jueves, julio 31, 2008

We all want something beautiful.

Everybody wants to pass as cats
We all want to be big big stars,
But we all got different reasons for that.
Believe in me because I don't believe in anything
And I want to be someone to believe.
Mr. Jones and me stumbling through the barrio
Yeah we stare at the beautiful women
"She's perfect for you. Man, there's got to be
somebody for me."
Mas cambios, algunos mejores que otros, pero cambios al fin y al cabo. Solo un par de pequeñas nubes oscuras en la proximidad, pero no creo que se conviertan en tormentas.

Y de ser asi, bueno, ya tengo lo mio.
Gray is my favorite color
I felt so symbolic yesterday.

miércoles, julio 30, 2008

I Believe in Harvey Dent

Listo.

Ahora si, pueden atascarse con Batman: The Long Halloween, en donde hay escenas que les serán muy familiares después de ver la película. (Las pilas de dinero en llamas, las familias, etc, etc.)

Y sobre todo, la caída de Harvey Dent.

Batman: The Long Halloween 1-7

Batman: The Long Halloween 8-13


Por cierto, no mamen; el comic de Wanted lo descargaron 415 veces y The Killing Joke 425 y nadie es para decir “ah si, estuvo chingon”

Pero ahí están mame y mame que los suba, pfft.


martes, julio 29, 2008

No Hollywood, no te atrevas, en serio.


Asimov sci-fi epic "Foundation" coming to screens

NEW YORK (Hollywood Reporter) - The ousted founders of downsized studio New Line Cinema are producing an adaptation of the Isaac Asimov sci-fi epic "Foundation."

The project marks the first undertaking for Bob Shaye and Michael Lynne, who set up their own banner called Unique Features earlier this month after exiting New Line when the ailing studio was absorbed by its bigger corporate sibling Warner Bros. Unique aims to make two or three movies annually, with Warners handling marketing and distribution.

"Foundation" is based on Asimov's "Foundation Trilogy," which centers on a society that has figured out how to predict the future based on a method called psychohistory and sets up a foundation devoted to scientific research to protect itself and ensure its survival.

The politically inflected work, which features such characters as the prophetic Hari Seldon and a villain called the Mule, spans hundreds of years, essentially tracking the rise and fall of entire civilizations. Each book contains a new set of characters, which poses a multitude of challenges for a big-screen adaptation.

Additionally, Asimov's books tend to incorporate philosophical themes as much as action elements. Still, the very loose adaptation of his "I, Robot" collection of stories turned into a $340 million global hit for Fox in 2004. In 1999, Disney released the Chris Columbus film "Bicentennial Man," based on one of the author's short stories. That film grossed $94 million worldwide.


No, no lo hagan.

Fundación podrá ser una joya y la más grande saga de la ciencia ficción jamás escrita, pero es infilmable. Y no porque contenga batallas épicas o mundos asombrosos; eso ya se puede hacer en CGI con tres dólares.

Fundación no contiene acción electrizante o villanos apoteósicos, no, Fundación esta llena de diálogos, razonamientos, deducciones e intrigas políticas, nada más. Su personaje principal, sobre el que gira la trilogía, es un anciano matemático muerto hace un chingo de tiempo. ¿Sus villanos? No tiene, a menos que se considere al Mulo un villano, (que no lo es) y aun así, solo es un bufón apocado. De ahí en fuera, la saga completa solo trata sobre los conflictos políticos y sociales que enfrenta una pequeña comunidad de científicos que buscan preservar el conocimiento humano ante el inminente derrumbe del imperio Galáctico y la consiguiente Edad Oscura en la que se hundiría la humanidad durante 10,000 años, nada mas. Por eso es infilmable; no puedes llevar a la pantalla grande eso sin que resulte un ladrillo infumable de nueve horas de duración. De hecho, seria como filmar la caída del Imperio Romano…sin batallas, solo con escenas del senado haciendo grilla.

Menos aun si intentan hacerla una sola película. Entre libro y libro pasan cientos de años y todos los personajes cambian. ¿Sobre que historia la van a centrar? ¿Sobre cual de las ocho Crisis Seldon van a enfocarse? En serio, por ejemplo, lean sobre que trata la Sexta Crisis (las Crisis Seldon son los sucesos sobre los cuales gira Fundación):

The Sixth Crisis - Provinces vs. the Mayoral Government - Here, the monolithic government of the Foundation would have had to cede right of governance to a greater degree for annexed and loyal territories. The external pressure would have been the spread of Foundation technology - after the Mule, atomic techniques would have spread through the Galaxy, though there is no guarantee that the rate of spread would not have been faster ad not the Independent Traders succeeded in toppling and/or changing the form of government of Terminus. Seldon had clearly pre-calculated the rate of technological percolation throughout the Galaxy quite well. Therefore, the Crisis would have arisen from excessive taxation (for three centuries set at 50%) being considered to great with the increasing morbidity of the Foundation's economy in the face of external competition, as well as an external demand for greater autonomy from the government of Terminus. Economic ties with Terminus would ensure cohesiveness within the Foundation, and increased economic markets would prevent a civil war between Terminus and the greater Federation.

Comercio, impuestos, economía…y por ese estilo son las demás. ¿Irian a ver una película sobre eso? ¿Alguien ve el canal del congreso?

Supongo –lleno de horror- que solo se van a centrar en alguna de las poquísimas escenas de acción de los libros y van a convertir a alguno de los personajes en un héroe sarcástico y musculoso que tenga que luchar contra un enloquecido y carcajeante Mulo.

Púdrete Hollywood.


lunes, julio 28, 2008

No lloren por mi… ya estoy muerto.

La señal mas clara de que uno se ha vuelto totalmente independiente y autosuficiente es cuando, enfermísimo y sintiéndose de la mierda, uno se compra en una fonda un caldo de pollo para llevar, pasa a la farmacia a surtir la receta, maneja hasta su casa haciendo zigzag, se arrastra hasta la cama y se atasca de pastillas esperando curarse o morir, lo que sea mas rapido.

Eso es ser independiente.









Quiero a mi mama, snif.


domingo, julio 27, 2008

I am not your rolling wheels, I am the highway.

Fin de semana poca madre.

Desde el viernes todo pintaba bien (con ganas todo es más fácil), luego de un poco de ajetreo, por fin, después de un montón de años, pude tachar de mi lista algo que me debía:



I love you.


Una hermosa, hermosa Yamaha Virago 750, snif.

Hacía no se cuantos años que no manejaba una moto grande y estaba un poco oxidado, pero como se dice, lo que bien se aprende nunca se olvida. Además, el bello sonido de un motor 750 (que activa alarmas al pasar, como debe ser) hace que uno sonría de oreja a oreja.

Después de que me la entregaron, pase por Pablo, el que, afortunadamente, sabe ser un perfecto pasajero y no hace las pendejadas comunes en las que incurren los neófitos en el asunto (hacer contrapeso en las curvas, bajar los pies, etc. etc.). De ahí, a mi casa para una pedota con todas las de la ley. Mulder disminuyo un poco su nivel de vikinguismo y le regresamos un poco de respeto, que luego perdió de nuevo cuando se refirieron a el como “tipillo”, lo cual agradecemos por la buena carrilla que se avecina.

Creo que me quede dormido a las 7 de la mañana. A las 11 ya andaba asoleándome como perro afinando algunos detalles y a las 4 de la tarde ya andaba pedo otra vez, oyendo música de un trío de cinco y atascándome treinta y dos tacos. De nuevo en la noche toquin en mi casa, con una cantante que compensaba su nula capacidad vocal con mucho estilo y actitud. Aja.

Y sobre el otro asunto, pues bien, bien. Es increíble como las cosas pueden tomar una perspectiva totalmente diferente de la noche a la mañana. O tal vez, es la actitud que uno toma ante las cosas lo que las baña ante una nueva luz. Hola, hola, hola, hola.

Ahh, casi se me olvida. Antes de que lo insinúen: si, Mulder, que nunca se había subido a una moto, tenia que hacer lo suyo.

Yo: —Nomás no bajes las patas.

Mulder: —Ok.

Yo: —…y no tienes que abrazarme, para eso tiene la agarradera allá atrás.

Mulder: —Pero es que así me siento mas seguro.

Yo: —…


A partir de ahí me fui manejando sentado en el tanque.


jueves, julio 24, 2008

Interlude.




Just like Nevermind.

Declaro la guerra en contra de mi peor enemigo que es…

Este post de Plaqueta cubre casi todo el infame proceso de la declaración, nomás falta el detalle mas grotesco y, ciertamente, ridículo: el cómo.

En mis tiempos también era obligatorio declararse si uno quería tener acceso a los bienes de consumo básico (léase: chichis y nalgas. El acceso a la vagina era cosa mas escabrosa aun y con un toque de leyenda urbana), y yo, siendo un púber simpático pero feo , tenia que ser creativo a la hora de declararse.

