miércoles, julio 09, 2008

Como se gana la vida: Subarrendando maquinitas.

Comencé con esta serie de posts hace un par de años, narrando como duh empecé a ganarme la vida después de terminar la secundaria (que son todos los estudios que tengo) y nunca termine de escribirla. Algunos viejos lectores tal vez recuerden los Como se gana la vida: El Inicio, Telefonista, Tatuador, Pizzero, Serigrafista y Mensajero (que nunca escribí, ja). Ahora, aquí esta la esperada penúltima parte (Es largo y no es gracioso, así que pueden saltárselo y no reclamen después).

Después de sufrir el accidente en motocicleta que me desfiguro me deshizo la clavícula en la mensajeria, a mis dieciocho años regrese de nuevo a vagar a mi calle. Uno de los amigos habituales trabajaba como ayudante de operador en una ruta de maquinitas a comisión.

Todos han visto maquinitas de videojuegos en las tienditas, farmacias, papelerías, etc, etc. Pues bien, esas maquinas no aparecen ahí por generación espontánea, tienen su chiste. Pero primero lo primero.

Un día este amigo llego y me pregunto si quería echarle la mano unos días en su chamba, me pagaría proporcionalmente a lo que saliera y lo más importante, podría jugar todo lo que se me diera la gana en las maquinitas, gratis. Inmediatamente le dije que si.

Al otro día temprano paso por mi en una camioneta estaquitas y nos fuimos a casa de su jefe. Ahí me lo presento, se llamaba Francisco, era de Torreón, media 1.85, usaba botas y a las 11 de la mañana ya tenía la sombra de la barba de las 5 de la tarde. En pocas palabras, era un norteñote que hablaba golpeado y decía “soda”.

En esa época estaban “intervenidos” (Las ganancias andaban por los suelos y de la matriz en Torreón mandaban a un interventor para que viera que estaba pasando) y el trabajo consistía en recorrer la ruta de las maquinas y si alguna no estaba dejando ganancias, había que reubicarla, lo que significaba darle las gracias a la doña de la tienda, cargar la maquina en la camioneta y buscar otro lugar en donde colocarla.

Era una joda, porque reubicábamos un promedio de 10 a 15 maquinas por día. Dejando a un lado lo cansado de subir y bajar las maquinas a la camioneta (cada una pesaba de 80 a 100 kilos) lo mas desgastante era convencer a los dueños de los negocios para que aceptaran las maquinas a comisión. La cosa esta así:

Uno llega a la tiendita de la esquina que atiende una viejita. Primero había que darle un vistazo rápido y juzgar si había espacio para la maquina, luego, había que esperar que la señora se desocupara y nos pusiera atención. Después venia lo difícil, que es algo así: (este dialogo se repetía unas 20 o 30 veces al día)

Buenas doña. ¿Cómo esta?
Bien joven, ¿Qué desea?
Pues mire, le vengo a ofrecer una maquinita, ¿ya la vio? Esa que traigo en la camioneta.

Aquí podían pasar dos cosas: La señora podía decir “No, no, esas cosas no, gracias” o mostrarse interesada; si era lo primero, había que hablar mas, pero por lo regular se interesaban, luego era algo así:

¿Y eso como es o que?
Pues mire, yo le dejo la maquina aquí, sin compromiso, para que la pruebe, usted nomás la prende y le cambia las monedas a los muchachos. Yo vendría cada tercer día a revisarla. Sacamos el dinero, lo contamos, y de lo que salga le doy el 30%, ¿como ve?
¿Pero le tengo que firmar algo o poner dinero?
Nada señora, ni firma ni paga nada, usted nomás la prende y ya, yo le doy su dinero dos veces por semana.
¿Pero eso jala mucha luz, no? ¿Quién me va a pagar lo que suba el recibo?
Ah, mire, la maquina consume casi lo mismo que una televisión, y fíjese, para que la maquina nos convenga a los dos, tiene que sacar mínimo unos 300 pesos a la semana, de esos 300, a usted le tocan 90. ¿De cuanto le llega su recibo?
Pues como de 300 pesos.
Ahí esta, y eso es al bimestre; al mes mínimo la maquina le tiene que dejar 350 pesos, fíjese, la maquina le pagaría todo el recibo de la luz, incluyendo los refrigeradores y lo demás y aparte le quedaría dinero. No tiene pierde.

