sábado, noviembre 26, 2005

Salvanos Jebus...

...de tanto pendejo que anda suelto.

Veamos al inocente de la semana:





Lastima Maaaaargarito, ese mensaje de su tag, obviamente no lo deje yo.

Esto es penoso en varios niveles:

1.— No se cuantas veces tengo que repetir que yo no ando de blog en blog criticando las pendejadas que veo. En todo caso, si considero que algo vale la pena ser comentado o ridiculizado, vengo y lo hago en mi propio blog.

2.—Ampliando el punto anterior, ¿Realmente creen que me voy a tomar la molestia de ir a un blog de un guey que ni siquiera ubico a insultarlo? No mamar, yo no necesito salir a buscar pendejos; solitos llegan a este blog.

3.—Da penita que alguien primero me ande chupando las bolas y aplaudiendo mis mamadas, pero cuando —ingenuamente— cree que volteo mis baterias contra el, de pronto, magicamente me considere un pendejo. Esto, como ya saben muchos, es conocido como el Efecto Huevo.

4.—Da mas penita aun descubrir de pronto que el ridiculo ataque criticando mis "posturas" fue un pedo al aire. ¿Que se dice en esos casos? "Ups, perdon, era broma, la verdad es que no creo todo lo que dije de ti, jeje, ¿amiguis de nuevo?" ja! huevos.

Me encanta cuando los pendejos se ponen en evidencia sin que yo mueva un dedo.

Podemos incluso ser condescendientes y pensar que solo fue un ardid del muchachillo este para ganar unas cuantas visitas, bien, sin comentarios.

Y por ultimo, como comentario mala leche al margen, aca entre nos, yo jamas leeria un blog de un tipo que se hace llamar "Omnisciente" y se ve asi:


*aaaaaaawwwwww....*
Ay que nacionalsocialista soy! snif!



¿A poco no da ternurita?




Yo.

No hay comentarios.:

Visitas

Seguidores

Busqueda.


Archivo del blog