Afortunadamente, después de experimentar un poco, a los catorce años logre perfeccionar una técnica que solo necesitaba una combinación de palabras y el mood correcto para ser infalible.

La cosa era así: el chiste era encontrar el momento correcto, ya saben, el que se logra después de una salida al cine (solos, sin los demás compañeritos de la secundaria) o después de una tarde estudiando. El momento justo cuando ella se esta riendo de tus pendejadas y que cuando su mirada se cruza con la tuya, sientes mariposas en los huevos (eso de las mariposas en el estomago es exclusivo de mujeres y eunucos; los hombres las sentimos revolotear en el escroto).

Justo en este momento, cuando se daba un silencio no-incomodo pero significativo, yo decía, como que no quiere la cosa y sin darle mucha importancia:

—Oye, tengo que decirte dos cosas. (Aquí hay un error garrafal, ya verán porque)

Ella, por lo regular, si no era imbecil, se imaginaba lo que vendría.

—¿Que cosas?

En este momento, yo volteaba y la miraba directamente a los ojos con la mirada más cautivadora que poseía (la cual me hacia ver como si estuviera pujando con los parpados y quisiera cagar los globos oculares) y soltaba mi diamante pulido:

-Que me encantas y que si quieres andar conmigo.

(Por favor, no dejen de notar el "que si quieres", como si alguien mas me estuviera mandando a preguntarle. Además, siendo quisquillosos, en realidad quería decirle una cosa y preguntarle otra, pero dicho así pierde misterio)

Si el timing había sido el correcto, ella decía "Si quiero" y después le babeaba las anginas hasta dejárselas arrugadas como pasitas. (Que luego se arrepintiera y me mandara al carajo media hora, dos días o un mes después es independiente y no le resta ni un ápice de efectividad a mi técnica)

Hasta donde recuerdo, todas las veces que use ese método fue exitoso. La ultima vez que la use (y que, por consiguiente, tuve "novia") fue a los dieciseis años. Desde entonces, he tenido bastantes relaciones y en ellas me he referido a mis parejas de diferentes formas: Vieja, araña, funda, látigo, perfida, suripanta, emasculadora y, en una ocasión, "la pendeja esa", pero nunca mas como "novia"…

…novia *shivers*


miércoles, julio 23, 2008

Ya callense.

No subi los comics ayer porque Mediafire se puso roñoso y me cancelo los dos uploads, ya se dejo con uno, pero el otro sigue de necio.

Asi que mientras, aqui esta el primero:

The Killing Joke.


The long Halloween cuando mediafire se digne subirlo.

Y ya callense.


Oh, decisiones...

...decisiones, decisiones.

¿Lo hare? ¿No lo hare?

Se dice que si el caballo te tira, hay que volver a montar.

Oh, what the fuck, let’s do it.

martes, julio 22, 2008

Reseña peliculera: The Dark Knight

Para este momento la red debe de estar llena de reseñas de The Dark Knight, pero como el niño Dios mata a un gatito cada que se escribe una, aquí va la mía (Cada que el niño Dios mata a un gatito, el niño Jesús mata otro gatito, así que es una situación gana/gana).

Primero que nada, Heat Ledger se roba la película. Recuerdo haber sido uno de los tantos que levantaron las cejas escépticamente cuando se anuncio que el seria el nuevo Joker; era difícil imaginarlo llenando los zapatos de uno de los psicópatas mas grandes de la cultura popular, pero creo que es seguro decir que a todos nos callo la boca.



En todas las escenas que aparece, mesmeriza a la audiencia, es imposible dejar de mirar con asombro cada gesto y cada tic nervioso. He leído en los foros de IMDB (ese gran compendio de opiniones pendejas) que muchos se quejan de los momentos “graciosos” de Joker, como lo del uniforme de enfermera y lo del detonador al final. Carajo, es Joker, ¿Qué esperaban?

También me pareció acertado el cambio de la ñoñisima e increíble –porque jamás se le cree el personaje- Katie Holmes por Maggie Gyllenhaal (de la que me enamore en Stranger Than Fiction, snif). Gary Oldman también esta perfecto y Nelson Mandela, aunque un poco desaprovechado, también rifa.

De Harvey Dent/Two Faces ni hablar; el personaje quedo tan bien que me hubiera gustado que solo lo presentaran en esta película y lo hubieran dejado como villano principal para la siguiente.

Ahora bien, solo hay una cosa que no me gusto de esta nueva película de Batman: Batman.




(Pausa para que los lectores se rasguen las vestiduras y me insulten a mí y a toda mi descendencia hasta el fin de los tiempos)




A Christian Bale como Bruce Wayne no le encuentro ningún pero; interpreta perfectamente al disfraz de Batman (porque Batman es la personalidad real, Bruce Wayne no existe) y le compro totalmente la actuación. Lo que no me convence es Batman en si.

Para empezar, me parece que Bale sobreactúa en cuanto se pone la capa. En Batman Begins yo defendí lo de la voz, pero aquí siento que exagera. Es cierto que Batman es frío y calculador, pero no me gusta nada el tono furioso que Bale utiliza al hablar; hay una pequeña nota histérica en sus diálogos que simplemente no me cuadra. Solo hay que compararla con el impecable tono que usan en la serie animada: racional, desapegado y controlado, nada que ver con los agresivos gruñidos guturales de este Batman.

Por otro lado, el traje nunca me ha convencido, jamás. Todos esos kilos de armadura, en mi muy irrespetable opinión, le restan elegancia e, irónicamente, fuerza a Batman. Prefiero mil veces a este Batman (Iconicamente, la sola escena cuando se levanta y la capa se arrastra por el agua se lleva de calle a los millones de dólares gastados en las películas):





Entiendo que la licra no es tan espectacular –ni tal vez creíble en un universo real- como el kevlar y la fibra de carbono (de hecho, lo que menos me gusta del nuevo traje es la mascara; es enorme, tosca y demasiado redonda), pero como dije, prefiero esa elegancia y naturalidad de movimientos a la rigidez de un Batman que, como garrafonero, no puede voltear hacia arriba.

Pero solo son pequeños detalles que no le restan nada a una película que en general, rulea infinitamente. Es una lastima que no volvamos a ver a este Joker y aunque es caer un poco en el facilismo, ojala consideren a Ledger para un Oscar.

Ahora como tarea solo les queda leer Batman: The Killing Joke y The Long Halloween, de donde se inspiraron para esta película (Mañana subo los comics).


sábado, julio 19, 2008

Muse en la tierra del tejuino.

Pues sobreviví a Guadalajara. Wow, gran hazaña.

Pero bueno, la reseña.

Salimos 14 personas de Querétaro casi a la 1 en una van rentada. Antes hicimos una parada técnica en un Oxxo para surtirnos de cerveza –nunca se me ocurrió llevar una hielera, duh- y de ahí agarramos carretera.

Rumbo a Guadalajara.


Yo solo conocía a cuatro personas, los demás eran tranquilones pero igual cada quien andaba en su pedo. Y vaya pedo que agarramos. Yo empecé a chelear a la 1 de la tarde y no pare hasta las 6 de la mañana. Afortunadamente logre mantenerme en un delicioso punto pedo; ni muy bajo como para aburrirme ni muy alto como para desbarrar.



Después de no se cuantas paradas en gasolineras para mear (y una mientras esperábamos que terminara de pasar un tren, que aprovechamos para correr y orinar una barda, ja) llegamos a Guadalajara, que me recibió con una lluviecita ¿¿Eso es todo lo que tienes?? Pinche pueblo pitero.

Pedo carretero


Yo venia platicando tan amenamente que ni siquiera me fije por donde andábamos, hasta que el chofer se paro a pedir direcciones me di cuenta de que estábamos en medio de una colonia perdida sabrá dios donde. Después de media hora me hicieron caso y paramos un taxi para seguirlo, asunto arreglado. Aun así llegamos al Auditorio Telmex casi a las 8 de la noche.

Afuera del Auditorio Telmex


Cada quien agarro por su lado y Triquis, Lalo, Diana y yo (que éramos los que traíamos boletos del balcón bajo) fuimos a buscar algo para comer, y así dimos con los tacos mas tardados de la historia, que también eran los mas confundidos, porque eran de mariscos sin mariscos, a menos claro, que las vacas vivan en el mar. Nos tardamos casi cuarenta minutos para comernos ocho pinches tacos.

Tacos de mariscos
Autenticos tacos de mariscos sin mariscos.