Por lo regular esto servia para convencer a la gente, hay que ser muy bruto para no ver el negocio, pero aun así, se sorprenderían de la cantidad de gente que no entendía. En esos días aprendí a odiar al mundo y la estupidez humana.

Si aceptaban, acomodábamos la maquina y la dejábamos lista. Por lo general para ese momento ya había una bolita de niños emocionados corriendo la voz de que “pusieron una maquinita!” y esperaban ansiosos para jugar. Entonces le dejábamos unos 200 o 300 pesos de cambio a la señora, le dábamos nuestro teléfono por si se descomponía la maquina y nos largábamos a buscar otro local.

Si todo salía bien, la señora nos hablaba al día siguiente, preguntando si podíamos ir a dejarle mas cambio porque ya se le había acabado, eso era música para nuestros oídos. Algunas veces teníamos que regresar el mismo día por la tarde.

Lo de los 300 pesos a la semana era lo mínimo para que fuera rentable para nosotros, pero había locales en los que la maquina dejaba 600 o hasta 800 pesos a la semana. Algunas dejaban tanto que incluso pagaban la renta del local. Las señoras nos amaban.

Resumiendo. Cuando levantamos la ruta, se fue el interventor . Mi amigo ya no le siguió y Francisco, el operador jefe, me pregunto si quería quedarme de ayudante, yo dije que si y empecé a trabajar directamente con Francisco, lo cual era inevitable, porque en el negocio solo éramos el y yo, ja.

Empezábamos a las 8 de la mañana. Teníamos unas 80 maquinas en total, que dividíamos en tres rutas: lunes y jueves revisábamos unas 30, martes y viernes otras tantas y las restantes los miércoles y sábado. Dejábamos las más estables y para los miércoles y así a veces poder saltarnos los sábados.

Mi trabajo consistía en abrir la maquina, pasarle el cajón de monedas a Francisco mientras el platicaba con la señora, checar que funcionara bien; si la palanca o los botones fallaban, sacaba las refacciones y los cambiaba. Después revisaba la programación del juego y veía como iban los promedios; si estaban durando mucho jugando lo ideal es que un duren de unos 5 a 10 minutos por moneda en promedio le subía a la dificultad o cambiaba otros parámetros, como numero de vidas, de continues, etc, etc (Si, ódienme, yo era el responsable de que no pudieran pasar la segunda tercia en King of Fighters, JA!). Si el juego no estaba dejando, lo cambiaba. Todo esto lo hacia mientras Francisco contaba el dinero y le dejaba su comisión al encargado. Llegue a hacerme tan rápido que podía revisar una maquina y dejarla lista en menos de 2 minutos (cambiaba la programación del juego tan rápido que los chavos no podían ver siquiera que estaba haciendo). En cuanto acababa, ponía unos 10 o 15 credits y empezaba lo bueno, cerraba la maquina y decía hacia la bola de mocosos que tenía detrás de mí:

A ver cabrones, fórmenle.

Y empezaba el desmadre. Por lo regular los mas vagos y grandes eran los que agandallaban a los demás. Casi todos nuestros juegos eran de peleas: los King of Fighters, Tekken, Samurai Shodown (Ipum!), World Heroes, Art of Figthing, Marvel vs Capcom, etc, etc. Y algunos como Puzzle Bubble, Snow BROS. (En el que yo era una VERGA, llegue a hacer las chuzas de todos los niveles) y varios mas.

