y dando un beso que parecía quererse comer mis labios, sin dejar de besarme me dijo –José, desde que te conozco he soñado que me follas aquí en mi casa, pero no me atrevía a ponerle los cuernos a ya sabes quien, pero hoy ya no me aguanto, cogeme hasta que te canses- , sin mediar nada mas le solté la bata y me dejo ver sus ricas tetas y esos pezones que lucían erguidos y desafiantes en esas aureolas marrones muy chupables, se incorporo un poco y me dejo chupar y morder a placer, solo me indico que lo hiciera con cuidado porque los tenia muy sensibles y le dolían, con una veneración y delicadeza los chupe y los lamí por todos lados, mientras acariciaba sus nalgas y su espalda había empezado ha bajar la tremenda pantaleta que la cubría, para acariciar la piel de sus generosas nalgas, ella empezó a gemir y a contonearse al ritmo de mis caricias y lametones que le proporcionaba en sus tetas, se recostó en el sillón y me dijo -cogeme José, cogeme, ya no aguanto- le dije no aun no, primero lo primero, me arrodille frente a su conchita, que lucia, porque ya no, una mata muy espesa de vellos, he de decir que eso me da asco, no me gustan los vellos, hasta yo me los rasuro, moje mis dedos en saliva y acaricie sus labios superiores y su clítoris, ella me inquirió -¿Qué haces, que vas hacer??-, yo solo le dije relájate y disfruta y me abalancé sobre su sexo, la lamí desde la cola hasta su clítoris de ida y de venida, poco aguanto Maritza tal maniobra porque apenas lamí y mordí suavemente su clítoris un par de veces cuando comenzó a gemir y a gritar y apretar mi cabeza contra su conchita cuando se vino tremendamente, hasta se orino, no podía controlar los espasmos que le generaban el orgasmo tan profundo que había tenido, se quedo sentada sin decir nada solo respirando muy profundamente, yo hincado aun entre sus piernas acariciaba su abultado vientre dándole besitos pequeños en toda su pancita, relajando su cuerpo poco a poco fue abriendo los ojos y acaricio mis manos con las suyas, hablando muy suave con aliento todavía cortado me dijo, -sentí muy rico, hacia mucho no tenia un orgasmo tan intenso-, se paro a lo cual ayude y tomándome de la mano nos dirigimos a su recamara, se sentó en una de las orillas y agarrándome del nabo me acerco a ella y empezó a darle besitos muy tierno, como no queriendo hacer daño, mi polla reacciono al momento, ella me miraba mientras su lengua empezaba a lamer suavemente el glande de mi polla, me estaba haciendo viajar sin hacerme una mamada en forma, al poco la metió en su boca solo el glande y la empezó a chupar y morder, me estaba volviendo loco, la sujete de su cabezo y comencé a follarle la boca, solo apretó los labios y su lengua contra mi verga, no aguante nada le dije que iba a eyacular y sus manos apretaron mis nalgas para meter aun mas profundo mi verga en su boca comenzó a chupar con muchísimas ganas y me vacié en su boca, le dio asco y escupió, pero después metió nuevamente mi verga en su boca y chupo toda la leche que seguía saliendo.

Nos acomodamos en cama, primero viéndonos de frente y nos besamos muy intensamente pero la pancita no nos permitía mucho margen de maniobra, ella se volteo y la abrace, acariciaba sus tetas tan ricas y empecé a rozar mi polla aun dormidona contra sus nalgas como penetrándola, Maritza empezó a gemir, acariciaba su clítoris y nuevamente la temperatura comenzaba a subir, mi verga tomaba nuevos bríos y se encajaba en sus carnes tan ricas de sus nalgas en algún momento llegue a presionar en su colita, cosa que le causaba dolor, pero me decía que siguiera, le dije que doblara sus piernas hacia enfrente de ella a fin de que me dejara su conchita descubierta, y acariciándola con mis dedos empecé a lubricar su entrada, en seguida apoye mi verga contra la entrada de su vagina y la penetre poco a poco, ella se recargaba contra mi pelvis permitiendo una penetración mas rápida, empecé a entrar y salir de su conchita, cada vez mas rápido, le pedí que levantara su pierna para poder acariciar su clítoris, lo hizo y otro orgasmo estaba a la vista, apreté el paso en mis penetraciones y sus gemidos y gritos anunciaron un nuevo orgasmo mas tranquilo que el anterior, yo aun no tenia vistas de llegar y se lo dije, -aun falto yo- ella asintió con la cabeza y me dijo – metemela por el culo, me encanto que me lo picaras con tu verga, quiero sentirlo dentro, pero con cuidado tengo muchos años sin hacerlo por ahí-, le dije -ponte en cuatro- ella con cierta dificultad lo hizo y mojándome la verga con saliva y también su culito, me di cuenta que estaba dilatado, estaba muy caliente mi compañera, le metí un dedo a fondo y ni se inmuto, solo gimio un poco al tener mi dedo dentro, apoye mi verga en su entrada y fui penetrando no hubo mucha resistencia, me grito – ¡sacala!, me duele-, yo le dije -tranquila, ya esta dentro, en un momento pasa- apenas le dije eso, la saque un poco y volví adentro, gimio un poco, y comencé a sacarla y meterla nuevamente, era una dicha estar en su culo, esas hermosas nalgas cubrían divinamente mi verga, pasados dos minutos de estas serruchando su culo le anuncie que me venia y me dijo – dámela José, pero no toda que también la quiero en mi concha, apreté el paso y los primeros dos disparos quedaron en su culito, la saque rápidamente y la penetre por su concha y un poco mas de mi leche la regué dentro de su conchita, ella llego a un tercer orgasmo con esta maniobra, su culo tremendamente abierto parecía respirar, se abría y cerraba en los espasmos del orgasmo, mientras me movía en su concha mis dedos seguían penetrando su culo, saque la verga de su vagina y la penetre en el culo otra vez, así me quede unos segundos hasta que ella se recostó sobre su costado e hice lo mismo abrazándola, ella se quedo dormida y aproveche para darme un regaderazo, cuando despertó yo estaba arreglándome para irme, se despertó y me abrazo por la espalda, yo estaba sentado en la cama, sentí sus ricas tetas en mi espalda, y solo me dijo, -espero no sea la ultima vez que visitas mi cama-, le conteste – no Mary, las veces que quieras y podamos-, desde ese día, ya lo hemos hecho en todas las habitaciones de su casa, en otra ocasión les contare alguna.

Maritza es un nombre ficticio, pero ella es real muy real, para mi vecinita rica….

Para cualquier comentario, estoy a sus ordenes.

elgrupodelos13@jotmeil.com

Huevo dijo...

No mamen, neta? alguien me comento eso alguna vez, pero no sabia si era cierto o no.

Aunque no se si sea basado en esta historia, eso de la invisibilidad, si no muy comun, no es desconocido en la CF.

Chale, yo quiero ver ese capitulo, snif.

huevo dijo...

POR QUE USTEDES LO PIDIERON, REGRESAN LAS HISTORIAS CALIENTES.

*UNA CORTESÍA DEL GRUPO DE LOS 13*

Maritza mi vecina embarazada


Hola yo de nuevo, ahora les relato acerca de Maritza, ella es una mujer casada vecina mía, vive a o dos casas de donde yo vivo, la conozco desde que llego con su esposo hace ya unos 4 años, casada desde hace 6 de un tipo que le lleva 10 años pero parece un anciano prematuro, ella tiene 30 y ahora ya tiene 7 meses de embarazo, esto ocurrió hace a penas mes y medio.

Maritza es una mujer de 1.60 de estatura, de complexión media, piel apiñonada, cabello negro, de rasgos muy finos sin ser guapa, es ciertamente atractiva, su gran atractivo es su trasero que es generoso y se ha acentuado con el embarazo, sus pechos ahora lucen grandes y bonitos, a mi me atraen sexualmente las mujeres embarazadas, será por eso que las gorditas me mueven el tapete gratamente, pero como lo dije en algún momento, toda mujer tiene con que hacer feliz a un hombre, no importa complexión ni nada.

Sucedió una mañana de finales de Julio de este año (2005), ella como cada mañana a eso de las 8:00 AM, salio a dejar la basura al frente de su casa para que la recogiera el servicio, yo me encontraba lavando mi carro en las afueras de mi casa y la vi, estaba vestida con una bata muy delgadita que hacia notar que no traía mas que su pantaleta de esas grandotas que cubren hasta la parte alta del vientre para ayudar en el sostén de la pancita y no traía bra, pues en cuanto se volteo hacia mi pude apreciar las aureolas de sus pezones, al percatarse hizo la finta de ocultarse pero tuve la oportunidad de ver lo suficiente, debo aclarar que desde que llego a la casa donde viven siempre me ha hechado como decimos en México “los perros” o lo que es lo mismo no pierde la oportunidad de hacerme notar que le gusto y lo demuestra siempre que puede al no estar su marido, yo me le quede viendo y ella hizo como si se fuera hacia el interior de su casa, pero se detuvo y volteo hacia mi y quitando los brazos de su pecho me dejo ver nuevamente sus senos, eso me puso a mil, y se noto en el pantalón corto que traía, ella sonrió y sujetándolos con las manos levanto sus hermosas como arrullándolas, yo deje el trapo con el que lavaba el carro y empecé a caminar hacia ella, volteando a todos lados para ver que ningún otro vecino estuviese viendo la escena, pero al parecer éramos los únicos en el lugar, apresure el paso y llegue hasta donde ella y sonriendo sin mover sus tetas me dijo, te gustan, verdad??, lo cual afirme con la cabeza, luego me dijo, -lastima que estoy embarazada si no te invitaba a pasar-, a lo que dije rápidamente, -¿y cual es el problema?, a mi me gustas así, con esa pancita te ves súper-, ella soltó una carcajada y me dijo –no inventes, así de gorda que sexy voy ha estar-, a lo que respondí, - no, en serio, a mi me vuelven loco las mujeres embarazadas-, me jalo de la mano y me paso a su casa.

Acto seguido me hizo sentar en un sillón de su sala y se sentó sobre mis piernas sujetándome por la cabeza y dando un beso que parecía quererse comer mis labios, sin dejar de besarme me dijo –José, desde que te conozco he soñado que me follas aquí en mi casa, pero no me atrevía a ponerle los cuernos a ya sabes quien, pero hoy ya no me aguanto, cogeme hasta que te canses- , sin mediar nada mas le solté la bata y me dejo ver sus ricas tetas y esos pezones que lucían erguidos y desafiantes en esas aureolas marrones muy chupables, se incorporo un poco y me dejo chupar y morder a placer, solo me indico que lo hiciera con cuidado porque los tenia muy sensibles y le dolían, con una veneración y delicadeza los chupe y los lamí por todos lados, mientras acariciaba sus nalgas y su espalda había empezado ha bajar la tremenda pantaleta que la cubría, para acariciar la piel de sus generosas nalgas, ella empezó a gemir y a contonearse al ritmo de mis caricias y lametones que le proporcionaba en sus tetas, se recostó en el sillón y me dijo -cogeme José, cogeme, ya no aguanto- le dije no aun no, primero lo primero, me arrodille frente a su conchita, que lucia, porque ya no, una mata muy espesa de vellos, he de decir que eso me da asco, no me gustan los vellos, hasta yo me los rasuro, moje mis dedos en saliva y acaricie sus labios superiores y su clítoris, ella me inquirió -¿Qué haces, que vas hacer??-, yo solo le dije relájate y disfruta y me abalancé sobre su sexo, la lamí desde la cola hasta su clítoris de ida y de venida, poco aguanto Maritza tal maniobra porque apenas lamí y mordí suavemente su clítoris un par de veces cuando comenzó a gemir y a gritar y apretar mi cabeza contra su conchita cuando se vino tremendamente, hasta se orino, no podía controlar los espasmos que le generaban el orgasmo tan profundo que había tenido, se quedo sentada sin decir nada solo respirando muy profundamente, yo hincado aun entre sus piernas acariciaba su abultado vientre dándole besitos pequeños en toda su pancita, relajando su cuerpo poco a poco fue abriendo los ojos y acaricio mis manos con las suyas, hablando muy suave con aliento todavía cortado me dijo, -sentí muy rico, hacia mucho no tenia un orgasmo tan intenso-, se paro a lo cual ayude y tomándome de la mano nos dirigimos a su recamara, se sentó en una de las orillas y agarrándome del nabo me acerco a ella y empezó a darle besitos muy tierno, como no queriendo hacer daño, mi polla reacciono al momento, ella me miraba mientras su lengua empezaba a lamer suavemente el glande de mi polla, me estaba haciendo viajar sin hacerme una mamada en forma, al poco la metió en su boca solo el glande y la empezó a chupar y morder, me estaba volviendo loco, la sujete de su cabezo y comencé a follarle la boca, solo apretó los labios y su lengua contra mi verga, no aguante nada le dije que iba a eyacular y sus manos apretaron mis nalgas para meter aun mas profundo mi verga en su boca comenzó a chupar con muchísimas ganas y me vacié en su boca, le dio asco y escupió, pero después metió nuevamente mi verga en su boca y chupo toda la leche que seguía saliendo.

