miércoles, enero 18, 2006

Del Escritorio del Huevo.

Queridos lectores creyentes:

El post de ayer provoco algunos comentarios que merecen una respuesta. Los demas no porque estan muy pendejos, jajaja, no no no no no no no es cierto. Bueno si.

Betuel.

El respeto esta sobrevaluado. O por lo menos se entiende mal. Lo mismo que las ideas y opiniones.

Una de las pendejadas más grandes que existen es decir eso de "Todas las ideas son muy respetables". Siguiendo ese mismo axioma, la idea de Hitler de gasear a todos los judíos es tan respetable como cualquier pendejada que se te pueda ocurrir a ti.

Las ideas no tienen sentimientos, así que no pueden ofenderse (los que se ofenden son sus portadores, que son unos idiotas) Las ideas son para debatirse, corregirse y de ser necesario, desecharse. Solo un imbecil cree que una "idea" es intocable, inamovible e infalible.

Además, el vehículo no es de nadie, así que tanto derecho tenia el de poner algo como yo de quitarlo. Y de nuevo, siguiendo ese pseudorazonamiento, si yo colgara una estatuilla representando alguna deidad de la fertilidad o una cabeza jíbara del retrovisor, ¿Tú la dejarías ahí respetando mis creencias?

Juan.

Lo que dices sobre que una vez fuiste ateo y luego ya no, es tan respetable y creible como escuchar a alguien que dijera que alguna vez dejo de creer en los Reyes Magos pero de nuevo, a sus 30 años, cree otra vez en ellos. En realidad nunca dejaste de creer, solo estabas jugando a que si.

Que tu no puedas explicar ciertos aspectos del funcionamiento del universo (que tampoco quiere decir que nadie pueda; que tu no lo sepas no significa todos compartan la misma ignorancia) no le confiere respetabilidad a una idea tan risible y tambaleante como la de un creador todopoderoso.

Desgraciadamente tu versión buffet de la religión (-tomo lo que me conviene, lo que no lo dejo a un lado-) es muy socorrida por un numero preocupantemente grande de gente que en otros aspectos de su vida es bastante racional e inteligente.

Buñi:

Yo ya lo supere, de hecho eso fue como a los 12 0 14 años.

Ahora bien, no se ustedes, pero yo ya me canse de que para todo lo que diga haya alguien que salga con un "Pues si hablas de ello, es porque tienes issues demasiado grandes" Si así fuera, nadie podría hablar de nada, porque no faltaría el idiota que consideraria que un simple comentario al aire (como lo es el 90% de las cosas que están en este blog, ya una vez había dicho que yo no escribo sobre las cosas que realmente me importan) es muestra inequívoca de obscuros y retorcidos traumas.

Lo único que hago es señalar algo que considero estupido, pero al parecer muchos ven que además los señalo a ellos. Muy su pedo.

Ram memory:

¿Que puedo decir sobre tus sobadas quejas? Esta bien, lo diré una vez más.

Cuando veo algo, mi cerebro -que afortunadamente mantengo lo mas aceitado y alcoholizado posible- divaga sobre ello. Ahora bien, esta divagación puede ser interesante o una completa pendejada, eso no importa. Lo importante es que dicha divagación no me cuesta ningún trabajo. Y no solo eso, el plasmarlo en unas cuantas palabras no me supone aun mayor esfuerzo.

Cuando veo este tipo de comentarios no puedo mas que pensar "Dios, pobre gente, considera que algo que a mi me tomo tres minutos pensar y diez escribir es el resultado de sesudas y complicadas elucubraciones mentales". Lo mas probable es porque eso les costaría a ellos.

Ha de ser espantoso andar por la vida con la mente en blanco, sin reaccionar ante nada, como zombis de Sahuayo sin una opinión propia.

Y si, al final tienes razón, me vale madre. La diferencia entre tu y yo es que hasta lo que yo considero intrascendente -y como lo digo- provoca reacciones en baleros como tu.

Niha:

El solo hecho de creer en algo mas allá de nuestra realidad (que por más que les duela e incomode es la única valida) es muestra de que se tiene una muletilla que nos evita aceptar que en realidad no somos nada y que ninguna cosa que hagamos tiene un valor real. A eso es a lo que me refiero cuando digo que hay que mirar de frente al universo sin cagarse en los pantalones ante la frialdad e indiferencia (esto que estoy diciendo esta mal, es un error adjudicarle actitudes racionales a conceptos y fenómenos naturales, Control Zape lo puede explicar mejor, yo estoy muy guey para eso) del universo.

Ahora, una cosa es aceptarse como una insignificancia a nivel cósmico y otra es no hacer nada para que este mundo sea mejor (total, ya estamos aquí no? hay que pasárnosla lo mejor posible). Esa es otra diferencia de los creyentes con los no creyentes o racionalistas, mientras los primeros le dejan toda la responsabilidad de lo que sucede a fuerzas sobrenaturales, los segundos aceptamos que todo lo bueno y malo es obra y responsabilidad solamente de nosotros, así que bien, ¿Quien es más responsable? Yo no le confiaría la enorme responsabilidad de hacer avanzar a la humanidad en su camino hacia la salvación (como especie) a personas que creen en algo equivalente a los duendes y las hadas.

Todo esto se reduce a que a mí ya me da hueva tratar de convencer a alguien que sus creencias son tan sólidas y confiables como una gelatina. Llega un momento en que uno se da cuenta de que si alguien no pude ver por si mismo las cosas como son, probablemente nada lo ayudara, así que solo queda reírse y burlarse de ello, que aunque es bastante incorrecto, no es por ello menos divertido.

Como muestra un botón, todos piden respeto, pero nadie se pone en nuestros zapatos. ¿No podría yo reclamar, de igual manera que lo hacen ustedes, que sus creencias y como se la pasan restregándonoslas a los que no las compartimos son algo ofensivo (la soberbia respaldada por la ignorancia supina es insultante) e irrespetuoso para mi?

Claro que no, como ya había dicho, nosotros somos los únicos en verdad tolerantes.


Yo.

No hay comentarios.:

Visitas

Seguidores

Busqueda.


Archivo del blog