miércoles, mayo 31, 2006

Gordas en el gimnasio: Mitos y Realidades.

A pesar de que la gran mayoría de la gente, en algún momento de su vida, ha puesto los pies (y brazos, pero sobre todo, las nalgas sudorosas) en un gimnasio, los mitos que rodean estos lugares son incontables y en su mayoría, ridículos.

Por ejemplo, es típico de todas las mujeres, cuando llegan por primera vez con el entrenador y le piden que les ponga una rutina, digan, moviendo la cabeza con un dejo de susto y repulsión:

-"Pero no quiero ponerme cuadradota y espaldona, solo quiero bajar un poquito las llantitas, jijiji"

Dios, algún día un entrenador no lo soportara mas y será condenado a 40 años de prisión por asesinar con una mancuerna de 25 libras a una gorda en pants.

Alguna vez me toco presenciar una escena así, que no llego al homicidio por dos razones:

  1. La gorda era muy gorda.
  2. El entrenador, aunque mamadito, no pesaba ni la mitad que la gorda.
Lo único que el entrenador dijo (y pensó, en itálicas), tratando de disimular su hartazgo fue algo así:

"Mira, [pendeja] si llegaras a ponerte "cuadradota" [lo cual seria nomás cuestión de geometría: que dejaras de ser redonda] con una rutina de acondicionamiento [o sea, nomás vas a hacerte pendeja dos semanas con mancuernas de 200 gramos], me dices por favor como le hiciste, porque yo llevo años tratando de ponerme así y apenas y lo consigo"

No mamar, construir masa muscular es algo que no se logra por descuido; "Ah cabron, mira, se me pasaron las repeticiones y ya no me quedan las camisas, que mala suerte".

Y lo mas ridículo de todo; las gordas que hacen sentadillas, giros de cintura con un palo en la nuca (cuando deberían tener un palo, pero en otro lado) y hacen 200 abdominales mientras sudan como polacos alemanes creyendo que con esto van a hacer desaparecer las enormes y asquerosas lonjas que les cuelgan por años de tragar porquerías sentadas frente al televisor.

ja-ja.

Esta es una muestra de la desinformación e ignorancia que la gente presenta en aspectos tan básicos como su propia salud. Vayan entendiéndolo, cerdas: La única manera de quemar grasa (en realidad la grasa no se "quema"; se oxida, pero en fin) es acelerando el metabloismo con una buena alimentación y ejercicio cardiovascular.

Y aquí entra otro de los grandes mitos; los Aerobics.

ja-ja (demasiadas risas por hoy)

Los aerobics, el spinning, el yoga, Pilates (JA!), Kick boxing, Pump Boxing, Fatass boxing...todas esas actividades sirven tanto para bajar de peso como estudiar francés para poner una taqueria.

La única manera de hacer que el cuerpo empiece a utilizar las reservas de grasa (y de esta manera reducir dimensiones, obvio) es llevándolo a la zona de quema, cosa que solo se logra manteniendo el ritmo cardiaco al 65% de su capacidad máxima durante mínimo 45 minutos, menos de eso, no sirve para nada, mas que para quemar carbohidratos y la glucosa almacenada en los músculos. Suena complicado, pero en realidad es bastante sencillo.

Esto significa que las actividades que no permiten mantener un ritmo cardiaco constante, como los aerobics y el spinning (en esas "clases" el ritmo cardiaco es tan inconstante que no le sirve para nada al cuerpo) o las que llevan el ritmo cardiaco mas allá del 65%, como correr como bestia, son inútiles en cuanto a utilizar las reservas adiposas del cuerpo, ergo, no sirven para bajar de peso.

Claro que la mayoría de las personas seguirán creyendo, por más que les demuestren lo contrario, que si no sudan y se caen de muertas después de media hora de brincotear, no están "bajando las lonjas", pfff.

Repito, es inútil, los gimnasios seguirán llenos de gordas haciendo abdominales. Gordas que lo abandonan a las tres semanas porque no han bajado ni un gramo, al contrario; han aumentado de peso. Pero esto se debe a que, pendejamente, creen que por estar haciendo ejercicio ya pueden darse el lujo de comer un poquito mas, "al fin que mañana hago 50 abdominales extras".

Resumiendo.

Hipótesis:
  • —La gordura es una círculo vicioso; las gordas son gordas porque son gordas.


Corolario:
  • —La hipótesis que acabo de escribir no tiene lógica, pero siempre es divertido decirle gorda a una gorda.


Gordas.


Yo.

martes, mayo 30, 2006

Las infinitas posibilidades de un espacio en blanco.

Mi postura ante las próximas elecciones es clara, pero sobre todo, personal y definitiva.

Ahora lo realmente importante es decidir que es lo que pondré en ese tan importante (?) espacio en blanco en la boleta.

Dejando a un lado discusiones estériles e inútiles sobre la validez -o invalidez- de invalidar -validamente- nuestro voto al no utilizar ese espacio en blanco como debe ser (whatever that means), lo importante es decidir de que manera contribuiremos a la debacle política de este país de mierda.

Porque ese espacio en blanco es intimidante por si mismo. No se trata de cagarla escribiendo alguna estupidez y luego borrarlo con una goma. O de pedir una nueva: "Disculpe señor secretario, la cague con mi boleta, ¿Puede darme otra?" No, la decisión debe tomarse con tiempo, después de una racionalización impecable y sobre todo, obtusa.

Seria muy fácil caer en el error y desaprovechar una oportunidad que solo se da cada seis años. Desaprovecharla utilizando algunos de los lugares comunes y clichés gastados, seria un desperdicio llenar ese espacio en blanco con lo mismo que otros cientos de inconcientes mas: Cantinflas, El Santo, Chucho, Tu hermana, Puto el que lo lea, Dr. Simi, etc, etc.

¿Que otra opciones existen? ¿Un Haiku? ¿La Ecuación Drake? (Debo reconocer que esta me tienta; habría algo hermosamente irónico en el hecho de relacionar el enigma de la existencia de inteligencias extraterrestres con los candidatos a la presidencia, para los cuales, al parecer, el termino "inteligencia" es algo de otro mundo) ¿Un ideograma chino mentándole la madre al que revisa las boletas?

No, eso se puede hacer cualquier día en un baño público o en un parabrisas sucio. Esta es una ocasión especial. Si uno va a ser considerado un paria, un irresponsable, un antipatriota y demás linduras, por lo menos tiene que valer la pena.

Ya queda poco tiempo, ¿Que haré? Oh Buba, ¿Que haré?...



Yo.

lunes, mayo 29, 2006

Rubicón

Cuando comencé a escribir ese blog lo hice sin un propósito definido (como la mayoría de las cosas en mi vida), sencillamente, transcribía lo que pasaba por mi cabeza todos los días.

Con el transcurso de tiempo —casi dos años— el propósito seguía sin definir, pero el mecanismo ya no era el mismo.

Supongo que a mucha gente le sucede lo mismo en algún punto; pasas del "Esto lo podría bloggear" a "¿Como lo podría bloggear? La diferencia es sutil, pero existe.

Y no es que ese hecho en si me molestara, sencillamente, dejo de ser divertido. Y no se trata de algunos de los lectores mas incomprensibles de este blog; me refiero a aquellos que solo buscan mis incoherencias o contradicciones, mis errores y fallas, como si el hecho de ponerme en evidencia los hiciera mejores personas, sencillamente no lo entiendo, pero supongo que cada quien hace lo que puede con lo que tiene.

Repito, no se trata de eso —incluso eses detractores dejaron de ser divertidos, las criticas y burlas que hacen de mi son las mismas de siempre; en dos años he escuchado lo mismo una y otra vez, hasta los buenos chistes se desgastan— creo que el hecho tiene que ver mas con estados de animo que nada tienen que ver con este blog.

Mi situación personal ha variado —por lo menos en lo inmediato— bastante en los últimos dos años. Y eso se refleja en mi manera, no de ver las cosas, pero si de plasmarlas.

Hace algún tiempo escribí sobre tomar medidas en este aspecto, ahora veo que lo que dije de pasada concientemente, mi inconciente lo tomo mas en serio. Hice alguna referencia a lo que hizo Cobain con el disco "In Utero" y creo que de cierta manera, tuve éxito. Estos días han sido liberadores y me han puesto todo en otra perspectiva.