Los niños ya sabían cuando llegábamos y me esperaban con ansias, ("El don de las maquis!)" porque después de patearles el culo (y siempre se los pateaba) nos íbamos y dejaba los créditos sobrantes para que se pelearan por ellos. En algunos locales (como el que teníamos frente a la prepa norte) habían cabrones que si me daban batalla y me esperaban para la revancha. A veces Francisco terminaba y se quedaba esperando a que yo terminara entre mentadas de madre:

Ándale cabron! No tenemos todo tu pinche tiempo hijoelachingada!
Perate cabron, nomás le parto su madre a este guey.

(Gracias a Francisco aun conservo un acento golpeado y medio norteño del que mis amigos se burlan mucho al hablar con extraños)

A veces organizábamos torneos y regalábamos cosas que venían con los juegos, como posters, calcomanías y de plano créditos.

Si toda la ruta andaba bien y no había maquinas que reubicar o reparar, acabábamos a eso de las 2 o 3 de la tarde. A veces incluso, aun parándonos a desayunar (ya teníamos ruta también para eso: las gorditas de San Roque los lunes y jueves, los quesocarnes de satélite los martes y viernes y las carnitas de Santa Rosa los miércoles) terminábamos a las 12 o 1 de la tarde y me quedaba todo el día libre. Fue en esa época, mientras Francisco manejaba de local a local, que leí cerca de 200 libros, snif.

Al final de la semana, Francisco hacia cuentas y me daba el 30% de las ganancias. Eso duro como un año, me iba bien, pero lo mejor vendría después.

Como la ruta iba bien, de Torreón nos mandaron otras 20 maquinas, la ruta se puso mas pesada y como yo me llevaba muy bien con Francisco y el andaba viendo lo de su boda, decidió pedir otra camioneta a la matriz, partir la ruta y dejarme la mitad para que yo la manejara solo. Wohoo.

Entonces yo me busque a mi propio chalán, primero le dije a mi ex cuñado Ricardo, hermano de Paty, si quería jalar, dijo que si y así nos pasamos unos meses, yo mantuve la ruta saludable y en Torreón me agarraron confianza. Incluso mandaron a alguien para que “me conociera” y no hubo ningún problema.

Para ese entonces, Francisco ya se estaba casando y se quería ir a vivir a León, pidió una ruta allá y se la dieron, entonces vino de Torreón uno de los pesos pesados a hablar conmigo. Me ofrecieron quedarme como operador jefe a cargo de todo. Yo, por supuesto, acepte y después de firmar un pagare por 400,000 pesos por las 120 maquinas que ya teníamos y las dos camionetas, me entregaron la ruta.

Y ahí empezó la época de mi vida mas decadente que haya experimentado jamás.

Yo tenía 20 años y era mi propio jefe. Solo tenia que rendirle cuentas por fax a la matriz de Torreón una vez a la semana. De nuevo partí la ruta y le di la mitad a Ricardo.

Los sábados tenia que depositar a la matriz la renta de las maquinas –de mi ruta solamente, deje que Ricardo se encargara completamente de la suya-, que eran unos 12,000 pesos, de lo que restara, yo tenia que pagar gasolina, permisos, reparaciones, etc, etc. Aun así, la ruta estaba tan bien que había semanas en las que yo sacaba libres para mi 2000, 3000 o hasta 4000 pesos. (Si algún Queretano conoce el “Súper Lomas” de Lomas del Márquez y llego a jugar en las tres maquinas que tenia ahí, gracias, muchas gracias)

Claro, había semanas malas o la época de vacaciones en donde a veces no salía lo de la renta y yo tenia que poner de mi bolsa para completar, pero por lo regular ganaba unos 8,000 o 10,000 al mes. Nunca gaste dinero como en esa época.

Visualicen esto:

Yo no tenia obligaciones y ganaba dinero groseramente, aunque gastaba en cuanto se me ocurriera, aun al final de la semana aun me quedaba dinero. Pagaba facturas del celular de 1,500 pesos (estoy hablando de hace 10 años), le invitaba TODAS las pedas a Pedro y Pablo (que en esa época también chalanearon conmigo, era acabar la ruta e irnos a chupar), invitaba los campamentos a Tequisquiapan, las salidas con las viejas y las cuentas de comidas. De aquella época de bonanza solo me queda, físicamente, un reloj de titanio (un día entre a Sanborns, lo vi, pregunte cuanto costaba 3,000 pesos y lo compre sin mas) y mi telescopio. Lo demás me lo chupe, fume, comí y cogi. ¿De que mejor manera se puede gastar el dinero?