Regresamos al Auditorio faltando 10 minutos para las 9, yo fui a dejar lo que me quedaba de un six a la camioneta y busque la puerta por donde tenía que entrar. Debo reconocer que la organización fue impecable; desde el momento en que me forme, me revisaron, pase y encontré mi lugar, no pasaron más de 5 minutos. Mi numeración era diferente a la de los demás, así que quede separado de ellos, pero como sus lugares estaban justo dando al pasillo, me hice pendejo y me pare junto a ellos. Los de seguridad me preguntaron seis veces si ahí era mi lugar y las seis veces los convencí, ja.

No teníamos ni 5 minutos de haber entrado cuando se apagaron las luces y así, de chingadazo y sin más preámbulo, salio Muse al escenario. Si todos los grupos hicieran eso el mundo seria un lugar más bello.


Perdon por los gritos, pero estaba muy emocionada emocionado.



Empezaron con Map of Problematique, no me acuerdo del orden del setlist porque ya andaba ricamente pedo, pero por ahí que alguien lo pase. Mi gran trauma por el que me doy de topes es que por estar comprando cervezas, me perdí la mitad de Hysteria, snif. Cuando tocaron New Born me reí muchísimo pensando en LaMaga, ¿Me estas leyendo, inútil?



El concierto muy chingon, Muse suena encabronadamente bien en vivo, el escenario, las luces y las pantallas no tuvieron ningún pedo. Estábamos un poco lejos, pero veíamos perfectamente y el sonido fue impecable.

Eso si, me pareció un poco corto, después de una hora y veinte minutos mas o menos, se despidieron y salí a fumar en lo que regresaban para el encore. Se tardaron bastante, mas de 15 minutos, y para mi perra suerte, regresaron justo cuando estaba recogiendo mas cerveza y me perdí casi toda Invincible, por poco me arranco los pelos.

Muse en concierto


Cerraron con Knights of Cydonia y casi se cae el auditorio. Chingon que en la pantalla tras ellos iba saliendo la letra de la canción con un efecto pachequisimo. Se despidieron y a la chingada. De nuevo, la salida fue rapidísima, en cinco minutos ya estábamos afuera.

Y aquí viene lo rascuache de Guadalajara.

Obviamente, queríamos las típicas porquerías de recuerdos; póster, playerita, cenicero, etc, etc. ¿Y que paso? Que no había ni madres, solamente un puñado de gueyes con unas cuantas playeras bien culeras y carísimas. Si hubiera sido en el DF, hasta tampones conmemorativos hubiéramos encontrado. Muy a huevo algunos consiguieron unas cuantas playeras.

Decidimos largarnos y cenar en el camino, después de recargar la hielera nos paramos en un puestito de tacos cerca de la carretera. Pedimos media hora de tacos y arrasamos con todo, el taquero estaba feliz.

En el camino de regreso, Lalo y yo acaparamos la madre esa para mandar la señal del iPod al estereo y dormimos a todos los demás con un interminable concierto de canciones noventeras, jaja. Hacia mucho que no me encontraba con nadie que conociera a Toad the Wet Sprocket, snif.

Ahh, y en un reten policiaco nos detuvieron. Me bajaron solo a mi y al chofer, pero con la tranquilidad que da el pedo y el saber que mi unico delito es ser encantador, ni me inmute cuando me pusieron contra la camioneta y me cachearon. Bromeaba con los policias y desde adentro los demas me veian asustados, ja.

Llegamos a Querétaro y cada quien se fue a sus respectivos carajos. Yo llegue a mi casa creo que a las 6 o 7 de la mañana con cerveza en mano, increíblemente, resucite credisimo como a las 2 de la tarde.

Y ya, muy chingon Muse, muy chingona peda y muy chingon yo.


viernes, julio 18, 2008

Ta ta ta TAN.

Pues me largo a Guadalarancho. En teoria, si llego temprano, le caigo a un bar en donde va a estar el Changos, ahi aviso por Twitter.

Y por si alguien me busca en el concierto, voy a usar un clavel en la solapa. Puro estilo.

Adios, idiotas!

jueves, julio 17, 2008

El disfrutar de un tazón de cereal.



Me he descubierto esperando con gozo el momento en que ceno un tazon de cereal. Todas las noches, a eso de las 9, saco el tazon blanco con orilla azul. De la alacena tomo la caja de All Bran y la de Special K (No me gusta el azúcar ni el sabor dulzón de la mayoría de los cereales) y pongo en el platón una parte del primero y dos del segundo. Después, saco del refrigerador un tetra pack de leche (soy intolerante a la lactosa, pero aun así me gusta) y lo lleno casi hasta el tope. Una cuchara grande y listo.

Después me siento frente al televisor, con cuidado, sin derramar nada. Me encanta la primer cucharada, con el cereal aun crujiente y la leche helada. Tres bocados mas y puedo mezclar los dos sabores. Disfruto enormemente todo el proceso hasta terminar.

Si, suena tonto, pero son esos pequeños detalles, esos pequeños momentos personales incompresibles para todos excepto para uno mismo los que llenan esos diminutos huecos en nuestra existencia. Es el gozo personal, intimo, propio y por lo mismo, único.

Entiendo que ahora que me he cerrado para el exterior, mirando hacia mi mismo, estos pequeños detalles cobran mas importancia, y por eso les doy la bienvenida con los brazos abiertos.


miércoles, julio 16, 2008

Las Profecías del Apocalipsis

El primer sello es abierto y Juan ve un caballo blanco.

El segundo sello es abierto y un caballo rojo aparece, matando hombres y llevándose la paz de la tierra.

El tercer sello es un caballo negro, ilustrando hambre.

El cuarto sello es un caballo pálido que significa peste.

El quinto sello representa una fase de La Gran Tribulación.

El sexto sello muestra las señales celestiales, el sol y la luna se oscurecen y las estrellas caen.

Cuando el séptimo sello es abierto, Luis va a Guadalajara y se come una torta ahogada.


¡Ay amasita!


Llevo días preparándome mentalmente para sobrevivir (y de paso no desatar el Juicio Final) este próximo viernes en aquel ranchote pretencioso lleno de charros montaperros mejor conocido como Guadalajara.

Después de que cierta facilota me quedo mal –Ya me lo decía mi madre: “Hijo, nunca confíes en las viejas porque siempre la cagan”-, logre conseguir un boleto abandonado en Mix Up. No se porque, pero mientras firmaba el voucher, la tierra tembló un poco y 42 angeles perdieron sus alas.

En teoría, llego, veo a Muse y terminando me largo inmediatamente antes de que alguien me ofrezca un tejuino, pero increíblemente, ya tengo dos invitaciones para hospedarme allá. Si terminando el concierto estoy muy cansado –o pedo- podría quedarme allá a vomitar la ciudad. Eso me agradaría.

Mientras tanto, por si las dudas, vayan con su sacerdote de confianza y confiesen todos sus pecados, no vaya a ser que el Día del Juicio llegue y Diosito Bimbo los agarre hasta el culo –literalmente- de pecados.


martes, julio 15, 2008

Sobre causalidad, casualidad y una sonrisa torcida.

Creo firmemente que vivimos en un universo que -haciendo a un lado el determinismo científico que rige su estructura básica- se basa primordialmente y en igual manera en la casualidad y causalidad. Todo es consecuencia directa o indirecta de nuestras acciones o las de los demás, y cuando no, se trata de puro y simple ciego azar.

Es por eso que no creo en esa basura del Destino o peor aun, en ese estupido mantra de "Todo pasa por alguna razón". Cuando alguien suelta esa frase, invariablemente, me hace fruncir el ceño mentalmente. Si la gente aceptara que la casualidad es solo eso y nada mas, se enfrentarían mejor a la vida; es mucho más satisfactorio vivir sin esa muletilla pusilánime llamada destino. Sin embargo, pensar así no me evita disfrutar enormemente las coincidencias, al contrario, tengo un sentido de la maravilla bastante saludable y eso me hace valorarlas mucho mas como los sucesos aleatorios e interesantísimos que son.

Por ejemplo, en un post anterior, dejaron este comentario:

Anónimo dijo...

Vaya, que te apaguen es triste pero necesario.
Sin embargo, somos solo rayitas en tu pizarra, unas apenas perceptibles, otras fragmentaron la parte que les tocaba de lo intensas que fueron (o que son, pero nunca dejaremos de ser eso, rasguños ricos pero dolorosos, recuerdos apagados, y reacciones para que tu mecanismo de defensa no se apolille.

pronto te entretendrás con alguien mas. siempre ha pasado y no tiene por que ser diferente.

mOnO

Lo anterior tiene sentido dentro de su contexto, nada más. (Por cierto, era monO).

Pero luego, hoy por la tarde, alguien escuchaba la radio en la oficina, ni siquiera recuerdo que estación ni el tipo de música; si de entrada algo no me interesa, dejo de prestarle atención concientemente. Pero entonces mi subconsciente -que si estaba escuchando- dio un respingo al escuchar una frase en una canción (no se cual era y dudo mucho reconocerla si la escucho de nuevo) que, estando fresco en mi memoria el comentario de allá arriba, inmediatamente presiono algún resorte en mi cabeza.