No estoy diciendo que este blog tomara otro rumbo ni que ya no será lo que -nunca- fue, sencillamente, en un nivel mas básico y primal, comenzare de nuevo.

El nuevo header hace referencia a eso. Es un fragmento que pertenece a "La Ciudad y las Estrellas" de Arthur C. Clarke, un libro que por si solo es maravilloso, pero que casualmente —oh, misterios del Universo— me ayudo a ver todo este asunto de mi blog (porque a eso se reduce todo, este es mi blog y punto) con nuevos ojos.

Nunca me ha gustado hablar sobre ciclos que se cierran, pero tampoco puedo estar en desacuerdo sobre aquel sobadisimo lugar común; El cambio como único recurso para permanecer igual. En lo personal, he cambiado tanto que aun puedo reconocerme como yo mismo.

Así estamos, supongo que la inercia que tenia este lugar se perderá poco a poco, pero no importa, yo prefiero verlo como una cuestión de Conservación del Momentum y de Negentropia.

Cosas que uno piensa nomás.



Yo.

jueves, mayo 25, 2006

Towel Day


Towel Day :: A tribute to Douglas Adams (1952-2001)




"What the strag will think is that any man who can hitch the length and breadth of the galaxy, rough it, slum it, struggle against terrible odds, win through, and still knows where his towel is is clearly a man to be reckoned with."


No importa que un hijo de la chingada me haya robado la original, aun tengo mi toalla, snif.



Yo.

lunes, mayo 22, 2006

Feliz Cumpleaños a Mi.

El sabado, con el pretexto de que soy un año mas sabio, llegaron procedentes de ese agujero del infierno conocido como DF, el nunca bien ponderado Autor, el guapo Lemus y la parlanchina Karma.

Aca ya estaban listos Calleja, Mulder, Changos, Rox, Pedro, Pablo y Ulises.

Desde las dos de la tarde, al grito de "Yo lo que quiero es chupaaaar!" comenzamos a matar un par de cartones acompañados por una carne asada, luego siguieron tres o cuatro pomos y mas cervezas.

Aca les dejo el Podcast 42, resultado de la ebriedad que nos embargaba ya para eso de las 9 de la noche. Cabe aclarar que es el podcast mas caotico, editado y estupido de todos los que ha producido este cuchitril. Al calor del alcohol se contaron historias que no son aptas para sus oidos, unas divertidas, otras guarras, otras comprometedoras y unas mas que solo tenian sentido para los presentes, asi que no esten chingando.

Antes de oirlo, algunas aclaraciones:

-Pedro rompio un pedazo de madera de la barra de la cocina, cuando le dije "Otra vez simio estupido" o algo asi, el Changos, que andaba ya pedisimo, dijo "Yo no hice nada!"

-Se mencionan un par de veces al Sr. Cotonete, que viene siendo Pedro. Tal mote viene de la vez que le hizo algo a un Ulises perdido de pedo, se quedo dormido. Lo que hizo fue...mmm...¿Como decirlo sin sonar vulgar? Ahhh si, digamos que se saco el pito y se lo puso en la oreja. El dice que, como buen amigo, solo queria limpiarle la cerilla de la oreja.

-Mulder no aparece en el podcast porque de repente se desaparecio, el dijo que fue a ver algo de un partido de futbol, pero todo mundo sabe la verdad.

-Karma, en todo el dia, solo hablo 6 veces, comprobado. Y una de ellas fue para maldecir su suerte por encontrarse aqui, snif.

-Y creo que ya.

Aqui esta, el flamante Podcast 42 de Huevotopia.

O bajalo aca.

Interesantisimos temas:
  • Ronda de presentaciones.
  • Catedra de musica por Changos: La influencia en la musica de Phis Collins.
  • Lemus a.k.a Pussyface.
  • La encrucijada de Calleja: Pedro o Deavid. ¿Donde esta el amor verdadero?
  • Jotear; Todo tiene un limite.
  • Changos Shakira: como hacer el ridiculo estando ebrio.
  • La leyenda del Sr. Cotonete.
  • Karma habla!
  • El video choteadisimo de la Caida de Edgar.
  • Mas odio gratuito contra los gordos y los negros.
  • Cultura general: La explicacion legal sobre la proliferacion de moteles en Queretaro.
  • Queretaro: Ciudad sin ley.
  • La historia del niño huerfano que grita por la ventana.
  • La respuesta para todo: Pink Floyd!
  • Un poco de carrilla contra Sinaloa.
  • Aumente su vocabulario con Karma Death.
  • ¿Fubol? ¿Que es eso?
  • Nadie me respeta.
  • Changos hablar el ingles de una forma correcta.
  • Por fin se explica (?) la famosa "pose" del Huevo, ja.
  • Tan tan.
Despues de eso nos pusimos mas pedos aun. Changos cometio el terrible error (de nuevo) de quedarse dormido, lo cual hizo que se ganara una leccion:



Cuando desperto, el pendejo no se dio cuenta y estuvo media hora riendose, bailando y tomandose fotos con todos, hasta que se tallo la cara y se vio la mano...¿A que no adivinan que dijo?

"Pinches ojetes! Me pintaron las manos!"

Masl alcohol, musica y una carrilla salvaje contra el pobre Deavid a.k.a Davoboy, que la soporto estoicamente, lo siento por Lemus, que va a pagar por todos.

Para las 4 de la mañana, ya solo quedabamos en pie Ulises, Pedro, Lemus y yo. Bueno, Pedro y Lemus se durmieron mientras veiamos Oldboy, pero a las 5 ya estabamos cenando los restos de la carne asada.

A las 6 todo iba bien aun.



A las 7 los Maricometaleros salian del closet.



A las 8 de la mañana fuimos a despertar amablemente al Autor, que nos lo agradecio mucho.



Para las 9 ya solo quedaba media patona de Bacardi, con la que no pudimos acabar.



A las 10 solte mi ultima cuba.

Y ya, eso fue todo, regreso a la hibernacion.


Me fui.



Yo.

miércoles, mayo 17, 2006

Nada en Particular.

Por fin, despues de un año y cacho, el lunes pasado regrese al gimnasio.

Desafortunadamente, al que iba, el Gold's Gym, desaparecio. Literalmente. Un puente largo, sin avisar, sacaron aparatos y pintaron la fachada. El lunes temprano habia varias personas con pants y lagañas mirando el letrero de "Se renta".

Asi que hace un par de semanas empece el viacrucis de encontrar un nuevo gimnasio. Es raro, pero no es tan facil como parece. Hay que considerar muchos factores como distancia, precio, calidad de los equipos, calidad de los culos femeninos, etc, etc.

No encontraba ni uno que me convenciera; o eran baratos y bien culeros o carisimos y...y...pues caros.

Al fin llegue a un punto medio y me inscribi a uno que si bien no me queda muy cerca, es bueno, bonito y no muy, muy caro.





Desafortunadamente, mis expectativas en cuanto a la calidad de culos femeninos, han sido un poco defraudadas; uno esperaria que minimo hubiera una proporcion de tres viejas gordas por una buena, pero no, andara en 5-1, snif.

Solo me tomo una semana el acondicionamiento, me dolio el cuerpo, pero no demasiado. Justo ayer comence con la rutina normal.

¿A que viene todo esto? A nada en particular, solo que ahora con lo del gimnasio, llego tarde a mi casa, y sobre todo, cansado. No tengo muchas ganas de postear, y como es bien sabido, yo posteo porque lo disfruto, no por obligacion, asi que probablemente, en lo que me acomodo en horarios y demas, este blog quede en suspension inanimada.

No se si sea epidemia, pero he notado que muchos blogeros tambien han entrado en estado criogenico. No se a que se deba y no me interesa mucho. Yo, simplemente, tengo hueva.

Igual y mañana posteo de nuevo, no lo se. No se lo que voy a hacer dentro de una hora, menos mañana.


Yo.

martes, mayo 16, 2006

Buba Bendiga a Erasmo.

Ayer fui a México y a 100 metros de la caseta de Palmillas, el auto chingo a su madre.



Después de que la grúa lo llevo a un taller en Tepeji del Río, resulto que la banda de transmisión se rompió, lo que hizo que el cigüeñal y el árbol de levas se salieran de tiempo, ocasionando con esto que los pistones le dieran en su madre a las válvulas, en este caso, nomás a 6, snif.

