lunes, noviembre 06, 2006

Agnosticismo politico.

Hoy, como muchos mexicanos, desperté con unos bombazos. Bueno, en realidad yo no desperté con los bombazos, vivo muy lejos y tengo el sueño muy pesado.

Lo que vamos a estar viendo en los siguientes días va a ser la cereza en el pastel de mierda que se ha estado cocinando en este culo de país desde hace unos meses.

Y no, ni siquiera ahora voy a tomar partido por ninguno de los contendientes de este ridículo circo. No lo hice en las elecciones y no lo voy a hacer ahora, he dejado bien claro que tanto los perredistas como los panistas me parecen igual de deleznables y despreciables.

El caso es que yo, siendo un declarado fan del humor absurdo, no puedo dejar de señalar un par de situaciones que me parecen hilarantes.

Por lo que he oído en lo que va del día, la izquierda ya minimizo y se deslindo de los bombazos. Siguiendo sus pésimos guiones, ya culparon a la derecha, al ejército, a la iglesia, a la CIA, al PAN, al PRI, al cáncer y a la sífilis de ser los responsables del numerito. Un autogol, aseguran indignados.

Ahora bien, todo esto es muy probable. Lo que me parece ridículo es que se ofendan de que se les considere posibles culpables cuando en el blog del perro de azotea, Vitor Hernández, se dan consejos para hacer mas efectivas las bombas molotov.

Nomás un pendejo anda enseñando una resortera y luego se emputa si lo voltean a ver cuando se rompe un vidrio.

Y no digo que una pinche bomba molotov sea lo mismo que lo que hizo kapum en el DF, pero lo que cuenta es la actitud; violentar la situación.

Eso me lleva a otro aspecto ridículo de todo esto: la violencia y la represión.

Los obradorapposcegeacherorojillosizquierdosos se ponen a gritar como dementes "represión! represión!" solo porque alguien los ve feo. No importa que estén rompiendo la ley, para ellos, que no los dejen hacer sus desmadritos es represión. Y de nuevo, con esto no quiero decir que apoyo a la PFP o a cualquier autoridad, lo único que digo es que me parecen ridículos y hasta cierto punto, tiernos.

Y eso trae a colación otra cosa aun más ridícula: Ellos no quieren ser reprimidos ni censurados, pero toman como un deber sagrado reprimir y censurar a los que no piensan como ellos.

¿No lo creen? ¿Que fue entonces lo del guey ese del video de Barney? Le hicieron mailbombing hasta a su hermano, no mamar, es ridículo. Y no solo eso, se fueron a quejar con los dueños de Barney por algo sobre derechos de autor, ja. Lo que me parece absurdo es que se quejen de que alguien utiliza una imagen para apoyar su ideología cuando ellos hacen cosas como esta.

¿Donde esta la coherencia? ¿No están violando los derechos de Lucas al usar imágenes de Star Wars? En fin, en realidad no importa, de cualquier manera es una pendejada.

Y luego, mas doble moral.

Los obradoristas niegan ser perredistas. Se consideran "mexicanos" "el pueblo" etc, etc. Eso esta muy bien, no hay pedo. El problema es cuando alguien no piensa como ellos, entonces, automáticamente, esa persona se convierte en "Fecalista" "Panazi" "Fascifico" y demás terminajos horrendos (horrendos por lo baratos e infantiles) que lo único que buscan es honrar el ad hominem. No importa que esta persona sienta la misma animadversión por la derecha, no, esta persona es el enemigo, punto.

¿Que pasa por ejemplo con Carlos Espejel y otras figuras publicas que han expresado su punto de vista? Lo obvio; se convierten en parias traidores, vendidos, títeres, fascistas y monstruos que solo quieren envenenar la pobre mente del estupido mexicano promedio, que como la izquierda asegura, no puede pensar por si mismo.

Según la izquierda idiota, el mexicano promedio es un zombie con una merluza por cerebro que no tiene criterio para tomar sus propias decisiones. Según la izquierda, el mexicano promedio es manipulable y tiene que ser salvado de convertirse en un autómata que solo obedece lo que el gobierno y la derecha le dice. ¿Y como quiere evitar esto la izquierda? Lógicamente, diciéndole que hacer, que pensar y hasta que comprar. Hilarante.

En fin, en realidad, todo esto no me importa mas de lo que me importa el tipo de cambio de la libra esterlina. De hecho, me declaro políticamente agnóstico.

Me explico. Para mi, todo este teje y maneje esta tan lleno de intereses, posturas, ganancias y mierda que es imposible saber en realidad que es lo que esta pasando.

La existencia, identidad y profundidad de las manos que mueven toda esta mezcolanza es tan imposible de comprender que sencillamente no tiene relevancia.

Así es, todo esto es irrelevante, punto.

Lo único relevante aquí, es, obviamente, lo absurdo de la situación y que por mi los fecalistas, obradoristas, appoistas y demas fauna pueden irse a chingar a su madre por partes iguales.



Yo.

No hay comentarios.:

Visitas

Seguidores

Busqueda.


Archivo del blog