lunes, noviembre 28, 2005

Putas

Me gusta pasar por Av. Universidad y ver a las putas paradas en la calle. No para preguntarme que circunstancias las habrán llevado ahí, tampoco para imaginarme cuantas lo harán con asco y cuantas con gusto, sencillamente, me gusta ver a las putas ahí, paradas, ofreciendo sus carnes, muchas veces raquíticas, las mas, rebosantes. Tal vez sea morbo, tal vez sea solo curiosidad. No se que es lo que tiene una puta parada que nos hace voltear a verla. Supongo que es el innegable hecho de que, al contrario que con cualquier mujer en la calle, estamos seguros que a ella si nos la podríamos coger.
---------------------
Jamás me he cogido a una puta (en la acepción oficial del termino). No tengo excusas ni pretextos, sencillamente, nunca lo he hecho. Por un lado, me da miedo, por otro, no me interesa; el sexo es de por si demasiado hipócrita y siniestro como para agregarle aun mas condicionantes.
---------------------
Aquellos que dicen "Yo no tengo necesidad de pagar por sexo" me parecen necios e ingenuos. Todos, de una forma u otra, hemos pagado por sexo alguna vez, ya sea en moneda, especie o sentimientos. Por lo general, esta ultima forma de pago es retroactiva y con intereses, y si nos descuidamos, puede dejarnos en la calle. Aun así, firmamos el contrato de la transacción sin mirar la letra pequeña.
---------------------
Yo uso muy poco el término puta como insulto. Jamás llamaría puta una mujer que vive su sexualidad plenamente, que coge cuando quiere y con quien quiere. Que escoge, ofrece y acepta sin mas condiciones que las que le exige su furor uterino. A esta mujer en todo caso solo se le podría insultar llamandola hombre, mi igual.
---------------------
Las únicas putas son aquellas que utilizan esa arma que tienen entre las piernas como medio para lograr algo. Las que cogen por obligación, por interes; las que buscan dádivas y beneficios. Las que truecan su sexo húmedo por algo que poco tiene que ver con el único fin valido al abrir las piernas: el orgasmo. Esas son las putas. La mujer que abre las piernas esperando otra cosa que no sea venirse, es una puta, así de sencillo, así de complicado. Así de equivocado.
---------------------
Desconfió de las mujeres que se definen a sí mismas como putas. Se me hace una presunción innecesaria, una reafirmación ridícula. Como si dijeran "Mírame, tengo un sexo y puedo usarlo". Si eres puta, lo serás y lo notaran sin necesidad de etiquetas llamativas. Es muy difícil y confuso esquematizar a una puta. Hay muchísimas mujeres que parecen putas y no lo son, pero hay incluso mas que son putísimas y no lo parecen, de hecho, muchas ni siquiera lo saben y no lo creerían, pero son putas.
---------------------
Antes, al igual que muchos -sino todos-, solía pensar que de ser mujer, seria una puta. Ahora, después de todo, no lo creo. Sospecho que seria no muy diferente a como soy ahora; solo un poco mas de estrógenos y menos testosterona.


Yo.

2 comentarios:

PurpleK dijo...

totalmente de acuerdo. Me super choca cuando los hombres nos etiquetan de putas por querer gozar de nuestre sexualidad, como tú bien lo dices.

Anónimo dijo...

"Todos, de una forma u otra, hemos pagado por sexo alguna vez, ya sea en moneda, especie o sentimientos..."

Sin duda, esta parte es la más chingona de tu texto.

Visitas

Seguidores

Busqueda.


Archivo del blog