Todo esto no quedo claro hasta las 6 de la tarde, hora en la cual, viendo que el auto no quedaria ese dia, el mecánico me llevo a la caseta, para de ahí tomar un camión o algo que me regresara a mi pueblo.

No mamar, ni Primera Plus y menos ETN se detienen ya en la caseta; ya no los dejan los federales, así que solo me quedaba irme a la Central del Norte, con lo cual perdería la friolera de dos horas nomás para volver a pasar por el lugar en el que ya estaba.

De la oficina me ofrecieron mandar a otro guey por mí, pero salía casi la misma; mínimo se iba a tardar hora y media en llegar ahí, así que no me quedo de otra mas que intentar un último y desesperado recurso.

Camine a la gasolinera y empecé a estudiar a los especimenes. Ninguno me parecía el adecuado. Hasta que vi a un chaparro gordito bajarse a la tienda. Cuando salio, le dije:

-Buenas tardes. Oye, una molestia, ¿Pasaras por Querétaro?...
-Si, ¿Quieres un aventón?
-Te lo agradecería un chingo.
-No hay pedo, súbete.

Por un momento me sentí una ramera, jaja. No, en realidad, yo traía suficiente dinero en viáticos como para pagarle todo el viaje. De hecho, me ofrecí pagar las casetas y llenar el tanque de gasolina, pero no quiso, el también traía viáticos, juar.

Y resulto que se llamaba ni mas ni menos que Erasmo.

Buen pedo el chavo, de hecho, muchísimo. Por ejemplo, yo no hubiera hecho lo mismo, y no por miedo u ojetes, sencillamente, no me gusta tener platicas planas con desconocidos. Es demasiado incomodo y mejor me lo ahorro.

Pero me cae que si le agradezco un chingo a Erasmo por su buena obra del día. Platicamos pendejadas durante la hora y veinte de trayecto, no tuvimos ningún silencio incomodo y hasta resulto que teníamos conocidos en común, go figure. Me dejo a una cuadra de la oficina y nos despedimos con la promesa de no volver a vernos jamás. No chinguen, tampoco era para tanto.

Pero dejando a un lado lo increíble de que todavía haya gente que se anime a llevar en su auto a un desconocido, toda la odisea, casi valio la pena (y digo casi porque aun no termina y se va a poner nefasto lo de la compostura del vehiculo) por dos cosas que vi en el taller.

Primero, al Mecánico del Amor; El Chino:


No mamar, tenia una greña ochentera que hubiera puesto verde de envidia a Mel Gibson en Arma Mortal. Casi casi podía imaginarlo con tacuche llevando a su gorda hacia la pista, dispuesto a acabar con todo el repertorio cumbianchero del DJ Cumbia.

Y luego, la autentica y original Oración del Mecánico:








¿A poco no le dan a uno ganas de caer de rodillas en un arrebato místico nomás de imaginar todas las penurias por las que tienen que pasar los pobres y pios mecánicos? Por ejemplo, tomemos esta perla:

"Líbrame de clientes mulas y de manuales en ingles que no puedo entender"


Aquí podemos imaginar al Chino ojeando un manual de la Chevrolet, tratando de descifrar, a punto de las lagrimas, que significa: "The valvetrain consists of valves, rocker arms, pushrods, lifters, and the cam shaft. (shown in above picture in blue, yellow, and green) The valvetrain's only job is that of a traffic cop."

Pero el arrebato místico desaparece en cuanto recordamos que por cambiar la banda y desarmar la tapa de las punterías, el mecánico monolingüe cobrara 2800 pesos.

Afortunadamente, el dinero que ira a parar a sus santas manos, no saldrá de mi santa cartera, fiu.


Yo.

lunes, mayo 15, 2006

El Podcast que no existio

A la verga, llevaba mas de dos horas editando el podcast que grabamos el sabado (estaba lleno de incoherencias y cosas que no les importan) y el puto programa trono a la chingada justo cuando estaba salvando; todas las ediciones valieron madre, asi que al carajo, me niego a oir de nuevo las 3 horas de idioteces que se grabaron para armarlo de nuevo.

Ni pedo, iba mas o menos asi:

"Al aire el Podcast No. 1027.

En esta ocasion, Calleja, Mulder, Pedro, Changos y un servidor, nos pusimos bien idiotas con dos cartones, media patona de bacardi y como ultimo recurso, a las 4 de la mañana, algunas de las cervezas (calientes y quemadas) que tengo de adorno en mi repisa, snif.

Interesantes temas tratados:


-Pedro, la rata y su video snuff.
-Calleja da las nalgas por una caguama.
-Pequeña referencia cultural a la Caida de Egdar.
-Pasemos a deportes con Mulder.
-zzzzzzzzzz...
-Todos amamos a lo negros, menos Pedro, que los odia.
-¿Donde esta el Congo Belga?
-Pedro odia a los negros.
-Se acerca el Mundial. Comentarios estupidamente acertados, ademas, nobody gives a shit.
-Los negros no tienen tele, y Pedro los odia.
-Pedro odia a los gordos.
-Un saludo a todos los culofofos.
-Jesus es negro.
-Un saludo a Tons of Fun.
-Pedro ve negros por todos lados. Y los odia.
-Calleja cuenta el peor chiste de la historia.
-El origen de la homofobia de Pedro: Cuando Benjamin se lo llevo a Acapulco, lo drogo y le agarro la pistola.
-La puñeta mas cara de la historia: 15,000 pesos.
-Macuarros gays con lana, una combinacion surrealista.
-Pedro tiene alma de negro, por eso los odia.
-No compren muebles en famsa; no soportan a un chimpance.
-Finisimos modismos queretanos: Mai, Doña y si di.
-Television sabatina Kafkiana.
-Maribel Guardia en pelotas en "Terror y encajes negros".
-Bendito Google, se llamaba Gonzalo Vega, snif.
-Soft porno en Cine Mexicano por cable y Film Zone.
-Anoche soñe contigo; Leticia Perdigon en pelotas y cogiendo.
-Si alguien sabe el nombre del actor de la pelicula "El Sexo me da risa", el que hace pesas con el pito, que lo diga, porque no pude dormir por la duda.

Y ya, despues seguimos alegando pendejadas y se nos olvido el podcast, nunca lo paramos y se grabaron tres horas de ruidos diversos. Luego, como buenos borrachos estupidos, nos salio la testosterona y demostramos quien era mas hombre y mas cabron...jugando manitas calientes, snif.

Y ya, disfrutenlo con leche."

Nomas quedaron dos videos como testimonio de que no lo soñamos:


El Legendario chimpance.



Velocidad y poder VS Senilidad y lentitud. Resultado: Huevo 25, Pedro 3.


Ahh, seguro se hubieran divertido, ja.



Yo.

viernes, mayo 12, 2006

Life Imitates Art



Justo cuando agarre el tenis, desaparecio.


Yo.

Acertijo para resolver mientras se pela un mango.

Laura y Juan, recien casados, se disponían a pasar su luna de miel en una paradisíaca playa. Iban por la autopista cuando Laura, amante de los acertijos, le presento este problema a Juan:

Si yo tengo 24 años y mi hermano Pepe tiene la mitad de los que tiene mi hermana Lupita, que me lleva 5 años, y mis papas me tuvieron a los 26, dime, ¿Cuantos años le lleva mi mama a Pepe y cuantos mi papa a Lupita?

La respuesta, abajo.





Juan, sabiendo que Laura tenía 28 años y que era hija única, se dio cuenta con horror que su nueva esposa era una estupida, así que sin aminorar la velocidad, abrió la portezuela y de una patada la saco del auto. Luego se caso con una rumana que no hablaba español y a la que no le interesaban los acertijos.



Yo.

jueves, mayo 11, 2006

Eclipse Total

Brunner no acaba de convencerme (como si le importara mucho, snif). Este libro me dejo con sentimientos encontrados, por un lado, el argumento es muy bueno, pero el desarrollo deja un poco que desear. Es una de esas historias que en manos de otro hubieran quedado mucho mejor (Silverberg por ejemplo, en “Estación Hawksbill”, en donde se da una situacion similar)

La humanidad encuentra en un planeta a 19 años luz de la Tierra, las ruinas de una civilización que en el transcurso de 3000 años solamente, pasaron de la infancia tecnológica a los viajes espaciales, mas o menos la mitad de tiempo que nos tomo a nosotros.

