miércoles, julio 05, 2006

El Computito que creia ser hombre.

Desde hace unos días mi monitor ha estado fallando. De pronto, la parte superior derecha (si dividimos la pantalla en 4 partes) empieza a vibrar como si se estuviera cagando de miedo. Eso duraba unos pocos minutos y no era excesivamente molesto.

Pero hoy temprano comenzó a hacer otra gracia. Dos para ser exactos.

Primero, en los procesadores de texto (o al posicionarme sobre una caja de escritura) al cursor le sale un fantasma (a lo mejor por eso el monitor se caga de miedo); me refiero a que tengo una imagen doble del maldito cursor.

Y la otra es que pareciera que en algunos lugares de la pantalla, faltara una columna vertical completa de píxeles; o sea, me enciman las letras, por ejemplo, parece que la P se esta cogiendo a la R, o que la O esta anoréxica.

Así que con todo el dolor de mi corazón llame a...

[Redoble de tambor]

...soporte, snif.

El espécimen computito que llego en esta ocasión era un poco mas interesante (tanto como puede ser mas interesante una almeja que una ostra) que los anteriores computitos genéricos.

Este tenía el descaro de creer que tenía personalidad y encanto. Habrase visto tal atrevimiento.

¿Porque digo que creía tener personalidad y encanto? Por varios detalles.

Primero, cuando entro a nuestra área, lo hizo saludando en voz alta. Ahora bien, todos sabemos que los computitos de soporte deben ser (así esta escrito en las tablas de la Ley que Diosito Bimbo le dio a Adán en el monte Everest) seres grises, opacos, y sobre todo, silenciosos. A nadie le interesa escuchar lo que tienen que decir, a menos que sea un: "Ya funciona" "Ya llego su nuevo CPU" o "Perdón por haber nacido".

Después, con un atrevimiento que rayaba en el insulto, saludo de beso y se puso a hacerle platica a una de las mujeres del área. Ella, poseedora de un gran corazón, hacia el esfuerzo de medio mostrarse interesada en la platica sosa del computito; de vez en cuando soltaba un "ahh", un "Mjm" o hasta un "Ahmiratuquebuenaonda" mientras seguía trabajando. Incluso tuvo la generosidad del voltear a verlo una vez.

Después de esto, el computito, sintiéndose Bill Gates (el Rodolfo Valentino de los geeks) se acerco por fin a mi lugar.

Desgraciadamente, justo en ese momento, el monitor dejo de funcionar mal. Es por todos conocido que los computitos se niegan a creer que una computadora este fallando a menos que explote en sus mismas caras. Y aun así dirán "Ha de haber ingresado mal su password, el CPU esta funcionado bien".

Le explique la falla, sabiendo de antemano que iba a suceder (los computitos de soporte son tan predecibles como una vaca)

Yo: —Mira, a veces, el monitor empieza a vibrar aquí...

CP: —Ahh, eso pasa cuando ponen dos monitores juntos.

El monitor mas cercano al mío esta a 3 metros. Moví los ojos significativamente.

Yo: Ese es el mas cercano, y no se ha acercado mas en, mmm, nunca.

CP: —Ahh, entonces eso pasa cuando la impresora le mete interferencia electromagnética.

Aquí es donde me empieza a cagar la costumbre que tienen los computitos de subestimar a todos los usuarios. Una cosa es que tengan que lidiar con secretarias estupidas que abren todo lo que les llega al correo y otra es que quiera impresionarme con un terminajo y que suponga que no se diferenciar una interferencia magnética en un monitor (todo el que tenga alguna afición por los equipos de audio y video sabe los pedos de no tener blindaje magnético) de una falla diferente.

Yo: —No, no es interferencia, solo vibra esta parte, no todo el monitor.

CP: —Mmm...Pues si fuera la tarjeta de video fallaría siempre o no fallaría.

Yo: —Pues falla a veces.

Y aquí remató con una joya de la hueva e incapacidad computita:

CP: —Bueno, pues déjame checarlo, lo voy a estar monitoreando por la red a ver que pasa.

Aquí nomás lo mire como diciendo "Aja, y yo voy a monitorear como me crecen los pelos de los huevos. Ándale guey, ya vete a la verga a seguir rascándote las nalgas y a intercambiar chistes pendejos con los demás computitos".

Yo: —Ok.

Ya le pedí a Activo Fijo un nuevo monitor.

Y luego los computitos se preguntan porque son vírgenes y nadie los quiere.



Yo.

No hay comentarios.:

Visitas

Seguidores

Busqueda.


Archivo del blog