Eso duro cosa de un año o dos, pero obviamente, las cosas no pueden ser tan hermosas por siempre, snif.

En ese entonces entro otra compañía a Querétaro que manejaba maquinas, los cabrones saturaron la ciudad, ponían maquinas en locales pegados a los míos, y, obviamente, la ruta bajo. Durante un par de meses yo estuve saliendo tablas y por otro lado, ya estaba hasta la madre. Mandaron un interventor y fue cuando todo se fue a la mierda.

Cuando lo recogí del hotel, me lleve una sorpresa, el que yo creía que era el interventor, en realidad solo era un ayudante, LA interventora se llamaba Vanesa, tenia mi edad y era una chulada de ojos verdes. Por mi mente pasaron todas las cosas que les están pasando por la mente a ustedes.

Pero no, resulto que Vanesa era una hija de papi (literalmente; su papa era uno de los pesados de la matriz) que solo venia a vacacionar y echar desmadre mientras hacia como que trabajaba. Esto no hubiera sido problema excepto por un pequeño detalle: era una pendeja y me estorbaba en todo.

Chocamos inmediatamente. Entre su pendejez y mi hartazgo, logramos crear un clima de trabajo tan estresante que yo ya no veía la hora de que se fuera a la chingada. En las mañanas, cuando iba a recogerla al hotel para empezar la ruta, apenas se iba levantando porque estaba cruda o con un cabron (irónicamente, se hizo amiguísima de mis ex cuñada, hermana de Ricardo y se la pasaban en el desmadre y hasta agarro novio). Todo el día se hacia pendeja y al final reportaba que yo era un pesado que lo era que no cooperaba con ella.

Después de un mes me harte definitivamente y llame a Torreón para avisar que iba a entregar la ruta. Se apenaron sinceramente y me ofrecieron alternativas, pero ya no quise hacer las cosas mas grandes culpando a la vieja esta y solo les di las gracias. Cuando al otro día fui a recoger a Vanesa –que venia particularmente odiosa porque se había peleado con su guey y quería desquitarse conmigo- con la sonrisa mas sarcástica que me salio le dije que ni se molestara, que le iba a entregar la ruta y que teníamos mucho trabajo. Le arruine la semana y me sentí muy bien.

Entregue la ruta, le di las gracias, nos despedimos como amigos de toda la vida y como diría Ibargüengoitia, nos volteamos y nos mentamos la madre.

Ahora solo me quedaba ver hacia el futuro con esperanzas; yo sabia que me esperaba algo grande, y así fue.

Heme aquí, un exitoso bloguero con un próximo ascenso en mi carrera como repartidor de garrafones de agua

…voy a llorar a la regadera.



64 comentarios:

El fantasma de los ricos dulces de albaricoque dijo...

Ya me lo salte...

=sin reclamos=

El fantasma de los ricos dulces de albaricoque dijo...

AHHH!! Art of Figthing, Snow Bros, ¿algún dia saldran para 360?



Por cierto Luis, hay alguna diferencia entre escribir: "en realidad solo era un ayudante" y "en realidad era solo un ayudante"? ¿o es solo cosa de apreciación y gustos?

Luis dijo...

Ni idea, yo no se escribir bien.

zyrian dijo...

Mañana será otro día y entonces leeré (una revisada rápida y confirmas la advertencia), hay cosas más importantes que hacer a esta hora como dormir o ver porno.

Saludos.

valentin dijo...

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJ que buen post, aun mejor que lo del vendendor de garrafones xD

_Janus dijo...

Huevo, recuerdas las iniciales que había que poner en el mercador de la Street Fighter II "adulterada"( la que soltabas 1000 Hadokens al marcar un Shoryuken) para que te diera créditos infinitos?