Nos acomodamos en cama, primero viéndonos de frente y nos besamos muy intensamente pero la pancita no nos permitía mucho margen de maniobra, ella se volteo y la abrace, acariciaba sus tetas tan ricas y empecé a rozar mi polla aun dormidona contra sus nalgas como penetrándola, Maritza empezó a gemir, acariciaba su clítoris y nuevamente la temperatura comenzaba a subir, mi verga tomaba nuevos bríos y se encajaba en sus carnes tan ricas de sus nalgas en algún momento llegue a presionar en su colita, cosa que le causaba dolor, pero me decía que siguiera, le dije que doblara sus piernas hacia enfrente de ella a fin de que me dejara su conchita descubierta, y acariciándola con mis dedos empecé a lubricar su entrada, en seguida apoye mi verga contra la entrada de su vagina y la penetre poco a poco, ella se recargaba contra mi pelvis permitiendo una penetración mas rápida, empecé a entrar y salir de su conchita, cada vez mas rápido, le pedí que levantara su pierna para poder acariciar su clítoris, lo hizo y otro orgasmo estaba a la vista, apreté el paso en mis penetraciones y sus gemidos y gritos anunciaron un nuevo orgasmo mas tranquilo que el anterior, yo aun no tenia vistas de llegar y se lo dije, -aun falto yo- ella asintió con la cabeza y me dijo – metemela por el culo, me encanto que me lo picaras con tu verga, quiero sentirlo dentro, pero con cuidado tengo muchos años sin hacerlo por ahí-, le dije -ponte en cuatro- ella con cierta dificultad lo hizo y mojándome la verga con saliva y también su culito, me di cuenta que estaba dilatado, estaba muy caliente mi compañera, le metí un dedo a fondo y ni se inmuto, solo gimio un poco al tener mi dedo dentro, apoye mi verga en su entrada y fui penetrando no hubo mucha resistencia, me grito – ¡sacala!, me duele-, yo le dije -tranquila, ya esta dentro, en un momento pasa- apenas le dije eso, la saque un poco y volví adentro, gimio un poco, y comencé a sacarla y meterla nuevamente, era una dicha estar en su culo, esas hermosas nalgas cubrían divinamente mi verga, pasados dos minutos de estas serruchando su culo le anuncie que me venia y me dijo – dámela José, pero no toda que también la quiero en mi concha, apreté el paso y los primeros dos disparos quedaron en su culito, la saque rápidamente y la penetre por su concha y un poco mas de mi leche la regué dentro de su conchita, ella llego a un tercer orgasmo con esta maniobra, su culo tremendamente abierto parecía respirar, se abría y cerraba en los espasmos del orgasmo, mientras me movía en su concha mis dedos seguían penetrando su culo, saque la verga de su vagina y la penetre en el culo otra vez, así me quede unos segundos hasta que ella se recostó sobre su costado e hice lo mismo abrazándola, ella se quedo dormida y aproveche para darme un regaderazo, cuando despertó yo estaba arreglándome para irme, se despertó y me abrazo por la espalda, yo estaba sentado en la cama, sentí sus ricas tetas en mi espalda, y solo me dijo, -espero no sea la ultima vez que visitas mi cama-, le conteste – no Mary, las veces que quieras y podamos-, desde ese día, ya lo hemos hecho en todas las habitaciones de su casa, en otra ocasión les contare alguna.

Maritza es un nombre ficticio, pero ella es real muy real, para mi vecinita rica….

Para cualquier comentario, estoy a sus ordenes.

elgrupodelos13@jotmeil.com

huevo dijo...

POR QUE USTEDES LO PIDIERON, REGRESAN LAS HISTORIAS CALIENTES.

*UNA CORTESÍA DEL GRUPO DE LOS 13*

Maritza mi vecina embarazada


Hola yo de nuevo, ahora les relato acerca de Maritza, ella es una mujer casada vecina mía, vive a o dos casas de donde yo vivo, la conozco desde que llego con su esposo hace ya unos 4 años, casada desde hace 6 de un tipo que le lleva 10 años pero parece un anciano prematuro, ella tiene 30 y ahora ya tiene 7 meses de embarazo, esto ocurrió hace a penas mes y medio.

Maritza es una mujer de 1.60 de estatura, de complexión media, piel apiñonada, cabello negro, de rasgos muy finos sin ser guapa, es ciertamente atractiva, su gran atractivo es su trasero que es generoso y se ha acentuado con el embarazo, sus pechos ahora lucen grandes y bonitos, a mi me atraen sexualmente las mujeres embarazadas, será por eso que las gorditas me mueven el tapete gratamente, pero como lo dije en algún momento, toda mujer tiene con que hacer feliz a un hombre, no importa complexión ni nada.

Sucedió una mañana de finales de Julio de este año (2005), ella como cada mañana a eso de las 8:00 AM, salio a dejar la basura al frente de su casa para que la recogiera el servicio, yo me encontraba lavando mi carro en las afueras de mi casa y la vi, estaba vestida con una bata muy delgadita que hacia notar que no traía mas que su pantaleta de esas grandotas que cubren hasta la parte alta del vientre para ayudar en el sostén de la pancita y no traía bra, pues en cuanto se volteo hacia mi pude apreciar las aureolas de sus pezones, al percatarse hizo la finta de ocultarse pero tuve la oportunidad de ver lo suficiente, debo aclarar que desde que llego a la casa donde viven siempre me ha hechado como decimos en México “los perros” o lo que es lo mismo no pierde la oportunidad de hacerme notar que le gusto y lo demuestra siempre que puede al no estar su marido, yo me le quede viendo y ella hizo como si se fuera hacia el interior de su casa, pero se detuvo y volteo hacia mi y quitando los brazos de su pecho me dejo ver nuevamente sus senos, eso me puso a mil, y se noto en el pantalón corto que traía, ella sonrió y sujetándolos con las manos levanto sus hermosas como arrullándolas, yo deje el trapo con el que lavaba el carro y empecé a caminar hacia ella, volteando a todos lados para ver que ningún otro vecino estuviese viendo la escena, pero al parecer éramos los únicos en el lugar, apresure el paso y llegue hasta donde ella y sonriendo sin mover sus tetas me dijo, te gustan, verdad??, lo cual afirme con la cabeza, luego me dijo, -lastima que estoy embarazada si no te invitaba a pasar-, a lo que dije rápidamente, -¿y cual es el problema?, a mi me gustas así, con esa pancita te ves súper-, ella soltó una carcajada y me dijo –no inventes, así de gorda que sexy voy ha estar-, a lo que respondí, - no, en serio, a mi me vuelven loco las mujeres embarazadas-, me jalo de la mano y me paso a su casa.

Acto seguido me hizo sentar en un sillón de su sala y se sentó sobre mis piernas sujetándome por la cabeza y dando un beso que parecía quererse comer mis labios, sin dejar de besarme me dijo –José, desde que te conozco he soñado que me follas aquí en mi casa, pero no me atrevía a ponerle los cuernos a ya sabes quien, pero hoy ya no me aguanto, cogeme hasta que te canses- , sin mediar nada mas le solté la bata y me dejo ver sus ricas tetas y esos pezones que lucían erguidos y desafiantes en esas aureolas marrones muy chupables, se incorporo un poco y me dejo chupar y morder a placer, solo me indico que lo hiciera con cuidado porque los tenia muy sensibles y le dolían, con una veneración y delicadeza los chupe y los lamí por todos lados, mientras acariciaba sus nalgas y su espalda había empezado ha bajar la tremenda pantaleta que la cubría, para acariciar la piel de sus generosas nalgas, ella empezó a gemir y a contonearse al ritmo de mis caricias y lametones que le proporcionaba en sus tetas, se recostó en el sillón y me dijo -cogeme José, cogeme, ya no aguanto- le dije no aun no, primero lo primero, me arrodille frente a su conchita, que lucia, porque ya no, una mata muy espesa de vellos, he de decir que eso me da asco, no me gustan los vellos, hasta yo me los rasuro, moje mis dedos en saliva y acaricie sus labios superiores y su clítoris, ella me inquirió -¿Qué haces, que vas hacer??-, yo solo le dije relájate y disfruta y me abalancé sobre su sexo, la lamí desde la cola hasta su clítoris de ida y de venida, poco aguanto Maritza tal maniobra porque apenas lamí y mordí suavemente su clítoris un par de veces cuando comenzó a gemir y a gritar y apretar mi cabeza contra su conchita cuando se vino tremendamente, hasta se orino, no podía controlar los espasmos que le generaban el orgasmo tan profundo que había tenido, se quedo sentada sin decir nada solo respirando muy profundamente, yo hincado aun entre sus piernas acariciaba su abultado vientre dándole besitos pequeños en toda su pancita, relajando su cuerpo poco a poco fue abriendo los ojos y acaricio mis manos con las suyas, hablando muy suave con aliento todavía cortado me dijo, -sentí muy rico, hacia mucho no tenia un orgasmo tan intenso-, se paro a lo cual ayude y tomándome de la mano nos dirigimos a su recamara, se sentó en una de las orillas y agarrándome del nabo me acerco a ella y empezó a darle besitos muy tierno, como no queriendo hacer daño, mi polla reacciono al momento, ella me miraba mientras su lengua empezaba a lamer suavemente el glande de mi polla, me estaba haciendo viajar sin hacerme una mamada en forma, al poco la metió en su boca solo el glande y la empezó a chupar y morder, me estaba volviendo loco, la sujete de su cabezo y comencé a follarle la boca, solo apretó los labios y su lengua contra mi verga, no aguante nada le dije que iba a eyacular y sus manos apretaron mis nalgas para meter aun mas profundo mi verga en su boca comenzó a chupar con muchísimas ganas y me vacié en su boca, le dio asco y escupió, pero después metió nuevamente mi verga en su boca y chupo toda la leche que seguía saliendo.

Nos acomodamos en cama, primero viéndonos de frente y nos besamos muy intensamente pero la pancita no nos permitía mucho margen de maniobra, ella se volteo y la abrace, acariciaba sus tetas tan ricas y empecé a rozar mi polla aun dormidona contra sus nalgas como penetrándola, Maritza empezó a gemir, acariciaba su clítoris y nuevamente la temperatura comenzaba a subir, mi verga tomaba nuevos bríos y se encajaba en sus carnes tan ricas de sus nalgas en algún momento llegue a presionar en su colita, cosa que le causaba dolor, pero me decía que siguiera, le dije que doblara sus piernas hacia enfrente de ella a fin de que me dejara su conchita descubierta, y acariciándola con mis dedos empecé a lubricar su entrada, en seguida apoye mi verga contra la entrada de su vagina y la penetre poco a poco, ella se recargaba contra mi pelvis permitiendo una penetración mas rápida, empecé a entrar y salir de su conchita, cada vez mas rápido, le pedí que levantara su pierna para poder acariciar su clítoris, lo hizo y otro orgasmo estaba a la vista, apreté el paso en mis penetraciones y sus gemidos y gritos anunciaron un nuevo orgasmo mas tranquilo que el anterior, yo aun no tenia vistas de llegar y se lo dije, -aun falto yo- ella asintió con la cabeza y me dijo – metemela por el culo, me encanto que me lo picaras con tu verga, quiero sentirlo dentro, pero con cuidado tengo muchos años sin hacerlo por ahí-, le dije -ponte en cuatro- ella con cierta dificultad lo hizo y mojándome la verga con saliva y también su culito, me di cuenta que estaba dilatado, estaba muy caliente mi compañera, le metí un dedo a fondo y ni se inmuto, solo gimio un poco al tener mi dedo dentro, apoye mi verga en su entrada y fui penetrando no hubo mucha resistencia, me grito – ¡sacala!, me duele-, yo le dije -tranquila, ya esta dentro, en un momento pasa- apenas le dije eso, la saque un poco y volví adentro, gimio un poco, y comencé a sacarla y meterla nuevamente, era una dicha estar en su culo, esas hermosas nalgas cubrían divinamente mi verga, pasados dos minutos de estas serruchando su culo le anuncie que me venia y me dijo – dámela José, pero no toda que también la quiero en mi concha, apreté el paso y los primeros dos disparos quedaron en su culito, la saque rápidamente y la penetre por su concha y un poco mas de mi leche la regué dentro de su conchita, ella llego a un tercer orgasmo con esta maniobra, su culo tremendamente abierto parecía respirar, se abría y cerraba en los espasmos del orgasmo, mientras me movía en su concha mis dedos seguían penetrando su culo, saque la verga de su vagina y la penetre en el culo otra vez, así me quede unos segundos hasta que ella se recostó sobre su costado e hice lo mismo abrazándola, ella se quedo dormida y aproveche para darme un regaderazo, cuando despertó yo estaba arreglándome para irme, se despertó y me abrazo por la espalda, yo estaba sentado en la cama, sentí sus ricas tetas en mi espalda, y solo me dijo, -espero no sea la ultima vez que visitas mi cama-, le conteste – no Mary, las veces que quieras y podamos-, desde ese día, ya lo hemos hecho en todas las habitaciones de su casa, en otra ocasión les contare alguna.

Maritza es un nombre ficticio, pero ella es real muy real, para mi vecinita rica….

Para cualquier comentario, estoy a sus ordenes.

elgrupodelos13@jotmeil.com

huevo dijo...

POR QUE USTEDES LO PIDIERON, REGRESAN LAS HISTORIAS CALIENTES.

*UNA CORTESÍA DEL GRUPO DE LOS 13*

Maritza mi vecina embarazada


Hola yo de nuevo, ahora les relato acerca de Maritza, ella es una mujer casada vecina mía, vive a o dos casas de donde yo vivo, la conozco desde que llego con su esposo hace ya unos 4 años, casada desde hace 6 de un tipo que le lleva 10 años pero parece un anciano prematuro, ella tiene 30 y ahora ya tiene 7 meses de embarazo, esto ocurrió hace a penas mes y medio.

