martes, febrero 28, 2006

Razones Por Las Que Chihuahua Vale Madres

  • En Chihuahua no hay nada, solo tierra.

  • Según la propia pagina del estado, estas son las atracciones turísticas: Barrancas, cuevas, cascadas, lagos y... desiertos.

    No mamar, puros pinches hoyos, agua y... tierra. Un hoyo y la tierra que salio de el no son una atracción turística; son solo eso: hoyos y tierra. Añadan el agua y voila!, ya tienen una nueva atracción ecoturistica extrema: un lodazal.

  • Chihuahua esta lejos de todo.

  • Querétaro es un pueblo pitero también, pero por lo menos esta a dos horas del DF, León, San Luís, Toluca, y a tres de Aguascalientes, Guadalajara y Morelia. Incluso es posible irse caminando al DF, por ejemplo. Si un chihuahueño quisiera salir caminando de su caserío terregoso, al único lugar a donde podría ir es a chingar a su madre.

  • Chihuahua no es competitivo.

  • A menos claro, de que en algún lugar del mundo necesitaran grandes cantidades de tierra. De otra manera, Chihuahua no sirve pa' ni madres. El PIB de los chihuahueños se mide en cuantas toneladas de tierra barren de sus casas al año.

  • Chihuahua es aburrido e impedo.

  • ¿Que ha pasado históricamente en ese solar baldío? Nada, viendo sus Hechos Históricos Importantes, uno puede morir de aburrimiento fulminante. Como muestra, un botón de lo que los chihuahueños consideran importante:

    "1707 -Se erigió a la región como Alcaldía Mayor, y en vista de eso hubo que nombrar su cabecera."

    "1825 -Se instala la primer imprenta de la ciudad"

    "1874 -Se establece el primer molino de harina del estado"

    "1914 -Se nombra a una vaca como presidente municipal"

    "1978 -Don Lencho se cae de su tractor y se rompe una pierna"

    ZZZZZZZZzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz...........

    Lo único que podría resultar trascendente históricamente en ese pueblucho, es que ahí fusilaron a Hidalgo. Gracias pinches traidores.

  • Todos los chihuahueños son feos.

  • ¿Alguien lo duda? miren nomás:





    ¿Porque creen que les pusieron así a esos pinches perros? Por pura asociación libre.

    De hecho existe la teoría de que chihuahua fue fundada por puros pinches feos, que huían rechazados del resto de la republica. Se unieron en una comunidad espantosa y se fueron a vivir a un puto desierto, para que nadie los viera y se espantara.

  • Los chihuahueños huelen mal.

  • Obvio, en un desierto, llenos de tierra y a varias horas del Oxxo mas cercano, a huevo tienen que apestar. Mas aun cuando duermen con sus vacas para no morirse de frío por las noches.

  • En Chihuahua la gente se ha degenerado.

  • Al vivir en una comunidad aislada, rodeada de hoyos y tierra (ver punto numero uno) alejados de todo contacto civilizador, han adoptado costumbres repugnantes a nuestros ojos: Comen alacranes, hablan cantadito, usan botas y sombreros, por no hablar ya de otras costumbres aun mas desagradables -si eso es posible- como por ejemplo, negar que su pueblo vale pa' pura verga.

    Hay muchos puntos mas que demuestran que Chihuahua y los chihuahueños valen madres, pero creo que no tiene caso seguir, sobre todo porque el 90% de ellos son analfabetas y dudo que puedan decir algo en su defensa.

    Pero no me malentiendan; yo no estoy atacando a esos pinches rancheros, no, yo solo señalo lo obvio. Lo ultimo que yo quisiera es faltarle el respeto a esos beduinos wanabe, y sobre todo, jamás denostaría a una tribu subdesarrollada solo por el hecho de haber nacido así.

    Por eso, no debemos culpar a los chihuahueños de ser lo que son...bueno, pensándolo bien, si podemos, ¿Quien chingados les manda vivir en ese culo terregoso?




    Yo.

    lunes, febrero 27, 2006

    De Ateo a Beato y Viceversa

    Era un día como cualquier otro, yo manejaba en el infernal tráfico de la ciudad de México, pensando, naturalmente, en un método sencillo y eficaz para barrer de la faz de la tierra a unos cuantos millones de chilangos.

    Y justo cuando mi paciencia estaba llegando al límite y mi alma bordeaba los negros abismos de la desesperanza, ocurrió el milagro, el milagro que cambiaria mi vida; por display de la radio, la Providencia me hizo llegar este mensaje:








    Primero, por un natural, practico e impío reflejo, pensé: "No mamar, me va a llenar el volante de sangre", pero luego me di cuenta de lo que pasaba y de lo que en realidad significaba tal mensaje. Y fue entonces cuando mi espíritu se ilumino; me vi epifanicamente subyugado y de mí henchida garganta broto un jubiloso y radiante grito:

    "Jebus! Señor! Creo! Creo y confío en ti!"

    Y acto seguido, en un acto de Fe digno de un beato, cerré los ojos y solté el volante.


    Cuando desperté en el hospital, ya no creía en Jebus.



    Yo.

    viernes, febrero 24, 2006

    Mas De Computitos

    ¿Recuerdan a los computitos genéricos de los que me quejaba en este post?

    Pues bien, ayer movieron de lugar la impresora del área. Hasta aquí todo bien. El computito genérico cargo la impresora y la movió 110 centímetros a la izquierda. La prendió de nuevo y se fue.

    Primera señal de alarma:
    Mando a imprimir algo y nomás no sale.

    Segunda señal de alarma:
    Una compañera manda imprimir algo y nomás no sale.

    Tercera señal de alarma:
    La hipopotamo que se hace llamar practicante esta comiendo churritos con singular alegría y uno de los botones de su mounstruosa panza apunta directamente hacia a mi. Me hago a un lado para evitar sufrir una muerte humillante.

    Cuarta señal de alarma:
    Otro compañero manda imprimir algo y nomás no sale.

    Quinta señal de alarma (falsa):
    Algo burbujea en mí estomago y temo que sea un pedo con premio, analizo brevemente la situación y después de un burbujeo clave, decido que es un pedo común y corriente, oloroso tal vez, pero sin peligro.

    Sexta señal de alarma:
    ¿Que no son suficientes con tres? No mamar.

    Hablamos a soporte. Mandan al computirico (computito genérico, para abreviar, las palabras no crecen en los árboles, saben?). Llega y mueve, si, literalmente, mueve el cable de red. No funciona. Apaga la impresora. Prende la impresora. No funciona. Habla por teléfono con otro computirico y los dos se pasan 15 minutos prendiendo y apagando la impresora. Me salgo de ahí.

    Cuando regreso, después de haber salvado al mundo —como todos los días a esa hora— intento entrar a mi correo y, oh, oh sorpresa... ¿Que sucede? Sucede que mi puto correo tiene el mismo problema de aquella vez. Llamo a soporte y regresa el computirico.

    Esta vez ni siquiera espero a ver la ya familiar escena, así que me salgo de nuevo, esta vez, a condenar al mundo —que es lo que hago todos los días a esa hora— y cuando regreso, por fin puedo entrar a mi correo.

    Adivinaron; no puede haber sido tan fácil.

    Cuando intento imprimir de nuevo, me aparece un mensaje: "No hay ninguna impresora configurada". Hablo al inframundo (la oficina de soporte) y pido con el computirico que arreglo mi maquina. Cuando preguntan quien fue, sudo frío.