Recuerdo haberme echado de enemigos a varios dones por pasarme toda la tarde jugando con 1 ficha, ja.

Drakenhell dijo...

Jajajaja, como olvidar a esos dones... Aca habia uno que ya nos conocia a mi y a mi primo y si nos ofrecio chamba pero pues yo preferia nomas los creditos (estaba muy meco... puede que aun lo este jo!)

Lo que yo nunca entendia es porque repentinamente dejaron de arreglar las maquinas y juegos como King of Fighters eran mas "respetados" por poder ganarle a la maquina solo con la patada debil y el puño medio, que por la dificultad en si...

DerbX dijo...

Siempre que pasaban estos gueyes con cara de hueva que arreglaban las maquinitas me preguntaba como sería su vida.

Ahora lo se. De acá no se ve tan mal.

AnaVitch dijo...

Y trabajas repartiendo marcas conocidas?

Abelina dijo...

chido, pero también hay otra serie inconclusa: las cartitas de amorrrrrr...

eh, eh??

Un tipo comun, como cualquier otro. dijo...

Ciertamente, a que te dedicas? quizas no he puesto demasiada atencion en tu blog como para darme cuenta.

Saludos.

Luis dijo...

Reparto garrafones de agua Electropura.

AnaVitch dijo...

Chale. Tu sí que eres bien pipiris nais. Mi novio tiene su triciclo y le vende panuchos a los señores intendentes del parque en donde hago como que corro pa´bajar los panuchos que me trago cuando a mi novio le va mal en su venta.

eo dijo...

yo pense que repartias garrafones de Cristal.
Recuerdo que en donde yo jugaba maquinitas (hace poco) ponian dos maquinas con el mismo juego, una era para los novatos y otra para los que estaban cabrones. Una con KOF en nivel 4 y la otra en 7, se ponian buena las retas.

Pinches enfermos con sus combos trabadores

Luis dijo...

jajaja, pinche Ana.

Y si, en KoF el nivel 7 era lo maximo, pero para los vagales no significaba nada.

ME VALE VERGA dijo...

las "maquinitas" como olvidarlas ahora las ves pero ya no llaman la atencion recuerdo alguna vez que estaba ganando y solte un grito ¡¡¡¡ fichas para todos yo pago !!!!! mandaron llamar a mi mama porque no tenia mucho diner snif



no yo nadamas aqui de pinche hablador

men dijo...

ya debo dejar estas mamadas o acabaré vendiendo volovanes,garrafones y en vez de novia le hare el amor,mierda que diga sexo, a un puta toronja

Anónimo dijo...

repartidor de agua ....cada garrafon de 20 lts,.....mmmmhhh los brazotes que has de tener....mmmm cual dices que es tu zona?

Roberto dijo...

yo ya solo voy a comentar risas o mentadas de madre porque luego se la curan conmigo

"jajajajaja"

...a la verga.

Una mujer impulsiva dijo...

Me encantan el tema de los oficio, en mi juventud vendia ropa interior de mujeres y mi socio era un ex novio jajajajaja, pero vendia bastante el canijito ¿no seria gay? jajajajajjaja
Whatever

Anónimo dijo...

Puta madre! Mi caso era contrario, yo pertenecía al lado legal (a los pendejos, pués), que adquiríamos lás máquinas originales desde el gabacho y pagábamos impuestos. Claro que el negocio tronó, al igual que los piratas, cuando proliferaron las consolas de buen nivel con juegos de arcadia, como el Sega Saturn y el mismísimo Neo Geo. Bueno, ya me tengo que ir a la soba. Saludos.

eo dijo...

jaja pensar que antes gastaba un chingo en maquinitas, pero gracias a la interné consegui el neo geo y ya me deje de andar gastando varo y mejor jugarlo en casa.

El fantasma de los ricos dulces de albaricoque dijo...

El comentario que se lleva las palmas en definitiva es el del negocio redondo de AnaVitch. LOL!


Y en definitiva el grito ese de ¡fichas para todos yo pago! era para cualquier mocoso tan excitante como ahora el ¡cerveza para todos yo pago!

