martes, julio 28, 2009

Una y otra vez.



Here we go again.




Moctezuma ha iniciado sesión.

Moctezuma -Soy el gran Tlatoani y tu no-o acaba de iniciar sesion.

Moctezuma -Soy el gran Tlatoani y tu no-o dice:

¿Que paso? Que te dijo el güero? ¿acepto los brazaletes y los collares?

Mixtli con hambre -quiero un menudo de xoloescuincle dice:

Ni madres, dice que son chapa de oro

Moctezuma -Soy el gran Tlatoani y tu no-o dice:

No mames! si son los que le ragale a una de mis viejas en el festival del maiz del año pasado, si se entera me madrea

Mixtli con hambre -quiero un menudo de xoloescuincle dice:

Pues eso dijo, y tambien me mando decirte que te vayas lavando el hocico, por que en cuanto acabe de cogerse a todas las mayas le cae a Tenochtitlan para que se la chupes.

Moctezuma -Soy el gran Tlatoani y tu no-o dice:

¿Sigue cogiendose a esas pinches frentonas? ¿que la Malinche no lo trae cortito?

Mixtli con hambre -quiero un menudo de xoloescuincle dice:

Pues si, pero no lo puede andar cuidando todo el tiempo, le dice que va a convertir a unos indios de por la quinta chingada y se va, y "Doña Marina" se tiene que chingar...

Moctezuma -Soy el gran Tlatoani y tu no-o dice:

Doña Marina...

Mixtli con hambre -quiero un menudo de xoloescuincle dice:

........

Moctezuma -Soy el gran Tlatoani y tu no-o dice:

............

Mixtli con hambre -quiero un menudo de xoloescuincle dice:

JAJAJAJAJAJAJAJAJA!

Moctezuma -Soy el gran Tlatoani y tu no-o dice:

jajajajajajajaja, no mames! casi se me cae el peñacho de la risa, esa estuvo buena, recuerdame regalarte un escudo de jaguar cuando regreses

Mixtli con hambre -quiero un menudo de xoloescuincle dice:

Aja guey, eso dijiste la vez que nos mandaste a jugar a queretaro, casi perdimos por jugar crudos (ese pinche pulque que hace el cabron de Tonacacíhuatl pega cabron), ya me andaban cortando la pinche cabezota por eso.

Mixtli con hambre -quiero un menudo de xoloescuincle envia:

malincheenpelotas.JPG (16 KB)

Se completó la transferencia de "malincheenpelotas.JPG"

Moctezuma -Soy el gran Tlatoani y tu no-o dice:

Oh bueno, ya, oye, me tengo que ir, hay unos pinches tlaxcaltecas esperando que los pele desde hace dos horas, ya han de estar bien acalambrados por estar postrados frente a mi, jajajaja

Mixtli con hambre -quiero un menudo de xoloescuincle dice:

jajaja, que culero, oye, hazlos salir caminado para atras, les dices que es una nueva ley, jajajaja

Moctezuma -Soy el gran Tlatoani y tu no-o dice:

Me cae! jajajaja, pinche Mixtli, y me dices ojete a mi

Mixtli con hambre -quiero un menudo de xoloescuincle dice:

Bueno, yo tambien me largo, el hijo de su puta madre de Pinzon esta chingue y chingue, quiere mandarle un correo a la Chabela para acusar al güero, por lo de los barcos, ya sabes, el pendejo tenia todas sus playboy ahi, hasta la edicion de coleccion "Chicas malas de la Inquisicion", pobre pendejo.

Moctezuma -Soy el gran Tlatoani y tu no-o dice:

Camara, nos vemos, y si puedes, convence a ese cabron, dile que aca hay trafico, contaminacion, un chingo de marchas, que el trueque esta por los cielos y que la sangre de los sacrificios apesta toda la ciudad, que ni venga, que mejor se siga a acapulco o algo asi.

Mixtli con hambre -quiero un menudo de xoloescuincle dice:

Bueno, yo le hago el intento, telo.

Moctezuma -Soy el gran Tlatoani y tu no-o puede que no consteste por que aparece como No conectado.






Foto tomada del Archivo General de la Nacion


lunes, julio 27, 2009

Heroe: Casos de la Vida Real.