La canción decía en algún momento: “Desde que te perdí me volví a encontrar”

Cuando escuche eso, en mi cara se dibujo una sonrisa torcida que algunas personas conocen muy bien.

Estos dos hechos aislados y que por si solos no significan mas que lo propio, juntos, al relacionarse casualmente en este momento dado, hicieron un clic perfecto.

Ya es casi un año desde que perdí algo, mucho, muchísimo. Y después de aquello, poco a poco fui retomando mi camino. Me ha costado, pero después de un tiempo y unos cuantos tropiezos, he vuelto a encontrar algo de mi que había perdido.

Al igual que hace muchos años, cuando me deconstruí y construí de nuevo, ha sucedido de nuevo. Deseche mucho de lo que ya no me servia y busque en lo que había sido. Ahora no soy mejor o peor persona, solo he evolucionado. ¿En que? Eso ya lo veremos.

Casualmente, el primer indicio sucedió hace unas semanas. Un día desperté y me mire al espejo, había ahí algo que hacia mucho tiempo no veía. Era una cierta mirada y esa fría y cínica sonrisa torcida.

Hola, hola, hola, hola.


lunes, julio 14, 2008

Como se gana la vida: Repartiendo garrafones.

Cuando deje la ruta de las maquinas, desgraciadamente ya me había acostumbrado a tener dinero y valerme por mi mismo, así que inmediatamente comencé a buscar algo.

Hice lo que el 80% de la gente hace cuando busca empleo: espere al lunes y compre el periódico. (El otro 20% lo compra el viernes y se pasa dos días leyendo avisos caducados) Después de pasar por alto sin prestar atención a los innumerables anuncios de televentas, pirámides y torneros con experiencia, encontré algo que llamo poderosamente mí atención:


Se solicita técnico hidráulico.
20 a 30 años. No se requiere experiencia.
Ascenso asegurado.


Me llamo la atención porque yo no se nada de hidráulica, pero cumplía perfectamente con los requisitos, así que llame y pedí una cita. Al día siguiente me presente en las oficinas y la entrevista fue un éxito. Desde entonces soy un promisorio repartidor de garrafones de agua al mando de su propia camioneta con megáfono en el techo y peluchito en el tablero.

El oficio de repartidor de garrafones esta muy subestimado. No se trata solo de subir garrafones a un 4to piso, no, se trata sobre transportar el liquido vital sin el cual ninguno de ustedes, cabrones malagradecidos, estaría vivo en este momento. ¿O que? ¿Van a tomar agua de la llave? Les deseo una bonita tifoidea, luego tomare mucha agua de mis garrafones y orinare en sus tumbas.

Además, ser repartidor de garrafones significa vivir una vida de peligros y fuertes emociones. Tal vez no tanto como en el pasado, cuando los garrafones eran de vidrio y cualquier entrega se convertía en una posible experiencia cercana a la muerte. (El gremio se vio dividido cuando surgieron los garrafones de plástico; algunos clamaban por las viejas tradiciones y otros mas progresistas vieron una oportunidad de crecimiento y productividad ((Es mucho mas fácil cargar dos garrafones de plástico que de vidrio, obviamente)), pero aun así, el peligro sigue ahí.

Por ejemplo, yo aprendí por las malas que no se puede traer un garrafón en el hombro y voltear hacia arriba. La técnica consiste en ladear la cabeza solamente, so pena de –como me paso a mi- dislocarse el hombro al tratar de sostener todo el peso de un garrafón con un solo brazo a media espalda.

Y no hablemos del sexo. Uhhh, sexo en cantidades industriales. Jamás creerían las cosas que me han pasado. El mundo ha subestimado la atracción sexual que produce una buena faja lumbar y un garrafón al hombro. Esa combinación es pachuli puro para las amas de casa en su madurez. Con decirles que hay rutas que tengo que surtir hasta tres veces a la semana. Una de mis clientas habituales lava sus trastes con agua purificada y baja en sodio con tal de hacerme otro pedido, si entienden a que me refiero *blink* *blink*.



I'm too sexy for your water



Y eso es todo, me va bien, no me puedo quejar. Mi supervisor me prometió que de seguir con mis buenas ventas, próximamente cambiara mi megáfono de metal por una verdadera bocina y si alcanzo la meta semestral, le pondrá a mi camioneta un radio Coby y por fin podré dejar de gastar en pilas para la grabadora.

¡Como me gustaría ver a todos los que alguna vez dijeron que no iba a triunfar en la vida y reirme en sus caras! ¡Ja!


viernes, julio 11, 2008

What the fuck is wrong with you, arsehole? (Update)(Update)

*****Update*****

Y la estupidez nunca se termina:




Voy a tener que explicar algo que en 75 comentarios nadie ha entendido. No es "disimular"; es ingles britanico. ¿Cuando han escuchado a un gringo decir mate, bollocks, wanker u, obviamente, arse?

Y no te preocupes abuelo, la ignorancia trae felicidad, ergo, debes de vivir en Disneylandia.


***************


Primero:




Y luego esto:

Anónimo ha dejado un nuevo comentario en su entrada "Cosas que ustedes no tienen por que saber.":

Si seras pendejo, esa mamada de la farmacia es solo SPAM estupido, no tienes por que responderle a un bot.

pedazo de mierda



*********UPDATE**********





Es broma, ¿verdad? Porque si no lo es, bueno, la humanidad esta condenada.

*************************

No, no, en serio, trato de imaginarlo, pero no puedo.

¿Qué mentalidad lee lo que escribí y se siente impulsada, no: obligada a dejar ese comentario? ¿Qué tan obtuso, idiota e imbecil se necesita ser para decir eso? No puedo imaginarme a este pobre pendejo interactuando con otras personas, viviendo una vida bajo ese foco de 20 watts que parpadea en su cabeza, forzando al cacahuate que tiene por cerebro para sobrevivir día con día.

Trato de ponerme en sus zapatos y siento vértigo, ¿Tendrá trabajo? ¿Mujer? ¿Se reirá con la barra cómica de Televisa? No se, en verdad no se.

Todos los que suelen leer este blog –y muchos mas- están familiarizados con todas las clases de insultos que existen, y estarán de acuerdo conmigo que sin excepción, fallan estrepitosamente en su objetivo principal, que es insultar al autor, hacerlo sentir mal o ridiculizarlo. Por lo general consiguen lo contrario; solamente ponen en evidencia su propia imbecilidad.

Pero comentarios como el anterior ni siquiera dan pena ajena, en mi caso, producen una curiosidad morbosa. Porque como dije, por más que lo intento, no puedo imaginar que pasa por la cabeza de personas como esta, no entiendo que proceso mental los lleva a creer que no solo están siendo mas inteligentes que el insultado, sino que, además, el mundo tiene que saberlo.

Y después trato de imaginarlo leyendo esto y me muero de ganas por saber que pensara, así que por favor, anónimo, dinos que piensas que lograste aclarando algo que cualquiera con dos dedos de frente hubiera entendido.


jueves, julio 10, 2008

Post en tiempo real desde un Vips en Reforma mientras hago tiempo comiéndome un platón de fruta. (Updates)



Tiene un chingo de sandia.

************

La piña me empalaga.

Por cierto, el otro día en el twitter se burlaban de que compro Special K. Bien, veamos: me gusta el cereal pero no me gusta el azúcar, ¿Qué carajos compro entonces? Siempre combino All Bran con Special K o algún cereal de ese tipo, sin saborizantes, que muchos consideran saben a cartón, pero a mi me gusta.

Repito, no como azúcar, no por mamadas calóricas, simplemente, no me gusta, soy lo suficientemente dulce como para encima agregarle esa madre a mis comidas. Lo dulce me empalaga inmediatamente y me desmadra el sentido del gusto por un buen rato.

De todos modos, de vez en cuando puedo decir, como me enseño mi sensei Ash:

“Gimme some sugar, baby”

*************

¿Por qué las meseras usan zapatos de monja? Supongo que deben ser muy cómodos y aparte benditos, porque las monjas, cuando mueren, se van al cielo con todo y zapatos…

….ok, no lo vuelvo a hacer.

*************

Esta frente a mi una vieja taaaan bonita pero taaaan gorda…dan ganas de pagarle la liposucción.

*************

Listo, me largo. Ademas, esta ciudad me da alergia, me acabo de tragar la ultima pastilla de Reactine, pero juro por Buba que me mira en los cielos que el dia que esta ciudad se hunda entre las llamas del infierno estare en primera fila comiendo palomitas y dandole pisotones a todos los chilangos que traten de salir del noveno circulo del averno al que iran a parar.

Buenas tardes.


Uh.

Uy, ahora si me siento decepcionado, bien cabron.