Maritza es una mujer de 1.60 de estatura, de complexión media, piel apiñonada, cabello negro, de rasgos muy finos sin ser guapa, es ciertamente atractiva, su gran atractivo es su trasero que es generoso y se ha acentuado con el embarazo, sus pechos ahora lucen grandes y bonitos, a mi me atraen sexualmente las mujeres embarazadas, será por eso que las gorditas me mueven el tapete gratamente, pero como lo dije en algún momento, toda mujer tiene con que hacer feliz a un hombre, no importa complexión ni nada.

Sucedió una mañana de finales de Julio de este año (2005), ella como cada mañana a eso de las 8:00 AM, salio a dejar la basura al frente de su casa para que la recogiera el servicio, yo me encontraba lavando mi carro en las afueras de mi casa y la vi, estaba vestida con una bata muy delgadita que hacia notar que no traía mas que su pantaleta de esas grandotas que cubren hasta la parte alta del vientre para ayudar en el sostén de la pancita y no traía bra, pues en cuanto se volteo hacia mi pude apreciar las aureolas de sus pezones, al percatarse hizo la finta de ocultarse pero tuve la oportunidad de ver lo suficiente, debo aclarar que desde que llego a la casa donde viven siempre me ha hechado como decimos en México “los perros” o lo que es lo mismo no pierde la oportunidad de hacerme notar que le gusto y lo demuestra siempre que puede al no estar su marido, yo me le quede viendo y ella hizo como si se fuera hacia el interior de su casa, pero se detuvo y volteo hacia mi y quitando los brazos de su pecho me dejo ver nuevamente sus senos, eso me puso a mil, y se noto en el pantalón corto que traía, ella sonrió y sujetándolos con las manos levanto sus hermosas como arrullándolas, yo deje el trapo con el que lavaba el carro y empecé a caminar hacia ella, volteando a todos lados para ver que ningún otro vecino estuviese viendo la escena, pero al parecer éramos los únicos en el lugar, apresure el paso y llegue hasta donde ella y sonriendo sin mover sus tetas me dijo, te gustan, verdad??, lo cual afirme con la cabeza, luego me dijo, -lastima que estoy embarazada si no te invitaba a pasar-, a lo que dije rápidamente, -¿y cual es el problema?, a mi me gustas así, con esa pancita te ves súper-, ella soltó una carcajada y me dijo –no inventes, así de gorda que sexy voy ha estar-, a lo que respondí, - no, en serio, a mi me vuelven loco las mujeres embarazadas-, me jalo de la mano y me paso a su casa.

Acto seguido me hizo sentar en un sillón de su sala y se sentó sobre mis piernas sujetándome por la cabeza y dando un beso que parecía quererse comer mis labios, sin dejar de besarme me dijo –José, desde que te conozco he soñado que me follas aquí en mi casa, pero no me atrevía a ponerle los cuernos a ya sabes quien, pero hoy ya no me aguanto, cogeme hasta que te canses- , sin mediar nada mas le solté la bata y me dejo ver sus ricas tetas y esos pezones que lucían erguidos y desafiantes en esas aureolas marrones muy chupables, se incorporo un poco y me dejo chupar y morder a placer, solo me indico que lo hiciera con cuidado porque los tenia muy sensibles y le dolían, con una veneración y delicadeza los chupe y los lamí por todos lados, mientras acariciaba sus nalgas y su espalda había empezado ha bajar la tremenda pantaleta que la cubría, para acariciar la piel de sus generosas nalgas, ella empezó a gemir y a contonearse al ritmo de mis caricias y lametones que le proporcionaba en sus tetas, se recostó en el sillón y me dijo -cogeme José, cogeme, ya no aguanto- le dije no aun no, primero lo primero, me arrodille frente a su conchita, que lucia, porque ya no, una mata muy espesa de vellos, he de decir que eso me da asco, no me gustan los vellos, hasta yo me los rasuro, moje mis dedos en saliva y acaricie sus labios superiores y su clítoris, ella me inquirió -¿Qué haces, que vas hacer??-, yo solo le dije relájate y disfruta y me abalancé sobre su sexo, la lamí desde la cola hasta su clítoris de ida y de venida, poco aguanto Maritza tal maniobra porque apenas lamí y mordí suavemente su clítoris un par de veces cuando comenzó a gemir y a gritar y apretar mi cabeza contra su conchita cuando se vino tremendamente, hasta se orino, no podía controlar los espasmos que le generaban el orgasmo tan profundo que había tenido, se quedo sentada sin decir nada solo respirando muy profundamente, yo hincado aun entre sus piernas acariciaba su abultado vientre dándole besitos pequeños en toda su pancita, relajando su cuerpo poco a poco fue abriendo los ojos y acaricio mis manos con las suyas, hablando muy suave con aliento todavía cortado me dijo, -sentí muy rico, hacia mucho no tenia un orgasmo tan intenso-, se paro a lo cual ayude y tomándome de la mano nos dirigimos a su recamara, se sentó en una de las orillas y agarrándome del nabo me acerco a ella y empezó a darle besitos muy tierno, como no queriendo hacer daño, mi polla reacciono al momento, ella me miraba mientras su lengua empezaba a lamer suavemente el glande de mi polla, me estaba haciendo viajar sin hacerme una mamada en forma, al poco la metió en su boca solo el glande y la empezó a chupar y morder, me estaba volviendo loco, la sujete de su cabezo y comencé a follarle la boca, solo apretó los labios y su lengua contra mi verga, no aguante nada le dije que iba a eyacular y sus manos apretaron mis nalgas para meter aun mas profundo mi verga en su boca comenzó a chupar con muchísimas ganas y me vacié en su boca, le dio asco y escupió, pero después metió nuevamente mi verga en su boca y chupo toda la leche que seguía saliendo.

Nos acomodamos en cama, primero viéndonos de frente y nos besamos muy intensamente pero la pancita no nos permitía mucho margen de maniobra, ella se volteo y la abrace, acariciaba sus tetas tan ricas y empecé a rozar mi polla aun dormidona contra sus nalgas como penetrándola, Maritza empezó a gemir, acariciaba su clítoris y nuevamente la temperatura comenzaba a subir, mi verga tomaba nuevos bríos y se encajaba en sus carnes tan ricas de sus nalgas en algún momento llegue a presionar en su colita, cosa que le causaba dolor, pero me decía que siguiera, le dije que doblara sus piernas hacia enfrente de ella a fin de que me dejara su conchita descubierta, y acariciándola con mis dedos empecé a lubricar su entrada, en seguida apoye mi verga contra la entrada de su vagina y la penetre poco a poco, ella se recargaba contra mi pelvis permitiendo una penetración mas rápida, empecé a entrar y salir de su conchita, cada vez mas rápido, le pedí que levantara su pierna para poder acariciar su clítoris, lo hizo y otro orgasmo estaba a la vista, apreté el paso en mis penetraciones y sus gemidos y gritos anunciaron un nuevo orgasmo mas tranquilo que el anterior, yo aun no tenia vistas de llegar y se lo dije, -aun falto yo- ella asintió con la cabeza y me dijo – metemela por el culo, me encanto que me lo picaras con tu verga, quiero sentirlo dentro, pero con cuidado tengo muchos años sin hacerlo por ahí-, le dije -ponte en cuatro- ella con cierta dificultad lo hizo y mojándome la verga con saliva y también su culito, me di cuenta que estaba dilatado, estaba muy caliente mi compañera, le metí un dedo a fondo y ni se inmuto, solo gimio un poco al tener mi dedo dentro, apoye mi verga en su entrada y fui penetrando no hubo mucha resistencia, me grito – ¡sacala!, me duele-, yo le dije -tranquila, ya esta dentro, en un momento pasa- apenas le dije eso, la saque un poco y volví adentro, gimio un poco, y comencé a sacarla y meterla nuevamente, era una dicha estar en su culo, esas hermosas nalgas cubrían divinamente mi verga, pasados dos minutos de estas serruchando su culo le anuncie que me venia y me dijo – dámela José, pero no toda que también la quiero en mi concha, apreté el paso y los primeros dos disparos quedaron en su culito, la saque rápidamente y la penetre por su concha y un poco mas de mi leche la regué dentro de su conchita, ella llego a un tercer orgasmo con esta maniobra, su culo tremendamente abierto parecía respirar, se abría y cerraba en los espasmos del orgasmo, mientras me movía en su concha mis dedos seguían penetrando su culo, saque la verga de su vagina y la penetre en el culo otra vez, así me quede unos segundos hasta que ella se recostó sobre su costado e hice lo mismo abrazándola, ella se quedo dormida y aproveche para darme un regaderazo, cuando despertó yo estaba arreglándome para irme, se despertó y me abrazo por la espalda, yo estaba sentado en la cama, sentí sus ricas tetas en mi espalda, y solo me dijo, -espero no sea la ultima vez que visitas mi cama-, le conteste – no Mary, las veces que quieras y podamos-, desde ese día, ya lo hemos hecho en todas las habitaciones de su casa, en otra ocasión les contare alguna.

Maritza es un nombre ficticio, pero ella es real muy real, para mi vecinita rica….

Para cualquier comentario, estoy a sus ordenes.

elgrupodelos13@jotmeil.com

huevo dijo...

POR QUE USTEDES LO PIDIERON, REGRESAN LAS HISTORIAS CALIENTES.

*UNA CORTESÍA DEL GRUPO DE LOS 13*

Maritza mi vecina embarazada


Hola yo de nuevo, ahora les relato acerca de Maritza, ella es una mujer casada vecina mía, vive a o dos casas de donde yo vivo, la conozco desde que llego con su esposo hace ya unos 4 años, casada desde hace 6 de un tipo que le lleva 10 años pero parece un anciano prematuro, ella tiene 30 y ahora ya tiene 7 meses de embarazo, esto ocurrió hace a penas mes y medio.

Maritza es una mujer de 1.60 de estatura, de complexión media, piel apiñonada, cabello negro, de rasgos muy finos sin ser guapa, es ciertamente atractiva, su gran atractivo es su trasero que es generoso y se ha acentuado con el embarazo, sus pechos ahora lucen grandes y bonitos, a mi me atraen sexualmente las mujeres embarazadas, será por eso que las gorditas me mueven el tapete gratamente, pero como lo dije en algún momento, toda mujer tiene con que hacer feliz a un hombre, no importa complexión ni nada.

Sucedió una mañana de finales de Julio de este año (2005), ella como cada mañana a eso de las 8:00 AM, salio a dejar la basura al frente de su casa para que la recogiera el servicio, yo me encontraba lavando mi carro en las afueras de mi casa y la vi, estaba vestida con una bata muy delgadita que hacia notar que no traía mas que su pantaleta de esas grandotas que cubren hasta la parte alta del vientre para ayudar en el sostén de la pancita y no traía bra, pues en cuanto se volteo hacia mi pude apreciar las aureolas de sus pezones, al percatarse hizo la finta de ocultarse pero tuve la oportunidad de ver lo suficiente, debo aclarar que desde que llego a la casa donde viven siempre me ha hechado como decimos en México “los perros” o lo que es lo mismo no pierde la oportunidad de hacerme notar que le gusto y lo demuestra siempre que puede al no estar su marido, yo me le quede viendo y ella hizo como si se fuera hacia el interior de su casa, pero se detuvo y volteo hacia mi y quitando los brazos de su pecho me dejo ver nuevamente sus senos, eso me puso a mil, y se noto en el pantalón corto que traía, ella sonrió y sujetándolos con las manos levanto sus hermosas como arrullándolas, yo deje el trapo con el que lavaba el carro y empecé a caminar hacia ella, volteando a todos lados para ver que ningún otro vecino estuviese viendo la escena, pero al parecer éramos los únicos en el lugar, apresure el paso y llegue hasta donde ella y sonriendo sin mover sus tetas me dijo, te gustan, verdad??, lo cual afirme con la cabeza, luego me dijo, -lastima que estoy embarazada si no te invitaba a pasar-, a lo que dije rápidamente, -¿y cual es el problema?, a mi me gustas así, con esa pancita te ves súper-, ella soltó una carcajada y me dijo –no inventes, así de gorda que sexy voy ha estar-, a lo que respondí, - no, en serio, a mi me vuelven loco las mujeres embarazadas-, me jalo de la mano y me paso a su casa.