Spider-Man: -!Pero Claire! !Tú sabes que te amo! !No puedo vivir sin ti! !No puedes dejarme; de por si soy medio puto, ahora sin vieja, nadie me va a respetar!

Claire: -Lo siento Spidey, pero lo nuestro no puede seguir; entiende, no eres tú, soy yo; necesito tiempo para mí, tengo que estar sola para encontrarme a mi misma...




Nuestro heroe no tiene más remedio que irse a chingar a su madre (de puntitas) mientras una Claire indiferente mira a lontananza...



Quince minutos después:




Claire: -!Ohh Punisher! Tú sí eres un hombre...

Punisher: -Cállate y bésame.


Pero lo que estos dos no sabian, era que no estaban solos:




Butters: -¿P-p-pero que le esta haciendo el Sr. Punisher a la Srita. Claire? ¿Está revisandole la boca?

Stan: -Butters, eres un imbecil

Cartman: -!Hijos de puta! !Engañaron a Spidey!






Cartman: -!Hey Batman! Sabes lo que acab... ¿Qué carajos estás haciendo?

Batman: -Estoy paseando a mi mojon mascota, ¿Algún problema?

Cartman: dios! este tipo esta loco....ehh, sí, sí, como sea; al carajo, yo me voy... tengo que encontrar a Ash...






Cartman: -!Hey Ash! ¿Sabes lo que dicen por ahí?

Ash: -¿Qué eres un hijo de puta?

Cartman: -Sí, sí eso mismo, yo los acabo de ver por all... !Hey! !Un momento! ¿A quién llamaste hijo de puta? Me rompes las bolas Ash, las bolas, me las rompes...

Ash: -Ya, ya. ¿Que es lo que viste culogordo?

Cartman: -Pues mira, veniamos caminando cuando...






Ash: -Spider, tú sabes que somos amigos, !Que digo amigos! !Hermanos cabrón! !Hermanos!

Spider-Man: ~Sniff~ Sí Ash, lo sé...

Ash: -Pues bien, como tu hermano, tengo que decirte algo, y es mejor que lo sepas de una vez, sucede que....






Spider-Man: -BUAAAAAAA!!!!!.....caaasi todoooos sabemos queeererrrr *hic* pero pocos sabemos amaaar....BUUUUAAAAA!!!!!


Cuatro horas después:





Ash: -Es una pena; pinches viejas, por eso nadie las quiere.

Stan: -Sí, que mierda.

Butters: -Je je, el Sr. Spidey quedo como araña fumigada, je je, ¿Entienden? ¿Araña? je je...

Batman: -...................




Butters: -aaayyyyyy......


~FIN~





CAST

Spider-Man -Himself
Claire Redfield -Hija de puta
The Punisher -Hijo de puta
Eric cartman -Culogordo
Ash -Buen camarada
Batman -Viejito senil
Stan -Himself
Butters -Imbecil
Sr. Mojon -Mascota
Jack Daniel´s -La solución a todos los problemas





Agradecimiento especial a media botella de Jack Daniel´s, sin la cual la realizacion de esta mamada nunca hubiera sido posible (ni concebida), también tiene la culpa de que con el pedo se me olvidara ponerle el macro a la cámara y saliera todo borroso, ja.

sábado, julio 25, 2009

Post mierdero.

Comiendo pizza en el Terreno.