Una persona a la que aprecio mucho hizo una de esas cosas que no molestan, simplemente decepcionan, decepcionan profundamente. Y me caga eso.

Me caga sentirme así, decepcionado, porque espero poco de pocas personas, en verdad no soy exigente, pero sencillamente hay ocasiones en que ni mis bajos estándares ayudan. Esta persona fallo, y fallo en grande para mí. Y me preocupa porque después de cosas así, para mí ya nada es igual.

Y también se que exteriormente nada cambiara, pero por dentro, ya no podré ver a esta persona igual, por mas que lo intente, hay cosas que se rompen y nada mas no pueden volver a pegarse. Incluso estuve apunto de apagarla como a tantas otras personas de mi pasado. Y me duele, me duele haberle perdido el respeto, y tampoco puedo hacer nada, ni siquiera decírselo, porque es mi culpa haber esperado algo.

Tal vez por eso no me gusta que esperen algo de mi, porque se lo desagradable que se siente que te fallen, lo triste del esperaba mas de ti.


miércoles, julio 09, 2008

Como se gana la vida: Subarrendando maquinitas.

Comencé con esta serie de posts hace un par de años, narrando como duh empecé a ganarme la vida después de terminar la secundaria (que son todos los estudios que tengo) y nunca termine de escribirla. Algunos viejos lectores tal vez recuerden los Como se gana la vida: El Inicio, Telefonista, Tatuador, Pizzero, Serigrafista y Mensajero (que nunca escribí, ja). Ahora, aquí esta la esperada penúltima parte (Es largo y no es gracioso, así que pueden saltárselo y no reclamen después).

Después de sufrir el accidente en motocicleta que me desfiguro me deshizo la clavícula en la mensajeria, a mis dieciocho años regrese de nuevo a vagar a mi calle. Uno de los amigos habituales trabajaba como ayudante de operador en una ruta de maquinitas a comisión.

Todos han visto maquinitas de videojuegos en las tienditas, farmacias, papelerías, etc, etc. Pues bien, esas maquinas no aparecen ahí por generación espontánea, tienen su chiste. Pero primero lo primero.

Un día este amigo llego y me pregunto si quería echarle la mano unos días en su chamba, me pagaría proporcionalmente a lo que saliera y lo más importante, podría jugar todo lo que se me diera la gana en las maquinitas, gratis. Inmediatamente le dije que si.

Al otro día temprano paso por mi en una camioneta estaquitas y nos fuimos a casa de su jefe. Ahí me lo presento, se llamaba Francisco, era de Torreón, media 1.85, usaba botas y a las 11 de la mañana ya tenía la sombra de la barba de las 5 de la tarde. En pocas palabras, era un norteñote que hablaba golpeado y decía “soda”.

En esa época estaban “intervenidos” (Las ganancias andaban por los suelos y de la matriz en Torreón mandaban a un interventor para que viera que estaba pasando) y el trabajo consistía en recorrer la ruta de las maquinas y si alguna no estaba dejando ganancias, había que reubicarla, lo que significaba darle las gracias a la doña de la tienda, cargar la maquina en la camioneta y buscar otro lugar en donde colocarla.

Era una joda, porque reubicábamos un promedio de 10 a 15 maquinas por día. Dejando a un lado lo cansado de subir y bajar las maquinas a la camioneta (cada una pesaba de 80 a 100 kilos) lo mas desgastante era convencer a los dueños de los negocios para que aceptaran las maquinas a comisión. La cosa esta así:

Uno llega a la tiendita de la esquina que atiende una viejita. Primero había que darle un vistazo rápido y juzgar si había espacio para la maquina, luego, había que esperar que la señora se desocupara y nos pusiera atención. Después venia lo difícil, que es algo así: (este dialogo se repetía unas 20 o 30 veces al día)

Buenas doña. ¿Cómo esta?
Bien joven, ¿Qué desea?
Pues mire, le vengo a ofrecer una maquinita, ¿ya la vio? Esa que traigo en la camioneta.

Aquí podían pasar dos cosas: La señora podía decir “No, no, esas cosas no, gracias” o mostrarse interesada; si era lo primero, había que hablar mas, pero por lo regular se interesaban, luego era algo así:

¿Y eso como es o que?
Pues mire, yo le dejo la maquina aquí, sin compromiso, para que la pruebe, usted nomás la prende y le cambia las monedas a los muchachos. Yo vendría cada tercer día a revisarla. Sacamos el dinero, lo contamos, y de lo que salga le doy el 30%, ¿como ve?
¿Pero le tengo que firmar algo o poner dinero?
Nada señora, ni firma ni paga nada, usted nomás la prende y ya, yo le doy su dinero dos veces por semana.
¿Pero eso jala mucha luz, no? ¿Quién me va a pagar lo que suba el recibo?
Ah, mire, la maquina consume casi lo mismo que una televisión, y fíjese, para que la maquina nos convenga a los dos, tiene que sacar mínimo unos 300 pesos a la semana, de esos 300, a usted le tocan 90. ¿De cuanto le llega su recibo?
Pues como de 300 pesos.
Ahí esta, y eso es al bimestre; al mes mínimo la maquina le tiene que dejar 350 pesos, fíjese, la maquina le pagaría todo el recibo de la luz, incluyendo los refrigeradores y lo demás y aparte le quedaría dinero. No tiene pierde.

Por lo regular esto servia para convencer a la gente, hay que ser muy bruto para no ver el negocio, pero aun así, se sorprenderían de la cantidad de gente que no entendía. En esos días aprendí a odiar al mundo y la estupidez humana.

Si aceptaban, acomodábamos la maquina y la dejábamos lista. Por lo general para ese momento ya había una bolita de niños emocionados corriendo la voz de que “pusieron una maquinita!” y esperaban ansiosos para jugar. Entonces le dejábamos unos 200 o 300 pesos de cambio a la señora, le dábamos nuestro teléfono por si se descomponía la maquina y nos largábamos a buscar otro local.

Si todo salía bien, la señora nos hablaba al día siguiente, preguntando si podíamos ir a dejarle mas cambio porque ya se le había acabado, eso era música para nuestros oídos. Algunas veces teníamos que regresar el mismo día por la tarde.

Lo de los 300 pesos a la semana era lo mínimo para que fuera rentable para nosotros, pero había locales en los que la maquina dejaba 600 o hasta 800 pesos a la semana. Algunas dejaban tanto que incluso pagaban la renta del local. Las señoras nos amaban.

Resumiendo. Cuando levantamos la ruta, se fue el interventor . Mi amigo ya no le siguió y Francisco, el operador jefe, me pregunto si quería quedarme de ayudante, yo dije que si y empecé a trabajar directamente con Francisco, lo cual era inevitable, porque en el negocio solo éramos el y yo, ja.

Empezábamos a las 8 de la mañana. Teníamos unas 80 maquinas en total, que dividíamos en tres rutas: lunes y jueves revisábamos unas 30, martes y viernes otras tantas y las restantes los miércoles y sábado. Dejábamos las más estables y para los miércoles y así a veces poder saltarnos los sábados.

Mi trabajo consistía en abrir la maquina, pasarle el cajón de monedas a Francisco mientras el platicaba con la señora, checar que funcionara bien; si la palanca o los botones fallaban, sacaba las refacciones y los cambiaba. Después revisaba la programación del juego y veía como iban los promedios; si estaban durando mucho jugando lo ideal es que un duren de unos 5 a 10 minutos por moneda en promedio le subía a la dificultad o cambiaba otros parámetros, como numero de vidas, de continues, etc, etc (Si, ódienme, yo era el responsable de que no pudieran pasar la segunda tercia en King of Fighters, JA!). Si el juego no estaba dejando, lo cambiaba. Todo esto lo hacia mientras Francisco contaba el dinero y le dejaba su comisión al encargado. Llegue a hacerme tan rápido que podía revisar una maquina y dejarla lista en menos de 2 minutos (cambiaba la programación del juego tan rápido que los chavos no podían ver siquiera que estaba haciendo). En cuanto acababa, ponía unos 10 o 15 credits y empezaba lo bueno, cerraba la maquina y decía hacia la bola de mocosos que tenía detrás de mí:

A ver cabrones, fórmenle.

Y empezaba el desmadre. Por lo regular los mas vagos y grandes eran los que agandallaban a los demás. Casi todos nuestros juegos eran de peleas: los King of Fighters, Tekken, Samurai Shodown (Ipum!), World Heroes, Art of Figthing, Marvel vs Capcom, etc, etc. Y algunos como Puzzle Bubble, Snow BROS. (En el que yo era una VERGA, llegue a hacer las chuzas de todos los niveles) y varios mas.