Acto seguido me hizo sentar en un sillón de su sala y se sentó sobre mis piernas sujetándome por la cabeza y dando un beso que parecía quererse comer mis labios, sin dejar de besarme me dijo –José, desde que te conozco he soñado que me follas aquí en mi casa, pero no me atrevía a ponerle los cuernos a ya sabes quien, pero hoy ya no me aguanto, cogeme hasta que te canses- , sin mediar nada mas le solté la bata y me dejo ver sus ricas tetas y esos pezones que lucían erguidos y desafiantes en esas aureolas marrones muy chupables, se incorporo un poco y me dejo chupar y morder a placer, solo me indico que lo hiciera con cuidado porque los tenia muy sensibles y le dolían, con una veneración y delicadeza los chupe y los lamí por todos lados, mientras acariciaba sus nalgas y su espalda había empezado ha bajar la tremenda pantaleta que la cubría, para acariciar la piel de sus generosas nalgas, ella empezó a gemir y a contonearse al ritmo de mis caricias y lametones que le proporcionaba en sus tetas, se recostó en el sillón y me dijo -cogeme José, cogeme, ya no aguanto- le dije no aun no, primero lo primero, me arrodille frente a su conchita, que lucia, porque ya no, una mata muy espesa de vellos, he de decir que eso me da asco, no me gustan los vellos, hasta yo me los rasuro, moje mis dedos en saliva y acaricie sus labios superiores y su clítoris, ella me inquirió -¿Qué haces, que vas hacer??-, yo solo le dije relájate y disfruta y me abalancé sobre su sexo, la lamí desde la cola hasta su clítoris de ida y de venida, poco aguanto Maritza tal maniobra porque apenas lamí y mordí suavemente su clítoris un par de veces cuando comenzó a gemir y a gritar y apretar mi cabeza contra su conchita cuando se vino tremendamente, hasta se orino, no podía controlar los espasmos que le generaban el orgasmo tan profundo que había tenido, se quedo sentada sin decir nada solo respirando muy profundamente, yo hincado aun entre sus piernas acariciaba su abultado vientre dándole besitos pequeños en toda su pancita, relajando su cuerpo poco a poco fue abriendo los ojos y acaricio mis manos con las suyas, hablando muy suave con aliento todavía cortado me dijo, -sentí muy rico, hacia mucho no tenia un orgasmo tan intenso-, se paro a lo cual ayude y tomándome de la mano nos dirigimos a su recamara, se sentó en una de las orillas y agarrándome del nabo me acerco a ella y empezó a darle besitos muy tierno, como no queriendo hacer daño, mi polla reacciono al momento, ella me miraba mientras su lengua empezaba a lamer suavemente el glande de mi polla, me estaba haciendo viajar sin hacerme una mamada en forma, al poco la metió en su boca solo el glande y la empezó a chupar y morder, me estaba volviendo loco, la sujete de su cabezo y comencé a follarle la boca, solo apretó los labios y su lengua contra mi verga, no aguante nada le dije que iba a eyacular y sus manos apretaron mis nalgas para meter aun mas profundo mi verga en su boca comenzó a chupar con muchísimas ganas y me vacié en su boca, le dio asco y escupió, pero después metió nuevamente mi verga en su boca y chupo toda la leche que seguía saliendo.

Nos acomodamos en cama, primero viéndonos de frente y nos besamos muy intensamente pero la pancita no nos permitía mucho margen de maniobra, ella se volteo y la abrace, acariciaba sus tetas tan ricas y empecé a rozar mi polla aun dormidona contra sus nalgas como penetrándola, Maritza empezó a gemir, acariciaba su clítoris y nuevamente la temperatura comenzaba a subir, mi verga tomaba nuevos bríos y se encajaba en sus carnes tan ricas de sus nalgas en algún momento llegue a presionar en su colita, cosa que le causaba dolor, pero me decía que siguiera, le dije que doblara sus piernas hacia enfrente de ella a fin de que me dejara su conchita descubierta, y acariciándola con mis dedos empecé a lubricar su entrada, en seguida apoye mi verga contra la entrada de su vagina y la penetre poco a poco, ella se recargaba contra mi pelvis permitiendo una penetración mas rápida, empecé a entrar y salir de su conchita, cada vez mas rápido, le pedí que levantara su pierna para poder acariciar su clítoris, lo hizo y otro orgasmo estaba a la vista, apreté el paso en mis penetraciones y sus gemidos y gritos anunciaron un nuevo orgasmo mas tranquilo que el anterior, yo aun no tenia vistas de llegar y se lo dije, -aun falto yo- ella asintió con la cabeza y me dijo – metemela por el culo, me encanto que me lo picaras con tu verga, quiero sentirlo dentro, pero con cuidado tengo muchos años sin hacerlo por ahí-, le dije -ponte en cuatro- ella con cierta dificultad lo hizo y mojándome la verga con saliva y también su culito, me di cuenta que estaba dilatado, estaba muy caliente mi compañera, le metí un dedo a fondo y ni se inmuto, solo gimio un poco al tener mi dedo dentro, apoye mi verga en su entrada y fui penetrando no hubo mucha resistencia, me grito – ¡sacala!, me duele-, yo le dije -tranquila, ya esta dentro, en un momento pasa- apenas le dije eso, la saque un poco y volví adentro, gimio un poco, y comencé a sacarla y meterla nuevamente, era una dicha estar en su culo, esas hermosas nalgas cubrían divinamente mi verga, pasados dos minutos de estas serruchando su culo le anuncie que me venia y me dijo – dámela José, pero no toda que también la quiero en mi concha, apreté el paso y los primeros dos disparos quedaron en su culito, la saque rápidamente y la penetre por su concha y un poco mas de mi leche la regué dentro de su conchita, ella llego a un tercer orgasmo con esta maniobra, su culo tremendamente abierto parecía respirar, se abría y cerraba en los espasmos del orgasmo, mientras me movía en su concha mis dedos seguían penetrando su culo, saque la verga de su vagina y la penetre en el culo otra vez, así me quede unos segundos hasta que ella se recostó sobre su costado e hice lo mismo abrazándola, ella se quedo dormida y aproveche para darme un regaderazo, cuando despertó yo estaba arreglándome para irme, se despertó y me abrazo por la espalda, yo estaba sentado en la cama, sentí sus ricas tetas en mi espalda, y solo me dijo, -espero no sea la ultima vez que visitas mi cama-, le conteste – no Mary, las veces que quieras y podamos-, desde ese día, ya lo hemos hecho en todas las habitaciones de su casa, en otra ocasión les contare alguna.

Maritza es un nombre ficticio, pero ella es real muy real, para mi vecinita rica….

Para cualquier comentario, estoy a sus ordenes.

elgrupodelos13@jotmeil.com

Saurio dijo...

Efectivamente Huevo, existe un capitulo de la Twilight Zone en donde toman ese tema, de hecho la historia es mucho muy parecida a al cuento, solo que aqui al final el tipo no se vuelve loco, termina su castigo, le quitan la marca y al dia siguiente cuando todos lo pueden ver, el va a su trabajo (segun recuerdo) y en una calle se encuentra a un tipo con la marca que le suplica le diga que el si puede verlo,el protagonista se hace pendejo y sigue su camino.

Huevo dijo...

Ah pues es lo mismo; en el libro al final pasa eso, solo que se apiada de el y si lo mira, lo abraza creo y en ese momento lo vuelven a castigar y ahi se le van las cabras.

Snif.....

El grupo de los 13 dijo...

POR QUE USTEDES LO PIDIERON, REGRESAN LAS HISTORIAS CALIENTES.

*UNA CORTESÍA DEL GRUPO DE LOS 13*

Maritza mi vecina embarazada


Hola yo de nuevo, ahora les relato acerca de Maritza, ella es una mujer casada vecina mía, vive a o dos casas de donde yo vivo, la conozco desde que llego con su esposo hace ya unos 4 años, casada desde hace 6 de un tipo que le lleva 10 años pero parece un anciano prematuro, ella tiene 30 y ahora ya tiene 7 meses de embarazo, esto ocurrió hace a penas mes y medio.

Maritza es una mujer de 1.60 de estatura, de complexión media, piel apiñonada, cabello negro, de rasgos muy finos sin ser guapa, es ciertamente atractiva, su gran atractivo es su trasero que es generoso y se ha acentuado con el embarazo, sus pechos ahora lucen grandes y bonitos, a mi me atraen sexualmente las mujeres embarazadas, será por eso que las gorditas me mueven el tapete gratamente, pero como lo dije en algún momento, toda mujer tiene con que hacer feliz a un hombre, no importa complexión ni nada.

Sucedió una mañana de finales de Julio de este año (2005), ella como cada mañana a eso de las 8:00 AM, salio a dejar la basura al frente de su casa para que la recogiera el servicio, yo me encontraba lavando mi carro en las afueras de mi casa y la vi, estaba vestida con una bata muy delgadita que hacia notar que no traía mas que su pantaleta de esas grandotas que cubren hasta la parte alta del vientre para ayudar en el sostén de la pancita y no traía bra, pues en cuanto se volteo hacia mi pude apreciar las aureolas de sus pezones, al percatarse hizo la finta de ocultarse pero tuve la oportunidad de ver lo suficiente, debo aclarar que desde que llego a la casa donde viven siempre me ha hechado como decimos en México “los perros” o lo que es lo mismo no pierde la oportunidad de hacerme notar que le gusto y lo demuestra siempre que puede al no estar su marido, yo me le quede viendo y ella hizo como si se fuera hacia el interior de su casa, pero se detuvo y volteo hacia mi y quitando los brazos de su pecho me dejo ver nuevamente sus senos, eso me puso a mil, y se noto en el pantalón corto que traía, ella sonrió y sujetándolos con las manos levanto sus hermosas como arrullándolas, yo deje el trapo con el que lavaba el carro y empecé a caminar hacia ella, volteando a todos lados para ver que ningún otro vecino estuviese viendo la escena, pero al parecer éramos los únicos en el lugar, apresure el paso y llegue hasta donde ella y sonriendo sin mover sus tetas me dijo, te gustan, verdad??, lo cual afirme con la cabeza, luego me dijo, -lastima que estoy embarazada si no te invitaba a pasar-, a lo que dije rápidamente, -¿y cual es el problema?, a mi me gustas así, con esa pancita te ves súper-, ella soltó una carcajada y me dijo –no inventes, así de gorda que sexy voy ha estar-, a lo que respondí, - no, en serio, a mi me vuelven loco las mujeres embarazadas-, me jalo de la mano y me paso a su casa.

Acto seguido me hizo sentar en un sillón de su sala y se sentó sobre mis piernas sujetándome por la cabeza y dando un beso que parecía quererse comer mis labios, sin dejar de besarme me dijo –José, desde que te conozco he soñado que me follas aquí en mi casa, pero no me atrevía a ponerle los cuernos a ya sabes quien, pero hoy ya no me aguanto, cogeme hasta que te canses- , sin mediar nada mas le solté la bata y me dejo ver sus ricas tetas y esos pezones que lucían erguidos y desafiantes en esas aureolas marrones muy chupables, se incorporo un poco y me dejo chupar y morder a placer, solo me indico que lo hiciera con cuidado porque los tenia muy sensibles y le dolían, con una veneración y delicadeza los chupe y los lamí por todos lados, mientras acariciaba sus nalgas y su espalda había empezado ha bajar la tremenda pantaleta que la cubría, para acariciar la piel de sus generosas nalgas, ella empezó a gemir y a contonearse al ritmo de mis caricias y lametones que le proporcionaba en sus tetas, se recostó en el sillón y me dijo -cogeme José, cogeme, ya no aguanto- le dije no aun no, primero lo primero, me arrodille frente a su conchita, que lucia, porque ya no, una mata muy espesa de vellos, he de decir que eso me da asco, no me gustan los vellos, hasta yo me los rasuro, moje mis dedos en saliva y acaricie sus labios superiores y su clítoris, ella me inquirió -¿Qué haces, que vas hacer??-, yo solo le dije relájate y disfruta y me abalancé sobre su sexo, la lamí desde la cola hasta su clítoris de ida y de venida, poco aguanto Maritza tal maniobra porque apenas lamí y mordí suavemente su clítoris un par de veces cuando comenzó a gemir y a gritar y apretar mi cabeza contra su conchita cuando se vino tremendamente, hasta se orino, no podía controlar los espasmos que le generaban el orgasmo tan profundo que había tenido, se quedo sentada sin decir nada solo respirando muy profundamente, yo hincado aun entre sus piernas acariciaba su abultado vientre dándole besitos pequeños en toda su pancita, relajando su cuerpo poco a poco fue abriendo los ojos y acaricio mis manos con las suyas, hablando muy suave con aliento todavía cortado me dijo, -sentí muy rico, hacia mucho no tenia un orgasmo tan intenso-, se paro a lo cual ayude y tomándome de la mano nos dirigimos a su recamara, se sentó en una de las orillas y agarrándome del nabo me acerco a ella y empezó a darle besitos muy tierno, como no queriendo hacer daño, mi polla reacciono al momento, ella me miraba mientras su lengua empezaba a lamer suavemente el glande de mi polla, me estaba haciendo viajar sin hacerme una mamada en forma, al poco la metió en su boca solo el glande y la empezó a chupar y morder, me estaba volviendo loco, la sujete de su cabezo y comencé a follarle la boca, solo apretó los labios y su lengua contra mi verga, no aguante nada le dije que iba a eyacular y sus manos apretaron mis nalgas para meter aun mas profundo mi verga en su boca comenzó a chupar con muchísimas ganas y me vacié en su boca, le dio asco y escupió, pero después metió nuevamente mi verga en su boca y chupo toda la leche que seguía saliendo.