    ¿Que dice uno en estos casos?

    "Pues es uno de ustedes, que suda y, mmm... habla en una frecuencia subsónica, como los elefantes, porque nadie puede escuchar que dice, y además... ehh, si.... además, no se, usa una chamarra como la que seguro traes puesta tu y también... uhh... ah si, también es feo (el 98% de los computitos son espantosos, el otro 2% es una alucinación colectiva) y seguro no tiene vieja."

    Después de que toda el área de soporte pasa por el teléfono, por fin logro hablar con el computirico correcto. Cuando le comento sobre el problema, me dice:

    —Ahh, es que tu tarjeta de red no sirve y por eso no reconoce la impresora.
    —¿Y como es que antes si la reconocía?
    —Ehh, pues no se, pero se la tenemos que cambiar, porque no sirve
    —¿Pero porque antes de que le metieran mano si funcionaba perfectamente y después ya no?
    —Pues no se, pero como ahorita no tenemos, vamos a ver como le hacemos.
    —Bueno, una ultima duda, ¿Porque si arreglaron el correo ahora no reconoce la impresora?
    —Porque la tarjeta de red no sirve.
    —Ok.


    Colgué muy, muy lentamente el teléfono, mirando a lontananza, convencido de haber tenido la primera comunicación hombre-alcachofa de la historia.

    Una vez mas, los computitos salvan al mundo.

    *sigh*



    Yo.

    miércoles, febrero 22, 2006

    Como se gana la vida: Tatuando.

    ...Cuando deje lo del hotel, regrese a la calle a vagar con mis amigos.

    Hacia poco tiempo que había llegado a vivir un chavo a los edificios. Era medio raro, muy callado y siempre, aunque hiciese un calor infernal, traía manga larga y pantalones. Cuando se empezó a juntar con nosotros, con asombro descubrimos que estaba tapizado de tatuajes, en total tenia 18. Esa era la razón de que usara mangas largas; increíblemente, su mama no sabía que los tenía. (Un tiempo después lo descubrió en el baño, supongo que casi se infarta al ver el papel tapiz que era su hijo y lo corrió de la casa, jajaja, apenas tenia 17 años)

    Nos contó que el mismo se había hecho algunos, y pues obviamente a muchos de nosotros se nos despertó el gusanito (que no habría de volver a dormir jamás) de tatuarnos. Y así comenzó la entintacion de los vágales de la calle.

    En esos tiempos no había estudios de tatuajes profesionales en Querétaro. En el DF apenas empezaba a hacerse famoso el Piraña en el Chopo. Debido a esto, las maquinas especiales para tatuar eran una leyenda urbana. Tello (así le decíamos a este guey) tenia su maquina hechiza, estaba compuesta por una pluma, un tenedor, un motor de walkman con un engrane de plástico y las agujas eran cuerdas de guitarra (del #5, sin el alambre retorcido) afiladas con lija de agua. ¿Tintas vegetales? Bah, eran otra leyenda urbana: Usábamos tinta china, Staedtler, obviamente.

    Y así, salvajemente, entramos en el mundo de los tatuajes.

    Aunque eso de salvaje era relativo; algunos de los más maleantes de la calle traían tatuajes más salvajes aun, hechos con espinas de maguey o simples alfileres, así que la maquina del Tello era un paseo por el parque en comparación.

    Yo empecé a juntarme mucho con el y siempre estaba ahí cuando tatuaba a alguien. Una de las desventajas de tatuarse con Tello era su completa inutilidad para dibujar algo decente; a veces se tardaba mas dibujando el boceto que haciendo el tatuaje en si. Por esa época, yo dibujaba mucho, o mas bien, como ya había comentado, copiaba mucho, y en mi mochila siempre traía mi cuaderno con mis porquerías. Mis amigos lo sabían, y un día, algún genio para lo obvio sugirió que yo dibujara el tatuaje y Tello solo lo tatuara. Y así empezó el dúo asesino.

    Todo fue bien un par de tatuajes, hasta que un día, en el cuarto del Pollo y Boti (Tal vez los recuerden por pedaventuras como "Colon O Los perros comepollos" y "Taxido") chupando caguamas, Tello dejo sus cosas y se fue a ver no se que cosa, pero nunca regreso para tatuar al Boti, y este, que a veces se le iban las cabras, dijo:

    -Pinche Tello, que se vaya a la verga. A ver pinche Huevo, házmelo tu.
    -No mames, yo no se.
    -Ohh, ya has visto un chingo de veces como se hace, no mames, y tú dibujas mejor, así que vas.
    -Bueno, pero si la cago, no respondo.
    -No hay pedo.

    Y así fue como descubrí que chingon se siente tatuar a alguien. Parece pendejo, pero cuando te das cuenta de que estas haciendo algo que de una manera u otra perdurara sobre la piel de alguien, algo extraño sucede.

    Y no se si fue porque en verdad yo era muy chingon (yo soy chingon para todo), pero el primer tatuaje me quedo bastante bien, era un pulpo que le cubría media pantorrilla al Boti.

    Desde ese día, todos mandaron a la verga al Tello y jalaron conmigo. Este ni siquiera se emputo, al contrario, le quite un peso de encima y de hecho se hizo mi fan y le aumente dos tatuajes que ya traía.

    Implemente mejoras en el equipo; cambie la pluma Bic (que no sabia fallar, pero si que sabia hacer batidillos de tinta) por una de metal. Al motor, que en un principio funcionaba a pilas, le puse un pedal que alguien robo de la maquina de coser de su mama. Las cuerdas de guitarra fueron reemplazadas por agujas de chaquira mucho mas finas y estables.



    Las tintas, la super higienica maquina y el pedal.



    Al principio tatuaba a todos mis amigos nomás por la practica, pero de pronto, estos le empezaron a decir a otros conocidos y se corrió la voz, y así me empezó a caer un poco de lana, que yo no me esperaba. Mis cuates seguían pagándome con caguamas u otras especias (llegue a recibir medio frasco de una loción Animal y de un Balenciaga, jaja), pero los demás si me llegaron a pagar hasta 400 pesos por tatuaje, que en esa época me alcanzaba para mantener mis vagancias.

    Hubo momentos extraños y hasta peligrosos. Como yo siempre cargaba en mi mochila la maquina, nunca faltaba que en una peda saliera el tema y algún valiente se animara a rayarse ahí mismo. Muchas veces tatué en medio de una fiesta, rodeado de borrachos y parejitas fajando.

    Cuando se ponía peligroso era cuando esto pasaba en las pedas de los amigos banda de mis compas, como cuando íbamos a Lomas, por ejemplo (colonia en donde hace tiempo mataban con tortillas duras), esos gueyes si estaban densos y entre broma y broma, mientras los tatuaba, decían que si no quedaba chido me cargaba el payaso. Una vez me toco uno bien pinche violento, que cada raya que hacia le ponía peros: "No mames! ¿Esa raya que chingados cabron?" yo nomás le decía que se esperara, que hasta verlo acabado se quejara. Afortunadamente quedo chingon y hasta me abrazaba al final, fiu.

    Y como en todo, hice cosas buenas y cosas malas. Afortunadamente las porquerías que hice fueron las menos (una rosa a una vieja que al final parecía un maguey, jajaja) y las que, sinceramente, me quedaron chingonas, que fueron las mas.

