lunes, julio 17, 2006

Latingamer Tour o Como perder una tarde de domingo.

Ayer domingo fuimos al mentado Latingaymer Latingamer Tour, que se anunciaba como algo "Que le daría envidia al Titanic". Claro, después de 60 años bajo el agua, hasta una lata de chiles Herdez debe de darle envidia al cacharro ese.

El "evento" se dividía en dos partes, una de las cuales era la "exhibición", que consistía en subirte a la caja de trailer esa y jugar, durante unos 10 minutos aproximadamente, un par de juegos de la lonchera, la caja de zapatos, el PS2 y el 360.

La otra parte era la del torneo; torneo organizado con las patas.

Uno se formaba durante un buen rato, pasaba, jugaba contra un niño, ganaba, ingresaban la victoria en tu "cuenta" y te salías a formar de nuevo. Una y otra vez. No importaba que perdieras; solamente contaban las victorias. Esto es una pendejada, porque el merito no estaba en ganar, sino en estar de aferrado formándose una y otra vez. Al final del día, los dos monos con más puntos pasaban a otra eliminación en Monterrey o algo así.





Yo solo me forme dos veces (en las cuales, obviamente, gane). Para empezar, en el Dead or Alive soy bastante malon, solo se lo necesario para hacer un par de combos y me defiendo con años de colmillo retorcido en juegos de peleas. Si hubiera sido en mis buenos tiempos de Tekken, si me hubiera quedado toda la tarde, pero mi vieja mula ya no es lo que era ya no es lo que era.





Y ya, como dije en el video, hay algo bastante estupido e irónico en el hecho de estar formado bajo el rayo del sol para luego meterse a una caja apestosa a jugar durante 5 minutos el mismo juego que puedes jugar en tu casa, sentado, con buen sonido, en una televisión mas grande, en línea y con una cerveza en la mano. Pero así somos de idiotas los niños hombres.

De hecho todo el sábado nos la pasamos jugando DOA en línea, contra un cubano en Miami que era cabroncisimo; en toda la tarde solo le pudimos ganar una vez, snif. Luego nos desquitamos con un pueltoliqueño, al que le reprochábamos cosas como Menudo, Ricky Martin y Daddy Yankee, entre carcajadas decía: "Pelo a mi no me gusta el legeton!" jaja.

Termino esto con una joya expresada el sabado:

"Recuerda, a una persona no debes juzgarla por sus actos, cualidades o defectos, eso no importa; a una persona debes juzgarla según el tamaño de su televisión".



Yo.

No hay comentarios.:

Visitas

Seguidores

Busqueda.


Archivo del blog