Nos acomodamos en cama, primero viéndonos de frente y nos besamos muy intensamente pero la pancita no nos permitía mucho margen de maniobra, ella se volteo y la abrace, acariciaba sus tetas tan ricas y empecé a rozar mi polla aun dormidona contra sus nalgas como penetrándola, Maritza empezó a gemir, acariciaba su clítoris y nuevamente la temperatura comenzaba a subir, mi verga tomaba nuevos bríos y se encajaba en sus carnes tan ricas de sus nalgas en algún momento llegue a presionar en su colita, cosa que le causaba dolor, pero me decía que siguiera, le dije que doblara sus piernas hacia enfrente de ella a fin de que me dejara su conchita descubierta, y acariciándola con mis dedos empecé a lubricar su entrada, en seguida apoye mi verga contra la entrada de su vagina y la penetre poco a poco, ella se recargaba contra mi pelvis permitiendo una penetración mas rápida, empecé a entrar y salir de su conchita, cada vez mas rápido, le pedí que levantara su pierna para poder acariciar su clítoris, lo hizo y otro orgasmo estaba a la vista, apreté el paso en mis penetraciones y sus gemidos y gritos anunciaron un nuevo orgasmo mas tranquilo que el anterior, yo aun no tenia vistas de llegar y se lo dije, -aun falto yo- ella asintió con la cabeza y me dijo – metemela por el culo, me encanto que me lo picaras con tu verga, quiero sentirlo dentro, pero con cuidado tengo muchos años sin hacerlo por ahí-, le dije -ponte en cuatro- ella con cierta dificultad lo hizo y mojándome la verga con saliva y también su culito, me di cuenta que estaba dilatado, estaba muy caliente mi compañera, le metí un dedo a fondo y ni se inmuto, solo gimio un poco al tener mi dedo dentro, apoye mi verga en su entrada y fui penetrando no hubo mucha resistencia, me grito – ¡sacala!, me duele-, yo le dije -tranquila, ya esta dentro, en un momento pasa- apenas le dije eso, la saque un poco y volví adentro, gimio un poco, y comencé a sacarla y meterla nuevamente, era una dicha estar en su culo, esas hermosas nalgas cubrían divinamente mi verga, pasados dos minutos de estas serruchando su culo le anuncie que me venia y me dijo – dámela José, pero no toda que también la quiero en mi concha, apreté el paso y los primeros dos disparos quedaron en su culito, la saque rápidamente y la penetre por su concha y un poco mas de mi leche la regué dentro de su conchita, ella llego a un tercer orgasmo con esta maniobra, su culo tremendamente abierto parecía respirar, se abría y cerraba en los espasmos del orgasmo, mientras me movía en su concha mis dedos seguían penetrando su culo, saque la verga de su vagina y la penetre en el culo otra vez, así me quede unos segundos hasta que ella se recostó sobre su costado e hice lo mismo abrazándola, ella se quedo dormida y aproveche para darme un regaderazo, cuando despertó yo estaba arreglándome para irme, se despertó y me abrazo por la espalda, yo estaba sentado en la cama, sentí sus ricas tetas en mi espalda, y solo me dijo, -espero no sea la ultima vez que visitas mi cama-, le conteste – no Mary, las veces que quieras y podamos-, desde ese día, ya lo hemos hecho en todas las habitaciones de su casa, en otra ocasión les contare alguna.

Maritza es un nombre ficticio, pero ella es real muy real, para mi vecinita rica….

Para cualquier comentario, estoy a sus ordenes.

elgrupodelos13@jotmeil.com

El Chucky dijo...

POR QUE USTEDES LO PIDIERON, REGRESAN LAS HISTORIAS CALIENTES.

*UNA CORTESÍA DEL GRUPO DE LOS 13*

Maritza mi vecina embarazada


Hola yo de nuevo, ahora les relato acerca de Maritza, ella es una mujer casada vecina mía, vive a o dos casas de donde yo vivo, la conozco desde que llego con su esposo hace ya unos 4 años, casada desde hace 6 de un tipo que le lleva 10 años pero parece un anciano prematuro, ella tiene 30 y ahora ya tiene 7 meses de embarazo, esto ocurrió hace a penas mes y medio.

Maritza es una mujer de 1.60 de estatura, de complexión media, piel apiñonada, cabello negro, de rasgos muy finos sin ser guapa, es ciertamente atractiva, su gran atractivo es su trasero que es generoso y se ha acentuado con el embarazo, sus pechos ahora lucen grandes y bonitos, a mi me atraen sexualmente las mujeres embarazadas, será por eso que las gorditas me mueven el tapete gratamente, pero como lo dije en algún momento, toda mujer tiene con que hacer feliz a un hombre, no importa complexión ni nada.

Sucedió una mañana de finales de Julio de este año (2005), ella como cada mañana a eso de las 8:00 AM, salio a dejar la basura al frente de su casa para que la recogiera el servicio, yo me encontraba lavando mi carro en las afueras de mi casa y la vi, estaba vestida con una bata muy delgadita que hacia notar que no traía mas que su pantaleta de esas grandotas que cubren hasta la parte alta del vientre para ayudar en el sostén de la pancita y no traía bra, pues en cuanto se volteo hacia mi pude apreciar las aureolas de sus pezones, al percatarse hizo la finta de ocultarse pero tuve la oportunidad de ver lo suficiente, debo aclarar que desde que llego a la casa donde viven siempre me ha hechado como decimos en México “los perros” o lo que es lo mismo no pierde la oportunidad de hacerme notar que le gusto y lo demuestra siempre que puede al no estar su marido, yo me le quede viendo y ella hizo como si se fuera hacia el interior de su casa, pero se detuvo y volteo hacia mi y quitando los brazos de su pecho me dejo ver nuevamente sus senos, eso me puso a mil, y se noto en el pantalón corto que traía, ella sonrió y sujetándolos con las manos levanto sus hermosas como arrullándolas, yo deje el trapo con el que lavaba el carro y empecé a caminar hacia ella, volteando a todos lados para ver que ningún otro vecino estuviese viendo la escena, pero al parecer éramos los únicos en el lugar, apresure el paso y llegue hasta donde ella y sonriendo sin mover sus tetas me dijo, te gustan, verdad??, lo cual afirme con la cabeza, luego me dijo, -lastima que estoy embarazada si no te invitaba a pasar-, a lo que dije rápidamente, -¿y cual es el problema?, a mi me gustas así, con esa pancita te ves súper-, ella soltó una carcajada y me dijo –no inventes, así de gorda que sexy voy ha estar-, a lo que respondí, - no, en serio, a mi me vuelven loco las mujeres embarazadas-, me jalo de la mano y me paso a su casa.

Acto seguido me hizo sentar en un sillón de su sala y se sentó sobre mis piernas sujetándome por la cabeza y dando un beso que parecía quererse comer mis labios, sin dejar de besarme me dijo –José, desde que te conozco he soñado que me follas aquí en mi casa, pero no me atrevía a ponerle los cuernos a ya sabes quien, pero hoy ya no me aguanto, cogeme hasta que te canses- , sin mediar nada mas le solté la bata y me dejo ver sus ricas tetas y esos pezones que lucían erguidos y desafiantes en esas aureolas marrones muy chupables, se incorporo un poco y me dejo chupar y morder a placer, solo me indico que lo hiciera con cuidado porque los tenia muy sensibles y le dolían, con una veneración y delicadeza los chupe y los lamí por todos lados, mientras acariciaba sus nalgas y su espalda había empezado ha bajar la tremenda pantaleta que la cubría, para acariciar la piel de sus generosas nalgas, ella empezó a gemir y a contonearse al ritmo de mis caricias y lametones que le proporcionaba en sus tetas, se recostó en el sillón y me dijo -cogeme José, cogeme, ya no aguanto- le dije no aun no, primero lo primero, me arrodille frente a su conchita, que lucia, porque ya no, una mata muy espesa de vellos, he de decir que eso me da asco, no me gustan los vellos, hasta yo me los rasuro, moje mis dedos en saliva y acaricie sus labios superiores y su clítoris, ella me inquirió -¿Qué haces, que vas hacer??-, yo solo le dije relájate y disfruta y me abalancé sobre su sexo, la lamí desde la cola hasta su clítoris de ida y de venida, poco aguanto Maritza tal maniobra porque apenas lamí y mordí suavemente su clítoris un par de veces cuando comenzó a gemir y a gritar y apretar mi cabeza contra su conchita cuando se vino tremendamente, hasta se orino, no podía controlar los espasmos que le generaban el orgasmo tan profundo que había tenido, se quedo sentada sin decir nada solo respirando muy profundamente, yo hincado aun entre sus piernas acariciaba su abultado vientre dándole besitos pequeños en toda su pancita, relajando su cuerpo poco a poco fue abriendo los ojos y acaricio mis manos con las suyas, hablando muy suave con aliento todavía cortado me dijo, -sentí muy rico, hacia mucho no tenia un orgasmo tan intenso-, se paro a lo cual ayude y tomándome de la mano nos dirigimos a su recamara, se sentó en una de las orillas y agarrándome del nabo me acerco a ella y empezó a darle besitos muy tierno, como no queriendo hacer daño, mi polla reacciono al momento, ella me miraba mientras su lengua empezaba a lamer suavemente el glande de mi polla, me estaba haciendo viajar sin hacerme una mamada en forma, al poco la metió en su boca solo el glande y la empezó a chupar y morder, me estaba volviendo loco, la sujete de su cabezo y comencé a follarle la boca, solo apretó los labios y su lengua contra mi verga, no aguante nada le dije que iba a eyacular y sus manos apretaron mis nalgas para meter aun mas profundo mi verga en su boca comenzó a chupar con muchísimas ganas y me vacié en su boca, le dio asco y escupió, pero después metió nuevamente mi verga en su boca y chupo toda la leche que seguía saliendo.

Nos acomodamos en cama, primero viéndonos de frente y nos besamos muy intensamente pero la pancita no nos permitía mucho margen de maniobra, ella se volteo y la abrace, acariciaba sus tetas tan ricas y empecé a rozar mi polla aun dormidona contra sus nalgas como penetrándola, Maritza empezó a gemir, acariciaba su clítoris y nuevamente la temperatura comenzaba a subir, mi verga tomaba nuevos bríos y se encajaba en sus carnes tan ricas de sus nalgas en algún momento llegue a presionar en su colita, cosa que le causaba dolor, pero me decía que siguiera, le dije que doblara sus piernas hacia enfrente de ella a fin de que me dejara su conchita descubierta, y acariciándola con mis dedos empecé a lubricar su entrada, en seguida apoye mi verga contra la entrada de su vagina y la penetre poco a poco, ella se recargaba contra mi pelvis permitiendo una penetración mas rápida, empecé a entrar y salir de su conchita, cada vez mas rápido, le pedí que levantara su pierna para poder acariciar su clítoris, lo hizo y otro orgasmo estaba a la vista, apreté el paso en mis penetraciones y sus gemidos y gritos anunciaron un nuevo orgasmo mas tranquilo que el anterior, yo aun no tenia vistas de llegar y se lo dije, -aun falto yo- ella asintió con la cabeza y me dijo – metemela por el culo, me encanto que me lo picaras con tu verga, quiero sentirlo dentro, pero con cuidado tengo muchos años sin hacerlo por ahí-, le dije -ponte en cuatro- ella con cierta dificultad lo hizo y mojándome la verga con saliva y también su culito, me di cuenta que estaba dilatado, estaba muy caliente mi compañera, le metí un dedo a fondo y ni se inmuto, solo gimio un poco al tener mi dedo dentro, apoye mi verga en su entrada y fui penetrando no hubo mucha resistencia, me grito – ¡sacala!, me duele-, yo le dije -tranquila, ya esta dentro, en un momento pasa- apenas le dije eso, la saque un poco y volví adentro, gimio un poco, y comencé a sacarla y meterla nuevamente, era una dicha estar en su culo, esas hermosas nalgas cubrían divinamente mi verga, pasados dos minutos de estas serruchando su culo le anuncie que me venia y me dijo – dámela José, pero no toda que también la quiero en mi concha, apreté el paso y los primeros dos disparos quedaron en su culito, la saque rápidamente y la penetre por su concha y un poco mas de mi leche la regué dentro de su conchita, ella llego a un tercer orgasmo con esta maniobra, su culo tremendamente abierto parecía respirar, se abría y cerraba en los espasmos del orgasmo, mientras me movía en su concha mis dedos seguían penetrando su culo, saque la verga de su vagina y la penetre en el culo otra vez, así me quede unos segundos hasta que ella se recostó sobre su costado e hice lo mismo abrazándola, ella se quedo dormida y aproveche para darme un regaderazo, cuando despertó yo estaba arreglándome para irme, se despertó y me abrazo por la espalda, yo estaba sentado en la cama, sentí sus ricas tetas en mi espalda, y solo me dijo, -espero no sea la ultima vez que visitas mi cama-, le conteste – no Mary, las veces que quieras y podamos-, desde ese día, ya lo hemos hecho en todas las habitaciones de su casa, en otra ocasión les contare alguna.

Maritza es un nombre ficticio, pero ella es real muy real, para mi vecinita rica….

Para cualquier comentario, estoy a sus ordenes.

elgrupodelos13@jotmeil.com

Anónimo dijo...

POR QUE USTEDES LO PIDIERON, REGRESAN LAS HISTORIAS CALIENTES.

*UNA CORTESÍA DEL GRUPO DE LOS 13*

Maritza mi vecina embarazada


Hola yo de nuevo, ahora les relato acerca de Maritza, ella es una mujer casada vecina mía, vive a o dos casas de donde yo vivo, la conozco desde que llego con su esposo hace ya unos 4 años, casada desde hace 6 de un tipo que le lleva 10 años pero parece un anciano prematuro, ella tiene 30 y ahora ya tiene 7 meses de embarazo, esto ocurrió hace a penas mes y medio.

Maritza es una mujer de 1.60 de estatura, de complexión media, piel apiñonada, cabello negro, de rasgos muy finos sin ser guapa, es ciertamente atractiva, su gran atractivo es su trasero que es generoso y se ha acentuado con el embarazo, sus pechos ahora lucen grandes y bonitos, a mi me atraen sexualmente las mujeres embarazadas, será por eso que las gorditas me mueven el tapete gratamente, pero como lo dije en algún momento, toda mujer tiene con que hacer feliz a un hombre, no importa complexión ni nada.