    Mi mama al principio se escandalizo, pero le preocupaba mas que me fuera a meter en un pedo, por tatuar a algún chavito pendejo y que sus papas armaran un desmadre, así que me dedique solo a mayores de edad o a menores que eran compas.

    Ahh, y aquí si hubo pornoaventuras, o mínimo fajes. A dos viejas que tatué en el pecho y las piernas me las faje al final, como pago, ja. De esa época también fue esta historia, snif.

    Después llego por fin un estudio profesional a Querétaro y como yo ya me había hartado (es bien pinche cansado, aunque no lo crean) al que me pedía que lo tatuara lo mandaba allá.

    -Pero no mames, cobran bien pinche caro.
    -Si cabron, pero quedan mucho mejor, además no quiero que después de que veas como los hacen allá, me vengas a reclamar a mi.


    Y ya, al final debo de haber hecho unos 80 tatuajes en unos cuantos meses. Mi gran frustración es que yo podía tatuarlos a todos, pero a mi nadie me podía hacer lo que yo quería. Hasta que llegaron los estudios profesionales y por fin me hice la Garrapata.


    En el próximo episodio de este culebron húngaro, el Huevo se convierte en la pesadilla de toda madre; dolor de cabeza de los peatones y blanco móvil de los automovilistas: Repartidor de Pizzas.



    Yo.

    martes, febrero 21, 2006

    More Fun With The Search Engines

    Y vuelven las busquedas idiotas en este blog.




    Yo se que esta no me falla. La semana en que no hay minimo tres me siento defraudado.





    Neta?

    Este guey estuvo en coma 12 años, ha de ser dificil despertar y ponerse al dia.





    ¿Vieron como es posible buscar porno y al mismo tiempo tener buen gusto?

    Nada de "quiero putas puercas", no, no no, este caballero quiere sensualidad, pero sin caer en indecencias. A ver si aprenden algo, chaqueteros pervertidos.





    ¿Con un buen putazo?





    No señores, yo no soy racista: yo odio a todo el mundo.





    1.-Deja de tragar porquerias pinche cerda.

    2.-Hay que cagar.

    3.-Muere y espera unos tres meses.





    ¿Y me llaman egolatra a mi?

    No puedo imaginarme un dia despertando y diciendo "Buenos dias mundo! veamos que dice hoy internet sobre mi!..."





    El mundo esta mal, mal.

    Aparte de coprofilico, tacaño.





    Este es un hombre que sabe lo que quiere, ojala todos tuvieramos esa seguridad en la vida.

  • Resultados 1 - 10 de aproximadamente 165,372 de videos de chichis reales.


  • -No señor! yo quiero chichis dibujadas! en caricatura!





    ¿Quien quiere ver a una teibolera vestida? ¿Sus papas?





    Y yo las uvas sin semilla, so what?


    ¿Cuando entenderan que google no es su amigo?

    *sigh*



    Yo.

    lunes, febrero 20, 2006

    De Escaleras, Religion y Pesimismo.

    Es curioso como la vida imita al arte. Desgraciadamente la mayoría de las veces la imitación es tan mala que dan ganas de ponerse a llorar.

    Los desmanes que están causando los idiotas aquellos por las caricaturas de Mahoma me deprimen, me deprimen porque confirman lo que desde hace mucho, pesimistamente sostengo.

    El viernes empecé a leer "Las Fuentes del Paraíso" de Arthur C. Clarke. No pude soltarlo hasta las tres y media de la mañana, cuando lo termine. Ese es el Clarke que me gusta, imaginativo, propositivo e irreverente.

    En dicho libro, Clarke propone, en boca del protagonista, la posibilidad de construir una torre (o puente, cuestión de enfoque; solo se trata de imaginarlo horizontalmente), un ascensor espacial que parta de la superficie de la Tierra, en el ecuador, hasta uno de los puntos estables de la orbita geosincronica, (con un obvio contrapeso de la misma longitud hacia el otro lado, para contrarrestar la caída libre y mantener derecha la estructura)

    Dicha torre o Escalera al Cielo (se oye a lo lejos un solo de guitarra), serviría como elevador para poner en orbita materiales (y estudiar el Cinturón Van Allen, que atravesaría limpiamente), sin la necesidad del brutal gasto que conlleva un despegue de una nave desde el suelo.

    Muchos pensaran "Que mamada, es imposible construir una torre de 40,000 kilómetros de altura" pues bien, he ahí la maravilla de la Ciencia Ficción (y del genio de Clarke); lo único que se necesita es inventar un material resistente, en este caso un hiperfilamento de diamante (o mas bien carbono) molecularmente modificado, cuyas propiedades permiten dicha construcción. Esto no es inverosímil, Clarke no es ningún pendejo y la extrapolación que hace es insultante en su obviedad y sencillez.

    Pero bueno, ya estoy divagando (como siempre que empiezo a hablar sobre CF, snif). El punto es que es posible y se hace.

    Lo que me llamo la atención de libro es un hecho aparentemente aislado que cambia completamente a la sociedad y su manera de enfocar la religión.

    En la historia se habla de cuando llego el Velero Espacial.

    Un día, los astrónomos detectaron un objeto que se dirigía directamente al sistema solar, cuando ya esta cerca de la orbita de Neptuno, se descubre que es una especie de sonda alienígena.

    Dicha sonda llevaba viajando 60,000 años de estrella a estrella, estudiando a las civilizaciones que iba encontrando en su camino.

    Nosotros somos solo una de muchas que ha descubierto.

    Lo interesante es que, aun siendo una sonda no tripulada, poseía cierta inteligencia artificial que le permitía intercambiar información con nosotros; así pues, mientras atravesaba el sistema solar como un cometa, recogía información de nosotros a la vez que nos brindaba la que tenia en su poder.

    Ahora bien, he aquí lo interesante. De entrada, entre otras muchas cosas, la sonda nos confirma por fin que no estamos solos, y de coletazo, obviamente, hace temblar el edificio de la religión hasta sus cimientos.

    Clarke se avienta la puntada cagadisima. Hace que el departamento de Filosofía de la Universidad de Chicago le mande al velero Estelar toda la Summa Theologica para que la analice... y este es el desastroso resultado:

    "He analizado los argumentos de su llamado Santo Tomas de Aquino, como solicitaron en su mensaje 145, secuencia 3, de Junio 2, 2069 GMT 18.42. La mayor parte del contenido parece cháchara sin sentido y desprovista de toda información, pero indico a continuación 192 falacias expresadas en la lógica simbólica de sus referencias Matemáticas 43 del 29 de mayo 2069 GMT 02.51.
    Falacia 1... (Sigue una lista de 75 paginas impresas)"

    Jajaja, el Velero tardo menos de una hora en demoler a Santo Tomas.

    A continuación el Velero mando este mensaje:

    "La hipótesis a la que se refieren como Dios, aunque no puede ser rechazada por la mera lógica, es innecesaria por la siguiente razón.

    Si damos por sentado que el universo puede ser abro comillas explicado cierro comillas como la creación de una entidad conocida como Dios, el debe ser, obviamente, de un grado de organización mas alto que su producto. Por lo tanto, hemos doblado con exceso el tamaño del problema original y dado el primer paso hacia un razonamiento inverso de infinita divergencia. Guillermo de Ockham señalo ya en su siglo XIV que no se deben multiplicar innecesariamente las entidades. Por lo tanto no puedo comprender por que continua este debate."


    Por eso amo la ciencia ficción.

