viernes, junio 23, 2006

Serendipity

Cuando comencé este blog, no tenia ni siquiera idea de que era exactamente un blog, ergo, no sabia que esperar.

Con el paso del tiempo, cuando descubrí todas las implicaciones de tener una pagina ventilando mis deficiencias, decidí (si, decidí, como acto conciente) no esperar nada de el.

Esto es parte de una filosofía de vida personal, filosofía muy común, pero por lo general malinterpretada.

El no esperar nada sobre nada permite disfrutar las cosas que llegan en su justa medida; el no tener expectativas que llenar, convierte cualquier logro como algo que se llena por si mismo. La decepción se la dejo a aquellos que esperan algo, y que por lo general, nunca reciben.

Esta filosofía de vida me ha permitido llegar a mi avanzada edad sin ulceras ni gastritis, ni siquiera malestares estomacales -mas allá de los esperables después de una borrachera-.

He visto blogs comenzados con un propósito definido, o en otros casos, llevados hacia una dirección específica para conseguir algo. Y eso es muy triste. Es triste porque los resultados de tal acción son evidentes después de cierto tiempo.

Incluso muchos de los que iniciaron esos blogs vienen aquí a verter su frustración, esto, supongo, por el hecho de que este blog me ha dado, sin esperarlo, cosas que por mas que buscan, jamás encuentran.

¿Que cosas me ha dado este blog sin que yo las haya buscado? bah, la lista no es muy grande, pero si variada e interesante, y sobre todo, lo mas importante, es que no me ha quitado nada, mas que tiempo, que por otro lado, puedo perder de formas menos productivas.

Un consejo para todos aquellos que esperan algo de su blog:

No lo hagan.


Yo.

No hay comentarios.:

Visitas

Seguidores

Busqueda.


Archivo del blog