Anónimo dijo...

Por cierto Luis, hay alguna diferencia entre escribir: "en realidad solo era un ayudante" y "en realidad era solo un ayudante"? ¿o es solo cosa de apreciación y gustos?

Ilústrame maestro!! Bríndame un poco de tu sabiduría!! Déjame cambiarte el aceite!!

No mamen, todo estaba bien hasta que llegan los lamehuevos, limpiabotas, comecuandohay...

Anónimo dijo...

se llamaba Francisco, era de Torreón, media 1.85, usaba botas y a las 11 de la mañana ya tenía la sombra de la barba de las 5 de la tarde. En pocas palabras, era un norteñote que hablaba golpeado

Esta es la descripción mas gay que he leído en mucho tiempo...puto

Lodi dijo...

Leí todo. Creo que me pondré a leer los anteriores.

El acento norteño es muy pegajoso. Y cuando tenga la oportunidad de viajar por el centro del país, creo que se me saldrá mi "soda" en ves de refresco, y supongo que me van a ver raro :P

Anónimo dijo...

Tu no tienes mas que pura verga acento norteño, pinche acento chilango gacho alaverga



atte: un norteño

men dijo...

Putos mierderos.

Sivoli dijo...

Los monitores de las maquinitas emiten fotones, ¿qué no?

Kuruni dijo...

No ya en serio, ¿en que chambeas?

Vlad Pax dijo...

Recuerdo que mis papás en su papelería tuvieron maquinitas... era el amo, dueño y señor!!
Pero el culero que las entregaba nunca dejaba créditos!!
Tu eras bien buena onda huevo!

Ivan dijo...

Hola te quiero invitar a que cheques esta pagina esta super padre es para rastrear billetes mexicanos por internet, se que tu blog es super popular y creo que deberias hacer un post relacionado, sera un boom yo no paro de subir mis billetes.
www.ontabenito.com

tHe JaNuS dijo...

Huevo dijo:
Reparto garrafones de agua Electropura.

Para de mamar. Aguadores usando Blackberry's, ¿qué sigue? albañiles usando iPhone's ? Eh,eh?



Anónimo Genérico dijo:
Claro que el negocio tronó, al igual que los piratas, cuando proliferaron las consolas de buen nivel con juegos de arcadia, como el Sega Saturn y el mismísimo Neo Geo.

Cállate hablador, esas 2 consolas tuvieron nula presencia en México, de hecho, ni en USA tuvieron un impacto importante. Una por su arquitectura estúpidamente complicada y la otra por su precio por demás prohibitivo. El declive de las arcadias empezó después, con la llegada del Playtation. Novato.

[/Geek]

Luis dijo...

Ciertamente, nosotros traiamos casi puro Neo Geo (con los cartuchotes esos enormes) y tabletas de Capcom, pero si bajo mucho cuando empezaron a adaptar playstations en cajones de arcadias. Luego se saltaron eso y rentaban la consola por tiempo.

los recuerdos del porvenir dijo...

Oh Por Dios! Asi que tu oficio fue el culpable que cientos de veces mi economia se fuera a pique.

Me postro a sus pies Luis. Por tu culpa jamas pude terminar kof.

:D

Y desde entonces supongo que te volviste gamer...

Daniel Franco dijo...

Pero que chingona chamba tenías. (en esos días). En mi cuadra hay un taller donde arman los muebles de las maquinas,, pero ahora sólo les meten un xbox o un CPU (no sé, díganme pendejo si quieren) con emulador de toooooooodos esos juegos de Neo geo, y el dueño tiene un chingo de trabajo pero es de esos güeyes que no disfruta la lana porque la sigue invirtiendo.

En lo personal, estuve metido en un negocio similar, pero con carritos de esos que se sacuden a lo pendejo y le fascinan a los chavitos. Esos siguen dejando, vuelve al negocio.

Pregunta irrelevante: ¿Convenía más ser "peseros" o usar fichas?

Luis dijo...