    Entre otras cosas, el Velero responde a una pregunta muy curiosa; de las docenas (cientos) de civilizaciones que el velero había estudiado, solo tres tenían un concepto religioso de Dios-Creador. Y en todas ellas los vástagos eran producto de dos padres y crecían a su lado en un ambiente familiar por lo menos por un tiempo.

    Y esto esta relacionado con lo que decía Sagan en "El Mundo y sus demonios" sobre la similitud entre el nacimiento y la visión religiosa. Todo comenzó en el Paraíso (el útero), fuimos expulsados dolorosamente (nacemos) y lo único que deseamos al morir es regresar al Paraíso (a la comodidad y seguridad del vientre materno). Sagan incluso se aventura a sugerir que la visión del túnel con la luz al final puede ser un recuerdo inconsciente del momento de nacer.

    En la novela de Clarke la humanidad tiene que deconstruirse espiritualmente para renacer de un modo totalmente diferente.

    Y ahora regreso a lo deprimente de la situación con los musulmanes.

    Yo me empapo y sueño con momentos e imágenes como las descritas anteriormente, y cuando regreso de ese universo paralelo y veo lo que sucede en este culo de planeta, me doy cuenta de que es muy probable que no sobrevivamos a nuestra infancia tecnológica (ni mental), y que ni siquiera estoy seguro de que lo merezcamos.

    Somos como niños en una habitación, peleando por juguetes, cuando afuera se encuentra todo un mundo esperándonos, todo un universo lleno de maravillas... pero nosotros solo nos preocupamos, lloramos y pataleamos por la estupida pelotita roja de otro niño.

    Lo malo es que estos niños cuentan con juguetes capaces de aniquilarlos.

    Me deprime pensar que algo que un ser humano puede imaginar y desear, algo maravilloso, probablemente jamás será posible, precisamente porque hay otros seres como él, que pudiendo pensar cosas tan grandes, piensan solo en caricaturas.

    Existe un argumento muy usado en la ciencia ficción, que puede resumirse así: Sí existen civilizaciones mas avanzadas que la nuestra, son lo suficientemente inteligentes como para dejar que nos destruyamos solos.

    Estoy de acuerdo con ellos.


    Yo.

    viernes, febrero 17, 2006

    Como se gana la vida: Telefonista.

    ...Cuando le platique a mis amigos que ya había mandado a la verga la escuela y que andaba buscando trabajo, como todas las demás cosas, les valió madres. Solo el Dani me dijo que si quería me podía conseguir chamba en el hotel Impala, (Zaragoza y Corregidora, —ver mapa—centro histórico, a un lado de la Alameda, arriba de la baqueta y abajo de una nube) donde trabajaba de Bellboy... de pinche Botones pues. Le dije que si, que viera que había para mi.

    Al otro día me dijo que fuera a ver a un licenceado del hotel, así que ahí fui yo y mi —risiblemente— aseada persona.

    No recuerdo bien la entrevista, pero supongo que mi carisma e increíble personalidad diciseisañera impresionaron al Lic... aunque supongo que peso mas el hecho de que el pinche hotel fuera de tercera y que tener a un adolescente trabajando en el conmutador les importara cinco kilos de reata.

    Así que me metieron a un cuarto detrás de la recepción, en donde estaba un conmutador casi casi tan viejo como los que salen en las películas, en donde conectas los enchufes en un chingo de hoyitos. Lo chingon era que dicho cuarto tenia un ventanal de doble vista, como de película o motel barato, así que yo veía todo lo que pasaba afuera y nadie me veía a mi.

    Casi siempre me tocaba el turno de la noche, que era el mejor, porque no hacia casi nada. Había pocas llamadas que conectar y lo demás lo hacían los recepcionistas; una vieja y un guey que no recuerdo como se llamaban, pero que eran a toda madre y me consideraban su hermano menor. Por eso me dejaban ir a jetear a los sillones de la recepción. En la madrugada salían los borrachos del bar del hotel y me despertaban. Como a esa hora no había botones, yo me rifaba y los llevaba a sus cuartos, casi siempre iban con putas y daban una propinotas, no se si por borrachos o por apantallar, pero con eso me alcanzaba para invitar los tacos o las tortas cubanas (frente a la alameda) todos los días en la mañana.

    El licenceado que me contrato era poca madre, carrillero y desmadroso, le perreaba a todas las viejas del hotel, en esa época se andaba tirando a la de contabilidad. Tenia una Virago 250 que estacionaba en el sótano, desde ahí me enamore de esa moto, algún día tendré una. ~sigh~

    Lo decepcionante es que no hubo niguna pornoaventura como yo ilusamente esperaba. Nunca me mandaron llamar para un room service pornografico; lo mas que llegue a ver, desde alguna ventana que diera al patio interior, fue a señoras gordas con brassieres talla DD, snif.

    Después de un par de meses mi mama se puso roñosa porque nunca dormía en la casa, (aunque estuviera trabajando —y durmiendo— en el hotel) y como a mi también ya me estaba aburriendo, le di las gracias al Lic. y muy tristes, entre lágrimas y ataques de nervios, todos me dijeron adiós.

    Regrese a la vagancia, y fue entonces que, gracias a la ineptitud de un amigo y mi habilidad dibujativa (bueno, no se dibujar, se copiar, hasta la fecha lo hago muy bien, snif) me convertí en artista (ja!) del tatuaje...

    No se pierda el próximo episodio de esta sexi-magicomedia, en donde el Huevo tatúa por caguamas como pago y a veces nomás por salir indemne de pedas arrabaleras.


    Yo.

    jueves, febrero 16, 2006

    Al Cliente Lo Que Pida

    Muchas veces se han quejado de que hago caso omiso e ignoro a los que vienen a leer aqui, y es cierto, y eso, aunque no lo crean, a veces me remuerde la conciencia y no me deja dormir*, y pensando en esto, quiero mostrarles algo.

    Me encontre esto entre las busquedas que hacen en el blog:






    Y para que vean que no nomas me burlo de los que pierden su tiempo aqui y que quiero redimirme ante sus ojos, voy a hacer mi buena obra del dia, explicando el famoso truco ese, para el que le interese (por lo menos a uno si, y eso ya es suficiente ¿no?):

    Primero, tienes que buscar a uno de los soldados del area de la jungla, antes de encontrar a Revolver Ocelot, cuando vas a rescatar al cientifico. No se cual es exactamente, asi que hay que separarlos uno por uno. El indicado es el que, cuando lo sometes, empieza a cantar: "Me va la vida, me va la gente de aquí y de allá. Me va la fiesta, la madrugada, me va el cantar..."


    Justo en ese momento pones pausa, abres la charola, sacas el juego y metes un disco de Grandes Exitos de Julio Iglesias, este puede servir:







    Despues tienes que cerrar la bandeja, dejar que el Play lea el disco y quitar pausa. Entra al menu y en la opcion de camuflaje, selecciona la nueva opcion que aparece: "July Churchs" escogela y listo, cuando salgas del menu, podras jugar como Julio Solid Iglesias:








    Voilà.


    Tambien se desbloquea una nueva modalidad de juego, muy similar a la de VS Monkey, pero aqui, en lugar de dispararle al mono, le disparas a Enrique Iglesias, y ya que esta derrotado, te coges a Kournikova.


    De nada.



    Yo.


    *Por si alguien no lo noto, esto fue sarcasmo; su indignacion es una de las 10,326 cosas que me valen madre en este mundo.

    miércoles, febrero 15, 2006

    Ese burro ya no existe...