Pero ahora, la expedición investigadora se pregunta que fue lo que llevo a una cultura —en muchos aspectos similar a la nuestra— al colapso y a la extinción. La respuesta podría ayudar a una Tierra sumida en la decadencia y a un paso de la propia autodestrucción. Entendiendo lo que les sucedió a los Draconianos —el planeta orbita al rededor de Draconis III— podríamos evitar un fin similar.

El problema es que los personajes están pobremente dibujados; de una treintena de ellos, al final, solo dos o tres tienen rasgos distintivos, los demás se pierden en una bruma confusa.

También Brunner abusa del Deus ex machina; es constante en el libro esta situación: Ian, el protagonista, esta confundido, sabe que tiene los datos para llegar a una conclusión que los guiara en una nueva dirección, pero no logra condensarla. Luego, alguien dice una frase o un comentario aislado y la luz se hace dentro de la cabeza de Ian. Esto se repite una y otra vez.

El final es un poco apresurado; cuando uno espera de verdad el Deus ex machina, resulta que no existe tal; toda la comunidad cientifica que reside temporalmente en el planeta, es abandonada. Al final, todos mueren, resentidos, desilusionados y derrotados. Y cuando obtienen la respuesta que la humanidad tanto buscaba, irónicamente, a nadie en la Tierra parece importarle.

Lo interesante del libro es el manejo que hace Brunner de las razones e hipotesis por las cuales una civilización completa puede extinguirse, en este caso, fue una bancarrota genética; la eugenesia y la avaricia hicieron que toda una raza boicoteara su propia herencia genética, encerrándose ellos solos en un callejón evolutivo sin salida. No parece probable que a nosotros pueda pasarnos algo similar, pero Brunner deja eso de lado; nuestra destrucción se deberá a razones más básicas y complejas a la vez. La falta de sentido común, por ejemplo.


Yo.

miércoles, mayo 10, 2006

Dia de las (pinches) Madres.

Este día es muy curioso por varias razones.

De pronto, a 33 millones de mexicanos les entra un fervor maternal que no tiene comparación con ningún otro día en el año. (A excepción tal vez, del día en que juega la selección y un pendejo falla un penal)

Por lo regular, el mexicano promedio -que esta compuesto en un 108% por señores panzones- se vuelve un hijo cariñoso y a huevo quiere llevar a su jefecita a comer a la calle. Esto seria una buena idea si no fuera porque la mitad de esos 33 millones (o sea, 25 millones) tienen la misma ocurrencia.

Llegan a un restaurante atascado y esperan 2 horas una mesa, para que al final la mama pida un arrocito con milanesa, porque "Todo esta muy caro".

Y esta la otra mitad de esos 33 millones de mexicanos (o sea, 38 millones) que prefieren celebrar a sus cabecitas blancas en su misma casa. Estas celebraciones se limitan a llegar como marabunta a casa de su pinche madre y dejar que la festejada prepare una comilona para 36 parias, entre los cuales se cuentan seis hijos, ocho nueras, catorce nietos y quince amigos de la familia que no tienen madre.

Para los niños, la cosa pinta diferente. Como la mayoría de los escuincles son pobres y no tienen dinero propio (a menos que sean niños de la calle y limpien parabrisas, con lo cual ganarían su propio dinero, pero en todo caso estos niños casi siempre son huérfanos, así que este día nomás lloran, pero no gastan) su manera de festejar a su madre se reduce a hacer festivales escolares surrealistas, en donde hacen bailables horribles y a declaman alguna poesía cursi que invariablemente hace llorar a la orgullosa (?) mama.

Hay algunos que corren con mas suerte y que solo tienen que hacer alguna manualidad inservible: frascos de mayonesa forrados con papel y estambre que sirven (por lo menos en teoría) como azucareros (o contenedores de órganos, da igual), marcos para fotografías hechos con sopa de coditos y pintados con acuarela Vinci, lapiceros (¿Cuando fue la ultima vez que su mama uso tres lápices y seis plumas?) minimalistas de palitos de paleta. O en el peor de los casos, una cartulina en la que se lee, entre horribles colores y porquerías pegadas con engrudo: "Mama te quiero" (Sospecho que en estos tiempos, obviamente, se leerá: "Mama, te kiero XDDDD")

Afortunadamente yo (que si tengo madre, por si se lo preguntaban) y mi familia nunca hemos sido afectos a tales demostraciones absurdas; nos limitamos a burlarnos de las demás familias y de las penurias por las que pasan este día.


Yo.

martes, mayo 09, 2006

Por tus nalgas.

Casi lo logro, chingao, no puedes negarlo. Y sabes que no fue mi culpa, pero ya que!, eso no cambia nada.

¡Que tan enculado estaría por ti que hasta en cristiano me iba a convertir! ¡Por el amor de Dios! ¡Yo! ¡Yo que no creo más que en las cervezas frías y en el Cruz Azul! Bueno, tanto así me gustabas, o mejor dicho, tanto así me gustaban tus nalgas.

Y como me odiaba tu mama!, supongo que podía adivinar mis intenciones. No importaba que yo pusiera mi mas inocente y angelical cara, estoy seguro que me imaginaba agarrándote las nalgas y mordiéndote una chichi. No puedo negar que yo imaginaba exactamente lo mismo, pero ese no es el punto.

Cuando salíamos al cine, yo ponía una y otra vez en el estereo de mi carro aquella pinche canción del Tri, la que decía "No le hagas caso nena, no le hagas caso a tus papas y vente conmigo a parchar" pero tu ni en cuenta. A huevo querías que me hiciera cristiano para dejarte apretujar. Y casi lo hago, me cae que casi lo hago. Pero repito, no fue mi culpa que todo se fuera al carajo.

Tu mama no me creía. Yo solo veía como buscaba un pretexto, una excusa para prohibirte verme. Y mas se encabronaba porque yo, mustio como la chingada, no le daba ninguna. Cuando iba por ti y mientras te esperaba, me bombardeaba con preguntas; era toda una nazi interrogando. Pero yo, imperturbable, le respondía a todo con inocencia y un halo de santidad que ya lo hubiera querido San Jeremías. Y todo, todo por tus nalgas.

Hasta aquel día, ohh...!Que arda en el infierno el vendedor de garbanza con chile y limón que se me atravesó camino a tu casa, maldito, maldito sea! Y maldito sea yo, por no resistir la tentación de tragarme una bolsa en el camión hacia tu casa.

Para cuando tocaba tu puerta, una diarrea fulminante me hacia bizquear. Ahí mismo me hubiera convertido al cristianismo —o hinduismo o zoroastrismo— si se me hubiera aparecido un baño, una bacinica, un puto bote de chiles Herdez, lo que fuera.

En cuanto saliste y me viste con los codos encajados en las costillas y torciendo las rodillas, sospechaste que algo andaba mal. Cuando pase corriendo hacia la casa, haciéndote a un lado, supiste que algo andaba mal. Luego me gritaste algo, pero yo ya no podía concentrarme en nada que no fuera llegar al baño debajo de las escaleras. Nunca nadie se concentro tanto en un objetivo; si la humanidad pusiera el mismo empeño que pone en encontrar un baño cuando se esta cagando en acabar con la hambruna del mundo, todos pesaríamos 120 kilos.

Y ahí estaba, la hermosa, la hermosísima puerta del baño. Nunca una puerta fue tan perfecta, tan grácil y tan bella. Mientras recorría los últimos pasos que me separaban de ella, aun con los codos encajados en las costillas, me desabroche el pantalón al mismo tiempo que abría la puerta, azotándola contra la pared.

Y mierda.

¿Que fue lo que encontré ahí, mirándome con los ojos como platos?

A tu chingada madre, cagando con la falda en los tobillos, una revista en una mano y un cuadrado de papel en la otra.

Nunca nadie la cago tan espectacularmente.

Nunca me hice cristiano. Nunca te agarre las nalgas ni te mordí una chichi. Nunca he vuelto a comer garbanza con chile y limón. Ahora ya solo tomo cerveza y le rezo al Cruz Azul.



Fin.