Monedas, por supuesto, si las fichas se acaban, la maquina se queda parada, en cambio si usan monedas, los mocosos van y consiguen cambio en cualquier lado.

Anónimo dijo...

Yo le ponia a las maquinas monedas viejas de las de 20 pesos donde salia un maya. Nadamas le arreglaba las orillas con un martillo y ya jalaban.

Zeta dijo...

¿Así que tú hacías que Sub Zero fuera un hijo de perra en los "Mortal Kombat"? Interesante

Por otro lado, Luis no carga garrafones de agua Electro-Puerca, como bien se demuestra en esta entrada.

vaKero dijo...

La madre, que... yo le voy a seguir leyendo pa un día ser repartidor de chescos, solo a un mediocre se le ocurre ser de agua, nel, yo de cocas, nada de pecsi.
Las maquinitas de a lado de mi casa eran de fichas y yo veía que en casa de unos amigos hacian las fichas con hojas (ojas petra jajaja) hojas de lamina y dos rayitas de un lado y una rayita por el otro al mero centro

vaKero dijo...

Puta madre, no seas güevon y dí que paso cuando eras mensajero, me acabo de reventar yo creo que todo tu blog en toda la tarde, pa si no me crees, ve en el historial de visitas como el Hitstats.
Fijate que como ando bien enfermo y me la he pasado llorando, me hizo bien pasar un cotorreo con un cabrón que no conozco, leido pero chido

El fantasma de los ricos dulces de albaricoque dijo...

the janus, ¿en que mundo tercermundista vives? Yo soy albañil y acabo de cambiar mi bb por iphone. a credito en telmex pero al fin de cuentas iphone, quiubo!!

Sniper dijo...

jajajaja, los veteranos del blog sabemos que no reparte garrafones en fin (pero desconocemos que haga exactamente) , yo hace tres años trabaje en Qro. como promotor de tarjetas y a veces si es dificil el trato con la gente, el punto positivo es que aprendes ciertos trucos como vendedor, viajas mucho de ciudad y aparte de que a veces las promozorras (especialmente de argentina) estan bien ricas

Anónimo dijo...

ps siguen en boga las rutas de maqiunitas pero ora de esas de apuesta tipo mini casino pa toda la costa occidente, colima, jalisco, etc, yo tengo compas qe les va bien orita en eso

Anónimo dijo...

ese tal zeta el clasico lamehuevos, disimula tantito pendejo

eo dijo...

pos aca por estos lugares, los albañiles se cargan unos pinches celulares que no mames, ni saben como usar todas las funciones pero tienen varo pa comprar cualquier pendejada... en especial chelas

(Just) Danito dijo...

y que tiene de malo ser repartidor de pecsi? yo soy y tengo mi laptop y... o soy de soprte?

bah!

quien quiere una cuba?! con pepsi y matusalem?

=)

eh?
nadie?
ni pedo, otra vez a aplicar la de jose jose
glub!

Anónimo dijo...

Oye en tu lista de oficios te falto poner el de actor... porque si eres tu el que sale en "amar te duele"? , o no?

Una mujer impulsiva dijo...

A los albañiles les va bien de dinero, además de que ningun oficio esta peleado con la tecnologia, hasta el empacador del supermercado puede tener su blackberry ... pero ya dejando eso ¿a que te dedicas, Luis? la neta ya

Tito dijo...

Yo recuerdo por ahi de 1998 que para darme creditos le di unos frentazos en el ombligo a un repartidor de brazotes y con cara de Luis Felipe Tovar
papitooooooooooo

Anónimo dijo...

Talvez en epocas antiguas tu tatuaje era el boom de esa onda, pero hoy, te puedo afirmar mi querido huevo que es de lo mas NACOSEXUAL.

Felicidades, estas marcado de por vida

Luis dijo...

Y dentro de 10 años van a ser la onda de nuevo y en otros 10 ya no, ¿y?

Yo no me lo hice por moda ni me interesa como lo vean, nomas la gente pendeja toma una decision tan seria como algo a la ligera.

Anónimo dijo...

