domingo, febrero 03, 2008

Generalmente.

Generalmente, mi mente trabaja conmigo, no contra mi.
Generalmente, nunca recuerdo lo que sueño.
Generalmente, eso es bueno.

No me importa que mi mente haga lo suyo en esas pocas horas en las que es juez y parte. Lo que me importa es que cuando termine, no cierre la puerta. No necesito eso, ya no.

Usamos demasiado la palabra sueño, tanto que llega a perder su verdadero significado.



Visitas

Seguidores

Busqueda.


Archivo del blog