Sucedió una mañana de finales de Julio de este año (2005), ella como cada mañana a eso de las 8:00 AM, salio a dejar la basura al frente de su casa para que la recogiera el servicio, yo me encontraba lavando mi carro en las afueras de mi casa y la vi, estaba vestida con una bata muy delgadita que hacia notar que no traía mas que su pantaleta de esas grandotas que cubren hasta la parte alta del vientre para ayudar en el sostén de la pancita y no traía bra, pues en cuanto se volteo hacia mi pude apreciar las aureolas de sus pezones, al percatarse hizo la finta de ocultarse pero tuve la oportunidad de ver lo suficiente, debo aclarar que desde que llego a la casa donde viven siempre me ha hechado como decimos en México “los perros” o lo que es lo mismo no pierde la oportunidad de hacerme notar que le gusto y lo demuestra siempre que puede al no estar su marido, yo me le quede viendo y ella hizo como si se fuera hacia el interior de su casa, pero se detuvo y volteo hacia mi y quitando los brazos de su pecho me dejo ver nuevamente sus senos, eso me puso a mil, y se noto en el pantalón corto que traía, ella sonrió y sujetándolos con las manos levanto sus hermosas como arrullándolas, yo deje el trapo con el que lavaba el carro y empecé a caminar hacia ella, volteando a todos lados para ver que ningún otro vecino estuviese viendo la escena, pero al parecer éramos los únicos en el lugar, apresure el paso y llegue hasta donde ella y sonriendo sin mover sus tetas me dijo, te gustan, verdad??, lo cual afirme con la cabeza, luego me dijo, -lastima que estoy embarazada si no te invitaba a pasar-, a lo que dije rápidamente, -¿y cual es el problema?, a mi me gustas así, con esa pancita te ves súper-, ella soltó una carcajada y me dijo –no inventes, así de gorda que sexy voy ha estar-, a lo que respondí, - no, en serio, a mi me vuelven loco las mujeres embarazadas-, me jalo de la mano y me paso a su casa.

Acto seguido me hizo sentar en un sillón de su sala y se sentó sobre mis piernas sujetándome por la cabeza y dando un beso que parecía quererse comer mis labios, sin dejar de besarme me dijo –José, desde que te conozco he soñado que me follas aquí en mi casa, pero no me atrevía a ponerle los cuernos a ya sabes quien, pero hoy ya no me aguanto, cogeme hasta que te canses- , sin mediar nada mas le solté la bata y me dejo ver sus ricas tetas y esos pezones que lucían erguidos y desafiantes en esas aureolas marrones muy chupables, se incorporo un poco y me dejo chupar y morder a placer, solo me indico que lo hiciera con cuidado porque los tenia muy sensibles y le dolían, con una veneración y delicadeza los chupe y los lamí por todos lados, mientras acariciaba sus nalgas y su espalda había empezado ha bajar la tremenda pantaleta que la cubría, para acariciar la piel de sus generosas nalgas, ella empezó a gemir y a contonearse al ritmo de mis caricias y lametones que le proporcionaba en sus tetas, se recostó en el sillón y me dijo -cogeme José, cogeme, ya no aguanto- le dije no aun no, primero lo primero, me arrodille frente a su conchita, que lucia, porque ya no, una mata muy espesa de vellos, he de decir que eso me da asco, no me gustan los vellos, hasta yo me los rasuro, moje mis dedos en saliva y acaricie sus labios superiores y su clítoris, ella me inquirió -¿Qué haces, que vas hacer??-, yo solo le dije relájate y disfruta y me abalancé sobre su sexo, la lamí desde la cola hasta su clítoris de ida y de venida, poco aguanto Maritza tal maniobra porque apenas lamí y mordí suavemente su clítoris un par de veces cuando comenzó a gemir y a gritar y apretar mi cabeza contra su conchita cuando se vino tremendamente, hasta se orino, no podía controlar los espasmos que le generaban el orgasmo tan profundo que había tenido, se quedo sentada sin decir nada solo respirando muy profundamente, yo hincado aun entre sus piernas acariciaba su abultado vientre dándole besitos pequeños en toda su pancita, relajando su cuerpo poco a poco fue abriendo los ojos y acaricio mis manos con las suyas, hablando muy suave con aliento todavía cortado me dijo, -sentí muy rico, hacia mucho no tenia un orgasmo tan intenso-, se paro a lo cual ayude y tomándome de la mano nos dirigimos a su recamara, se sentó en una de las orillas y agarrándome del nabo me acerco a ella y empezó a darle besitos muy tierno, como no queriendo hacer daño, mi polla reacciono al momento, ella me miraba mientras su lengua empezaba a lamer suavemente el glande de mi polla, me estaba haciendo viajar sin hacerme una mamada en forma, al poco la metió en su boca solo el glande y la empezó a chupar y morder, me estaba volviendo loco, la sujete de su cabezo y comencé a follarle la boca, solo apretó los labios y su lengua contra mi verga, no aguante nada le dije que iba a eyacular y sus manos apretaron mis nalgas para meter aun mas profundo mi verga en su boca comenzó a chupar con muchísimas ganas y me vacié en su boca, le dio asco y escupió, pero después metió nuevamente mi verga en su boca y chupo toda la leche que seguía saliendo.

Nos acomodamos en cama, primero viéndonos de frente y nos besamos muy intensamente pero la pancita no nos permitía mucho margen de maniobra, ella se volteo y la abrace, acariciaba sus tetas tan ricas y empecé a rozar mi polla aun dormidona contra sus nalgas como penetrándola, Maritza empezó a gemir, acariciaba su clítoris y nuevamente la temperatura comenzaba a subir, mi verga tomaba nuevos bríos y se encajaba en sus carnes tan ricas de sus nalgas en algún momento llegue a presionar en su colita, cosa que le causaba dolor, pero me decía que siguiera, le dije que doblara sus piernas hacia enfrente de ella a fin de que me dejara su conchita descubierta, y acariciándola con mis dedos empecé a lubricar su entrada, en seguida apoye mi verga contra la entrada de su vagina y la penetre poco a poco, ella se recargaba contra mi pelvis permitiendo una penetración mas rápida, empecé a entrar y salir de su conchita, cada vez mas rápido, le pedí que levantara su pierna para poder acariciar su clítoris, lo hizo y otro orgasmo estaba a la vista, apreté el paso en mis penetraciones y sus gemidos y gritos anunciaron un nuevo orgasmo mas tranquilo que el anterior, yo aun no tenia vistas de llegar y se lo dije, -aun falto yo- ella asintió con la cabeza y me dijo – metemela por el culo, me encanto que me lo picaras con tu verga, quiero sentirlo dentro, pero con cuidado tengo muchos años sin hacerlo por ahí-, le dije -ponte en cuatro- ella con cierta dificultad lo hizo y mojándome la verga con saliva y también su culito, me di cuenta que estaba dilatado, estaba muy caliente mi compañera, le metí un dedo a fondo y ni se inmuto, solo gimio un poco al tener mi dedo dentro, apoye mi verga en su entrada y fui penetrando no hubo mucha resistencia, me grito – ¡sacala!, me duele-, yo le dije -tranquila, ya esta dentro, en un momento pasa- apenas le dije eso, la saque un poco y volví adentro, gimio un poco, y comencé a sacarla y meterla nuevamente, era una dicha estar en su culo, esas hermosas nalgas cubrían divinamente mi verga, pasados dos minutos de estas serruchando su culo le anuncie que me venia y me dijo – dámela José, pero no toda que también la quiero en mi concha, apreté el paso y los primeros dos disparos quedaron en su culito, la saque rápidamente y la penetre por su concha y un poco mas de mi leche la regué dentro de su conchita, ella llego a un tercer orgasmo con esta maniobra, su culo tremendamente abierto parecía respirar, se abría y cerraba en los espasmos del orgasmo, mientras me movía en su concha mis dedos seguían penetrando su culo, saque la verga de su vagina y la penetre en el culo otra vez, así me quede unos segundos hasta que ella se recostó sobre su costado e hice lo mismo abrazándola, ella se quedo dormida y aproveche para darme un regaderazo, cuando despertó yo estaba arreglándome para irme, se despertó y me abrazo por la espalda, yo estaba sentado en la cama, sentí sus ricas tetas en mi espalda, y solo me dijo, -espero no sea la ultima vez que visitas mi cama-, le conteste – no Mary, las veces que quieras y podamos-, desde ese día, ya lo hemos hecho en todas las habitaciones de su casa, en otra ocasión les contare alguna.

Maritza es un nombre ficticio, pero ella es real muy real, para mi vecinita rica….

Para cualquier comentario, estoy a sus ordenes.

elgrupodelos13@jotmeil.com

huevo dijo...

POR QUE USTEDES LO PIDIERON, REGRESAN LAS HISTORIAS CALIENTES.

*UNA CORTESÍA DEL GRUPO DE LOS 13*

Maritza mi vecina embarazada


Hola yo de nuevo, ahora les relato acerca de Maritza, ella es una mujer casada vecina mía, vive a o dos casas de donde yo vivo, la conozco desde que llego con su esposo hace ya unos 4 años, casada desde hace 6 de un tipo que le lleva 10 años pero parece un anciano prematuro, ella tiene 30 y ahora ya tiene 7 meses de embarazo, esto ocurrió hace a penas mes y medio.

Maritza es una mujer de 1.60 de estatura, de complexión media, piel apiñonada, cabello negro, de rasgos muy finos sin ser guapa, es ciertamente atractiva, su gran atractivo es su trasero que es generoso y se ha acentuado con el embarazo, sus pechos ahora lucen grandes y bonitos, a mi me atraen sexualmente las mujeres embarazadas, será por eso que las gorditas me mueven el tapete gratamente, pero como lo dije en algún momento, toda mujer tiene con que hacer feliz a un hombre, no importa complexión ni nada.

Sucedió una mañana de finales de Julio de este año (2005), ella como cada mañana a eso de las 8:00 AM, salio a dejar la basura al frente de su casa para que la recogiera el servicio, yo me encontraba lavando mi carro en las afueras de mi casa y la vi, estaba vestida con una bata muy delgadita que hacia notar que no traía mas que su pantaleta de esas grandotas que cubren hasta la parte alta del vientre para ayudar en el sostén de la pancita y no traía bra, pues en cuanto se volteo hacia mi pude apreciar las aureolas de sus pezones, al percatarse hizo la finta de ocultarse pero tuve la oportunidad de ver lo suficiente, debo aclarar que desde que llego a la casa donde viven siempre me ha hechado como decimos en México “los perros” o lo que es lo mismo no pierde la oportunidad de hacerme notar que le gusto y lo demuestra siempre que puede al no estar su marido, yo me le quede viendo y ella hizo como si se fuera hacia el interior de su casa, pero se detuvo y volteo hacia mi y quitando los brazos de su pecho me dejo ver nuevamente sus senos, eso me puso a mil, y se noto en el pantalón corto que traía, ella sonrió y sujetándolos con las manos levanto sus hermosas como arrullándolas, yo deje el trapo con el que lavaba el carro y empecé a caminar hacia ella, volteando a todos lados para ver que ningún otro vecino estuviese viendo la escena, pero al parecer éramos los únicos en el lugar, apresure el paso y llegue hasta donde ella y sonriendo sin mover sus tetas me dijo, te gustan, verdad??, lo cual afirme con la cabeza, luego me dijo, -lastima que estoy embarazada si no te invitaba a pasar-, a lo que dije rápidamente, -¿y cual es el problema?, a mi me gustas así, con esa pancita te ves súper-, ella soltó una carcajada y me dijo –no inventes, así de gorda que sexy voy ha estar-, a lo que respondí, - no, en serio, a mi me vuelven loco las mujeres embarazadas-, me jalo de la mano y me paso a su casa.

Acto seguido me hizo sentar en un sillón de su sala y se sentó sobre mis piernas sujetándome por la cabeza y dando un beso que parecía quererse comer mis labios, sin dejar de besarme me dijo –José, desde que te conozco he soñado que me follas aquí en mi casa, pero no me atrevía a ponerle los cuernos a ya sabes quien, pero hoy ya no me aguanto, cogeme hasta que te canses- , sin mediar nada mas le solté la bata y me dejo ver sus ricas tetas y esos pezones que lucían erguidos y desafiantes en esas aureolas marrones muy chupables, se incorporo un poco y me dejo chupar y morder a placer, solo me indico que lo hiciera con cuidado porque los tenia muy sensibles y le dolían, con una veneración y delicadeza los chupe y los lamí por todos lados, mientras acariciaba sus nalgas y su espalda había empezado ha bajar la tremenda pantaleta que la cubría, para acariciar la piel de sus generosas nalgas, ella empezó a gemir y a contonearse al ritmo de mis caricias y lametones que le proporcionaba en sus tetas, se recostó en el sillón y me dijo -cogeme José, cogeme, ya no aguanto- le dije no aun no, primero lo primero, me arrodille frente a su conchita, que lucia, porque ya no, una mata muy espesa de vellos, he de decir que eso me da asco, no me gustan los vellos, hasta yo me los rasuro, moje mis dedos en saliva y acaricie sus labios superiores y su clítoris, ella me inquirió -¿Qué haces, que vas hacer??-, yo solo le dije relájate y disfruta y me abalancé sobre su sexo, la lamí desde la cola hasta su clítoris de ida y de venida, poco aguanto Maritza tal maniobra porque apenas lamí y mordí suavemente su clítoris un par de veces cuando comenzó a gemir y a gritar y apretar mi cabeza contra su conchita cuando se vino tremendamente, hasta se orino, no podía controlar los espasmos que le generaban el orgasmo tan profundo que había tenido, se quedo sentada sin decir nada solo respirando muy profundamente, yo hincado aun entre sus piernas acariciaba su abultado vientre dándole besitos pequeños en toda su pancita, relajando su cuerpo poco a poco fue abriendo los ojos y acaricio mis manos con las suyas, hablando muy suave con aliento todavía cortado me dijo, -sentí muy rico, hacia mucho no tenia un orgasmo tan intenso-, se paro a lo cual ayude y tomándome de la mano nos dirigimos a su recamara, se sentó en una de las orillas y agarrándome del nabo me acerco a ella y empezó a darle besitos muy tierno, como no queriendo hacer daño, mi polla reacciono al momento, ella me miraba mientras su lengua empezaba a lamer suavemente el glande de mi polla, me estaba haciendo viajar sin hacerme una mamada en forma, al poco la metió en su boca solo el glande y la empezó a chupar y morder, me estaba volviendo loco, la sujete de su cabezo y comencé a follarle la boca, solo apretó los labios y su lengua contra mi verga, no aguante nada le dije que iba a eyacular y sus manos apretaron mis nalgas para meter aun mas profundo mi verga en su boca comenzó a chupar con muchísimas ganas y me vacié en su boca, le dio asco y escupió, pero después metió nuevamente mi verga en su boca y chupo toda la leche que seguía saliendo.

