miércoles, diciembre 28, 2005

Billar Ex Machina




¿Sabrán las bolas de billar donde iran a terminar después de que las golpea la bola blanca?

¿Quienes seremos? ¿Las bolas lisas y rayadas o la bola blanca?

A muchos les gustaría ser la bola blanca, la que impulsa, ocasiona, genera y decide el destino de las demás bolas. Les gustaría ser la persona que tiene en sus manos las decisiones correctas, que puede y sabe como lograr lo que quiere de los demás. Ser alguien que provoca las reacciones en lugar de ser el que reacciona ante el impulso de alguien mas.

Pero en realidad, la mayoría de las veces las personas son solo un 3, un 11 o incluso, si tienen suerte, un 8, que a su manera es importante.

Pero yo, aunque muchas veces soy la bola blanca, muchas otras veces siento que soy el taco, y no lo digo de una manera narcisista o ególatra, al contrario, el taco es importante, claro, pero ¿Lo saben acaso las bolas? Ellas solo ven venir a la bola blanca, y al final de cuentas, reaccionan solo ante ella, no ante el taco, el Deus Ex Machina tras bambalinas.

He visto muchas veces como he hecho reaccionar a varias personas, sin que estas siquiera lo noten.

Aunque prefiero eso a jugar carambola de nuevo. Tres en juego ya no es divertido.


Yo.

No hay comentarios.:

Visitas

Seguidores

Busqueda.


Archivo del blog