sábado, octubre 01, 2005

I Don't Want To Grow Up



¿En que momento me converti en una señorita?


Cuando era adolescente, solo tenia un par de tenis, y los usaba hasta que se acababan, literalmente.

Esto por dos cosas, cuando deje la escuela a los 16, mis papas me cortaron todo el flujo de efectivo, asi que lo poco que ganaba trabajando o haciendo tatuajes, apenas y me alcanzaba para un par de tenis baratones.

Y segundo, porque mucho de mi tiempo lo dedicaba a aplanar calles, desde muy temprano hasta anochecer me la pasaba de un lado para otro, caminando, caminando, caminando; vagando.

Fue en esa epoca cuando me acabe tres pares de vans, (cuando volvieron a salir ahora, ya desposeidos de su identidad chacalona y corriente, corri a comprarlos, en un acto de añoranza) si, me los acabe, con unos no podia ni correr, por que estaban ya rotos del doblez del empeine, asi que si corria, se me salia toda la punta del pie. A otros les tenia que poner bajo la plantilla un pedazo de camara de llanta, por que la suela ya se habia terminado.

Tambien tuve unos L.A Gear (a medio uso, con los que me pago un compa su tatuaje) que me acabe en tres meses, unos Nike (uno de los lujos que me pude dar despues de varios tatuajes) que me encantaban, de hecho cuando se me acabaron (hechos jirones, eran de tela) busque unos iguales y ya no los producian, snif. Tambien tuve unos que no se ni que marca eran, pero que me duraron dos meses; me los acabe patinando.

Y debo dejar en claro que nunca tuve dos pares al mismo tiempo, solo un par para todo, para donde fuera usaba mi unico par de tenis, a veces cuando ya eran imponibles (¿se dice asi?), tenia que usar algunos zapatos (de vestir de esos que uno siempre tiene por ahi, recuerdos de alguna fiesta o algo asi) mientras podia comprar los otros, no tengo que decir lo ridiculo que me veia con mis garras de ropas y zapatos.

Despues conoci el maravilloso mundo de las botas mineras, ahhhh, que felicidad, para esa epoca si podia tener un par de tenis y uno de tanques, que duraban mas, aun asi, me termine dos pares de botas.

Pero paso el tiempo, llego el trabajo, y con el llego la capacidad de cumplir gustos que en mi adolescencia no eran mas que sueños chaquetos.

Y ahora veo mi closet y me pregunto que me paso. Tengo pares de tenis que me he puesto 20 veces en 3 años. Tengo botas que despues de un año siguen estando practicamente nuevas. No puedo recordar cuando fue la ultima vez que me acabe algunos, puedo recordar haber tirado o regalado varios, pero por que ya no me gustaban, no por que ya no sirvieran.

Puto universo ironico, antes hubiera podido acabarme todos los tenis que no tenia, y ahora no podria acabarme un solo par de los que tengo.



Yo.

No hay comentarios.:

Visitas

Seguidores

Busqueda.


Archivo del blog