Yo.

lunes, mayo 08, 2006

De Engrapadoras y Licitaciones

Cuando en una empresa gubernamental se necesitan, digamos, engrapadoras, no se puede ir a la papelería mas cercana y comprar doscientas así como así.

No, para ese existe un proceso -obligatorio por ley- llamado Licitación.

Bien, todo empieza con una convocatoria, que se publica en el Diario Oficial de la Federación. Ahí se invita a todas las papelerías que así lo deseen a concursar por el contrato de servicio. En la convocatoria se especifican, -por ejemplo- las características de las engrapadoras que la empresa requiere.

También se estipula el día en que será llevada a cabo la licitación. Cuando todos los concursantes están reunidos, presentan sus propuestas. La que cumple con todos los requisitos de la convocatoria y tiene una mejor propuesta económica, gana. De esta manera, la empresa contrata a la papelería por un tiempo definido, hasta una nueva licitación.

Ahora bien, si un concursante no cumple con los requisitos especificados en la convocatoria, es descalificado, y si además tiene antecedentes de fallas en otras convocatorias, es desechado sin posibilidad de concursar de nuevo. En caso de que las propuestas de todos los concursantes no cumplieran con los requisitos de la convocatoria, la licitación se declara desierta. No se escoge la propuesta menos fallida, no, se desechan todas y se comienza de nuevo; se vuelve a publicar una nueva convocatoria y todo el proceso se repite hasta que algún concursante llena todos los requerimientos de la empresa.

Pues bien, haciendo un símil con la situación actual por la que esta pasando el país, yo declararía desiertas las elecciones.

Muchos ya se habrán dado cuenta de que en este blog jamás se habla de política, y esto es porque -obviamente- soy un ser apolítico. Me tiene sin cuidado el teje y maneje de la política en México; me importa cinco kilos de verga que la indiferencia que mostramos algunos en cuanto a las politiquerías de la clase gobernante de este país sea también en parte culpable de la situación; si, soy un mal ciudadano, snif.

Pero en esta ocasión he escuchado demasiadas veces el argumento (?) de que debemos votar por el menos malo. Chinga, ¿Y porque carajos debemos conformarnos con un cabron que nomás no cumple los requisitos que necesita este país de mierda? Si en el gobierno ya existe una metodología diseñada expresamente para una situación similar, (que si no se cumple, se fincan responsabilidades y hasta al bote pueden ir a dar los encargados de dicho procedimiento) ¿Porque no aplicarlo en las elecciones?

¿Que ninguno de los candidatos cumple con los requisitos que el pueblo exige? Pues a chingar a su madre, nada de escoger al menos peor; que se presenten nuevos concursantes y así hasta que alguno sirva.

Pero por algo no hablo -ni me interesa- de política; porque puedo ser estupidamente ingenuo, simplón e idealista. De 100 millones de mexicanos no creo que alguno se librara de la descalificación; viviríamos declarando desiertas elecciones de aquí hasta el día del juicio final. Mejor deberíamos importar a alguien para que nos gobernara, como Maximiliano, nomás que esta vez, en lugar de fusilarlo, lo nacionalizaríamos, como jugador de la selección. Y que sea güerito; Suizo o algo así, pa' sentirnos orgullosos de él cuando hable ante la ONU. Así todos nos seguirían imaginando vestidos de charros y montando caballos, pero por lo menos ya tendríamos ojos azules.

Por lo mientras yo iré a votar, pero no por el menos peor. Voy a ir a anular mi voto; la abstención también es una elección.


Yo.

viernes, mayo 05, 2006

Mas Reseñas Balines.

Afortunadamente desde hace un par de semanas he podido aventajar un poco en la ridicula lista de libros pendientes que mi mecenas me ha entregado, pero sospecho que ya no tarda otra tanda, y ahora si, ya no caben. Voy a tener que comprar otro librero o hacer unas repisas. Ay como me quejo!

Por lo pronto hace un chingo termine "Cuentos de la Taberna del Ciervo Blanco" de Arthur C. Clarke. En este libro Clarke muestra un lado no muy conocido; el del humor, o por lo menos, el de la farsa. Muy en el estilo de los "Enigmas de los Viudos Negros" de Asimov, Clarke presenta una serie de cuentos en los que la exageracion es la clave de todo; historias fantasticas de inventos y situaciones inverosimiles, que por su misma naturaleza, se vuelven creibles. Toda la narracion toma lugar en la Taberna del Ciervo Blanco, lugar basado en uno real que Clarke frecuentaba. No es lo mejor de su obra, pero no aburre.

Luego por fin lei "El Krang de los Tar-Aiym" de Alan Dean Foster. Este la primera parte de aquel otro llamado "Abandonado en las estrellas". Desgraciadamente lei la segunda parte antes que este, por lo que ya no me supo tan bien descubrir los origenes del protagonista. Ademas, a mi gusto, el segundo libro es mejor, este roza demasiado la CF juvenil tan en boga en los albores del genero. Aunque eso si, la escena final, cuando se describe por fin el funcionamiento del Krang (un arma-instrumento musical sideral) se nota por que Foster es uno de los grandes maestros del genero. Hasta se le perdona que haya escrito las novelizaciones de Star Wars, puaj.

Luego, "Herencia de Estrellas" de Clifford D. Simak. Este libro tiene su firma por todos lados. Desde el principio, donde el protagonista libra una lucha interior para descubrir sus verdaderas motivaciones, hasta el final, un tanto fatalista, pero en donde aun se vislumbra una chispa de esperanza. Simak es especialista en crear viajes "astrales" en donde la mente se desprende del cuerpo y avanza, ya sea en el futuro o en el espacio, metaforica y literalmente. Y tambien, para variar, crea una serie de formas de vida alienigenas bastante bien logradas.

Tambien "Bestiario de Ciencia Ficcion", que es una antologia de Robert Silverberg, en la que recoge algunos de los relatos mas famosos del genero en donde aparecen los mas extraños, imaginativos y originales seres. Es un intento de revivir aquella costumbre medieval, en donde enciclopedicamente se describian animales, ya fuera reales o imaginarios, casi siempre con una enseñanza o moraleja. Aqui no se llega a tanto, tan solo se trata de un desfile de criaturas inverosimiles; Gnurrs, Hurkles, Hokas (que por cierto, son otra prueba de que George Lucas es un hijo de puta plagiador, los Hokas son unos seres de corta estatura, con cuerpo y cabeza de oso, manos con 4 dedos y bastante simpaticos...Los Ewoks...perdon, los Hokas, fueron muy famosos en la CF) insectos Bach y hasta una jirafa azul.

Poul Anderson es sumamente chingon. De hecho, ya le anda tumbando su puesto dentro de mis preferencias a Robert A. Heinlein, cerca, muy cerca... Este libro es una recopilacion de cuentos, seis, para ser mas exactos. Es perfecto para iniciarse en la ciencia ficcion, ya que recorre casi todas las vertientes del genero; Hay desde Space Opera (de la mejor calidad), Ciencia Ficcion Dura, CF Sociopolitica, y hasta CF con un tinte emotivo, con relaciones inter-especies, increiblemente buena, snif. Tambien demuestra una vez mas que seguramente Stan Lee fue asiduo a la CF, uno de los cuentos podria ser perfectamente un arco argumental en los X-Men.

Y por ultimo, ayer termine "Sudario de Estrellas" de Gregory Benford. Este es un libro dificil, muy dificil. Tiene algo de la CF dura de Clarke (hasta diagramas de la nave espacial trae, muy al estilo de "Venus Prime"), de P.K. Dick (en su vena mistica-esoterica), de Silverberg (con el autoanalisis y azote del protagonista) y de Ursula K. LeGuin y James Tiptree Jr. en cuanto al manejo y desarrollo de la psicologia de los personajes. Y todo eso es una bomba explosiva que apenas estoy digiriendo. El libro da saltos entre la CF dura, durisima y el misticismo Hindu; sus personajes lo mismo hablan sobre masa de reaccion y de estrellas de neutrones que de budismo Zen e iluminacion interior. El final me recordo muchisimo a "En la cima del mundo" de Tiptree, o por lo menos me dejo la misma sensacion, una especie de angustia y desapego. Repito, dificil, muy dificil. Es uno de esos libros que un no iniciado botaria a las 20 paginas.

