martes, mayo 20, 2008

Un día cualquiera.

Me levante de la cama a las 2 de la tarde. Prendí el televisor y estuve un rato navegando por los canales. Los reality shows últimamente han mejorado mucho. Decidí salir a dar una vuelta, así que deje mi departamento y subí a mi auto, el que por cierto, esta hecho una chatarra. Bueno, de todos modos no lo iba a conservar mucho tiempo.

Era un bonito día, la gente llenaba las calles y las patrullas circulaban con las sirenas apagadas. Los vendedores en la calle y los ciclistas por los parques completaban el paisaje. Obviamente yo tenia que trabajar, pero mi horario es muy flexible y literalmente puedo hacer lo que se me de la gana, siempre y cuando entregue resultados.

Decidí llamarle a mi primo para ver si quería hacer algo. Le dio mucho gusto escucharme y quede en pasar a recogerlo para ir comer, luego al billar y después a tomar algo. Como siempre, le di una paliza jugando y después, también para variar, salimos del bar pedisimos, yo no podía ni caminar y el se cayo cuatro veces en el camino de la puerta hasta el auto. En uno de esos raros momentos de lucidez, decidí no manejar (de todos modos, aunque lo hubiera intentando, no hubiera podido, todo, todo se movía como si estuviera dentro de una secadora) y mejor detuve un taxi. Como ya estábamos encarrerados, decidimos ir a un table dance. Llegamos y mi primo tomo una mesa frente a una de las pistas. Yo di una vuelta por el lugar y una de las chicas me detuvo y, haciendo perfectamente su trabajo, me convenció de ir a un privado. Después de tres bailes (el tercero con un bonus: a mi chica se le unió otra y juntas me dejaron acalambrado) lleve a mi primo a su casa. Aun era temprano y yo me sentía envalentonado por el alcohol, así que le llame a mi vieja. La invite a salir y me pidió que la recogiera en una hora.

Tuve que ir a mi casa a cambiarme. Me puse uno de mis mejores trajes y me dirigí a su casa. En el trayecto estuve escuchando el radio, extrañamente, la programación de los talks shows también ha mejorado mucho. Y si, mi placer culpable...todo el camino estuve escuchando reggaeton, demándenme.

Cuando recogí a mi vieja, se fijo en mis ropas y me hizo algunos cumplidos, pero también critico mi auto, como siempre. Definitivamente tengo que deshacerme de el. La lleve al boliche y me gano. Y no es que la haya dejado ganar, no, simplemente, el boliche no se me da. Después fuimos a ver un show, no muy bueno por cierto, un par de malabaristas y una cantante malona pero simpática. Luego la lleve a su casa y cuando se despedía le pedí que me invitara a pasar para tomar un café. Acepto gustosa y el café se convirtió en gemidos y gritos de placer. Como siempre.

Salí de allí renovado y feliz, así que para celebrar, decidí sacar mi bat y moler a golpes a una ancianita que iba pasando. Después recogí el dinero que había tirado. A un hommie que estaba cerca no le pareció mi celebración y me insulto, así que tuve que acuchillarlo. Desgraciadamente, un policía a pie que estaba a la vuelta vio todo y trato de detenerme, así que no me quedo de otra que meterle cuatro escopetazos entre pecho y espalda. Y entonces sonaron las sirenas. Esas malditas sirenas.

Vi mi auto, que desde la persecución de ayer estaba cayéndose a pedazos y decidí que era hora de renovarse o morir –literalmente- así que corrí hasta la esquina, en donde un yuppie imbecil conducía un hermoso auto deportivo. Muy amablemente abrí su portezuela y le di una patada en la cara, después lo baje y me arranque a toda velocidad. Para entonces solo tres patrullas me seguían. Nada que no pudiera manejar. Tome uno de los puentes que cruzan la ciudad y trate de perderlos. Casi lo logro, pero tuve la mala idea de atropellar a cuanto peatón se cruzaba en mi camino –y mientras dispararles a los que no estaban a mi alcance- y entonces la persecución subió de tono. Bah.