Wendy: -Ya no quiero; ten, comete esto
Pedro: -Ah chingá, ¿Qué? ¿Soy tu basurero o qué?
Pablo: -Sí pinche perro, andale, comete sus sobras
Wendy: -Andale, cometelo
Yo: -Ya no quiero mi servilleta; ten, cometela
Pedro: -No, además ya me llené
Yo: -No mames, si llevas dos pedazos
Pedro: -Sí, pero hace rato me tragué una torta y ya no me cabe
Yo: -Pues ve a cagar, para que hagas espacio
Pedro: -Como que si tengo ganas, pero no sé
Pablo: -Pues pujale güey
Pedro: -A ver...jmmmppp....
Wendy: -Pedro! no seas puerco
Yo: -O sigue comiendo, para que empujes la caca con comida
Roca: -¿Se podra?
Yo: -A huevo, nomas tienes que llenar ocho metros de intestino, el estómago, el esófago y seguirte empacando comida
Pablo: -A pues sí, a ver carnal, comete otro pedazo
Pedro: -Mejor me lo llevo al baño y me lo trago ahí, mas facil
Wendy: -Pedro!
Yo: -Andale, y llevate mi telefono, para que te tomes una foto
Pedro: -Ei, así de ladito, comiendo y cagando
Yo: -Nel, mejor no, no me lo vayas a salpicar cuando caiga el cerote
Rox: -Puercotes
Yo: -¿Que? ¿Nunca han comido en el baño?
Pedro: -Mmm...yo sí
Yo: -Yo unos sanguiches poca madre
Pablo: -Andale, y así cuando acabas, te limpias con la servilleta
Pedro: -¿Nunca has cagado y vomitado al mismo tiempo?
Yo: -..........
Pedro: -No mames, ¿A poco nunca?
Yo: -Claro, estoy pensando cuando...
Pedro: -Ahhh...yo sí; cagaba y me volteaba a vomitar, me sentaba y cagaba más y luego me volteaba a vomitar de nuevo
Yo: -Pues que pendejo; se pone el bote de basura enfrente, así aprovechas el pujido para las dos cosas
Pablo: -Jajaja
Roca: -No mamen
Rox: -Estamos comiendo!
Wendy: -Pedro! cállate ya!
Yo: -¿Se podra cagar, mear, vomitar, moquear y llorar, todo al mismo tiempo?
Pedro: -Mmm, yo creo que sí
Pablo: -Jajaja, no mames
Yo: -Sí, el chiste es hacer que todos los agujeros funcionen al mismo tiempo
Pedro: -Sí, así: -jmmmp!-psssss-buarfff!-sniff-buuaaa-
Pablo: -Andale, suelta el cuerpo, dejalo ir todo carnal
Wendy: -Pedro!
Pedro: -¿Qué? Es más, cuando acabe, nos aventamos un faje mi amor, así embarradito...
Wendy: -Eres un puerco
Yo: -Nunca se han cagado en los pantalones?
Wendy: -...........
Rox: -...........
Roca: -...........
Pedro: -Uy, un chingo de veces
Pablo: -Jajaja, y ya peludo el cabrón
Pedro: -Sí, todavia la semana pasada, ¿Verdad vieja?
Wendy: -Pedro!!!
Yo: -Jajaj, yo nomas me he meado, y de la risa, literalmente
Pablo: -¿Neta?
Yo: -Ei, me caí de una bicicleta con un cuate y no nos podiamos ni parar de la risa, nomás sentí calientito calientito...
Pablo: -¿Se podra cagar parado?
Yo: -¿Como? ¿Así con las nalgas apretadas?
Pablo: -Ei, sin doblar las rodillas
Pedro: -Sí, si es chorro, sí
Yo: -Y si es macizo habria que pujarle cabrón
Pablo: -Y que se te embarren las nalgas bien chingón
Wendy: -Ya! que estamos comiendo!
Pablo: -¿Y? pasame otra rebanada
Yo: -Mira, ¿Quçe parece el aderezo? mmm... ¿Quieren?
Wendy y Rox: -..............
Pedro: -Pues como que sí funciono; deja voy a cagar, ahorita te hablo vieja, para que vayas a ver
Wendy: -Pedro!!!
Yo: -¿Ven como siempre tengo la razon?
Pedro desde el baño: -Wendy! ven!
Pablo: -jajajaja
Roca: -jajajaja
Wendy gritando: -Estas loco si crees que voy a ir.
Yo: -¿Que? ¿Nunca has platicado con él mientras caga? Dejame decirte que es una tradicion Carbajo, hasta yo he platicado con su papá mientras caga
Pablo: -Sí, todos lo hemos hecho
Wendy: ...........
Pedro: Weeeeendy...
Wendy: -¿Qué quieres?
Pedro: -Veeeeeeen.....
Todos menos Wendy: -jajajajaja....




!Ja ja! Mira como salpica!


jueves, julio 23, 2009

Diálogo con la caja idiota.

Haciendo zapping en el Terreno, con Pedro y Ulises.