Y para seguir en la vena densa de CF, hoy empece "Eclipse Total" de John Brunner, que efectivamente, al parecer va por el mismo camino.


Yo.

jueves, mayo 04, 2006

Yo No Me Llamo Javier

Siempre he encontrado oscuros y un tanto siniestros los procesos mentales que llevan a la gente a escoger nombre para sus hijos.

Ni siquiera voy a ahondar en los ejércitos de Brian's Pérez, Brandon's López y Priscilla's Sánchez que pululan y que causaran que, al escucharlos, la gente ponga los ojos en blanco de aquí hasta que tengan 60 años. Y ni siquiera eso es seguro, es fácil imaginar a una niñita jalando la falda de su mama mientras lloriquea un: "Mami, mami! ¿Podemos ir a ver a mi abuelito Brian?" o a un empleado de farmacia contestando el teléfono: "Claro Don Brandon, orita le mando sus pañales"

Sin comentarios.

Claro que hay algunos padres que no sucumbieron a la influencia de Beverly Hills 90210 ni al patrioterismo náhuatl para nombrar a sus vástagos. Algunos, adelantándose dos décadas al furor de la globalización o proyectando sus anhelos cosmopolitas, nombraron a sus hijos como índice de Atlas o Mapamundi; Yo he conocido a 3 Americas, una Holanda, Una Grecia, una Argelia, una Italia y a una Chichimequillas. (Bueno, esta última no se llamaba así, pero hubiera sido un nombre en perfecta concordancia con su cara)

Tambien anduve con una Keyla Melina, (que por lo menos no desentonaba mucho, ya que era güera -de rancho- y de ojos azules). También con una Tzolkin (Que significa "Hija del Sol" o "Hija de la Chingada" no recuerdo muy bien) y con un Juan, que no califica como nombre raro, nomás como puteria.

Pero las palmas se las llevan los progenitores de unos amigos de mi papa, que, prácticos como nadie en el mundo, tuvieron la genial idea de nombrar a sus hijos con números.

Gracias a este feliz hecho, conozco a un señor muy simpático que se llama Siete Segundo (el primer Siete murió al nacer, o algo así). También conozco a Tres (que es cocinero, creo) y a Cuatro (que es repedote). Siete se siente muy orgulloso de su nombre y se emputa si hacen bromas sobre el, suele decir "¿Tu que? Pinche "Jose" del montón". Claro que eso dice ahora, que ya esta viejo, pero supongo que paso una infancia de lo mas difícil, basta imaginar las infinitas posibilidades de carrilla mala leche.

Nunca entenderé a esas personas y porque se quiebran la cabeza, ya que es bien sabido que los nombres perfectos solo son dos: Max Power y Pechugas Larou.


Yo.

miércoles, mayo 03, 2006

The Dark Side of Getting Older

El otro día tuve que salir y utilice un vehículo de la empresa que esta asignado a uno de los gerentes. Ha de andar por los 35 años de edad. Cuando encendí el estereo algo extraño salio de las bocinas. Saque el disco y resulto ser de los Backstreet Boys. Lo juro. (Eso aunado a cierta conversación que tuvimos alguna vez confirmo la opinión que tenia de el)

Hoy aborde un taxi. El conductor —muy amable— pasaba de los 40 con holgura. Era regordete, con una calva bastante avanzada y lentes con montura dorada. Todos lo hemos visto alguna vez; es el papa de alguna adolescente con la que salimos; el esposo de una señora gorda que vende tupperware o el contador que los domingos se sienta con una caguama a ver el fútbol.

Justo cuando me disponía a abrir mi libro, encendió el estereo. Al principio no puse mucha atención, pero a los pocos segundos, intrigado, tuve que levantar la vista de las paginas. Me quede un momento esperando que cambiara el disco o que bajara el volumen, pero no. No se había equivocado. De hecho subio el volumen.

Venia escuchando a Pink Floyd.

Eso no tendría nada de especial. Seguro que en su juventud fue fan acérrimo. Pude imaginarlo con pantalones de campana sentado en una sala a la Mauricio Garcés escuchando el "Wish You Were Here" mientras le metía mano a una chava.

Pero otra cosa me llamo la atención. En el pequeño compartimiento debajo del estereo traía mas discos —todos originales— y puede ver cuales eran: otro de Pink Floyd (Meddle), Springsteen...y uno de Nine Inch Nails y otro de P.J Harvey.

Tuve que mirar con otros ojos al taxista; trate de imaginar a ese señor que se sienta a ver el clásico América-Chivas mientras su esposa hojea un catalogo de Avon; a ese Don que abre la puerta cuando un mocoso va a buscar a su hija; a ese señor que hubiera apostado escuchaba a Vicente Fernández; tuve que imaginarlo escuchando las perversiones de Trent Reznor o los pujidos de *sigh* P.J. Harvey.

Automáticamente, en mi mente puse al taxista a años luz de distancia del gerente en todos los aspectos. He ahí la diferencia, por un lado, de estancarse en lo que una vez fuimos y por otro, de aceptar que el mundo de la música no acabo junto con nuestra adolescencia. Porque se necesita realmente amar la música y tener huevos para no ceder a estupidas convenciones sociales que dictan que a cierta edad uno ya no puede oír ciertas cosas. A la mierda con eso, si el taxista tiene hijos, pueden considerarse afortunadísimos.

Ojala yo, algún día, dentro de muchos años, siga escuchando a Nirvana, pero también a los grupos que en ese momento, estén marcando su diferencia.



Yo.

martes, mayo 02, 2006

Solo un grano de arena.

Jürgen se materializo en el centro de la plataforma, a un costado de la sala de navegación.

Lörgeer, el primer oficial a cargo de la navegación, lo miro apreciativamente durante un momento, un poco sorprendido por la burda casaca de piel que cubría su sucio torso.

—Esta vez te ha llevado casi un mes Jürgen. Espero que haya valido la pena, estas hecho un desastre.

—Tenia mucho que explorar Lörgeer. Valorar correctamente un nuevo mundo no es cosa que deba tomarse a la ligera. —dijo mientras bajaba de la plataforma y se desprendía del saco de su espalda.

—No lo pongo en duda. Lo único que cuestiono el método tan poco ortodoxo que tienes para explorar un nuevo mundo. Tenemos autopods, planeadores atmosféricos, hovercrafts graviticos. Por dios, incluso tenemos las sondas holográficas, que pueden reproducir dentro de la nave cualquier zona del planeta que desees.

—Lo se, pero ni sobrevolar a Mach 5 ni moverse a través de un holograma podrá compararse nunca con recorrer una tierra como lo ha venido haciendo el hombre desde el alba de los tiempos. —respondió Jürgen mientras se dirigía hacia su privado.

—Lo que tu digas, al fin y al cabo, tu eres el que viene tan bronceado como un zarek. Parece como si hubieras estado flotando al rededor de una enana blanca. —dijo Lörgeer volviendo hacia sus controles. —Por cierto, Wödan ha estado llamando cada dos horas durante los últimos tres días. ¿Que quieres que le diga?

—Solo dile que mi reporte estará listo en un par de días. Mientras tanto, puede seguir molestando a otro Explorador menos agotado. —dijo Jürgen desde el pasillo que comunicaba con los compartimientos de la tripulación.

Bew Jürgen era el explorador en jefe de una de las muchas expediciones que el Núcleo mandaba por toda la galaxia. Su trabajo consistía, básicamente, en analizar, catalogar y emitir un reporte sobre los planetas encontrados en el sector al que fuera destinado.

Lo que hacia diferente a Jürgen de la mayoría de los Exploradores en jefe —como su primer oficial hacia notar constantemente—, eran la forma en que llevaba a cabo su labor. Los protocolos establecían los métodos a seguir, casi todos ellos automatizados, y estos eran cumplidos al pie de la letra. Pero una vez terminados estos, Jürgen tenia completa autoridad para hacer lo que considerara necesario. Y lo hacia.

No era raro que pasara una o dos semanas en un planeta. Solo, sin mas equipamiento que unas cuantas chucherias reglamentarias, que siempre llevaba en un bolso cuasi-indestructible, equipamiento oficial de cualquier Explorador del Núcleo. A veces se metía en serios problemas, pero siempre podía teletrasportarse a la nave en cualquier momento. Muy pocas veces esto era necesario, los planetas que eran asignados a una expedición exploradora invariablemente carecían de vida inteligente. Esos eran dejados para otro tipo de expediciones, llamadas "de Contacto", una división completamente diferente del Núcleo.