    Orale, pasenle a comprar el libraco del pinche Vitor, que si no les gusta, de todos modos les puede servir para limpiarse el fundillo.

    En la compra de un ejemplar, se llevaran tambien gratis una playera con la leyenda "Yo le mente la madre a Victor Hernandez"

    "Un libro que tienes que leer, porque lo digo yo."
    -Asia Carrera

    "Si no lo compras, es porque estas ardilla"
    -Alvin.

    "Victor se inspiro mientras me la chupaba"
    -George Lucas.

    "Ese libro es un complo' contra las buenas costumbres (bejitos para Victor)"
    -Lopez Obrador.

    "Victor me la chupa mucho, mucho"
    -George Lucas, de nuevo.

    "Guaf guaf guaf, guaf guaf!"
    -Un perro, antiguo compañero de azotea de Vitor.


    Y ya, servido putin.


    CHTM Victor Hernadez.


    (Ahh que buenos tiempos forales, snif)



    Yo.

    martes, febrero 14, 2006

    Como se gana la vida.

    Hace algunos días alguien comento sobre que al parecer tengo muchas historias que contar, ("miren, un anciano esta hablando! escuchémoslo, seguro tiene algo interesante que decir") y no se si sea cierto, pero me puso a pensar en el milusos que he sido desde que empecé a rascarme con mis propias uñas.

    Primero, el titulo de este post (y de los que probablemente le seguirán) esta robado directa y desvergonzadamente de uno de mis libros favoritos, de Ricardo Garibay.

    Segundo, empecemos por el principio (la secuencialidad y la coherencia, por no decir ya la redundancia, me la pelan).

    Toda la primaria fui un niño modelo; tuve diploma todos los años, era abanderado, peinado de raya y bien portado, en resumen, era un putete.

    Luego, cuando llegue a Querétaro y entre a la secundaria, todo se fue al carajo. Como cuando uno baja corriendo por una ladera empinada; al principio puede correr y mantener el equilibrio, pero poco a poco vamos dando zancadas cada vez mas descompuestas hasta que, irremediablemente, uno se da de cara contra el suelo. Así me paso.

    Salí de la secundaria en el momento justo en que uno ya va dando las ultimas zancadas; cuando la barbilla roza las rodillas, los brazos aletean a los costados y el suelo se acerca peligrosamente, con la promesa de un chingadazo marca Dolerá®.

    Lo que agravo la situación fue mi naciente escepticismo, (era una preparatoria de monjas, ja) aunado a mi también naciente problema con las figuras de autoridad (me cagaba que un maestro intentara explicarme algo que yo entendía mejor que el, y que se indignara por hacérselo notar) Esto significo que todo el primer semestre fuera el equivalente del vuelo planeado en mi caída, y los exámenes de fin de curso fueron por fin, el impacto de mi cara contra el suelo.

    En pocas palabras y para resumir, antes de los finales, después de una extraña discusión con la Madre directora sobre la relación del largo del cabello con la hombría y una blasfema observación hacia Jesús de mi parte, (observación que logro que la cara de la Madre superiora adquiriera tonalidades que solo un espectrógrafo de masa hubiera podido analizar) acabe diciéndole: "Madre, usted y su escuela se pueden ir al carajo". Me di la vuelta y me fui como seguramente se fue Napoleón del Chateau de Malmaison (no tengo idea de como se fue, pero supongo que fue con un chingo de estilo). No regrese sino hasta un año después a recoger mis papeles. (No como Napoleón, que ya no regreso nunca y se murió en una isla rodeado de cocos y palmeras borrachas de sol.)

    Obvio, automáticamente en mi casa se acabaron las consideraciones para el vágales en ciernes, o sea, yo. Mi mama dejo de cocinarme, lavarme y todo lo demás, (yo tenia que hacer todo, snif, pobre Huevociento) y tuve que buscar un trabajo, ("solo por un semestre, luego regreso a la escuela") para poder mantenerme y aparte pasar una lana en mi casa.

    Así que ahí estaba yo, un mocoso de 16 años, fanático de Nirvana, con el cabello a los hombros, un corazón medio roto y un par de bermudas viejas, parado frente al mundo...Dios, que ridículo me debo de haber visto.

    En fin, así es como empieza mi víacrucis en esta revolvedora de cemento que algunos tienen el descaro de llamar vida.

    No se pierda el próximo capitulo de esta soporífera aventura, en donde el Huevo encuentra trabajo como telefonista de hotel, una emocionante historia llena de...de...mmm... ¿teléfonos?



    Yo.

    lunes, febrero 13, 2006

    ¿Recuerdas?

    Ayer estuve pensando en todos aquellos momentos que pasamos juntos, momentos indelebles, pirograbados en mi cerebro. Por lo menos en el mío, no se tu.

    ¿Recuerdas aquella vez que llegaste a mi casa sin haberme avisado? Abrí la puerta pensando que era Enrique, y te vi ahí, temblorosa, con una bolsa en la mano y el miedo en la otra. No dije nada, solo te abrace y te dije "Hola" al oído.

    O aquella vez, que fuimos a desayunar a San Miguel de Allende. Caminamos por las callejuelas, entrando a todas las tiendas sin comprar nada. Yo inventaba historias sobre las casonas “Mira, ahí se escondió durante seis meses el abuelo de Nicolás Campa, que tenia tuberculosis y gota en la pierna”. Querías una foto con el percheron de las nieves, pero yo te decía que después no iba a saber quien era quien.

    Y aquella cena en la Trattoria, en la que pase 40 minutos convenciéndote de que la lasaña no era un plato italiano, sino alemán, que los italianos se habían apropiado en la primera guerra mundial como parte de su alianza. Tú dudabas en creer todas mis idioteces. Como nos reíamos.

    Y la vez del campamento en Michoacán, donde pase cuatro horas viendo el crepitar del fuego, absorto. Tu estabas a mi lado y estabas confundida, podía notarlo, no sabias si estaba molesto o si tan solo era uno de esos momentos. Yo no dije nada, no tenía nada que decir.

    O cuando fuimos a Torreón, durante todo el viaje en carretera, tu acurrucada en el asiento de un lado mientras yo manejaba. No dejaba de hablar sobre todo lo que me venia a la mente, tu solo escuchabas y escuchabas. Me mirabas y yo sabía que en esa mirada había amor. O así lo sentía.

    También recuerdo aquella noche que me pase en vela viéndote dormir, pensando en lo que decía Duritz: "It’s the breathing, it’s the breathing in and out and in and...", tu despertaste y me miraste confundida, te dije que no pasaba nada y volviste a dormir. Yo seguí mirándote hasta que el sueño me hizo ver visiones.

    O la noche de aquella de mayo, cuando yo, ebrio y tambaleante, le aulle a la Luna como un lobo y tú reías y reías.

    Y cuando te hable de mis demonios internos y tú llorabas lágrimas de miedo, de pena, de amor.

    Y recuerdo perfectamente cuando fui a verte; llegue a la central de autobuses y te esperaba afuera, con una gorra, lentes y mi camellera como único equipaje. Mientras esperaba balanceándome de las puntas de los pies a los talones, te vi llegar por el reflejo de un ventanal. Fingí que no te había visto, hasta que estuviste muy cerca, entonces voltee y te sonreí, te quedaste petrificada, luego corriste y me abrazaste como nunca lo habías hecho, como nunca lo has hecho.

