lunes, octubre 03, 2005

Clandestina

Eso fue crueldad innecesaria.

Si yo fuera otra persona, lo tomaria a mal, pero no puedo.

No puedo tomarlo mal porque ni siquiera puedo encabronarme contigo, ni siquiera pude encabronarme aquella vez que nunca apareciste.

Y he ahi lo ironico de todo, tengo una espina -que ya habia encontrado su lugar entre muchas otras espinas- que hoy se removio y me hizo recordar aquello que nunca fue.

Es cierto, soy un egoista, pero eso no significa que no me dejara un mal sabor de boca aquello. Puto universo, algun dia me cansare de que se ria de mi en mi jeta.

Como solia decir Ibargüengoitia, las mujeres que no he tenido son mas numerosas que las arenas del mar.


Yo.

No hay comentarios.:

Visitas

Seguidores

Busqueda.


Archivo del blog