Pero era raro encontrar planetas como Corillion. Tenia todas las ventajas de un planeta terraformado y casi ninguna de sus desventajas. Había muchos planetas similares por toda la galaxia, pero nunca había encontrado uno tan hermoso. Fue por eso que no le costo trabajo tomar su decisión.

Un explorador no era un simple miembro mas del Núcleo. Hacia mucho tiempo, los Exploradores habían salvado a la raza humana de la aniquilación por sobrepoblación. Ellos fueron los primeros que viajaron al espacio y se aventuraron en nuevos planetas. Los métodos de exploración en esa época eran burdos e ineficientes y solo uno de cada cuatro exploradores sobrevivía. Aun así, lograron encontrar nuevos mundos y la humanidad pudo expandirse por media galaxia.

Fue así que los Exploradores alcanzaron un elevado rango dentro de la jerarquía espacial. Su trabajo, aunque ya no era tan peligroso como en el pasado, seguía teniendo sus bemoles. Pero las recompensas y compensaciones eran igualmente elevadas. Sus veredictos, por ejemplo. Nadie cuestionaba la decisión de un Explorador. Su palabra en cuanto a las recomendaciones de los planetas que exploraban, era ley. La civilización galáctica agrupada bajo el Núcleo sabia esto y lo respetaba.

Jürgen entro en su cubiculo de espartana funcionalidad. Había una unidad regenerativa que hacia las veces de cama y medikit. Una pequeña mesa con tres sillas y una terminal del ordenador principal. Una pared completa era una pantalla que en ese momento mostraba un hermoso globo brillante de color azul-morado flotando en un mar de estrellas. La escena hubiera sido incomoda para alguien no habituado a las imágenes holográficas. Era inquietante estar en una habitación con tres paredes sólidas y una cuarta que daba directamente al abismo negro de Universo. Sus ropas, gastadas y sucias, contrastaban fuertemente con el brillante metal y la suavidad lechosa del plástico que conformaba su habitáculo. Se desnudo y se dio un baño químico, para acto seguido someterse a una cascada de rayos ultravioleta, que acentuó aun mas su bronceado. Luego se enfundo en un sencillo mono azul marino, distintivo de los Exploradores.

Cuando se disponía a ordenar la información que poseía para rendir su informe al Núcleo, llamaron a la puerta. Era Lörgeer. Sin esperar una respuesta, abrió y se introdujo en la habitación. Se acerco una silla y se sentó, con los brazos cruzados.

—Jürgen, creo que deberías pensarlo mejor. —dijo preocupado.
—¿Pensar mejor que cosa? —respondió distraído Jürgen mientras se sentaba en otra silla.
—Tu informe, estoy seguro que piensas vetar a Corillion. No creo que sea justo.
Jürgen miro interesado a Lörgeer, levanto una ceja y pregunto:
—¿Justo para quien?
—Para el Núcleo, para la Expansión, para todos nosotros. Creo que es un tanto egoísta de tu parte. O tal vez muy egoísta. Corillion es un mundo perfecto para el Núcleo, no necesita terraformacion. Prácticamente, solo tenemos que llegar y establecernos. Oportunidades como estas se dan muy pocas veces. Se muy bien de tus privilegios como Explorador en jefe, pero te pido que lo pienses mejor.

Jürgen entrecerró los ojos, como lo había hecho tantas veces al mirar los explosivos crepúsculos de Corillion. Luego se adelanto un poco en su silla y miro directamente a Lörgeer.

—Te voy a contar una historia. No se si hayas escuchado sobre Altaír 9, o mejor dicho, sobre Trevanya.
—En la academia vimos algo sobre ello, pero mis intereses en esa época estaban en otro lado. —respondió un poco avergonzado Lörgeer.
—Esta bien, no importa. Es historia antigua, de los comienzos de la Expansión. Trevanya era un planeta muy similar a Corillion. Orbitaba alrededor de Altaír 9, a unos cuantos pársec del Sol. Los Exploradores lo encontraron cuando en la Tierra aun reinaba la histeria de la sobrepoblación y sobreexplotación de los recursos naturales. Para ese entonces ya había unos cuantos planetas habitados, los de la primera onda colonizadora. Pero eran planetas agrestes, inhóspitos. Terraformalos era duro, peligroso, y sobre todo, requería de mucho tiempo. Trevanya fue como un milagro caído de las estrellas.

Cuando los hombres llegaron a el, se maravillaron ante su belleza y sus hermosas diferencias con la ya sobrecargada y —francamente— poco atractiva Tierra. Y lo colonizaron. Al principio llego una cantidad relativamente pequeña de colonos. Trataron de respetar el natural equilibrio del planeta. El problema comenzó cuando llegaron cada vez mas y mas personas a Trevanya, atraídas por la promesa de una tierra nueva y maravillosa. El planeta fue cediendo cada vez mas terreno, hasta que llego un momento en que hubo de tomar una decisión; O se frenaba la expansión o Trevanya se convertiría en una nueva Tierra.

Como era de esperar, la opinión publica se dividió en facciones. Los mas extremistas abogaban por la completa industrialización del planeta, proponiendo la maximización de los cultivos hidropónicos, así como la desecación de océanos para la extracción de minerales. Los conservadores —que en su mayoría eran descendientes de los primeros colonizadores y sentían como un deber la protección del planeta— proponían una política de migración hacia los nuevos mundos que para ese entonces los Exploradores del Núcleo habían encontrado. Como ninguno de estos planetas tenia las ideales condiciones de Trevanya, la discusión llego a un impasse.

La historia en este punto se vuelve poco confiable. Se dice que algunos de los mas reaccionarios de ambos bandos —inclusive se habla de otros intereses ajenos a estos— decidieron llevar al extremo la filosofía de Salomón.

—¿Quien? —pregunto confuso Lörgeer

—No importa. Decía que los registros se vuelven confusos. Al parecer fueron reescritos una y otra vez, seguramente para convertir en héroes a villanos y viceversa. Lo importante es que en un momento dado, alguien decidió que si Trevanya no era de ellos —quienquiera que fueran ellos— en sus términos, no lo seria de nadie.

—Pero eso es ridículo, estamos hablando de un planeta entero, no de un asteroide o un cometa. —replico Lörgeer.

—Aquellos eran tiempos de locura. A nuestros ojos, que han visto mejores días, nos parece descabellado. Pero para ellos, eran tiempos que pedían medidas desesperadas, aunque estas estuvieran basadas en decisiones incorrectas. Lo que se pudo sacar en claro de los registros que se pudieron rescatar, es que de algún modo, volvieron al planeta inhabitable. Radiactivamente inhabitable.

—¿Como lograron algo así? ¿Bombas termonucleares? ¿De litio?

—No, al parecer usaron algún tipo de acelerador nuclear, o varios, al rededor de todo el planeta. Aceleraron e incrementaron la radioactividad de los elementos pesados de la corteza del planeta. El cambio fue gradual, no eran asesinos. Tuvieron suficiente tiempo para dejar al planeta y desperdigarse por los nuevos mundos. Y luego paso algo curioso. Se creo una especie de tabú, ya que nadie hablo de lo que paso. Supongo que la vergüenza que les producía el haber sido expulsados de nueva cuenta del paraíso —y esta vez por su propia mano— contribuyo a su silencio. Ahora Trevanya es un mundo muerto y reseco que brilla con un leve fulgor mortalmente radiactivo. Y así seguirá.

Jürgen miro pensativo hacia la pantalla, en donde el globo luminoso seguía su curso inalterable a través del espacio, ajeno a los problemas de los humanos.

—Es una historia triste. —replico Lörgeer. —Pero sigo sin ver la relación de todo ello con Corillion y tu veto. Ya no estamos en esos días. Esa locura ha sido extirpada. Ahora los hombres comprenden y valoran los mundos y su ecología. Como tu, por ejemplo.

