martes, diciembre 27, 2005

King Kong (Titulo de post harto imaginativo)

Ayer por fin fui a ver King Kong. Mi curiosidad sobre ella había crecido a raíz de haber oído algunos comentarios no muy favorables.

Pero a mi me pareció muy buena. Ahora veo que algunas de las criticas que leí por ahí surgen por que se juzga a la película desde una óptica equivocada.

Para empezar, King Kong no es el Señor de los Anillos, tampoco es Jurassic Park; King Kong es eso: un remake de una película de los años 30's. Es por eso que la trama es inocentona, fantasiosa y simplista, pero ahí radica su encanto. (Algo que a mi me cansa de la fantasía es lo rebuscada e innecesariamente laberíntica que puede ser)

Supongo que a mas de uno se le pierde todo el simbolismo de King Kong, bueno, pues allá ellos, no seré yo quien venga a hablar de tanta alegoría fílmica, eso se lo dejo a los que saben de cine, yo nomás hablo desde mi punto de vista y sobre como me fue en la feria.

Ahora bien, sobre la película en si, me gusto mucho lo que hizo Jackson al aventarse la puntada de retomar algunas de sus raíces. Supongo que con ESDLA tuvo que contenerse, porque tenía que llenar muchas expectativas, pero ya aquí, donde no tenia nada que probar, se dio gusto utilizando algunos recursos del cine serie B y gore con el que comenzó. Si han visto Dead Alive -o Braindead-, película gore que dirigió hace un chingo, (en donde por cierto, hace un cameo sin barba, juar) podrán ver a lo que me refiero. (En especial en esas tomas mareadoras y esos close ups violentos en donde los aborígenes o los cráneos)

Especifiquemos.

Puntos en contra:

No son muchos en realidad y son mas que nada, a mi parecer, lo único que quedo un poco flojo en la película.

  • Continuidad. La transición de "nos conocemos, nos confundimos, nos amamos" entre Ann y Jack deja mucho que desear. La escena del beso me pareció muy brusca e irreal, de hecho pensé que Anne estaba soñando y que iba a despertar en cualquier momento. No tengo nada contra Adrien Brody (de hecho me cae muy bien desde aquel papel en El Verano de Sam) pero nunca le creí su amor por Ann, supongo que no había química (a huevo, si no usaba la palabra "química" refiriéndome a dos personajes esto no parecería una reseña respetable, aunque por otro lado, ¿quien respeta lo que hago? bah.)

  • Algunas animaciones CGI. Las de los animales no tienes peros, de hecho, Kong quedo tan cabronamente bien hecho que a uno se le olvida que es una animación. Me refiero a algunas animaciones de los humanos, sobre todo cuando van corriendo por el cañón, entre los brontosaurios-alike, en algunos momentos los movimientos se ven tan falsos como los de Matrix Revolutions.

    Puntos a favor:

  • Kong. Todo en Kong quedo chingon, desde la animación hasta su, por decirlo de alguna manera, psicología. Sobre todo su comportamiento; los bufidos y los movimientos. Cualquiera que haya visto el Animal Planet mas tiempo que las telenovelas sabe que seguramente Jackson y su gente se pasaron horas mirando gorilas.

  • Jack Black. A todos se les hizo rara la elección de este guey para ese papel, (de nuevo, a mi también me cae bien, sobre todo por ser camote de Dave Grohl, juar) pero sorprendentemente le quedo bastante bien, incluso le roba de calle la película a Brody.

  • La escena de los tiranosaurios. Es por eso señores, que se inventaron los efectos especiales. Se ha recorrido un largo camino desde aquella pelea entre un Kong y un T-Rex de plastilina, y ha valido la pena. ¿Que es irreal? ¿Que es exagerada? ¿Y? Ok, estamos viendo a un gorila de 12 metros pelear contra tres tiranosaurios en una isla perdida llena de chakasuluz con gingivitis, ¿Quien les dijo que esto era real? de hecho, la pregunta que realmente importa es: ¿No se emocionaron de todos modos?

    Puntos misceláneos:

  • Momento que vale la película: Kong parado en la punta del Empire State gritando "Me la pelan putos!"

  • Momento curioso: Jimmy, que es el mismo que hizo Billy Elliot, película que me gusta un putamadral. Hacen una autoreferencia chingona al ponerlo a bailar en una miniescena. (sospecho que por eso me gusto la película: salen puros que me caen bien)

  • Momento epifanico: Ya tengo una nueva vieja, Naomi Watts. Que cosa tan bonita. Y que bien grita. Pero lo que más me gusto de ella es un detalle bastante pendejo: sus dientes chuecos. No se porque, pero le confieren un aire de "realidad" que pocas actrices porcenalizadas tienen.

    Así que vean King Kong como lo que es; una metáfora de cómo la Bestia mata a la Bella. (Si, los hombres somos las bestias, bueno, ustedes, porque yo también soy bello.)




    Chimp le da dos pulgares, tres bananas y cuatro lianas.




    Yo.
  • No hay comentarios.:

    Visitas

    Seguidores

    Busqueda.


    Archivo del blog