Nos acomodamos en cama, primero viéndonos de frente y nos besamos muy intensamente pero la pancita no nos permitía mucho margen de maniobra, ella se volteo y la abrace, acariciaba sus tetas tan ricas y empecé a rozar mi polla aun dormidona contra sus nalgas como penetrándola, Maritza empezó a gemir, acariciaba su clítoris y nuevamente la temperatura comenzaba a subir, mi verga tomaba nuevos bríos y se encajaba en sus carnes tan ricas de sus nalgas en algún momento llegue a presionar en su colita, cosa que le causaba dolor, pero me decía que siguiera, le dije que doblara sus piernas hacia enfrente de ella a fin de que me dejara su conchita descubierta, y acariciándola con mis dedos empecé a lubricar su entrada, en seguida apoye mi verga contra la entrada de su vagina y la penetre poco a poco, ella se recargaba contra mi pelvis permitiendo una penetración mas rápida, empecé a entrar y salir de su conchita, cada vez mas rápido, le pedí que levantara su pierna para poder acariciar su clítoris, lo hizo y otro orgasmo estaba a la vista, apreté el paso en mis penetraciones y sus gemidos y gritos anunciaron un nuevo orgasmo mas tranquilo que el anterior, yo aun no tenia vistas de llegar y se lo dije, -aun falto yo- ella asintió con la cabeza y me dijo – metemela por el culo, me encanto que me lo picaras con tu verga, quiero sentirlo dentro, pero con cuidado tengo muchos años sin hacerlo por ahí-, le dije -ponte en cuatro- ella con cierta dificultad lo hizo y mojándome la verga con saliva y también su culito, me di cuenta que estaba dilatado, estaba muy caliente mi compañera, le metí un dedo a fondo y ni se inmuto, solo gimio un poco al tener mi dedo dentro, apoye mi verga en su entrada y fui penetrando no hubo mucha resistencia, me grito – ¡sacala!, me duele-, yo le dije -tranquila, ya esta dentro, en un momento pasa- apenas le dije eso, la saque un poco y volví adentro, gimio un poco, y comencé a sacarla y meterla nuevamente, era una dicha estar en su culo, esas hermosas nalgas cubrían divinamente mi verga, pasados dos minutos de estas serruchando su culo le anuncie que me venia y me dijo – dámela José, pero no toda que también la quiero en mi concha, apreté el paso y los primeros dos disparos quedaron en su culito, la saque rápidamente y la penetre por su concha y un poco mas de mi leche la regué dentro de su conchita, ella llego a un tercer orgasmo con esta maniobra, su culo tremendamente abierto parecía respirar, se abría y cerraba en los espasmos del orgasmo, mientras me movía en su concha mis dedos seguían penetrando su culo, saque la verga de su vagina y la penetre en el culo otra vez, así me quede unos segundos hasta que ella se recostó sobre su costado e hice lo mismo abrazándola, ella se quedo dormida y aproveche para darme un regaderazo, cuando despertó yo estaba arreglándome para irme, se despertó y me abrazo por la espalda, yo estaba sentado en la cama, sentí sus ricas tetas en mi espalda, y solo me dijo, -espero no sea la ultima vez que visitas mi cama-, le conteste – no Mary, las veces que quieras y podamos-, desde ese día, ya lo hemos hecho en todas las habitaciones de su casa, en otra ocasión les contare alguna.

Maritza es un nombre ficticio, pero ella es real muy real, para mi vecinita rica….

Para cualquier comentario, estoy a sus ordenes.

elgrupodelos13@jotmeil.com

huevo dijo...

POR QUE USTEDES LO PIDIERON, REGRESAN LAS HISTORIAS CALIENTES.

*UNA CORTESÍA DEL GRUPO DE LOS 13*

Maritza mi vecina embarazada


Hola yo de nuevo, ahora les relato acerca de Maritza, ella es una mujer casada vecina mía, vive a o dos casas de donde yo vivo, la conozco desde que llego con su esposo hace ya unos 4 años, casada desde hace 6 de un tipo que le lleva 10 años pero parece un anciano prematuro, ella tiene 30 y ahora ya tiene 7 meses de embarazo, esto ocurrió hace a penas mes y medio.

Maritza es una mujer de 1.60 de estatura, de complexión media, piel apiñonada, cabello negro, de rasgos muy finos sin ser guapa, es ciertamente atractiva, su gran atractivo es su trasero que es generoso y se ha acentuado con el embarazo, sus pechos ahora lucen grandes y bonitos, a mi me atraen sexualmente las mujeres embarazadas, será por eso que las gorditas me mueven el tapete gratamente, pero como lo dije en algún momento, toda mujer tiene con que hacer feliz a un hombre, no importa complexión ni nada.

Sucedió una mañana de finales de Julio de este año (2005), ella como cada mañana a eso de las 8:00 AM, salio a dejar la basura al frente de su casa para que la recogiera el servicio, yo me encontraba lavando mi carro en las afueras de mi casa y la vi, estaba vestida con una bata muy delgadita que hacia notar que no traía mas que su pantaleta de esas grandotas que cubren hasta la parte alta del vientre para ayudar en el sostén de la pancita y no traía bra, pues en cuanto se volteo hacia mi pude apreciar las aureolas de sus pezones, al percatarse hizo la finta de ocultarse pero tuve la oportunidad de ver lo suficiente, debo aclarar que desde que llego a la casa donde viven siempre me ha hechado como decimos en México “los perros” o lo que es lo mismo no pierde la oportunidad de hacerme notar que le gusto y lo demuestra siempre que puede al no estar su marido, yo me le quede viendo y ella hizo como si se fuera hacia el interior de su casa, pero se detuvo y volteo hacia mi y quitando los brazos de su pecho me dejo ver nuevamente sus senos, eso me puso a mil, y se noto en el pantalón corto que traía, ella sonrió y sujetándolos con las manos levanto sus hermosas como arrullándolas, yo deje el trapo con el que lavaba el carro y empecé a caminar hacia ella, volteando a todos lados para ver que ningún otro vecino estuviese viendo la escena, pero al parecer éramos los únicos en el lugar, apresure el paso y llegue hasta donde ella y sonriendo sin mover sus tetas me dijo, te gustan, verdad??, lo cual afirme con la cabeza, luego me dijo, -lastima que estoy embarazada si no te invitaba a pasar-, a lo que dije rápidamente, -¿y cual es el problema?, a mi me gustas así, con esa pancita te ves súper-, ella soltó una carcajada y me dijo –no inventes, así de gorda que sexy voy ha estar-, a lo que respondí, - no, en serio, a mi me vuelven loco las mujeres embarazadas-, me jalo de la mano y me paso a su casa.

Acto seguido me hizo sentar en un sillón de su sala y se sentó sobre mis piernas sujetándome por la cabeza y dando un beso que parecía quererse comer mis labios, sin dejar de besarme me dijo –José, desde que te conozco he soñado que me follas aquí en mi casa, pero no me atrevía a ponerle los cuernos a ya sabes quien, pero hoy ya no me aguanto, cogeme hasta que te canses- , sin mediar nada mas le solté la bata y me dejo ver sus ricas tetas y esos pezones que lucían erguidos y desafiantes en esas aureolas marrones muy chupables, se incorporo un poco y me dejo chupar y morder a placer, solo me indico que lo hiciera con cuidado porque los tenia muy sensibles y le dolían, con una veneración y delicadeza los chupe y los lamí por todos lados, mientras acariciaba sus nalgas y su espalda había empezado ha bajar la tremenda pantaleta que la cubría, para acariciar la piel de sus generosas nalgas, ella empezó a gemir y a contonearse al ritmo de mis caricias y lametones que le proporcionaba en sus tetas, se recostó en el sillón y me dijo -cogeme José, cogeme, ya no aguanto- le dije no aun no, primero lo primero, me arrodille frente a su conchita, que lucia, porque ya no, una mata muy espesa de vellos, he de decir que eso me da asco, no me gustan los vellos, hasta yo me los rasuro, moje mis dedos en saliva y acaricie sus labios superiores y su clítoris, ella me inquirió -¿Qué haces, que vas hacer??-, yo solo le dije relájate y disfruta y me abalancé sobre su sexo, la lamí desde la cola hasta su clítoris de ida y de venida, poco aguanto Maritza tal maniobra porque apenas lamí y mordí suavemente su clítoris un par de veces cuando comenzó a gemir y a gritar y apretar mi cabeza contra su conchita cuando se vino tremendamente, hasta se orino, no podía controlar los espasmos que le generaban el orgasmo tan profundo que había tenido, se quedo sentada sin decir nada solo respirando muy profundamente, yo hincado aun entre sus piernas acariciaba su abultado vientre dándole besitos pequeños en toda su pancita, relajando su cuerpo poco a poco fue abriendo los ojos y acaricio mis manos con las suyas, hablando muy suave con aliento todavía cortado me dijo, -sentí muy rico, hacia mucho no tenia un orgasmo tan intenso-, se paro a lo cual ayude y tomándome de la mano nos dirigimos a su recamara, se sentó en una de las orillas y agarrándome del nabo me acerco a ella y empezó a darle besitos muy tierno, como no queriendo hacer daño, mi polla reacciono al momento, ella me miraba mientras su lengua empezaba a lamer suavemente el glande de mi polla, me estaba haciendo viajar sin hacerme una mamada en forma, al poco la metió en su boca solo el glande y la empezó a chupar y morder, me estaba volviendo loco, la sujete de su cabezo y comencé a follarle la boca, solo apretó los labios y su lengua contra mi verga, no aguante nada le dije que iba a eyacular y sus manos apretaron mis nalgas para meter aun mas profundo mi verga en su boca comenzó a chupar con muchísimas ganas y me vacié en su boca, le dio asco y escupió, pero después metió nuevamente mi verga en su boca y chupo toda la leche que seguía saliendo.

Nos acomodamos en cama, primero viéndonos de frente y nos besamos muy intensamente pero la pancita no nos permitía mucho margen de maniobra, ella se volteo y la abrace, acariciaba sus tetas tan ricas y empecé a rozar mi polla aun dormidona contra sus nalgas como penetrándola, Maritza empezó a gemir, acariciaba su clítoris y nuevamente la temperatura comenzaba a subir, mi verga tomaba nuevos bríos y se encajaba en sus carnes tan ricas de sus nalgas en algún momento llegue a presionar en su colita, cosa que le causaba dolor, pero me decía que siguiera, le dije que doblara sus piernas hacia enfrente de ella a fin de que me dejara su conchita descubierta, y acariciándola con mis dedos empecé a lubricar su entrada, en seguida apoye mi verga contra la entrada de su vagina y la penetre poco a poco, ella se recargaba contra mi pelvis permitiendo una penetración mas rápida, empecé a entrar y salir de su conchita, cada vez mas rápido, le pedí que levantara su pierna para poder acariciar su clítoris, lo hizo y otro orgasmo estaba a la vista, apreté el paso en mis penetraciones y sus gemidos y gritos anunciaron un nuevo orgasmo mas tranquilo que el anterior, yo aun no tenia vistas de llegar y se lo dije, -aun falto yo- ella asintió con la cabeza y me dijo – metemela por el culo, me encanto que me lo picaras con tu verga, quiero sentirlo dentro, pero con cuidado tengo muchos años sin hacerlo por ahí-, le dije -ponte en cuatro- ella con cierta dificultad lo hizo y mojándome la verga con saliva y también su culito, me di cuenta que estaba dilatado, estaba muy caliente mi compañera, le metí un dedo a fondo y ni se inmuto, solo gimio un poco al tener mi dedo dentro, apoye mi verga en su entrada y fui penetrando no hubo mucha resistencia, me grito – ¡sacala!, me duele-, yo le dije -tranquila, ya esta dentro, en un momento pasa- apenas le dije eso, la saque un poco y volví adentro, gimio un poco, y comencé a sacarla y meterla nuevamente, era una dicha estar en su culo, esas hermosas nalgas cubrían divinamente mi verga, pasados dos minutos de estas serruchando su culo le anuncie que me venia y me dijo – dámela José, pero no toda que también la quiero en mi concha, apreté el paso y los primeros dos disparos quedaron en su culito, la saque rápidamente y la penetre por su concha y un poco mas de mi leche la regué dentro de su conchita, ella llego a un tercer orgasmo con esta maniobra, su culo tremendamente abierto parecía respirar, se abría y cerraba en los espasmos del orgasmo, mientras me movía en su concha mis dedos seguían penetrando su culo, saque la verga de su vagina y la penetre en el culo otra vez, así me quede unos segundos hasta que ella se recostó sobre su costado e hice lo mismo abrazándola, ella se quedo dormida y aproveche para darme un regaderazo, cuando despertó yo estaba arreglándome para irme, se despertó y me abrazo por la espalda, yo estaba sentado en la cama, sentí sus ricas tetas en mi espalda, y solo me dijo, -espero no sea la ultima vez que visitas mi cama-, le conteste – no Mary, las veces que quieras y podamos-, desde ese día, ya lo hemos hecho en todas las habitaciones de su casa, en otra ocasión les contare alguna.