—Es sencillo —contesto Jürgen, saliendo de su ensimismamiento. —La humanidad muestra un patrón, eso lo saben los estudiosos de las dinámicas sociales desde hace miles de años. Ni toda la adaptación que hemos tenido durante los siglos de la Expansión ni el explosivo desarrollo que hemos vivido bajo el Núcleo, pueden contra el condicionamiento genético que hemos sobrellevado durante millones de años. El ser humano es gregario por naturaleza. Salvo casos aislados que no importan en conjunto, se siente desvalido si no esta rodeado por sus semejantes. En muchos casos, ha llevado esta necesidad de compañía hasta extremos psicoticos. Los mundos del sector Palladrian, por ejemplo, que son unas autenticas colmenas humanas, aun teniendo terreno suficiente como para, si así lo quisieran, tener que viajar kilómetros para ver a un semejante.

Cuando el hombre, guiado por su instinto nómada, curiosidad o incluso necesidad, encuentra nuevas tierras mas allá del horizonte, cae en los mismos errores que ha cometido durante toda su historia. Ese es el problema; el hombre, en lugar de adaptarse el medio —como lo hizo cuando comenzó a andar en dos piernas— hace que el medio se adapte a el. Y esto no es solo en términos ecológicos; el hombre incluso hace que el medio se adapte psicológicamente a el. ¿Como hace esto? Sencillo: en cuanto dispone de los medios, reproduce casi al pie de la letra todas las condiciones sociales del ambiente del que emigro. Esto lo podemos ver en la historia de la misma Tierra, ¿Que hicieron los ingleses cuando cruzaron el atlántico? Mataron indígenas, exportaron esclavos y comenzaron a vivir emulando las costumbres del lugar de donde venían. ¿Que hicieron los españoles en América? mataron indígenas, exportaron sus creencias y construyeron ciudades que eran copias al carbón de las de su país de origen. ¿Y que hicieron en Trevanya? El hombre se llevo toda su mezquindad e inequidades y acabo destruyendo un mundo perfecto. Esta es la naturaleza del hombre, pero eso no significa que no debamos —si esta en nuestras manos— hacer algo para romper con ese patrón.

—Lo que dices tiene sentido. —dijo Lörgeer. —Pero creo que Corillion sigue siendo un caso extraordinario. Si en tu informe recomiendas que se establezcan protocolos de colonización en los que se tenga como prioridad la conservación del ecosistema en su estado natural, estoy seguro que nunca se llegaran a extremos tan desagradables. Como ya dije, estos son otros tiempos. La colonización ya no es una prioridad para el Núcleo. Las exploraciones con el simple fin de investigación pura o de localización de depósitos de materiales escasos es cada día mas común. Incluso las nuevas técnicas de terraformacion baratas y al alcance de cualquier economía hacen que la búsqueda de planetas ecológicamente viables por naturaleza no sea tan importante. Corillion seria un parque de recreo, por decirlo de alguna manera. —Lörger se recostó en la silla y cruzo los brazos tras su cabeza.

—Ese es el problema —replico Jürgen. —Al principio será como dices, un parque de recreo, con unas cuantas poblaciones para adinerados o altos funcionarios del Núcleo. Pero poco a poco, mas adinerados y mas funcionarios querrán su tajada. Tu no lo puedes asegurar porque no has estado ahí. No has visto esos atardeceres con las dos lunas enmarcando el enorme sol. No caminaste por sus praderas tapizadas con terciopelo verde y naranja. No admiraste las auroras boreales desde la punta de sus montañas cortadas a pico. Corillion es un mundo hermoso. Lo se, estuve ahí. Y por eso te puedo asegurar que si no proclamo un veto, un día se convertirá en otra cosa, algo que nada tendrá que ver con su realidad presente. Los viejos habitantes, movidos por la codicia, la presunción o simplemente por esa necesidad de comunidad —aunque sea reducida— iran acotando al planeta cada vez mas y mas. Se preguntaran "¿Para que mantener todo un mundo virgen cuando podemos conservar solo la mitad de el en ese estado?" "¡Vengan y admiren como el hombre a sojuzgado una vez mas a la naturaleza!" y después de un tiempo, cuando se sientan mas presionados y su necesidad de presumir su posesión crezca de nuevo, dirán: "¿Y por que conservar medio planeta virgen? con unos millones de hectáreas es suficiente" Y así, poco a poco, hasta que Corillion no sea mas que un parque de diversiones, un jardín, una parodia de lo que alguna vez fue. Sometida su ecología y su espíritu, quebradas sus raíces y sepultada su belleza bajo la férrea y homogenizadora mano colonizadora del Núcleo. No Lörgeer. No permitiré eso.

—Debo reconocer que tu razonamiento es valido. —dijo Lörgeer con un suspiro. —Además, tu sabes bien que siendo Explorador en jefe tu dictamen es inapelable. Lo que tu decidas, será. Y confió en ti. así que no hablare mas del tema.

—Créeme, es lo mejor. Además, con los adelantos en cuanto a las técnicas de terraformacion, como tu mismo dijiste, el costo de convertir un planeta yermo en algo que se ajuste a los estándares humanos es risible. No hay necesidad de manosear una joya como Corillion. —Dijo Jürgen levantándose y dirigiéndose hacia la consola. —Ahora bien, largo de aquí. Tengo que comenzar mi reporte. Te veré en la sala de oficiales en un rato. Y dile a Beörl que me guarde algo de esa botella de Lakaria. Quien sabe cuando regresemos a ese planeta de magníficos y simpáticos borrachos.

—Esta bien. Y si Wödan llama de nuevo, por fin podré darle una respuesta que no haga enrojecer su regordete rostro. —dijo Lörgeer mientras salía y cerraba la puerta.

Jürgen se dirigió hacia la consola y activo un par de controles. Comenzó a dictar.
Cargo: Explorador en Jefe Bew Jürgen.
Nave: TS Wotan. Sección: 42-Türgell del Consejo de Exploracion del Núcleo.
Destino: Brazo Espiral Proteus. Cuadrante 84-126IS.
Tarea: Evaluar, Clasificar y Emitir recomendación y/o veredicto sobre Cuarto Planeta, Estrella G3, en Zona ecológica viable. Sin Vida Inteligente indígena.

Comentarios:

El planeta es ecológicamente viable para sustentar vida humana sin requerir terraformacion. Observaciones personales [clasificadas bajo el Código ER23 de la Comisión Exploradora del Núcleo] determinan el veto definitivo e inapelable del planeta. Ninguna actividad colonizadora y/o patrullas expedicionarias serán autorizadas. El veto no prescribe ni puede ser anulado. Se solicita la movilización de estaciones orbítales automatizadas de vigilancia para tal efecto.
Jürgen interrumpió la grabación y se recostó en la silla, pensativo. Si bien las razones que le había dado a Lörgeen eran validas y sinceras, había una mas.

Hace miles de años, cuando el ser humano aun no había salido del planeta madre, había hombres que atesoraban joyas, específicamente, diamantes. Algunos lo hacían por avaricia, poder y codicia, sin preocuparse por la belleza de estos. Solamente los miraban como artículos con un valor que era determinado por el mercado. Había hombres que eran dueños de muchísimos diamantes y jamás se detenían a mirarlos. En cambio, había otros mas, unos pocos, que apreciaban esa joyas por su valor intrínseco, por su belleza pura. Para ellos tenían un valor que no podía ser comparado con nada material. Hombres que admiraban una joya solo por lo que era: un único e irrepetible objeto que simbolizaba la belleza.

Y para Jürgen la analogía ni siquiera era correcta. Un diamante era tallado para obtener mas de el. Su belleza, aunque impresionante, no dejaba de ser prefabricada según los cánones del hombre. En todo caso, era mas bien como si se compararan diamantes con granos de arena. Y para Jürgen, Corillion era un grano de arena, una pequeña partícula inalterada y pura.

Y nadie, jamás, podría ver con malos ojos que un hombre atesorara y protegiera un pequeño grano de arena perdido en la inmensidad de una solitaria playa.

Camino de nuevo hacia la pantalla. Una hermosa esfera azul-morada brillaba surcada por hilos de plata. A un costado, dos pequeños puntos cruzaban majestuosamente sus cielos. Era rodeada por un halo de crepúsculos que lo teñían todo de tonalidades violetas. Un pequeño grano de arena flotando en la silenciosa majestuosidad de un mar rebosante de luz.

Jürgen sonrió.


Fin.




Yo.

Visitas

Seguidores

Busqueda.


Archivo del blog