Los niños ya sabían cuando llegábamos y me esperaban con ansias, ("El don de las maquis!)" porque después de patearles el culo (y siempre se los pateaba) nos íbamos y dejaba los créditos sobrantes para que se pelearan por ellos. En algunos locales (como el que teníamos frente a la prepa norte) habían cabrones que si me daban batalla y me esperaban para la revancha. A veces Francisco terminaba y se quedaba esperando a que yo terminara entre mentadas de madre:

Ándale cabron! No tenemos todo tu pinche tiempo hijoelachingada!
Perate cabron, nomás le parto su madre a este guey.

(Gracias a Francisco aun conservo un acento golpeado y medio norteño del que mis amigos se burlan mucho al hablar con extraños)

A veces organizábamos torneos y regalábamos cosas que venían con los juegos, como posters, calcomanías y de plano créditos.

Si toda la ruta andaba bien y no había maquinas que reubicar o reparar, acabábamos a eso de las 2 o 3 de la tarde. A veces incluso, aun parándonos a desayunar (ya teníamos ruta también para eso: las gorditas de San Roque los lunes y jueves, los quesocarnes de satélite los martes y viernes y las carnitas de Santa Rosa los miércoles) terminábamos a las 12 o 1 de la tarde y me quedaba todo el día libre. Fue en esa época, mientras Francisco manejaba de local a local, que leí cerca de 200 libros, snif.

Al final de la semana, Francisco hacia cuentas y me daba el 30% de las ganancias. Eso duro como un año, me iba bien, pero lo mejor vendría después.

Como la ruta iba bien, de Torreón nos mandaron otras 20 maquinas, la ruta se puso mas pesada y como yo me llevaba muy bien con Francisco y el andaba viendo lo de su boda, decidió pedir otra camioneta a la matriz, partir la ruta y dejarme la mitad para que yo la manejara solo. Wohoo.

Entonces yo me busque a mi propio chalán, primero le dije a mi ex cuñado Ricardo, hermano de Paty, si quería jalar, dijo que si y así nos pasamos unos meses, yo mantuve la ruta saludable y en Torreón me agarraron confianza. Incluso mandaron a alguien para que “me conociera” y no hubo ningún problema.

Para ese entonces, Francisco ya se estaba casando y se quería ir a vivir a León, pidió una ruta allá y se la dieron, entonces vino de Torreón uno de los pesos pesados a hablar conmigo. Me ofrecieron quedarme como operador jefe a cargo de todo. Yo, por supuesto, acepte y después de firmar un pagare por 400,000 pesos por las 120 maquinas que ya teníamos y las dos camionetas, me entregaron la ruta.

Y ahí empezó la época de mi vida mas decadente que haya experimentado jamás.

Yo tenía 20 años y era mi propio jefe. Solo tenia que rendirle cuentas por fax a la matriz de Torreón una vez a la semana. De nuevo partí la ruta y le di la mitad a Ricardo.

Los sábados tenia que depositar a la matriz la renta de las maquinas –de mi ruta solamente, deje que Ricardo se encargara completamente de la suya-, que eran unos 12,000 pesos, de lo que restara, yo tenia que pagar gasolina, permisos, reparaciones, etc, etc. Aun así, la ruta estaba tan bien que había semanas en las que yo sacaba libres para mi 2000, 3000 o hasta 4000 pesos. (Si algún Queretano conoce el “Súper Lomas” de Lomas del Márquez y llego a jugar en las tres maquinas que tenia ahí, gracias, muchas gracias)

Claro, había semanas malas o la época de vacaciones en donde a veces no salía lo de la renta y yo tenia que poner de mi bolsa para completar, pero por lo regular ganaba unos 8,000 o 10,000 al mes. Nunca gaste dinero como en esa época.

Visualicen esto:

Yo no tenia obligaciones y ganaba dinero groseramente, aunque gastaba en cuanto se me ocurriera, aun al final de la semana aun me quedaba dinero. Pagaba facturas del celular de 1,500 pesos (estoy hablando de hace 10 años), le invitaba TODAS las pedas a Pedro y Pablo (que en esa época también chalanearon conmigo, era acabar la ruta e irnos a chupar), invitaba los campamentos a Tequisquiapan, las salidas con las viejas y las cuentas de comidas. De aquella época de bonanza solo me queda, físicamente, un reloj de titanio (un día entre a Sanborns, lo vi, pregunte cuanto costaba 3,000 pesos y lo compre sin mas) y mi telescopio. Lo demás me lo chupe, fume, comí y cogi. ¿De que mejor manera se puede gastar el dinero?

Eso duro cosa de un año o dos, pero obviamente, las cosas no pueden ser tan hermosas por siempre, snif.

En ese entonces entro otra compañía a Querétaro que manejaba maquinas, los cabrones saturaron la ciudad, ponían maquinas en locales pegados a los míos, y, obviamente, la ruta bajo. Durante un par de meses yo estuve saliendo tablas y por otro lado, ya estaba hasta la madre. Mandaron un interventor y fue cuando todo se fue a la mierda.

Cuando lo recogí del hotel, me lleve una sorpresa, el que yo creía que era el interventor, en realidad solo era un ayudante, LA interventora se llamaba Vanesa, tenia mi edad y era una chulada de ojos verdes. Por mi mente pasaron todas las cosas que les están pasando por la mente a ustedes.

Pero no, resulto que Vanesa era una hija de papi (literalmente; su papa era uno de los pesados de la matriz) que solo venia a vacacionar y echar desmadre mientras hacia como que trabajaba. Esto no hubiera sido problema excepto por un pequeño detalle: era una pendeja y me estorbaba en todo.

Chocamos inmediatamente. Entre su pendejez y mi hartazgo, logramos crear un clima de trabajo tan estresante que yo ya no veía la hora de que se fuera a la chingada. En las mañanas, cuando iba a recogerla al hotel para empezar la ruta, apenas se iba levantando porque estaba cruda o con un cabron (irónicamente, se hizo amiguísima de mis ex cuñada, hermana de Ricardo y se la pasaban en el desmadre y hasta agarro novio). Todo el día se hacia pendeja y al final reportaba que yo era un pesado que lo era que no cooperaba con ella.

Después de un mes me harte definitivamente y llame a Torreón para avisar que iba a entregar la ruta. Se apenaron sinceramente y me ofrecieron alternativas, pero ya no quise hacer las cosas mas grandes culpando a la vieja esta y solo les di las gracias. Cuando al otro día fui a recoger a Vanesa –que venia particularmente odiosa porque se había peleado con su guey y quería desquitarse conmigo- con la sonrisa mas sarcástica que me salio le dije que ni se molestara, que le iba a entregar la ruta y que teníamos mucho trabajo. Le arruine la semana y me sentí muy bien.

Entregue la ruta, le di las gracias, nos despedimos como amigos de toda la vida y como diría Ibargüengoitia, nos volteamos y nos mentamos la madre.

Ahora solo me quedaba ver hacia el futuro con esperanzas; yo sabia que me esperaba algo grande, y así fue.

Heme aquí, un exitoso bloguero con un próximo ascenso en mi carrera como repartidor de garrafones de agua

…voy a llorar a la regadera.



martes, julio 08, 2008

Debates científicos.

Luis Ex Machina says:
   pos prende la tele

(2, 3 horas despues)

