viernes, enero 27, 2006

El Habito No Hace al Huevo

Parece que se soltó de nuevo la temporada de memes...Yo tuve un amigo al que le decíamos Meme, no se porque...un momento...pinche alcohol.

Bueno, el pedo es que Paola tuvo a bien enjaretarme otro de esos famosos memes, uno sobre los hábitos extraños, lo cual no deja de ser irónico, ya que no entiendo como se atreve a cuestionar los malos hábitos de los demás una persona que estudia una maestría en matemáticas. Eso es tener pedos.

En fin, dicho meme me pone en un dilema; por un lado, me seria muy fácil decir que tengo TOC, (Transtorno Obsesivo Compulsivo, enfermedad harto elegante y distinguida) así que ¿Quieren hábitos extraños? you name it.

Pero si no me agarro de esto, tengo que pensar un poco mas, lo cual es molestisimo. ¿A quien en su sano juicio le gusta usar la cabeza? Que la usen los pitos, que para eso la tienen.

Así que, como dijo Jack el Destripador, vamos por partes. (aunque apuesto que Jack nunca dijo eso, ya que seguramente era ingles y no sabia ni jota de español)

1.- Hablar solo.
Y no me refiero a murmurar o pensar en voz alta, no, yo en verdad hablo solo; me hago peguntas, me las respondo, me mando a la verga, me cuento chistes y dependiendo de si me los sabia o no, me rió o me abucheo.

Escuchando el radio o viendo la televisión completo frases o diálogos; indago la ascendencia y linaje familiar ("¿Y este hijo de puta de donde salio?") Insulto o contradigo a los presentadores, cuestiono la veracidad de mis propias afirmaciones ("No marrano, a mi no me engañas, tu no bajaste gracias a AB-Pro" "¿Tu que sabes cabron? ¿Sabes cuanto debe de haber sufrido por ser un pinche cerdo asqueroso?").

También canto y si hace frío, hablo en ruso-japonés. Le pongo efectos de sonido a lo que hago. Abro el buzón y me asusto yo solo ("Bu!" "Ay amasita") etc, etc. Ahhh, y tengo una especie de síndrome de Tourette; desde hace muchos, muchos años, a veces, de la nada, este haciendo lo que este haciendo, suelto un "Every time I see you falling, I get down on my knees and pray".

2.- Llevar la contraria nomás por chingar.
Y es una manía molestisima. Y muy divertida.
La gente que me conoce ya sabe que un día puedo defender la liberación femenina y al otro condenar a todas las mujeres que aspiran a algo mas que a planchar la ropa. O un día predico la palabra de la biblia y al otro manifiesto mis deseos de poner una bomba en todo templo religioso, etc, etc. Esto va de la mano con adoptar automáticamente el punto de vista contrario de lo que este diciendo cualquier persona, esta actitud ha producido situaciones tan bizarras como estar discutiendo con un borracho sobre si es posible comprobar la existencia de Jesús matemáticamente. (El decía que podía, yo decía que lo único que podía hacer era dejar el trago y volverse constructor de diques en Zimbabwe)

3.- Rascarme los huevos y olerme la mano.
Aunque esto más que un mal habito, es herencia genética. Esta comprobado científicamente (Johnson & Thompson: "Balls-touchings habits in the average-midle-age-normal-guy" Nature 342. pag. 65-79) que todos los hombres, a excepción de los extremadamente melindrosos, (eufemismo para decir "pinches putos") sienten nulo asco y enorme placer en rascarse los huevos para acto seguido apreciar el bouquet. De hecho, no importa que incluso uno tenga varios días sin bañarse y se haya formado ya en los pliegues de los huevos la substancia blacogrisasea conocida científicamente como Requesón (Requesonus Bisagrus), vale madre, uno la estudia detenidamente para luego darle un llegue, que a lo mucho puede producir un "ahijoesuputamadre!", pero dicho con cariño y cierto incomprensible orgullo.

4.-Hacerme puñetas cuando no hay nada que hacer.
¿Nada interesante en la televisión? ¿Porque no hacerse una chaquetita? venga la chaqueta. ¿Que duelen los ojos después de estar leyendo un par de horas? Una chaquetita ayuda a despejar la mente. ¿Hace frío? otra puñetita ¿Hace calor? chaquetas a mi ¿Voló la mosca? chaca-chaca ¿De pronto te dieron ganas de hacerte una chaqueta? pues a jalar, que el mundo se va a acabar.

5.-Ser yo.
Esto, obviamente, para mi no es un mal ni extraño habito, pero para los que me rodean es el mas insoportable. Aunque debo reconocer que ser yo no es fácil; si ustedes lo intentaran algún día, quedarían agradecidos de ser lo que son en comparación; seres grises, obtusos, aburridos y muy, muy pinches feos.


Y ya, creo que destroce lo suficiente este meme como para que nadie desee recibirlo de mis manos, aunque si por ahí alguno tiene el mal habito de contestar estas madres, pues atásquese.



Yo.

No hay comentarios.:

Visitas

Seguidores

Busqueda.


Archivo del blog