Pedro: -Ahh, mira esa mamada, pinche canal culero; mandas un mensaje y aparece ahí y el pendejo ese los leé
Ulises: -Mandales uno diciendo "soy puto"
Yo: -No mames, mandan puras pendejadas
Pedro: -A ver, intentale
Yo: -Va, pero no creo que salga

15 segundos despues en la pantalla:

-Putos, atte el Huevo

Pedro: -jajaja, no mames
Ulises: -jajaja, no hay filtros
Yo: -jajaja, que mamadas; ahí va otro...

15 segundos despues:





Pedro: -Jajaja, pinche mamón
Ulises: -Diles que eres puto, jajaja
Yo: -Jajaja, que mamadas...
Pedro: -JAJAJA, la camara guey! rapido! mira!
Yo: -JAJAJAJA





Yo: -Ya valieron madres, jajaja
Ulises: -Nadie te respeta, ni los analfabetas, jajaja
Pedro: -Pideles algo chingón, no esas mamadas de chulitas

15 segundos despues:





Pedro: -Jajajaja, no te van a hacer caso, pinches putos
Ulises: -Mandalos a la verga
Yo: -No mamar, ese VJ esta bien pendejo
Ulises: -Dile que su programa está bien culero

15 segundos despues:




VJ pendejo queriendo sonar cool leyendo la pantalla: -Y bueno, pues gracias a todos los que mandan mensajes, y Huevo; chavos, si no les gusta el programa, pues no hay problema, cambienle, pidan videos y trataremos de complacerlos, escriban chavos!, a ver, un saludo para Cuatla de parte de...





Huevo: -JAJAJAJAJAJA
Pedro: -JAJAJAJA, no mames, nos insultaron por television, jajaja
Ulises: -JAJAJAJA, siempre quise ser famoso, snif, jajaja


15 segundos despues:






VJ pendejo queriendo sonar aun más cool: -Miren chavos, hay gustos para todo, no me voy a poner a discutir sobre musica, asi que ya saben! escribanos y cuentenos algo o manden saludos! como nuestro amigo de Amecameca....

Huevo: -Jajaja, pinche puto
Pedro: -Quiere llorar, jajaja
Ulises: -"Buuu, mami, no les gusta mi programa, buuu" jajaja

15 segundos despues:




Pedro: -Jajajaja, ya se fue a suicidar
Ulises: -Manda otro antes de que se acabe el programita
Huevo: -Perate...ya esta....ahhh no mames!!!! se le acabo la pila a la camara, chingao!

15 segundos despues:

-Un video de Belinda por favor, atte, Pedro Carbajo

Huevo: -jajajajaj
Ulises: -jajajajaja
Pedro: -Chinga tu madre puto! no mames! jajajaja...


Recuerdo que el chistesito salió como en 200 pesos en mensajes, pero valió la pena.

miércoles, julio 22, 2009

Como ligar creativamente y fracasar en el intento.

Antes que nada, aclaro que nunca he sido de aquellos hombres que ven a una mujer guapa, simpática o lo que sea que llame su atención para después lanzarse como perros tras un hueso. No, yo más bien entro en la categoría de los putetes que ven a la mujer de sus sueños y esperan a que esta se les acerque y diga: "¡Tómame aquí mismo!" (Cosa que obviamente nunca ha pasado, pero todavía tengo esperanzas). Así que, aunque ustedes no lo crean, nada más no se me da eso de andar acercándome a alguien y decirle "Hola, me llamo Luis". De hecho, nunca lo he hecho en mi vida (y no creo hacerlo).

Sabiendo eso, puedo contarles de la vez que estuve más cerca de hacer lo que pasa todo el tiempo en las películas: acercarme a una mujer, decir algo gracioso e increíblemente ingenioso y vivir dos horas de romance/aventura llenos de sensual hilaridad y deliciosos malentendidos.