Calleja Who says:
    préndeme esta
Luis Ex Machina says:
   no solo tu chiste es malo, además llega tardísimo y eso lo mata aun más
Calleja Who says:
   me espere horas para decirlo tardíamente apropósito para darle enjundia cómica
Luis Ex Machina says:
   ahhhhhhhhhhhh
Calleja Who says:
   no soy comprendido en mi época, sigh
Luis Ex Machina says:
   ya me había espantado, creí que el noviazgo había retrasado tus procesos mentales a la velocidad de la luz inversa
Calleja Who says:
   luz inversa?
Calleja Who says:
   osease... obscuridad?
Calleja Who says:
   propongo que la obscuridad es más rápida que la luz
Calleja Who says:
   porq esta ahí antes
Luis Ex Machina says:
   la oscuridad no viaja
Luis Ex Machina says:
   la oscuridad no es una medida de velocidad, es de consistencia
Luis Ex Machina says:
   como decir "esta mas oscuro que tu culo"
Calleja Who says:
   me vale, sin luz hay obscuridad, entonces antes de la luz esta la obscuridad
Calleja Who says:
   ergo, es mas rápida
Luis Ex Machina says:
   no me convence tu postulado
Luis Ex Machina says:
   y en todo caso, no seria más rápida, sino más huevona; nomás esta ahí
Calleja Who says:
   no, porq viaja antes, así como en la cabeza de la luz
Luis Ex Machina says:
   ¬¬
Luis Ex Machina says:
   ahora ya estas sacando hipótesis de tu oscuro culo
Luis Ex Machina says:
   como va a viajar si ya estaba ahí?
Calleja Who says:
   así de rápida es
Luis Ex Machina says:
   tu teoría, además de ser una mamada, es blasfema, Dios dijo "Hágase la luz", nunca dijo "Hágase la oscuridad" ergo, ya estaba ahí, no viajo desde ningún lado
Calleja Who says:
   es tan rápida que no ves como viaja
Calleja Who says:
   nomás parecía que ya estaba ahí
Luis Ex Machina says:
   "parecía"? que clase de método científico usas?
Calleja Who says:
   parecía al ojo humano no entrenado por ninjas
Luis Ex Machina says:
   ahora ninjas??
Calleja Who says:
   los ninjas ven a la obscuridad viajar
Calleja Who says:
   duh
Calleja Who says:
   porq crees que son tan buenos escondiéndose?
Luis Ex Machina says:
   no pueden ver la oscuridad, porque como debes saber, solo podemos ver las cosas por la luz que reflejan
Luis Ex Machina says:
   entonces en realidad nunca ves a la oscuridad...
Luis Ex Machina says:
   acabo de encontrar un fallo en el universo.
Calleja Who says:
   que tonto eres, si la obscuridad viaja tiene que rellenar cosas, no? ese es el entrenamiento ninja, ves como van desapareciendo cosas, entonces estas "viendo" la obscuridad
Luis Ex Machina says:
   Uno NO VE oscuro
Luis Ex Machina says:
   entonces los ninjas deben ser ciegos por consecuencia
Calleja Who says:
   ..no, ven "alrededor" de la obscuridad
Calleja Who says:
   ergo, saben donde esta
Luis Ex Machina says:
   ¬¬
Calleja Who says:
   es muy complicado para no ninjas
Luis Ex Machina says:
   Los científicos piratas saben más que los ninjas
Luis Ex Machina says:
   La Ciencia pirata es superior a la Ciencia ninja
Calleja Who says:
   los científicos piratas no hacen mas que plagiar teorías de no piratas
Calleja Who says:
   la "piratean", si quieres
Luis Ex Machina says:
   ...eso fue muy barato
Calleja Who says:
   si, lo se
Calleja Who says:
   lo siento
Luis Ex Machina says:
   ok, que no vuelva a pasar, desvirtúas un debate científico por lo demás serio.


lunes, julio 07, 2008

Cosas que ustedes no tienen por que saber.

Si yo fuera un superhéroe (que lo soy, pero ustedes no tienen por que saberlo) mis enemigos solo tendrían dos formas para acabar con mi carrera de onanismo mental disfrazado de heroísmo, o mas bien, hasta ayer eran dos.

La primera debilidad que poseo, como toda la gente normal y decente, es una acrofobia sin importancia, cosa de nada, ya saben, lo normal. Si alguien me subiera a un rascacielos y me mantuviera en una cornisa, yo haría lo mismo que cualquier persona que sufre de acrofobia: me paralizaría, sudaría frío, mi presión arterial se dispararía y mi cerebro bombearía litros y litros de adrenalina que le darían a mi cuerpo la fuerza necesaria para acurrucarme sollozando mientras me orino en los pantalones. Un caso típico.

Mi otra debilidad si es vergonzosa y humillante: ver mi propia sangre me produce mareo, nausea y visión de túnel (Solo mi propia sangre; ustedes podrían estarse desangrando frente a mi mientras me como un plato de moronga sin ningún problema). Si yo fuera mujer (que lo soy, pero ustedes no tienen por que saberlo) tendría que cambiarme los tampones a oscuras.

Cuando era más joven y más bello, sufrí varios desagradables incidentes relacionados con esta pequeña particularidad. Una vez, jugando fútbol (yo jugaba fútbol, pero ustedes no tienen por que saberlo) en un estacionamiento, me mandaron un pase largo, y al tratar de llegar a el (que lo hice, pero ustedes no tienen por que saberlo) me frene en seco contra la parte de atrás de una camioneta. Rebote, me levante, me acomode la mandíbula dislocada con la mano y regrese al área de juego. Después de unos segundos, el portero se quedo viendo mi mano con cara de interrogación, voltee hacia abajo y vi un chorro de sangre que escurría de mi muñeca y que formaba un camino sangriento nota mental: escribir un guión de terror o pornohemofilico que se llame "Camino Sangriento" hasta la camioneta. Lo que paso fue que al meter las manos para aminorar el madrazo, una lamina de la camioneta me rebano un pedazo de muñeca. Yo no me había dado cuenta, pero en cuanto vi la sangre, sentí la nausea y el mareo. Solo después de detener el sangrado y tomar mucho aire, pudieron llevarme a mi casa en donde mi mama me seco las lágrimas y me dio una paleta mientras me abrazaba canturreando: “Sana sana colita de rana…”. Eso fue hace dos años y aun me estremezco, brrr.

Escenas similares ocurrieron cuando un engrane de media tonelada (que son como 722 kilos) me rebano las yemas de dos dedos y cuando me exprimí un barro particularmente grande en la frente. Ya me había resignado a vivir así, por lo menos hasta el día de ayer.

Mientras reparaba un espectrógrafo de masas (yo reparo espectrógrafos de masas, pero ustedes no tienen por que saberlo) me rebane un dedo de la forma mas pendeja posible; de esas que uno se dice a si mismo: “Que pendejo eres” y que si alguien nos dijera: “Te vas a cortar así” uno respondería “¡Jaja!, no soy tan pendejo”.

El punto es que una vez rebanado mi dedo pendejamente, vi manar la sangre y espere estoicamente el mareo y la nausea, pero, sorprendentemente, nunca llegaron. Incrédulo, me apreté el dedo para que saliera mas sangre y nada, mi estomago seguía inmutable, mi vista seguía siendo la de un halcón peregrino y mi equilibrio era tan perfecto que, si no fuera por el pequeño detalle de la acrofobia y los pantalones orinados, hubiera podido cruzar una tabla entre dos edificios.


¡Ay que emo-filico soy!


De la felicidad por haber superado una de mis debilidades, baile una giga irlandesa y dos polkas (yo se bailar gigas irlandesas y polkas, pero ustedes no tienen por que saberlo). Después hice lo que todo hombre que se ha superado a si mismo haría: un vendaje con cinta de aislar:



"One thumb up!" —Roger Ebert.



El siguiente paso lógico es, obviamente, vencer mi acrofobia.

Ahora vengo, voy a saltar de mi azotea.




domingo, julio 06, 2008

I am Beowulf!

Vikingo.

(Del ingl. viking, y este del nórd. víkingr).

1. adj. Se dice de los navegantes escandinavos que entre los siglos VIII y XI realizaron incursiones por las islas del Atlántico y por casi toda Europa occidental. U. m. c. s.

2. adj. Perteneciente o relativo a este pueblo.

3. adj. Dicese de aquellos hombres sin miedo que nunca le hacen el feo a una vieja por mas espantosa que esta sea. Su valor al cogerse adefesios ha dado pie innumerables leyendas.

Sábado, media noche.

Me encontraba como todos los sábados por la noche escribiendo un ensayo sobre la relación entre los conceptos vertidos por Nietzsche en “Así habló Zaratustra” y la reincidencia de la sífilis en las clases medias europeas del siglo XIX.

1:30 a.m. Tocan a la puerta. Pregunto: “¿Quién?” y me responden con un: “Ábreme puto”.

Entra Pedro tambaleándose con una cerveza en la mano. Saco una del refrigerador para mí y me tambaleo en solidaridad.

2:00 a.m. Yo poleo.

3:00 a.m. Suena el teléfono de Pedro.

Machos a domicilio, ¿en que podemos servirle? (Así contesta, ¿Qué quieren que haga?)

…Aquí nomás, teniendo relaciones, ¿ya vamos por ti?
…Ok, vamos para allá.

3:30 a.m. El legendario Terreno.






4:00 a.m. Un recorrido incomprensible y un rinazo en Juriquilla.

5:00 a.m. Mi casa. 100% vocals Debaser.

6:30 a.m. Medium Drums, cuatro últimas cervezas.

7:45 a.m. Ronquidos en mi cuarto. Pedro y Ulises abrazados. Yo respeto.

8:00 a.m. Vikingo (aunque yo no vikingueo; eso se lo dejo a Pedro y su aprendiz Mulder, que valientemente ha tomado el camino del vikinguismo).




9:00 a.m. Encuentro una cerveza en el fondo del refrigerador. Michelada. Me siento y escribo esto.





Fin.



jueves, julio 03, 2008

¡Vida, nada me debes! ¡Vida, estamos en paz!

Hoy, mientras me estacionaba, oí música y unos claxonazos sobre la avenida. Era una caravana publicitaria de Alpura. Un par de camionetas venían remolcando unas plataformas en donde varias edecanes bailaban y unos tipos gritaban sabrá Dios que blasfemias por un megáfono mientras regalaban chingaderitas promociónales: llaveros, vasos, encendedores, niños huérfanos, etc, etc.

