viernes, noviembre 04, 2005

Belleza y Solteria: Un Mito Asqueroso.

Huevotopia presenta otra subjetiva, maniqueísta, misógina, androgina, contradictoria y posiblemente equivocada opinión personal sobre las relaciones interpersonales. Aunque todo lo anterior no le quita lo atinada y ciertamente irrefutable.


Después de muchos años de observación y de las innumerables patadas en el culo que me he llevado, he llegado a una conclusión tan escandalosa como ciertisíma: Las mujeres bellas y solteras son un mito, como Pie Grande y la democracia. No existen. Son una mentira, un cuento de hadas, una invencion de sabra Dios que mente enferma.

¿Por que digo esto? Sencillo, piénsenlo un poco y díganme cuando fue la ultima vez que conocieron a una mujer guapa que no tuviera a un pendejo pegado a ella como lapa.

Ahora bien, antes de responder, tenemos que hacer ciertas depuraciones en la definición que nos atañe.

Primero, hay que desechar a todas esas mujeres que son un forro, pero que al igual que los sombreros y los globos aeroestaticos, por dentro solo tienen aire. Hay que borrar de un plumazo a todas esas estupiditas que solo se interesan por el dinero y/o status social; esas no cuentan, podrán ser muy hermosas, pero aquí buscamos una mujer que sea material para algo mas profundo, y estas pobres idiotas son tan profundas como una alberca olímpica con 20 litros de agua.

Luego, desechemos a todas aquellas engañosamente solteras. Todos hemos conocido a una de ellas, en la escuela, la oficina, en una fiesta, en la aduana de Eslovenia, en la cola del metro o en un tren rumbo a Marruecos.

Son las mujeres que de entrada nos parecen bellas y simpáticas, pero que por su misma condición de soltería nos hacen sospechar de inmediato, porque, ¿Como es posible que algo tan bueno no tenga una cola (que si la tiene, pero no me refiero a ella) de tipos esperando caerle encima? La respuesta es obvia: Tiene pedos, tiene pedos tan grandes que ni siquiera un idiota de los que abundan por el mundo se anima a jugársela con ella, estos pedos pueden ser uno o varios, a saber:

  • Quiere llegar virgen al matrimonio.
  • Le gusta el sexo con babuinos caracará.
  • Vive en unión libre con su hermano.
  • Considera que el sexo es una regresión espiritual y no puede mencionar la palabra "orgasmo".
  • Tiene novia.
  • Tiene dos novias.
  • Tiene dos novias y un caimán al que llama "Alberto" y que come con ella en su cama.
  • Sostiene que comer carne es un atentado contra los animales y cada que pasa por una taqueria les grita "asesinos" a los comensales.

    Y un largo etcétera por el estilo.

    Luego tenemos otro tipo que es un poco mas complicado; son relativamente (bajemos el nivel, Dios!) bonitas y están solteras, pero las conocemos justo en el momento en que acaban de terminar una relación y están en la famosa y estupida fase conocida como "quiero conocer gente y darme tiempo para mí". Esta fase es tan frágil y delicada como una capa de hielo, y los que se aventuran en ella terminan con una pulmonía anímica fulminante. Esto es porque en ese breve espacio que existe entre que la mujer supera su antigua relación y se anima a dar el siguiente paso, siempre hay uno o dos o tres o cuarenta estupidos esperando caerle encima como buitres carroñeros. Esta etapa se parece mucho a aquel juego de la silla en donde todos están rodeando el asiento disponible, solo esperando la señal que les permitirá ganar la silla y mandar de culo a los demás.

    ¿Que nos queda entonces? ahh, nos quedan las mujeres a las que me refería desde un principio.

    Mujeres bonitas, bellas, hermosas, lindas, bla bla bla. Ese tipo de mujeres que al verlas por la calle nos hacen pensar: "Yo por ella si dejaba la cerveza" o alguna barbaridad por el estilo. Mujeres que al conocerlas, nos damos cuenta de que aparte de hermosas, son inteligentes, agradables, amenas, ingeniosas, interesantes, Dios!, incluso hasta tienen sentido del humor. Este tipo de mujeres, en su versión soltera, no existen.

    Y es ahi en donde regresamos al punto de partida y a la pregunta que hice. ¿Cuando fue la última vez que conocieron a una mujer así que estuviera disponible? Yo no lo recuerdo, siempre, invariablemente, tienen novio, esposo, prometido, amante, concubino, etc, etc. Y esto, cuando uno se pone a averiguar mas, siempre toma el mismo tinte: Es su novio desde que tenía cuatro años de edad o algo así.

    Pero ojo, lo extraño y lo cual es motivo de mi intriga es cuando dicen que llevan uno o dos meses o incluso solo un par de semanas de salir juntos, ¿Donde estaba antes esa mujer soltera? La respuesta es obvia: en ningún lado! No existía, así de sencillo.

    ¿Que es lo que sucede entonces? Después de mucho pensarlo, he llegado a la única conclusión logica y posible: esas bellas y adorables mujeres que dicen que alguna vez fueron solteras son seres un universo Pandimensional, que aparecen en nuestro universo por generación espontánea, para atormentarnos con la imposible posibilidad de llegar a conocer a alguna de ellas en el momento justo, lo cual, como ya quedo demostrado redundantemente, es imposible. Incluso si llegan a darnos pruebas de su hipotética existencia solteril por medio de alguna foto o grabación con su antigua pareja, esto no es mas que un truco morfológico de estos seres pandimensionales; ya que lo único que hacen es metamorfosear al antiguo novio por el nuevo, con un periodo de "incuba" que puede variar según la época del año, a este periodo de transformación lo conocemos con el risible nombre de "soltería".

    Ahora bien, ya que esta horrible situación ha quedado demostrada contundentemente y no nos queda más que resignarnos y suspirar tristemente cuando conocemos a uno de estos seres, ahora tenemos que preocuparnos por otro asunto. Últimamente he empezado a ver los mismos alarmantes síntomas en las mujeres feas, siendo esto aun más preocupante, porque si uno ya ha tenido que bajar sus estándares debido a la imposibilidad de llegar a involucrarse con una hermosa mujer, ¿Que nos quedara ahora aun sin las feas? Algunos podrán decir que la homosexualidad es la respuesta, pero tengo que dudar de ello, ya que es muy valido suponer que en el mundo gay sucede exactamente lo mismo, solo que aderezado con mucho mas sexo anal, lo cual, sobra decir, no es una opción muy alentadora.

    Debería implementar un reto a lo James Randi, para premiar con un millón de dólares a aquella persona que pueda demostrar irrefutablemente que una mujer bella, inteligente, simpática y soltera existe*.

    ~sigh~


    Yo.


    *Quedan descartadas aquellas mujeres que se autoproclamen "bellas y simpáticas" por obvias razones: todas ustedes son feas, acéptenlo.
  • No hay comentarios.:

    Visitas

    Seguidores

    Busqueda.


    Archivo del blog