viernes, diciembre 16, 2005

Misa de Gracias (De nada?)

Son las 9:30 am y en este momento me encuentro totalmente solo en la oficina.

Lo cual es muy extraño, porque hace unos minutos andaban por aquí todos los huevones habituales. Creo por allá al fondo anda uno de compras, somos los únicos en este piso.

Hace unos momentos vi pasar a alguien y lo detuve:

Yo: -Hey, ¿Onde se fueron todos?
Ella: -Ahh, es que hay misa
Yo: -¿Eh? (si, ya saben, ceja levantada, nariz arrugada...) ¿Misa de que?
Ella: -De gracias, aquí en la iglesia de la esquina

(A mi mente vino rápidamente la imagen de los monaguillos blandiendo los inciensarios como cadenas encendidas de hipioso, al sacristán pintándole bigotes y cuernos a los santos y al sacerdote haciendo malabares con el cáliz, la Biblia y un crucifijo, mientras todos los feligreses observan en extasis religioso sus gracias.)

Yo: -¿Y es obligatorio o que?
Ella: -No se
Yo: -¿Si no voy me iré al infierno?
Ella: -.......

Me da mucha risa que de pronto a todos les entre lo fervorosos y agradecidos, sobre todo porque he visto mas actitud cristiana en una maceta que en muchos de los que fueron a dar gracias (¿por favores recibidos?) a la misa empresarial.

Acaba de venir una de las asistentes de outsourcing.

Ella: -¿Oye, porque esta todo vacío?
Yo: -Ahh, se fueron a misa
Ella: -¿Pues que paso?
Yo: -Nada, es misa de gracias.
Se oye la voz del de compras que andaba por ahí:
El: -Si no vas a dar gracias no te dan aguinaldo
Yo: -Para lo que me va a servir en el infierno.

Siempre he tratado de mantener mi ateismo lo mas discretamente posible, ya que aquí la mayoría se manejan por esa tan común cubierta crujiente que es el mochismo hipócrita. Por encimita todos muy respetuosos, creyentes y bondadosos, pero por abajo seres egoístas, orgullosos e indiferentes. No estoy diciendo que yo sea diferente, pero por lo menos no me oculto bajo una costra ramplona de Fe y falsa bondad.

Ya están regresando todos.

Yo: -Que, ¿Ya purificaron su alma?
El: -Ya, estuvo muy cortita la misa
Yo: -Seguramente porque no hay mucho por lo que agradecer.

No se rió.


Yo.

No hay comentarios.:

Visitas

Seguidores

Busqueda.


Archivo del blog