Maritza es un nombre ficticio, pero ella es real muy real, para mi vecinita rica….

Para cualquier comentario, estoy a sus ordenes.

elgrupodelos13@jotmeil.com

huevo dijo...

POR QUE USTEDES LO PIDIERON, REGRESAN LAS HISTORIAS CALIENTES.

*UNA CORTESÍA DEL GRUPO DE LOS 13*

Maritza mi vecina embarazada


Hola yo de nuevo, ahora les relato acerca de Maritza, ella es una mujer casada vecina mía, vive a o dos casas de donde yo vivo, la conozco desde que llego con su esposo hace ya unos 4 años, casada desde hace 6 de un tipo que le lleva 10 años pero parece un anciano prematuro, ella tiene 30 y ahora ya tiene 7 meses de embarazo, esto ocurrió hace a penas mes y medio.

Maritza es una mujer de 1.60 de estatura, de complexión media, piel apiñonada, cabello negro, de rasgos muy finos sin ser guapa, es ciertamente atractiva, su gran atractivo es su trasero que es generoso y se ha acentuado con el embarazo, sus pechos ahora lucen grandes y bonitos, a mi me atraen sexualmente las mujeres embarazadas, será por eso que las gorditas me mueven el tapete gratamente, pero como lo dije en algún momento, toda mujer tiene con que hacer feliz a un hombre, no importa complexión ni nada.

Sucedió una mañana de finales de Julio de este año (2005), ella como cada mañana a eso de las 8:00 AM, salio a dejar la basura al frente de su casa para que la recogiera el servicio, yo me encontraba lavando mi carro en las afueras de mi casa y la vi, estaba vestida con una bata muy delgadita que hacia notar que no traía mas que su pantaleta de esas grandotas que cubren hasta la parte alta del vientre para ayudar en el sostén de la pancita y no traía bra, pues en cuanto se volteo hacia mi pude apreciar las aureolas de sus pezones, al percatarse hizo la finta de ocultarse pero tuve la oportunidad de ver lo suficiente, debo aclarar que desde que llego a la casa donde viven siempre me ha hechado como decimos en México “los perros” o lo que es lo mismo no pierde la oportunidad de hacerme notar que le gusto y lo demuestra siempre que puede al no estar su marido, yo me le quede viendo y ella hizo como si se fuera hacia el interior de su casa, pero se detuvo y volteo hacia mi y quitando los brazos de su pecho me dejo ver nuevamente sus senos, eso me puso a mil, y se noto en el pantalón corto que traía, ella sonrió y sujetándolos con las manos levanto sus hermosas como arrullándolas, yo deje el trapo con el que lavaba el carro y empecé a caminar hacia ella, volteando a todos lados para ver que ningún otro vecino estuviese viendo la escena, pero al parecer éramos los únicos en el lugar, apresure el paso y llegue hasta donde ella y sonriendo sin mover sus tetas me dijo, te gustan, verdad??, lo cual afirme con la cabeza, luego me dijo, -lastima que estoy embarazada si no te invitaba a pasar-, a lo que dije rápidamente, -¿y cual es el problema?, a mi me gustas así, con esa pancita te ves súper-, ella soltó una carcajada y me dijo –no inventes, así de gorda que sexy voy ha estar-, a lo que respondí, - no, en serio, a mi me vuelven loco las mujeres embarazadas-, me jalo de la mano y me paso a su casa.

Acto seguido me hizo sentar en un sillón de su sala y se sentó sobre mis piernas sujetándome por la cabeza y dando un beso que parecía quererse comer mis labios, sin dejar de besarme me dijo –José, desde que te conozco he soñado que me follas aquí en mi casa, pero no me atrevía a ponerle los cuernos a ya sabes quien, pero hoy ya no me aguanto, cogeme hasta que te canses- , sin mediar nada mas le solté la bata y me dejo ver sus ricas tetas y esos pezones que lucían erguidos y desafiantes en esas aureolas marrones muy chupables, se incorporo un poco y me dejo chupar y morder a placer, solo me indico que lo hiciera con cuidado porque los tenia muy sensibles y le dolían, con una veneración y delicadeza los chupe y los lamí por todos lados, mientras acariciaba sus nalgas y su espalda había empezado ha bajar la tremenda pantaleta que la cubría, para acariciar la piel de sus generosas nalgas, ella empezó a gemir y a contonearse al ritmo de mis caricias y lametones que le proporcionaba en sus tetas, se recostó en el sillón y me dijo -cogeme José, cogeme, ya no aguanto- le dije no aun no, primero lo primero, me arrodille frente a su conchita, que lucia, porque ya no, una mata muy espesa de vellos, he de decir que eso me da asco, no me gustan los vellos, hasta yo me los rasuro, moje mis dedos en saliva y acaricie sus labios superiores y su clítoris, ella me inquirió -¿Qué haces, que vas hacer??-, yo solo le dije relájate y disfruta y me abalancé sobre su sexo, la lamí desde la cola hasta su clítoris de ida y de venida, poco aguanto Maritza tal maniobra porque apenas lamí y mordí suavemente su clítoris un par de veces cuando comenzó a gemir y a gritar y apretar mi cabeza contra su conchita cuando se vino tremendamente, hasta se orino, no podía controlar los espasmos que le generaban el orgasmo tan profundo que había tenido, se quedo sentada sin decir nada solo respirando muy profundamente, yo hincado aun entre sus piernas acariciaba su abultado vientre dándole besitos pequeños en toda su pancita, relajando su cuerpo poco a poco fue abriendo los ojos y acaricio mis manos con las suyas, hablando muy suave con aliento todavía cortado me dijo, -sentí muy rico, hacia mucho no tenia un orgasmo tan intenso-, se paro a lo cual ayude y tomándome de la mano nos dirigimos a su recamara, se sentó en una de las orillas y agarrándome del nabo me acerco a ella y empezó a darle besitos muy tierno, como no queriendo hacer daño, mi polla reacciono al momento, ella me miraba mientras su lengua empezaba a lamer suavemente el glande de mi polla, me estaba haciendo viajar sin hacerme una mamada en forma, al poco la metió en su boca solo el glande y la empezó a chupar y morder, me estaba volviendo loco, la sujete de su cabezo y comencé a follarle la boca, solo apretó los labios y su lengua contra mi verga, no aguante nada le dije que iba a eyacular y sus manos apretaron mis nalgas para meter aun mas profundo mi verga en su boca comenzó a chupar con muchísimas ganas y me vacié en su boca, le dio asco y escupió, pero después metió nuevamente mi verga en su boca y chupo toda la leche que seguía saliendo.

Nos acomodamos en cama, primero viéndonos de frente y nos besamos muy intensamente pero la pancita no nos permitía mucho margen de maniobra, ella se volteo y la abrace, acariciaba sus tetas tan ricas y empecé a rozar mi polla aun dormidona contra sus nalgas como penetrándola, Maritza empezó a gemir, acariciaba su clítoris y nuevamente la temperatura comenzaba a subir, mi verga tomaba nuevos bríos y se encajaba en sus carnes tan ricas de sus nalgas en algún momento llegue a presionar en su colita, cosa que le causaba dolor, pero me decía que siguiera, le dije que doblara sus piernas hacia enfrente de ella a fin de que me dejara su conchita descubierta, y acariciándola con mis dedos empecé a lubricar su entrada, en seguida apoye mi verga contra la entrada de su vagina y la penetre poco a poco, ella se recargaba contra mi pelvis permitiendo una penetración mas rápida, empecé a entrar y salir de su conchita, cada vez mas rápido, le pedí que levantara su pierna para poder acariciar su clítoris, lo hizo y otro orgasmo estaba a la vista, apreté el paso en mis penetraciones y sus gemidos y gritos anunciaron un nuevo orgasmo mas tranquilo que el anterior, yo aun no tenia vistas de llegar y se lo dije, -aun falto yo- ella asintió con la cabeza y me dijo – metemela por el culo, me encanto que me lo picaras con tu verga, quiero sentirlo dentro, pero con cuidado tengo muchos años sin hacerlo por ahí-, le dije -ponte en cuatro- ella con cierta dificultad lo hizo y mojándome la verga con saliva y también su culito, me di cuenta que estaba dilatado, estaba muy caliente mi compañera, le metí un dedo a fondo y ni se inmuto, solo gimio un poco al tener mi dedo dentro, apoye mi verga en su entrada y fui penetrando no hubo mucha resistencia, me grito – ¡sacala!, me duele-, yo le dije -tranquila, ya esta dentro, en un momento pasa- apenas le dije eso, la saque un poco y volví adentro, gimio un poco, y comencé a sacarla y meterla nuevamente, era una dicha estar en su culo, esas hermosas nalgas cubrían divinamente mi verga, pasados dos minutos de estas serruchando su culo le anuncie que me venia y me dijo – dámela José, pero no toda que también la quiero en mi concha, apreté el paso y los primeros dos disparos quedaron en su culito, la saque rápidamente y la penetre por su concha y un poco mas de mi leche la regué dentro de su conchita, ella llego a un tercer orgasmo con esta maniobra, su culo tremendamente abierto parecía respirar, se abría y cerraba en los espasmos del orgasmo, mientras me movía en su concha mis dedos seguían penetrando su culo, saque la verga de su vagina y la penetre en el culo otra vez, así me quede unos segundos hasta que ella se recostó sobre su costado e hice lo mismo abrazándola, ella se quedo dormida y aproveche para darme un regaderazo, cuando despertó yo estaba arreglándome para irme, se despertó y me abrazo por la espalda, yo estaba sentado en la cama, sentí sus ricas tetas en mi espalda, y solo me dijo, -espero no sea la ultima vez que visitas mi cama-, le conteste – no Mary, las veces que quieras y podamos-, desde ese día, ya lo hemos hecho en todas las habitaciones de su casa, en otra ocasión les contare alguna.

Maritza es un nombre ficticio, pero ella es real muy real, para mi vecinita rica….

Para cualquier comentario, estoy a sus ordenes.

elgrupodelos13@jotmeil.com

Omega Cloud =The Creator= dijo...

Valla que esta interesante el argumento que expuso Señor producto avicola, me cae de madres que tengo que leer los trabajos del el autor que usted menciono.

Huevo dijo...

Es dificil encontrar libros de Silverberg, casi todos son ediciones ya agotadas, en las librerias de viejo probablemente haya algunos.

Hace poco salio una coleccion de CF que vendian hasta el la comer, ahi publicaron uno de Silverberg "Estacion Hawksbill", sobre una nueva modalidad de prision: mandaban a los presos al pasado, al periodo precambrico, y no podian escapar, por que no habia lugar a donde ir; en la tierra solo habia mar y suelo de piedra, ni siquiera habia animales todavia, solo una especia de moluscos. Muy chingon.

Anónimo dijo...

Realmente nunca me había llamado la atencíon la CF, pero se ve que ese escritor tiene material muy bueno, habrá que leerlo.

P.D:ay pinche Katrina, me cae que formas parte del grupo de las dos neuronas...

Don Tony Clifton dijo...

Pues en Amazon.ca esta agotado Estacion Hawksbill, nomas se puede conseguir usado... habra que darle una leida, despues de terminar el de The Field de Lynne McTaggart.

Mefistofeles dijo...

Tan sútil como una cachetada con guante blanco lo pondré en practica.

Huevo dijo...

Tienen que ponerlo en practica, es lo que algunos idiotas no entienden.

Anónimo dijo...

jajajajaja...veo tu carita con tu enorme dedo levantado ...que ironia ¡¡

Anónimo dijo...

Corríjanme, pero el tema de la novela no es el ostracismo, practicado por los griegos hace chingocientos años?

Eran culeids...

D.

Anónimo dijo...

asi es niños tiene que ponerlo en practica , no tiene que mencionarme ..son retrasados mentales o que ??


katrina..evolucionando en Rita

Lemus dijo...

guey, no seria mas facil evitar que el blog reciba comentarios por un tiempo??

Don Tony Clifton dijo...

Ostracismo o como le deciamos en la secu, ley del hielo...

Anónimo dijo...

EXACTO EUNUCO 13 ..DIJISTE LAS PALABRAS MAGICAS ' C0MO EN LA SECU '..


QUE VERGUENZA¡¡


K-riTa.

Anónimo dijo...

estemm...

nota**


Traffic from IP address 66.249.81.99 is blocked from 09/26/2005 23:00:01 to 09/26/2005 23:10:01.


NEXT¡¡

Anónimo dijo...

Traffic from IP address 66.249.81.99 is blocked from 09/26/2005 23:00:01 to 09/26/2005 23:10:01.

so ..sorry!

jajajajja ...a eso yo no le llamaria necesariamente ley del hielo...pero ..bueeeeno sigan intentandolo

K-riTa.

Mario dijo...

Jaquercitos de mierda, ya están a punto de hacerme encabronar. O se dejan de estar jodiendo o hago que los corran de todos los cibecafés de nezagualado o donde quiera que sus mamacitas vivan ...

sobre advertencia no hay engaño.

Mario

Natalia dijo...

Les paso el dato:
Si no encuentran el libro original, lo pueden bajar en esta dirección, donde sí esta el autor Silverberg www.librostauro.com.ar

Visitas

Seguidores

Busqueda.


Archivo del blog