    Recuerdos.

    Pero tu, ¿Recuerdas? ¿Recuerdas todo eso?

    No.

    ¿Y sabes porque? Porque nada de eso ha pasado.

    Sucedió solo en mi cabeza, imágenes inconexas de momentos inexistentes, pequeñas películas producidas solo para mí.

    Nunca ha sucedido, sin embargo, lo recuerdo, una y otra vez.


    Fin.



    Yo.

    jueves, febrero 09, 2006

    Y Es Por Eso Que Me Fui.

    Hace muchos años, cuando yo era mas joven y mas bello, (hace unos 12 o 14 eones) al que habria de ser mi cuñado le regalaron una patineta, a el no le llamo tanto la atencion como a mi, asi que como pude consegui una patito (ahh, una patineta pato, de esas que tenian un freno de plastico en la unica cola, snif) y aprendi a quedarme parado sobre ella mas tiempo del que pasaba en el suelo.

    El caso es que fui metiendome mas en ese ambiente, hasta que alcance el momento cumbre de mi vida skatera; cuando pude comprar mi primer tabla con acrilico, una Siamese de New Deal, snif.

    Para la epoca en que deje de patinar, haciendo a un lado la modestia que no tengo, habia obtenido bastentes logros, medidos como se miden en ese mundo; con el perfeccionamiento de varias series de trucos. He visto lo que se hace ahora y en comparacion nuestros estandares eran mas bajos, pero no por ello menos meritorios. El extasis que senti al sacar mi primer Ollie no le pide nada a lo que seguramente sintio Tony Hawk cuando le cayo al 720º

    Por lo menos, yo fui feliz cuando por fin, despues de un mes completo de hacerme mierda las espinillas, pude caerle bien a un Impossible (el nombre lo dice todo, lo explicaria, pero mejor que lo haga la wikipedia) y me enorgullecia el hecho de poder hacer Kickflip 360´s hasta sacandome los mocos.

    ¿Y a que viene todo este azote de viejito nostalgico? ahh, a que hace un par de fines de semana, estando de visita en otro lado, le decomise su tabla (semi-pato) a un niño y como viejo aferrado, puse a prueba mi memoria.



    Mi vieja mula ya no es lo que era, ya no es lo que era...


    Ollie Varial Shame On Me 180º


    Really Crappy Ollie One Foot By A Bitter Angry Old Man


    Y ya, a los cinco minutos los tobillos me dolian y los pulmones se negaban a seguir siendo maltratados asi, amenzando con salirse de mi caja toracica, lo que supongo me hubiera causado algun problemilla para seguir viviendo.

    Pero esta bien, si, a todos nos gusta recordar con nostalgia aquella epoca en que teniamos todo un futuro lleno de desilusiones por delante, pero como dice el buen Cani, la adolescencia es para recordarla, no para revivirla.

    Y eso me hace pensar sobre algo que paso el domingo. Si, repito, se siente bien recordar los buenos tiempos; hacer de cuenta que no ha pasado sobre nosotros ese taladro neumatico conocido como los años y jugar un poco a que todavia seguimos siendo los mismos idiotas principiantes que eramos cuando aun no jugabamos en las ligas mayores de la inmadurez.

    Porque aun con la pequeña cantidad de sangre que circulaba por mi torrente alcoholico que obnubilaba mi ya de por si obtuso criterio, aun asi, todavia podia escuchar por dentro una pequeña voz que me decia: "Ya basta, fue suficiente, no mas de eso." Y en lo que a mi respecta, voy a hacerle caso; hacia atras, ni para agarrar vuelo.

    "Las calles camino
    que camine de niño
    y me parecen distintas
    y me parecen pequeñas
    y es por eso que me voy..."



    Yo.

    miércoles, febrero 08, 2006

    Un Final Feliz.

    La diminuta iridiscencia opalescente de una brasa alumbraba su rostro a medias. Se levanto del sillón y camino hacia la cama. Se sentó en la orilla, sobre las sabanas húmedas y revueltas. Giro su cabeza hasta que su mirada encontró la de ella.
    —¿En que piensas? —pregunto ella, replegando su cuerpo desnudo sobre la almohada.
    —En nada en realidad —contesto. —¿Que quieres hacer ahora? —pregunto a su vez.
    —Quedarme aquí todo el día, allá afuera no hay nada para nosotros, por lo menos no por ahora.
    Se recostó junto a ella, aplasto el cigarrillo sobre el buró y la beso.

    Después de aquel día nada seria igual. Una larga historia se arrastraba tras ellos para venir a morir en este momento; el momento en que lograron conjurar sus respectivas maldiciones.

    El perfume de los heliotropos subía desde el pequeño jardín al pie de la ventana, entrelazándose con los mortecinos rayos de una gigantesca luna. El buscaba las palabras correctas que no violaran grotescamente la perfección del momento. No las encontró.
    —No hay nada para nosotros mejor que esto. —repitió ella sin notar el sacrilegio que había cometido. —Mañana, y los mañanas que le seguirán tal vez, pero ahora, en este momento, podría morir feliz.
    —¿Porque dices eso? —pregunto sobresaltado.
    —No lo se, es solo una expresión. —dijo ella estirando los brazos.

    Se levanto y camino hacia la ventana. Miro hacia el exterior entornando los ojos hasta que las poquísimas estrellas que se veían en el cielo se volvieron borrosas y aun más titilantes.
    —Tienes razón. —dijo ausentemente.
    —¿A que te refieres? —pregunto ella.
    —A que en verdad es un momento perfecto para morir. Hoy es el día por el que casi zozobramos tantas veces. Hoy por fin logramos burlar a Láquesis, y supongo que es justo que Atropo tenga su parte.
    —No te entiendo. —dijo extrañada.
    —Es sencillo; si esto fuera una historia de amores y batallas, aquí iría el punto final, precedido de un "Y vivieron felices para siempre", pero no es así. No es correcto, se supone que uno no debe alcanzar este momento; uno debe entregar su vida al camino, no al destino. Uno solo debería poder vislumbrar la cima a ratos, pero jamás, jamás alcanzarla, porque del otro lado no hay mas que una cuesta abajo. Y ahí solo existen dos caminos; descender lenta y deprimentemente o despeñarse con un alarido.
    —No es verdad. —dijo ella. —Tenemos muchos días como este por delante, todos los que queramos.
    —Tal vez así nos parezca al principio, pero no será así. Seguiremos buscando igualar este momento, pero es imposible ¿Como alcanzar lo que ya se ha dejado atrás? —dijo lánguidamente. Su mirada se había perdido dentro de si mismo, contemplando absorto sus demonios internos. —Después de ahora viviremos persiguiendo replicas mundanas de esta sensación y solo encontraremos substitutos que se iran degradando cada vez mas hasta que un día nos demos cuenta de que vivimos en una burda imitación de lo que en realidad buscábamos. Ni tu ni yo lo diremos, pero lo sabremos y lo que es peor; empezaremos a conformarnos con ello, tratando de convencernos de que así deben ser las cosas, de que a eso estábamos destinados.
    —¿Que no eres feliz? —pregunto ella con un dejo de dolo y alarma. —¿Que no es esto lo que esperabas?
    —Claro que lo es. —respondió absorto aun. —De hecho es mas de lo que creí que sería, tanto que ni siquiera estoy seguro de lo que digo. Pero algo me dice que así será. He pasado tanto tiempo imaginando este momento que ya he perdido toda conexión con la realidad. Solo intento decir que será difícil aceptar que alcanzamos el horizonte de eventos de nuestra vida y que lo que sigue será algo totalmente diferente.
    —No te entiendo, en verdad. —dijo ella. —Yo no puedo pedir mas. Por fin estamos aquí, los dos, juntos, y tu hablas sobre cosas que no tienen que ver con nuestra realidad.
    —A eso me refiero —dijo de nuevo el, volteando a mirarla. —Perdóname por parecer extraño y decir sinsentidos. —agrego cambiando su semblante. —No me hagas caso, es solo que es un poco abrumador verte aquí, conmigo, por fin.
    —Vamos. —dijo ella. —Ven aquí y déjame golpear esa dura cabeza tuya. —dijo mientras levantaba las sabanas alegremente.
    —Esta bien, esta bien. Pero esta cabeza es muy, muy dura, no quiero te lastimes. —respondió el dirigiéndose hacia la cama.

