martes, enero 02, 2007

Feliz Dia Como Cualquier Otro!

¿En que año estamos? Ah, si.

Retomemos este culo de blog.


Para decepción de muchos que viven sus traumas y frustraciones a través de mi (¿?), deje un tiempo el blog no por azotes emocionales ni por penas insolubles -en alcohol-. Sencillamente, estuve de vacaciones.

Dichas vacaciones eran exactamente lo que necesitaba he hice exactamente lo que quería: me quede toda una semana metido en mi casa, asomando la cabeza a la calle solo para comprar cerveza. Ni siquiera me bañe. Pase un promedio de 12 horas al día sentado frente a la televisión, ya fuera viendo películas o jugando en línea.

Sobre eso...Buba bendiga el juego en línea.

Con Pablo -el en su casa y yo en la mía- acabamos Gears of War en modo cooperativo dos veces dos seguidas (la segunda en modo Insane, que hace honor a su nombre. Matar al General Raam puede es tan difícil como hacer que el Papa use condón)

El resto del tiempo me la pase en modo batalla, con un nutrido y muy simpático grupo de hijos de la chingada, todos mexicanos y todos muy pendejos. De nuevo, va una calurosa mentada de madre a Davidnavarro -y al Tutuy y su 360 (quemado) de 9000 pesos, al Autor, el Chingaquedito, Kano, Kenyi Harima, Chidorii, Bioken, Kodero, Paiza, Raftx, Naxh Killer, Paco X, PlayerCesar, Rodzfam, a los de Game Planet de Plaza del Parque, a Setzer y a los culeros: Skullero y Tur Kulero, Maniaco y al Super Ruco, a Omarklish y no podría olvidarme del jost por excelencia: el puñal de Rekiemzero, al que todos invitan a jugar nomás para que organice las sesiones con su bandota ancha. Todos los anteriores reconocen en mi a su líder moral y espiritual, y están de acuerdo en que probablemente sea que el que diga mas pendejadas por minuto en XBox Live, snif.

Luego tenemos esas dos festividades que son tan importantes para mi como la producción de café colombiana (para los despistados: yo no tomo café y Colombia me importa dos kilos de reata): La Navidad y el Año nuevo.

En Navidad me fui al DF con la firme intención de indigestarme y empedarme. Obviamente, como soy una persona con una enorme fuerza de voluntad y coraje, logre ambas empresas. Me atasque y me puse bien pedo. Me acabe la última cuba a las 6 de la mañana y me regrese en vivo a Querétaro.

En año nuevo, Ulises anduvo organizando la cena para que nos juntáramos todos. Como buen hijo de la chingada que es, el sábado en la noche se fue a Michoacán sin avisarnos. Al final nos juntamos en la celda casa de Pedro, comimos arrachera, papas al horno y un spaghetti quemado que estaba realmente bueno. Pedro nos enseño sus avances con su tejido de punto y nos contó emocionadísimo que espera pronto su primera menstruación. Pablo y yo le brindamos todo nuestro apoyo en su inminente conversión en mujer.

Sobre los demás aspectos de mi vida, de los que nunca escribo en este blog (y que por no hacerlo, muchos asumen que no existen) todo va normal, dentro de lo normal que puedo ser yo al interactuar con el mundo, meh.

No pienso hacer un recuento del 2006, por la sencilla razón que se me hace una mamada, nadie hace un recuento de lo que paso del 12 de julio del 2005 al 12 de julio del 2006, entonces no veo porque hacer lo mismo en año nuevo. Todos los días es año nuevo, pfft.

Y ya. Hoy me pare con todo el dolor de mi corazón a trabajar, solo para encontrarme con la noticia -que nadie me hizo el favor de comunicar- que en realidad regresábamos a trabajar mañana, así que me regrese a mi casa, snif. Por lo menos me sirvió como ensayo y preparación psicológica para mañana.

Me largo a pasar mis ultimas largas horas pegandoles granadas en el culo al grupo de puñales antes mencionados.


Yo.

No hay comentarios.:

Visitas

Seguidores

Busqueda.


Archivo del blog