lunes, marzo 13, 2006

De porque ser misogino es aceptable y hasta recomendable. (II)

De nuevo, la señora explicó.

Señora: —Mira, yo estaba pagando mi tenencia y cuando salí vi el golpe, los muchachos estos me dijeron que fue el, y yo muy amable fui y le pedí que saliéramos, ¿O no fui muy amable?

Huevo: —Si señora... (risa contenida)

Señora: —Déjame hablar! Y ahora dice que no fue el! Y además se puso grosero hace rato...

Vieja: —....Si, muy grosero, a ver, háblale a el como a nosotras hace rato!...

Aquí el mono ese se pone muy erguido a mi lado, y aun así apenas me llegaba a la nariz.

Huevo: —¿Grosero? Mire señora, ya le dije que este es mi tono de voz, lo siento mucho si no le gusta, pero jamás he sido grosero, en todo caso, esto me parece ridículo y solo porque estoy muy de buenas no me he ido de aquí, como debería haber hecho desde un principio, así que por favor, dígame que hacemos, porque ya me canse ¿Llamo a mi seguro? ¿Para que se ría de mí? Ok.

Aquí todos se sacan de onda, supongo que la gente de su status esta acostumbrada a que sus chalanes, empleados y barberos les hablen bonito y les bajen la cabeza cuando quieren algo, así que cuando se topan con un mugroso tatuado y burlón que se ríe en su cara, se les cae el sistema.

El chalán y el monito de apoyo miraban y miraban la defensa. Le solté de nuevo la explicación del porque era imposible que hubiera sido yo, y los dos se volteaban a ver con esa misma cara inescrutable.

El monito todavía hizo un intento heroico de darle la razón a la señora:

Monito: —Pues mira, si te hiciste para adelante, le pudiste haber pegado...

Huevo: —¿Con 30 centímetros de espacio? Y si así fuera, al frenar, el carro se hubiera clavado y la hubiera tallado aun más abajo, obviamente.

Monito: —Pues no se... los chevrolet se levantan hacia atrás cuando frenan...

Huevo: —¿Violando las leyes de la física?

Monito: —.....

Huevo: —.....

En eso llego el oficial de transito.

Se acerca, ve su defensa y luego mira la mía. Mira de nuevo su defensa y luego la mía. La mira a ella con una expresión indescifrable y vuelve a mirar las dos fascias.

Huevo: —¿Que hacemos oficial? ¿Llamo a mi seguro? (mi sarcastometro de bolsillo revienta)

Oficial: —Pues si no se arreglan...si, tienen que llamar a sus seguros...

Huevo: —Esta bien oficial, porque ya quiero arreglar esto... *cof*risas*cof*

Y aquí se repite de nuevo la escena, la señora, secundada por la vieja, cuenta de nuevo como es que el patanete ese le desmadro su camioneta recién salida de la agencia, y que groseramente se negaba a aceptar su culpa.

Señora: —...y yo fui bien amable a pedirle que saliera a ver el golpe, y ni siquiera tuvo la disposición de cooperar y decirme que por lo menos me pagaba la pulida...

Huevo fingiendo asombro: —¿¿¿Y porque habría de pagar si no fui yo??? ¿No quiere que se la lave de una vez?

Aquí en monito de soporte y el chalán ya no decían nada y solo se volteaban a ver, el transito trataba de explicarle no se que cosa a la señora. Yo apenas y podía aguantar la risa y 6 kilos mas de sarcasmos que me quemaban el hocico.

La señora seguía alegando que yo tenia que pagarle hasta los empastes de sus amalgamas, yo ya nomás movía la cabeza entre espasmos de risa.

Señora: —Y se que te quieres reír! pero esto es muy serio! no por que estés joven (gracias!) creas que puedes hablarle así a una mujer...

Huevo: —Dios mió! ¿Quien esta hablando de géneros aquí?

Señora: —Pues tu, que ni siquiera me dejas hablar!, estoy tratando de explicar que...