El problema con los autos deportivos es que, aunque corren como el viento, al parecer están hechos de plástico y soldados con duck tape, así que después de unos cuantos no muy amigables intentos de las patrullas por detenerme, ya no tenía cofre, puertas y dos de las llantas habían reventado. Salí disparado a toda velocidad por una rampa del freeway y caí en medio de un parque. Después de que lo que quedaba del auto se detuvo, salí y corrí hasta la avenida más cercana. Mientras corría, me pareció una buena puntada aventar unas cuantas granadas al azar. Deberían intentarlo, siempre es divertido ver volar cuerpos por entre los árboles. Llegue a la avenida y trate de conseguir otro auto. Desafortunadamente a la vista solo venia un motociclista y una señora en una minivan. Las motocicletas, aunque rápidas y divertidísimas, no son lo mas recomendable cuando seis patrullas quieren infraccionarte, y las minivan ni se digan, son tan maniobrables como un bebe borracho. Corrí otra cuadra –sin dejar de aventar granadas a las patrullas que me seguían- y lo vi estacionado: un hermoso american muscle, incluso era de mi color favorito. Sin pensarlo mas rompí el cristal con mi codo, abrí la puerta y lo encendí puenteando los cables. Arranque justo cuando las camionetas blindadas del equipo SWAT daban la vuelta en la esquina. Después de abrirme paso a punta de ráfagas de AK-47 en el tetris de patrullas y policías que ya me seguían, me dirigí como pude al helipuerto. Si hay alguna manera de deshacerse de una persecución de seis estrellas es robando un puto helicóptero.

Y si, de milagro llegue al helipuerto y logre despegar entre una lluvia de balas. Desgraciadamente, la policía sabe que es más fácil perseguir un helicóptero con otro helicóptero, así que estuve volando por media ciudad hasta que casi perdí a los tres que me seguían. El mío ya no daba para mas, así que hice un no muy elegante aterrizaje –ok, me desplome- cerca de un muelle, el que ya estaba rodeado por tantos policías que casi me da un ataque epiléptico al ver las luces de las sirenas. No me quedo de otra más que saltar al agua y rezar porque no hubiera una lancha de la policía cerca. Afortunadamente así fue, y después de nadar un buen rato, cruce la bahía y salí por otro muelle. Muy tranquilamente compre un hot dog en un puesto callejero y detuve un taxi. Me llevo a mi penthouse (con el que me había quedado después de matar a su dueño) y me acosté a dormir. Hoy fue un típico día, un buen día. Tal vez, tal vez, si tengo ganas, mañana me ponga a trabajar y cumpla con los múltiples encargos de mis jefes y contactos, eso lo decidiré después. Como dije, el trabajo de matón es muy flexible.

Hola, mi nombre es Nico Bellic y amo Liberty City.






31 comentarios:

Anónimo dijo...

Si, sospeché que eso era.

Meathos dijo...

Chingona reseña de un chingón juego

Chingasatt dijo...

Excelente AAR. Para cuando la siguiente cronica??

Lily dijo...

El link abajo es de una crónica similar.

http://www.deusexmalcontent.com/2008/05/second-thug-life.html

Prozak dijo...

Te tardaste mucho wevo... esperaba este post la semana pasada.. pero si.. pinche juego rifa.. y bastante

Es tanto lo que se puede hacer... que nisiquiera se da cuenta uno que esta jugando

Anónimo dijo...

mmmmm sere un loser???? yo nomas de novia he conocido a michelle !!!! deberia haber miles de viejas zorras en liberty city y nomas me he ponchado a esa !!!!!! snif...

Anónimo dijo...

Soy un simple mortal :(

http://www.youtube.com/watch?v=elW0I_rK5wQ

Anónimo dijo...

yo ya mero lo acavo llevo ya mas de 2 semanas y se me esta haciendo muy largo algo repetitivo, pero muy bueno.

las mejores misiones: la del robo al banco, y la del puto funeral y una donde un tipo se esconde en el bañó de central park y tienes que buscarlo abriendo puerta tras puerta..jeje

TheSamael dijo...

En verdad es buenisimo ese juego ! tambien el modo online esta muy chingon !