    Hicieron el amor suavemente, sin la violencia que les exigian las primeras veces. Lentamente, el bebió su cuerpo y transmuto su simiente en una promesa.
    Después de aquello, mientras ella dormía sumergida en una densa pez divina, el miraba de nuevo por la ventana. Parecía mirar hacia el exterior, pero un examen mas detallado revelaba que en realidad veía mas allá. Y decidía.
    Encendió otro cigarrillo y aspiro lentamente. Miro hacia el lecho en donde ella soñaba con la promesa de un final feliz. Sonrió y se acerco de nuevo lentamente y sin apenas tocarla, la beso en la mejilla. Luego se dirigió al baño. La luz de la luna ahora entraba violentamente por una alta ventana iluminando su rostro. Un frío cortante se adueñaba de la pequeña habitación. Dio un par de bocanadas mientras se miraba en el espejo del lavamanos. Miro de nuevo hacia la habitación. Ella seguía durmiendo, ajena a todo. Una sonrisa lleno de nuevo su rostro, una sonrisa que resumía la plenitud de lo que estaba sintiendo.
    Abrió una gaveta del lavamanos y busco a tientas entre las toallas. Encontró lo que buscaba. Se miro de nuevo en el espejo con el cigarrillo en la boca. Se acerco y exhalo cerca de el. Una mancha ovalada ocupo el lugar donde estaba su rostro. Se alejo y miro la deformada imagen que le devolvía el cristal. Con un dedo dibujo una línea curva sobre ella. Ahora la mancha le sonreía también.
    Con el cigarrillo colgandole de una sonrisa, puso el arma debajo de su barbilla, dio una última bocanada y jalo el gatillo.
    La noche exploto en mil pedazos.



    Fin.




    Yo.

    lunes, febrero 06, 2006

    ¿Como lo quieres? ¿Duro o Suave?

    Ayer a las 11 de la mañana sono mi telefono, era Pablo.

    —¿Que pedo puto?
    —¿Que pedo maricon?
    —¿Unas cheves joto?
    —¿Quien soy yo para negarme puñal?


    Segun el los planetas se alineraron; era domingo, puente y a su vieja le habia bajado, asi que podiamos dedicarnos a chupar y a jugar todo el dia tranquilamente.

    Pase por el a su casa y fuimos a Telcel a que le programaran su telefono.

    -Huevo, ¿Podemos subir a esa flacucha?
    -No veo por que no.*
    -Ay no mames, esta bien pinche fea, mejor no.


    Pablo: —Buenas tardes señorita, vengo a que programen bien mi telefono, no puedo mandar mensajes multimedia.

    Señorita: —Claro, permitame un momento...

    Huevo: —Y a ver si es posible de una vez programarlo para que para que parezca un telefono para hombre.

    Señorita: —jejeje.

    Despues de un rato:

    Señorita: —Fijese que no se puede, tiene un problema, pero no es la configuracion, ya lo estuvimos probando y aun no puede mandar, vamos a tener que hacer mas pruebas...

    Huevo: —Lo que la señorita en realidad quiere decir es que tu telefono es una porqueria y deberias tirarlo a la basura, pero no te lo dice porque es muy educada.

    Señorita: —jejeje, bueno, y disculpe por hacerle perder su tiempo...

    Huevo: —No se preocupe, en realidad no tiene nada que hacer, es un inutil.

    Pablo: —Asi es, he perdido el tiempo 23 años, que mas da.

    Huevo: —Si, no creo que hubieras tenido exito en tu vida en estos minutos ¿verdad?

    Pablo: —Mmm, no.

    Señorita: —jajaja.

    Llegamos a mi casa con esto:




    Si alguien opina que hay otra manera de pasar un domingo, esta pendejo.

    Y empezo el Campeonato del Universo.



    Luego llego Roca, Mulder y Changos a recibir sus putazos tambien.



    Y ahora, una imagen para que los que entiendan, se caguen:




    El hijo de puta de Pablo me puso una madriza en Dead or Alive, snif. Luego me desquite en Soul Calibur III...hasta que se acordo de como manejar a Mitsorugi y me dio la vuelta, retirandose como Campeon sin darme la revancha el muy cabron. Y ademas se paso toda la tarde chingado con que no veia bien en mi pantalla de gameboy, digo, television.

    Pablo: —Oye, pon tu gameboy en alta definicion no? ¿O tu porqueria no tiene? psss, me hubieras dicho para traerme tambien mi pantalla de 48 pulgadas.

    Huevo: —......

    Y encima me aplico la clasica, tengo que reconocer que cai como un idiota, hasta parezco nuevo:

    Huevo (tocando el X-Box): —No mames, tu porqueria se calienta un chingo.

    Pablo (acercandose): —A ver...si no mames, ¿Hasta huele no?

    Huevo (oliendo tambien): —¿A que? ¿Como a quemado?

    Pablo: —mmmm, no, como a envidia.

    No se en que momento degenero el Campeonato y se incluyeron el Fifa 2005 y Wining Eleven, obviamente yo tengo decoro y dignidad y solo me quede viendo mientras jugaban esas cosas para maricones. Lo mas triste es que Pablo, que juega tanto esas porquerias como yo, le gano al Changos, que no tiene vieja por estar jugando esas madres todo el dia, ja.

    Y luego se convirtio en peda asquerosa y ya, nos tomamos hasta el agua de la taza, snif. Luego sucedio algo medio extraño que en realidad no paso a mayores. Me quede jeton a las 4 de la mañana y ando credo.

    Mas fotos aca, si a alguien le importa.

    Ay la cabeza.


    Yo.


    *Los Simpsons, capitulo en donde Bart, Milhouse, Martin y Nelson rentan un auto y suben a un vagabundo.

    sábado, febrero 04, 2006

    Desde aqui.

    Decía Hesse en boca de Sinclair: "Tan solo intentaba vivir aquello que tendía a brotar espontáneamente de mi, ¿Por que habría de serme tan difícil?" Buena pregunta, que como todas las de su especie, nunca tienen una buena respuesta.

    Y después, de nuevo, pero ahora en boca de Demian, nos hablaba sobre la esencia de Abraxas, sobre la semilla de destrucción que todos llevamos dentro, de la inseparable dualidad que futilmente tratamos de ignorar, como si se pudiera supeditar una parte de nuestra naturaleza primal y básica en beneficio de una burbuja irreal y aun mas peligrosa. ¿Porque negar esa dualidad? ¿Porque no he de ofrecerte mi destrucción si es lo único que puedo darte?

