lunes, octubre 10, 2005

Odio a Maussan

Pocas personas pueden ponerme de malas con solo verlas u oírlas. Jaime Maussan es una de ellas.

Invariablemente, al verlo, sale de mi boca un "grandísimo hijo de puta".


Maussan me era indiferente hasta hace algunos años, cuando lo vi en aquel programa de Nino Canun "Y usted que opina?". El programa era sobre OVNIS. EL panel estaba conformado por Maussan y dos paleros suyos, que trabajaban para el en Milenio Tres, revista chapucera y llena de idioteces pseudocientíficas. Ellos defendían el fenómeno Ovni.

En el panel solo había un escéptico, un viejito que no se de donde sacaron. Pocas veces he hecho tantos corajes en tan poco tiempo.

En el programa, Maussan (grandísimo hijo de puta) y sus secuaces se dedicaron a atacar y ridiculizar de la manera mas vil al escéptico, utilizando todas y cada una de las falacias argumentativas que existen, el pobre viejito solo abría los ojos y trataba infructuosamente de poner la discusión al nivel que le correspondía, pero Maussan, con una saña soberbia apoyada en su propia ignorancia, hizo pedazos al escéptico.

Ahora bien, a mi me molestaban dos cosas; la desfachatez de Maussan (grandísimo hijo de puta) al esgrimir ridiculeces y argumentos que el (y cualquiera con un mínimo de conocimientos científicos) sabia eran puras pendejadas, pero que al vulgo, -ignorante de los mas básicos principios del escepticismo y el método científico- apantallaban. La otra cosa que me molestaba era que hubieran puesto a un pobre viejito que apenas y sabia que hacia ahí representando la postura escéptica. Yo hubiera podido defenderme mejor, lo juro. (Mi mama y mi hermana solo me miraban silenciosamente mientras yo le gritaba a la pantalla argumentos contra Maussan).



En un país en donde el 80% de la gente cree que "escepticismo" es algún tipo de infección por comer en la calle y en donde una revista de divulgación científica anda por los $50 (contra los $15 que cuesta algún ejemplar insultante de Milenio tres u alguna pendejada similar) Maussan y sus hordas prosperan, prosperan como los parásitos dañinos que son.

Porque ese es mi gran odio contra Maussan (grandísimo hijo de puta), por liderear lo que Isaac Asimov llamaba "Los ejércitos de la noche" y Sagan, de una manera similar, se refería como "los demonios del mundo". Aprovechándose de la ignorancia supina que impera en nuestro país, difunde, alienta y promueve cuanta estupidez pseudo científica se le atraviese, por que Maussan (grandísimo hijo de puta) ya no se limita al fenómeno Ovni, no señor, la credulidad abreva de cuanta fuente se le ponga enfrente; entre mas irreal, ridícula (y entre mas leyes físicas viole, de preferencia) sea alguna sandez, mas adeptos conseguirá. También se ha vuelto un experto en los Mayas y sus "profecías", haciendo una mezcolanza de creencias y chapucerías que hubieran puesto verde (marciano) de envidia a Velikovsky y a Von Daniken.

Una de mis mas queridas fantasías (que espero presenciar algún día en el paraíso) consiste en esto: Un panel dividido en dos bandos, de un lado, portando orgulloso la bandera de su ignorancia y arrogancia, Jaime Maussan y su sequito, (Uri Geller y Sai Baba podrian ser sus invitados de honor) y del otro, James Randi, Carl Sagan e Isaac Asimov. Dos horas, solo dos horas de masacre pido y seré feliz por el resto de la eternidad.

Pero en el fondo, Maussan (grandísimo hijo de puta) no tiene la culpa; el busca negocio/ganancias y los encuentra en la ignorancia, el problema aquí es la gente, la nula educación y la indiferencia ante lo que claramente debería ser un delito; el embrutecimiento planeado y alevoso del pueblo.

Carajo, la gente considera de mal gusto la incredulidad y el escepticismo, lo cual, a todas luces, es una pendejada, el hombre es escéptico por naturaleza, todos lo somos en menor o mayor grado, quisiera ver a alguien (exceptuando a varios idiotas que prefiero no mencionar) comprando un vehículo usado sin darle unos golpecitos a la carrocería, sin levantar el cofre o sin encender el motor. Eso es escepticismo, el problema es llevar esa actitud a todos los aspectos de la vida, de hacerlo así, estoy seguro que no estaríamos tan jodidos. Pero la gente también es estupida por naturaleza (o por propio esfuerzo, los resultados son los mismos) y ante eso, no hay nada. Ya lo dijo Schiller: Ante la estupidez, los propios dioses luchan en vano.

Odio a Jaime Maussan (grandísimo hijo de puta).


Yo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

tienes mucha razon te apoyo,, el ser incredulo es basico

Visitas

Seguidores

Busqueda.


Archivo del blog