Anónimo dijo...

utsss y yo que compre el juego para que mi inche xbox tronara!!! RROD!!!!

Anónimo dijo...

Dilo, Dilo!! di que ese juego es un orgasmo!!

Anónimo dijo...

q tal los pinches chargers que traen los judas gringos =O

Anónimo dijo...

Desde que pusiste que te echaste un palo me di cuenta que era chiste o cuento

Pistorius dijo...

ja ja ja ja... seee, buenisimo le juego. Pero el final de tu crónica estuvo medio mamon, ¿no?... "Hola, mi nombre es Nico Bellic y amo Liberty City"

¿Que sería de mi enferma y atormentada alma si no fuera por los videojuegos como el GTA?

Tambien es divertido tirar gente con el rifle de franco y llenarles las piernas de balas mientras se arrastran para alejarse de tí...

Transportadora Turistica dijo...

Justo el domingo estaba jugando esta madre y me dí cuenta que es más divertido joder gente, robarse coches, pegarle a viejitas, etc... que cumplir las misiones, jajajaja. De todas maneras creo que el don de la lavandería seguirá ahí, espero que Val no se enoje.

Saludos!

Eduardo dijo...

Ruleó el detalle del hot coffee

Anónimo dijo...

that´s not a fucking review, asshole

El Barracuda dijo...

Interesante, me recuerda a algo...

saul dijo...

JAJAJAJAJa cagadisimo el anonimo ke dijo; Desde que pusiste que te echaste un palo me di cuenta que era chiste o cuento

no mames jajajajajajajaj

Anónimo dijo...

jeje si porque el huevo minimo se aventaria tres.la mitad de los que me aviento yo.

Falso Profeta dijo...

El juego más adictivo que haya yo jugado. Definitivamente es más entretenida la vida en un videojuego que la vida real; casi siempre.

atraxx anónimo dijo...

DESDE EL SEGUNDO PARRAFO YA OLIA A QUE ANDABAS POR LOS SANTOS.
LO DE HOT COFFE YA ES UNA MAMADA; SOLO CUMPLE A TIEMPO LAS 10 MISIONES DE PADROTE Y LISTO.

Drakenhell dijo...

Pero neta esta mas chingon que el San Andreas y anteriores? Digo... vi el video que dejaban descargar en el Live, y pues... como que no me gustó del todo.

Despues de todo sigue siendo GTA, de eso no hay duda.

Salúd...

Cazador de Tatuajes dijo...

Pinche Huevo, mira que cerrar un texto con "Hola". Pareces nuevo.

Fuhrer dijo...

chale... ojala se pudiera hacer en la vida real
JAAAAAA

Wanted Man dijo...

Inmediatamente recordé a Patrick Bateman, que tiene un trabajo flexible (gana un chingo de lana), no tiene vehículo, se emborracha, se droga, sale a pasear y mata gente de repente quien sea, negros, vagos, niños, no se pierde el talk show de Paty Wintters, tiene a su disposición el lujoso apartemento de Paul Owen a quién mató y donde mata (aparte de su apartamento), incluso la persecusión es muy parecida, American Psycho se publicó en 1991 y a ustedes les emociona lo original de la historia.

klaudiax dijo...

por un momento me engañaste, debo admitir, jajaja pero ansio probar ese juego..
muy buena reseña..

Vito Trapaleone dijo...

Sino mal recuerdo el apartamento era de Paul ALLEN, no Owen, pero bueno, nunca falta el que se las quiere dar de sabihondo.

Anónimo dijo...

Oops, por un segundo pensé que el nacosexual favorito de todos los niños ya era parte de los Zetas.

Por cierto, todo esto me suena muy familiar.

Atte.

CJ

Wanted Man dijo...

Pues claro que recuerdas mal es:

OWEN

¿Sabiondo?, ajá, mejor busca el pleonasmo en tu frase.

vaKero dijo...

Oye Huevo, y el penthouse que tienes es porque te estuviste matando varias veces al viejito o nomas lo acuchillaste una sola vez??

Visitas

Seguidores

Busqueda.


Archivo del blog