    Eva (Ni Armanda, en tal caso) no existe -o así prefiero entenderlo-, nadie va a venir a recoger los pedazos de ese mundo destrozado, nada me gustaría mas, pero no es así.

    A veces desearía creerle a Jung y justificarme con un arquetipo, pero no puedo, me gana Stendhal y su descripción odiosamente familiar de lo execrable que puedo ver en mí. Y Dostoievski se carcajea en mi cara y hace que sienta mi culpa risible y paupérrima.

    Malditos muertos, diciéndonos desde sus amarillentas y encuadernadas tumbas todo lo que no queremos decirnos a nosotros mismos.

    Y desde aquí, me pregunto ¿Por que habría de serme tan difícil?



    Yo.

    jueves, febrero 02, 2006

    Thin Ice

    En lo que a mi respecta, la gente que me rodea esta parada sobre hielo delgado.

    Hay días en que en que la capa resiste increíblemente, y otros en que es tan delgada que un solo paso la resquebraja. Las personas ni siquiera se dan cuenta de ello, supongo que debería colgarme un letrero del cuello advirtiendo sobre ello, pero no me interesa, no me importa.

    Hace muchos años conocí el amor, el verdadero amor, lo viví plenamente. Y en el transcurso, deje de hacer y cambie muchas cosas de mí. O mas bien oculte, forcé y restringí aspectos de mi carácter y forma de ser que de una forma u otra se perdieron o cambiaron en el inter.

    También conocí la amistad, la amistad sincera y desinteresada, muchas veces me quite la camisa por mi amigo y otras tantas, de igual manera, hice cosas o adopte actitudes que no formaban parte de mi naturaleza por diversas razones y fines.

    Al final, me quede con las manos vacías.

    Es por eso que ahora, después de años de limitarme para obtener resultados nulos, me he negado rotundamente a volver a dejar de hacer, decir o provocar algo que desee. No importa si al hacerlo pierdo de nuevo, eso es inevitable.

    Si de todas maneras voy a caer, será con una sonrisa malsana en la boca y la tranquilidad de haberlo hecho según mis términos y condiciones. No caeré de nuevo arrepintiéndome por lo que deje de hacer.

    Yo no exijo, solo pido. No obligo, me limito a sugerir. Incluso, haciendo honor a mi apreciadísimo cinismo, suelo decir: "Es opcional". Y así es, dejo que las personas decidan, escojan; están en su derecho. De igual manera, yo estoy en mi derecho de no mover un dedo para ayudarlas cuando el hielo bajo sus pies ceda.

    Jamás volveré a pedir disculpas por ser lo que soy; si esto significa que seguiré atascado en la espiral descendente cuyo único fin posible es obvio, adelante, el precio lo vale. El salvaje y destructivo placer que siento al cortar la cuerda de seguridad es todo lo que necesito.

    Una persona puede sobrevivir cuatro minutos en agua helada. Si no sale de ahí antes de ese tiempo, no saldrá jamás.

    He visto demasiada gente romper esa pequeña capa de hielo.





    Yo.

    miércoles, febrero 01, 2006

    Vuela Vuela Pajarito.

    Yo tengo un pajarito igual.


    No voy a entrar en un analisis profundo y esteril sobre la moralidad de las corridas de toros. Solo me voy a limitar, as usual, a verter una opinion tajante e intolerante: Las corridas de Toros son para salvajes. Punto. (y tambien, como ya saben, al que no le parezcan mis prejuiciosas y radicales posturas, puede irse a chingar a su madre de aqui, via Alt+F4)

    He oido los mismos argumentos de toda la vida, pero en especial me llaman la atencion dos. Primero, ese sobre la incoherencia de la queja hacia las corridas de toros y el hecho de comer carne.

    Yo no le veo relacion. Si, es cierto, en los criaderos los animales viven en condiciones deplorables e inhumanas (¿Se aplica este termino en esta situacion?), y si, es aun mas cierto que en los rastros lejos estan de tener un poco de consideracion para con los animales a la hora de ser sacrificados. Pero de ahí a comparar las dos situaciones me parece que hay mucho trecho.

    Los animales son sacrificados para que podamos alimentarnos (y de nuevo, vegetarianos, largo de aquí, por ahí ya tienen un post para ustedes), en cambio, en las corridas de toros, el animal muere para deleite de personas que no puedo mas que calificar de desequilibrados mentales.

    Si, nos restregan en la cara que yo no me quejo al tragarme una hamburguesa, así es, pero tampoco pago un boleto para entrar al matadero y ver como le dan con un mazo en la cabeza o como electrocutan a la vaca. Concedo que puede ser una excusa débil y moralmente ambigua, pero es, por mucho, más valida que cualquiera que pueda dar un aficionado a la Fiesta Brava. (Mote que nunca he entendido del todo)

    El otro argumento que me parece ridículo es aquel de que el toro se defiende, que tiene su "oportunidad" de matar o morir. Aja.

    Vamos a dejar una cosa en claro: los toros no son peligrosos.

    Veámoslo así: el toro no es más que una vaca con cuernos. El toro no es un animal agresivo por naturaleza, por mas que quieran hacer parecer lo contrario, si fuera así, ¿Para que carajos están los picadores? chingao, es un herbívoro, el toro ataca porque no le queda de otra, lo traen a punta de piquetes hasta que se emputa, ¿Quien no? Aun así, en realidad no es tan peligroso.

    ¿Que no es peligroso? Podrán preguntarse al imaginar una mole de media tonelada corriendo hacia ustedes. Bueno, pues claro que es peligroso, pero tanto como puede serlo un árbol que se les cae encima. A lo que voy es que lo peligroso de la corrida de toros es una simple ilusión, los toreros a eso se dedican, a hacer que luzca peligroso, ¿No es ese el arte? Hacer que el toro les pase a centímetros cuando perfectamente pueden estar haciendo pendejo al pobre animal horas y horas con el capote a medio metro de distancia, ahí radica la mamada de la valentía del torero y la peligrosidad del toro: cuando un torero es cornado, es debido a un error suyo, no a la habilidad del toro. ¿Cuando han oído de un torero cornado en una practica? Es como si peleando con un niño de 5 años nos conecta en los huevos; sucede porque nos descuidamos y confiamos, no porque el niño sea en realidad un adversario peligroso.

    ¿Porque no torean tigres o leonas putos? O tan siquiera a un pinche perro. Me gustaría ver a Joselito (o como quiera que se llamen esos mamones) toreando a un rottweiler furioso. A ver quien se lleva las orejas.

    Y también, por ultimo, porque esta mamada se suponía corta y ya se alargo (como mi pitote, ver post del lunes 30) está la replica absurda de que es igual o mas salvaje el box (o algún deporte de contacto similar)

    Mis huevos son iguales. Si, el box puede ser salvaje, pero por lo menos ahí se sube el que se cree capaz a enfrentar a otro, en teoría, igual a el. Están en igualdad de condiciones y cualquiera puede partirle su madre al otro. La posibilidad -y decisión- de subirse a un ring es de cada quien, no de un puñado de snobs que consideran arte al simple morbo.


    Por eso le mando desde aquí un saludo a Pajarito donde quiera que este, ojala se hubiera llevado a uno de esos pinches sanguinarios con el.



    Yo.

    Visitas

    Seguidores

    Busqueda.


    Archivo del blog