jueves, febrero 09, 2006

Y Es Por Eso Que Me Fui.

Hace muchos años, cuando yo era mas joven y mas bello, (hace unos 12 o 14 eones) al que habria de ser mi cuñado le regalaron una patineta, a el no le llamo tanto la atencion como a mi, asi que como pude consegui una patito (ahh, una patineta pato, de esas que tenian un freno de plastico en la unica cola, snif) y aprendi a quedarme parado sobre ella mas tiempo del que pasaba en el suelo.

El caso es que fui metiendome mas en ese ambiente, hasta que alcance el momento cumbre de mi vida skatera; cuando pude comprar mi primer tabla con acrilico, una Siamese de New Deal, snif.

Para la epoca en que deje de patinar, haciendo a un lado la modestia que no tengo, habia obtenido bastentes logros, medidos como se miden en ese mundo; con el perfeccionamiento de varias series de trucos. He visto lo que se hace ahora y en comparacion nuestros estandares eran mas bajos, pero no por ello menos meritorios. El extasis que senti al sacar mi primer Ollie no le pide nada a lo que seguramente sintio Tony Hawk cuando le cayo al 720º

Por lo menos, yo fui feliz cuando por fin, despues de un mes completo de hacerme mierda las espinillas, pude caerle bien a un Impossible (el nombre lo dice todo, lo explicaria, pero mejor que lo haga la wikipedia) y me enorgullecia el hecho de poder hacer Kickflip 360´s hasta sacandome los mocos.

¿Y a que viene todo este azote de viejito nostalgico? ahh, a que hace un par de fines de semana, estando de visita en otro lado, le decomise su tabla (semi-pato) a un niño y como viejo aferrado, puse a prueba mi memoria.



Mi vieja mula ya no es lo que era, ya no es lo que era...


Ollie Varial Shame On Me 180º


Really Crappy Ollie One Foot By A Bitter Angry Old Man


Y ya, a los cinco minutos los tobillos me dolian y los pulmones se negaban a seguir siendo maltratados asi, amenzando con salirse de mi caja toracica, lo que supongo me hubiera causado algun problemilla para seguir viviendo.

Pero esta bien, si, a todos nos gusta recordar con nostalgia aquella epoca en que teniamos todo un futuro lleno de desilusiones por delante, pero como dice el buen Cani, la adolescencia es para recordarla, no para revivirla.

Y eso me hace pensar sobre algo que paso el domingo. Si, repito, se siente bien recordar los buenos tiempos; hacer de cuenta que no ha pasado sobre nosotros ese taladro neumatico conocido como los años y jugar un poco a que todavia seguimos siendo los mismos idiotas principiantes que eramos cuando aun no jugabamos en las ligas mayores de la inmadurez.

Porque aun con la pequeña cantidad de sangre que circulaba por mi torrente alcoholico que obnubilaba mi ya de por si obtuso criterio, aun asi, todavia podia escuchar por dentro una pequeña voz que me decia: "Ya basta, fue suficiente, no mas de eso." Y en lo que a mi respecta, voy a hacerle caso; hacia atras, ni para agarrar vuelo.

"Las calles camino
que camine de niño
y me parecen distintas
y me parecen pequeñas
y es por eso que me voy..."



Yo.

No hay comentarios.:

Visitas

Seguidores

Busqueda.


Archivo del blog