Me quede parado viendo acercarse el minidesfile multicolor hasta que paso frente a mi.



—CORTE A 1991—



Querétaro era un pueblo polvoso en donde los adolescentes tenían pocos lugares en los cuales reunirse: Las jardineras de Plaza del Parque, Las maquinitas de Plaza de las Américas, El golfito, la renta de motonetas y la discoteca La Opera y el Qiu.

Justo en esas dos discotecas, en los domingos de tardeadas, uno se encontraba a los mismos que se encontraba en todos los otros lugares, pero mientras, por ejemplo, en las maquinitas todos éramos conocidos de vista y nos saludábamos amigablemente, los domingos en la Opera todos éramos enemigos y la guerra estaba declarada. ¿El campo de batalla? La pista y la barra, ¿El botín para los vencedores? Obvio, las pinches mocosas bellas adolescentes que vestían sus mejores garras —que en ese entonces consistían en mallones y sacos con hombreras— y cuya atención todos deseábamos desesperadamente.

Yo, a mis 14 años, era, como pueden imaginarse, un don nadie que no sobresalía demasiado; usaba la misma ropa que los demás, el mismo peinado y valía exactamente la misma verga que valíamos todos, con excepción de unos cuantos elegidos.

Estaba por ejemplo, Ruy, un güero que usaba un copete que hubiera dejado pendejo a Vanilla Ice y que bailaba como el. O Emilio, que era altísimo y bronceado, por el que la mitad de las viejas de Querétaro babeaban. Pero sobre todo, estaba Dennis.

Dennis…



¬¬




Para empezar, ¿Quién en su sano juicio se llama Dennis? Y no solo eso, también tenia el descaro de ser hijo de familia acomodada, lo cual tenia la desagradable consecuencia de que a Dennis le prestaran el auto y usara ropa de marca (A diferencia de mi, que viajaba en camion y usaba pantalones y tenis de tianguis), además de eso, bailaba tan bien que era parte del staff animador (tambien a diferencia de mi, que…bueno, los que me han visto bailar sabrán a que me refiero). Pero por lo que Dennis era odiado principalmente, era porque había andado con las mejores viejas, sobre todo, con dos por las que yo babeaba y que obviamente, me veían como quien ve a un adolescente pendejo y genérico: como si fuera invisible.

¡Adolescencia, divino tesoro!...not.



—CORTE AL PRESENTE—




Y observando el desfile despreocupadamente, ¿A quien veo regalando llaveros con un megáfono en la boca gritando sabrá Dios que blasfemias?

¡AJA! ¡Dennis!

¡Oh ironía! ¡Oh Vida que das vueltas y vueltas! ¡Oh, cruel destino que un día nos tienes bajo la bota de tu desden y al otro nos encumbras hasta las mas altas cimas de la satisfacción! ¡Oh bello y malsano regodeo! ¡Dulce y fría venganza! ¡Pura y simple justicia divina!

Oh, Dennis, ¿En donde están tus tenis Kaepa con triangulitos intercambiables y tus Top Sailers sin calcetines? ¿En donde tus Levi’s de fayuca arremangados en los tobillos? ¿En donde tú cabello engominadamente perfecto? ¿En donde esta ese adolescente que era el amo del mundo? ¿En donde?

Luego de disfrutar enormemente cada segundo que Dennis paso frente a mi usando pantalones blancos y aventando encendedores, silbando alegremente reflexione sobre lo irónica que puede ser la vida y como a veces estamos abajo y otras veces arriba.

Después cerré la camioneta, me eche dos garrafones de agua a los hombros y levante la vista hacia el cuarto piso en donde una señora gritaba que me apurara.


Islas.

Uno de los temas más recurrentes en la ciencia ficción es la telepatía. Como dije en el post pasado, el tema ha sido tratado posiblemente desde todos los ángulos posibles e imaginables, algunas veces con resultados regulares y otros con un acierto estremecedor.

A mi la cuestión de la telepatía siempre me ha fascinado –no porque la crea posible, sino por sus implicaciones-. Comparto la visión de muchos escritores, que la consideran, más que un don, una maldición. El hecho de poder conectarse con otra persona a un nivel tan profundo y completo no puede menos que atemorizar. ¿Y como no va a ser así, si muchas veces ni siquiera nosotros sabemos que es lo que hay dentro de nuestra propia cabeza? Entonces, la idea de que alguien pueda abrevar de la poza más profunda y privada que tenemos, sin estar siquiera seguros de que reside ahí, no puede más que provocar incomodidad.

Por otro lado, esta la visión fatalista de la carencia de telepatía, filón que también ha sido explorado muchísimas veces.

Y las implicaciones que produce esa aproximación son más deprimentes aun.

Porque en el fondo, no somos mas que islas, islas rodeadas de otras islas. Aunque compartamos el mismo lugar en el mundo, en el fondo estamos aislados de los demás por nuestras propias fronteras, por nuestras propias limitaciones de comunicación. Nunca logramos acercarnos del todo a los demás, a lo mucho, si tenemos suerte, podremos lograr formar una especie de archipiélago con las personas más cercanas a nosotros, pero eso es todo. Aunque en el fondo compartamos un lecho marino comun con personas similares, en la superficie estamos separados, no importa que la distancia sea poca o mucha, al final nunca hay una comunicación total.

Podemos compartir muchas cosas con alguna persona, incluso a veces llegar a sentir ese chispazo efímero de la comprensión total, pero la mayoría del tiempo, solo andamos a los tumbos, tratando inútilmente de representar con burdas palabras los sueños y pesadillas que pueblan el interior de nuestra psique, tratando de que la otra persona los viva y comparta con la misma intensidad y precisión que nosotros.

Y de ahí proviene la soledad, la verdadera soledad. No del hecho de no tener montones de amigos; no del hecho de no tener una persona a la que amar. Proviene de sentirse aislado, rodeado de otras soledades, sin la posibilidad de mirar directamente en el interior de las personas y sentirnos acompañados, completos.

Pero, ¿A quien le importa?

martes, julio 01, 2008

El Hombre en el laberinto.

–Hacemos lo que tenemos que hacer. Tratamos de aprender de los errores ajenos. Servimos nuestra causa. Intentamos ser honestos con nosotros mismos. ¿De qué otro modo podría ser?
–El hombre que volvió al laberinto...
–...Es feliz –dijo Rawlings. –Está siguiendo el camino que él mismo eligió.
–¿Cómo puede ser?
–No puedo explicarlo.
–Debe de odiarnos mucho a todos para volver la espalda al universo de esa forma.
–Está más allá del odio –dijo Rawlings–. De alguna manera. Está en paz. Sea lo que sea.
–¿Sea lo que sea?
–Si –dijo él dulcemente.

Robert Silverberg es uno de mis autores favoritos, en su gran mayoría, sus libros me parecen una muestra perfecta de las alturas a las que puede llegar la ciencia ficción. (Excluyendo algunas obras que en mi opinión, son un fallo tremendo, como “Hijo del hombre” que apenas soporte)

Lo he dicho muchas veces, mi libro favorito de Silverberg (y que esta en mi Top 3 en todos los aspectos) es Muero por dentro. Pero tres años antes de que Silverberg creara esa joya, entrego otro libro que no tiene nada que envidiarle: El Hombre en el Laberinto.

En ese libro nos encontramos con Richard Muller (un proto David Selig de Muero por dentro) el que también posee la maldición de la telepatía, pero de un modo aun mas retorcido. Muller no transmite pensamientos; lo que el transmite es su humanidad, su ser, sus sentimientos, lo que lo hace ser humano. Y Silverberg considera que eso solo puede ser percibido de una forma: como un insoportable hedor mental. La gente no puede estar cerca de Muller, porque siente todo ese caudal repugnante, ese dolor psíquico que incluso incapacita. Es por eso que Muller le da la espalda a la Humanidad y se refugia en un laberinto, en donde las paredes lo encierran por fuera y su soledad por dentro, hasta el momento en que se convierte en la ultima esperanza de la humanidad.

Esta novela es un enorme ensayo sobre la soledad, el rechazo, el dolor e introspección de un hombre. Es un estudio psicológico sobre la sociedad, sobre el hombre, sobre la humanidad y sobre cuestiones primordiales que nos han acompañado desde el alba de los tiempos.

Yo suelo asegurar que la ciencia ficción es el género mas completo que existe, ya que puede tratar cualquier tema desde cualquier ángulo posible. Con unas cuantas premisas, puede abordar un tema trillado desde un ángulo completamente nuevo, como en este caso; la materialización de nuestra esencia interior y el consiguiente rechazo que obliga a un hombre a recluirse en si mismo, hasta que encuentra la redención, la suya y la de sus congéneres.

Enjoy:

El Hombre en el Laberinto.

Visitas

Seguidores

Busqueda.


Archivo del blog