Heme aquí, un exitoso bloguero con un próximo ascenso en mi carrera como repartidor de garrafones de agua…


YA CON ESO TE CIENTES REALIZADO???

CHILANGO TENIAS QUE SER...

ATTE
DEBBIE

Luis, i'm your father dijo...

Pinche Luis, en verdad que estas muy mal si crees que con tu negocio pendejo de garrafones la vas a hacer. Conozco gente que puede tumbar tu negocio pedorro de dos zurrones...

Chilango tenias que ser...

mrtnclzd dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
MojoJojo dijo...

"Pinche Luis, en verdad que estas muy mal si crees que con tu negocio pendejo de garrafones la vas a hacer. Conozco gente que puede tumbar tu negocio pedorro de dos zurrones...

Chilango tenias que ser..."

Otro idiota que no conoce lo que es el sarcasmo...

medvedev dijo...

Cuando estuve en Mazatlán en el hotel había una sala de juegos arcade y pensé "ya chingué Art of Fighting me voy a madrear a todos *muajjajaja*"
Ni madres!! el juego tenía dificultad máxima, no lo volví a jugar porque no llegué al mono final, que decepción.

SantIP dijo...

me has recordado a un futbolista (no esperes que recuerde el nombre)que dijo algo así como: "gaste mucho dinero en cerveza y mujeres y lo demás lo malgasté".

Anónimo dijo...

Chido tu blog carnal, me gusta tu estilo, solamente una pregunta que será por demás obvia, ¿no son ciertas las historias del vendedor de agua y el de las "maquis" verdad?, de cualquier manera estan cagadas...

Luis Sopelana dijo...

¡No mames!

Trabajabas para Oscar "Pizza Games", ¿verdad?

¡No mameeees!

Yo vivía en Torreón en el mero boom del Neo Geo, y de hecho era de los primeros en ver y probar los juegos nuevos porque nos juntábamos enfrente de lo que solía ser el "showroom" de Pizza Games. Oscar inclusive nos rentaba máquinas completas algunos fines de semana (las cuales acompañábamos de pizza y Corona, yomi yomi.)

Encontré tu blog por medio del de Guffo. ¡Saludos!

Luis dijo...

Bueno, la empresa se llamaba Games de Mexico, y si, creo que el dueño era Oscar del Bosque, algo asi. Supongo que es el mismo.

Anónimo dijo...

Yo fui de los niños que se la vivian en las maquinas del Super Lomas de Querétaro y puedo decir que fue muy buena experiencia (aunque simpre habia los rufianes que se emputaban porque les ganaban, hasta sin ver les ganaba), bueno al menos ya se donde fué a parar mi dinero con viejas, alcohol y puro puto desmadre. (P.D. siempre traian las maquinas de KOF un año despues de que salian XD).

Anónimo dijo...

BLoggero de mierda jo e pvta

Anónimo dijo...

Esta cabrón él negocio cuando viene la competencia,aplicaste la técnica de "maquinitas nuevas"? Cuando alguien pone una maquina nueva,los morros se van por ella, y aunque tenga la misma mierda que la tuya o sea incluso peor,todos se van con la finta de que es nueva en él lugar,entonces tienes que levantar una maquinita de un local y llevarlo a donde esta la maquinita nueva, todos pensaran que vale la pena ir por ella,la disputa estará entre esas 2 maquinitas pero basta añadir una maquinita de chicles junto a tu local para mantener la atención contigo,así eliminas la competencia sin perder mas que tiempo en trasladar las maquinas de un lugar a otro, actualmente quiero rentar maquinitas, y buscando como comercializarlas es como di con tu blog, me pareció muy interesante y me diste muchas ideas,se de carpinteria, me asocie con un amigo de la infancia que sabe hacer él montaje de la maquina interna,yo hago las cajas y él el resto, tenemos un local,la meta es ser fabricante y rentador, espero que nos valla bien,ya que yo tengo un terreno cerca de las escuelas a donde queremos expandir un segundo local

Visitas

Seguidores

Busqueda.


Archivo del blog