viernes, mayo 05, 2006

Mas Reseñas Balines.

Afortunadamente desde hace un par de semanas he podido aventajar un poco en la ridicula lista de libros pendientes que mi mecenas me ha entregado, pero sospecho que ya no tarda otra tanda, y ahora si, ya no caben. Voy a tener que comprar otro librero o hacer unas repisas. Ay como me quejo!

Por lo pronto hace un chingo termine "Cuentos de la Taberna del Ciervo Blanco" de Arthur C. Clarke. En este libro Clarke muestra un lado no muy conocido; el del humor, o por lo menos, el de la farsa. Muy en el estilo de los "Enigmas de los Viudos Negros" de Asimov, Clarke presenta una serie de cuentos en los que la exageracion es la clave de todo; historias fantasticas de inventos y situaciones inverosimiles, que por su misma naturaleza, se vuelven creibles. Toda la narracion toma lugar en la Taberna del Ciervo Blanco, lugar basado en uno real que Clarke frecuentaba. No es lo mejor de su obra, pero no aburre.

Luego por fin lei "El Krang de los Tar-Aiym" de Alan Dean Foster. Este la primera parte de aquel otro llamado "Abandonado en las estrellas". Desgraciadamente lei la segunda parte antes que este, por lo que ya no me supo tan bien descubrir los origenes del protagonista. Ademas, a mi gusto, el segundo libro es mejor, este roza demasiado la CF juvenil tan en boga en los albores del genero. Aunque eso si, la escena final, cuando se describe por fin el funcionamiento del Krang (un arma-instrumento musical sideral) se nota por que Foster es uno de los grandes maestros del genero. Hasta se le perdona que haya escrito las novelizaciones de Star Wars, puaj.

Luego, "Herencia de Estrellas" de Clifford D. Simak. Este libro tiene su firma por todos lados. Desde el principio, donde el protagonista libra una lucha interior para descubrir sus verdaderas motivaciones, hasta el final, un tanto fatalista, pero en donde aun se vislumbra una chispa de esperanza. Simak es especialista en crear viajes "astrales" en donde la mente se desprende del cuerpo y avanza, ya sea en el futuro o en el espacio, metaforica y literalmente. Y tambien, para variar, crea una serie de formas de vida alienigenas bastante bien logradas.

Tambien "Bestiario de Ciencia Ficcion", que es una antologia de Robert Silverberg, en la que recoge algunos de los relatos mas famosos del genero en donde aparecen los mas extraños, imaginativos y originales seres. Es un intento de revivir aquella costumbre medieval, en donde enciclopedicamente se describian animales, ya fuera reales o imaginarios, casi siempre con una enseñanza o moraleja. Aqui no se llega a tanto, tan solo se trata de un desfile de criaturas inverosimiles; Gnurrs, Hurkles, Hokas (que por cierto, son otra prueba de que George Lucas es un hijo de puta plagiador, los Hokas son unos seres de corta estatura, con cuerpo y cabeza de oso, manos con 4 dedos y bastante simpaticos...Los Ewoks...perdon, los Hokas, fueron muy famosos en la CF) insectos Bach y hasta una jirafa azul.

Poul Anderson es sumamente chingon. De hecho, ya le anda tumbando su puesto dentro de mis preferencias a Robert A. Heinlein, cerca, muy cerca... Este libro es una recopilacion de cuentos, seis, para ser mas exactos. Es perfecto para iniciarse en la ciencia ficcion, ya que recorre casi todas las vertientes del genero; Hay desde Space Opera (de la mejor calidad), Ciencia Ficcion Dura, CF Sociopolitica, y hasta CF con un tinte emotivo, con relaciones inter-especies, increiblemente buena, snif. Tambien demuestra una vez mas que seguramente Stan Lee fue asiduo a la CF, uno de los cuentos podria ser perfectamente un arco argumental en los X-Men.

Y por ultimo, ayer termine "Sudario de Estrellas" de Gregory Benford. Este es un libro dificil, muy dificil. Tiene algo de la CF dura de Clarke (hasta diagramas de la nave espacial trae, muy al estilo de "Venus Prime"), de P.K. Dick (en su vena mistica-esoterica), de Silverberg (con el autoanalisis y azote del protagonista) y de Ursula K. LeGuin y James Tiptree Jr. en cuanto al manejo y desarrollo de la psicologia de los personajes. Y todo eso es una bomba explosiva que apenas estoy digiriendo. El libro da saltos entre la CF dura, durisima y el misticismo Hindu; sus personajes lo mismo hablan sobre masa de reaccion y de estrellas de neutrones que de budismo Zen e iluminacion interior. El final me recordo muchisimo a "En la cima del mundo" de Tiptree, o por lo menos me dejo la misma sensacion, una especie de angustia y desapego. Repito, dificil, muy dificil. Es uno de esos libros que un no iniciado botaria a las 20 paginas.

Y para seguir en la vena densa de CF, hoy empece "Eclipse Total" de John Brunner, que efectivamente, al parecer va por el mismo camino.


Yo.

No hay comentarios.:

Visitas

Seguidores

Busqueda.


Archivo del blog