De pronto, el monito se acerca a mi y me extiende la mano, despidiéndose, mientras ponía una cara en la que perfectamente se leía esto:

"Oye, disculpa a esta pinche vieja, y gracias por haber sido tan amable y no mandarla a la verga de un modo grosero."

Monito: —Señor...

Huevo: —No se preocupe.

Aquí me dirigí al oficial pare pedirle mis papeles, que estaba checando de rutina.

Las señoras de momento, al ver lo que pasaba, se quedaron perplejas, pero luego se soltaron como niñas chiquitas a las que les prometieron un helado y en su lugar les ponen una vacuna.

Señora: —Pero que...? Por...? Ahh! Y no creas que te vas por no tener la culpa, no!

Huevo: —Oficial, no se preocupe, ya se soluciono...

Aquí el poli me ve con cara de "No mames, pinche vieja".

Señora: —Y te repito que no creas que porque eres joven puedes andar hablando así! Si tu dices que esa es tu voz, pues se me hace raro, pero no creas que esta bien! Yo tengo un hermano de tu edad y habla igual de...de....de...naco! jijiji, si, naco!

Aquí ya no pude mas y me cague de risa.

Huevo: —Dios mió! ahora hasta naco resulte, bueno, me han dicho cosas peores...

El monito y el chalán escondían la cara de pena ajena.

Señora: —Y de seguro ni siquiera tu seguro esta vigente! si! jiji! ni esta vigente oficial!...

Huevo agitando la carpetita del seguro inocentemente: —Pero si lo acabamos de renovar! mire, si quiere se lo enseño...

Vieja: —Si oficial, ya deje que se vaya ese patán, si, que se vaya...

Huevo entre risas: —Oiga, pero yo todavía no me iba, todavía tengo que hacer un tramite...

Creo que ya no me oyó, porque el monito trataba de subirla a la camioneta.

Regrese al edificio y ya no pude concentrarme en mi libro, a ratos me reía y la gente me veía raro.

Ahora bien, seguro ustedes se están preguntando el porque de mi paciencia, condescendencia y sobre todo, porque me daba tanta pinche risa todo esto, pues bien, miren como quedo de desmadrada la camioneta de la señora:







Juro por Buba que ese es el "daño" que reclamaba.



Los Cavaliers violan las leyes de la fisica, chingon.



Desde que me fije en su "golpe" me reí, creí que era broma, pero cuando vi que la señora iba enserio, decidí seguirle el juego nomás para que aprendiera una lección; a no ser pendeja.

Y obviamente, yo estaba de muy buen humor y no tenia nada que hacer hasta la hora de la comida, así que por eso deje que las cosas llegaran a ese grado. Si hubiera tenido prisa, la hubiera mandado a la verga a los 5 segundos, como cualquier persona sin tan mala leche como la mía hubiera hecho.

Después, cuando iba manejando, seguía riéndome. Y como prueba de que no soy un misógino prejuicioso que pone en el mismo saco a todas las mujeres, cuando llegue a una intersección en la que una mujer estaba esperando cruzar en su chevy, le cedí el paso.

Luego, cuando estaba frente a mi, acelere y la choque en la puerta, acelere mas y la estrelle contra un poste, un transformador le cayo encima y mientras se electrocutaba, el chevy exploto.

Creo que entendió; no le quedaron muchas ganas de volver a nacer mujer.

De nada.



Yo.

1 comentario:

AXEL dijo...

KARNALLLLL HE ESTADO LEYENDO DURANTE UN TIEMPO TUS CHINGONERIAS ME CAE DE MADRES A QUE SI NO Y DE BROTHER TE DIGO QUE TIENES EL DON DE LA PALABRA UN BUEN BROTHER Y YO DECIDIMOS QUE A LAS MUJERES SE LES DESIGNARA CON EL NOMBRE DE PERRASSS BURRAASSS NO HAY MAS QUE DECIR INTENTAMOS ILUSTRARLAS Y LOS ANIMALES NO HABLAN

Visitas

Seguidores

Busqueda.


Archivo del blog