En el Banamex al que solía ir, trabajaba una cajera que me gustaba, bueno, eso creo. No puedo recordar el momento exacto en que me dije: "Me gusta", en todo caso fue como irla descubriendo poco a poco, pero en fin. El caso es que cuando me llegaba a atender, no pasaba de un "Hola" y ya; la conversación más larga e interesante que tuvimos fue algo así: (después de fijarme que tenia un hoyo en la ceja)

No te dejan usar el piercing aquí, ¿Verdad?
¿Eh? Ah, no, no ¿Como supiste?
Bueno, pues tienes un hoyo ahí que no se ha cerrado, así que todavía usas el piercing.
Ah si, no me dejan.
Que mal.

Y ya, como pueden observar, soy todo un Don Juan. Pero estoy consciente de mis carencias, por lo mismo dejo ese tipo de cosas en paz. Pues bien, un día esperando mi turno, se me metió en la cabeza la idea de invitarla a salir, y cuando algo se me mete en la cabeza, no sale ni a madrazos. Pero ¿Como pedírselo? Pues bien, aquí entró en funcionamiento mi infalible (e indestructible) sistema bineuronal, con el que traté de idear la mejor manera de pedírselo y al mismo tiempo dejar espacio para una salida digna (ya que daba por descontado que me iba a decir que no). Después de unos minutos, lo único que se me ocurrió fue tomar un pedazo de papel y escribir algo así:

"Hola, me gustaría invitarte a salir.

Si tu respuesta es "¡Sí, claro!", escribe tu teléfono aquí: ________

Si tu respuesta es "¡No! ¡Fuera de aquí!", sonríe y devuélveme mi papelito, porque es el único que tengo.

Luis. (El tipo que esta parado frente a ti)"

Me convencí que mi táctica era infalible; ya que primordialmente era un plan silencioso (cosa ideal en un banco), y las únicas reacciones posibles eran, en el mejor de los casos, un número telefónico, y en el peor, que me regresara mi papelito.



"No hay forma de que esto pueda salir mal"



Mientras esperaba mi turno, me armaba de valor. Les recuerdo que era la primera vez que intentaba algo así; no tenía ni la menor idea de si funcionaria o no. Llegó mi turno y me atendió otra cajera, pero como ya había invertido bastante sudor en convencerme de hacerlo, no iba a desaprovechar el golpe de valor y adrenalina, así que una vez que terminaron de atenderme, me acerqué a su caja y cuando el cliente que estaba atendiendo se quitó, me acerqué con el papelito en la mano (esperando que los que seguían creyeran que ya me había atendido y sólo regresaba por algo), la saludé en silencio con la cabeza y le di el papelito…

...y lo leyó; se rió y tomo una pluma (aquí pensé: "Ya chingué") pero en lugar de escribir su numero, le dio vuelta al papel y empezó a escribir algo. Ahora bien, no es por presumir y hacerlos sentir mal (aunque si es el caso, me alegro), pero yo sé leer tan bien (gracias a mi maestra de primaria) que hasta puedo leer de cabeza, así que mientras ella iba escribiendo, yo iba leyendo. A la cuarta palabra, dejé de sudar y empecé a reír (para mis adentros), para cuando me regresó el papel, hice como que lo leía y entonces si que me reí (para mis afueras). Ella puso una cara un poco rara, así que sólo le dije: "No te preocupes" y me alejé riendo cada vez más fuerte. Para cuando llegué al estacionamiento, la gente se me quedaba viendo como si estuviera loco.

Se preguntaran que escribió, pues bien, fue esto:

"Oye, pero estoy casada, mejor piénsale, ¿va?"

Y esa señores, fue mi primera y única experiencia en el extraño y misterioso mundo de la conquista. Sobra decir que nunca más lo volví a intentar y que no pienso volver a hacerlo. Con un fiasco como ese tuve suficiente; ya puedo morir tranquilo sabiendo que alguna vez intente ligar.



PD. Platicando después con unas amigas, me dijeron que en realidad sí había tenido éxito, ya que según ellas, ese "mejor piénsale" era un sí...cosa que no pienso averiguar.

PD. Actual: después averigüe que, efectivamente, había tenido éxito. Pero esa es otra historia.


Conecta los puntos.



Un post que se escribió una noche, dibujando constelaciones.




sábado, julio 18, 2009

La Tamalera Vs. Godzilla.

Hace unos días en el aeropuerto, mientras esperaba a una persona, me tocó presenciar el choque cultural más bizarro de mi vida. Este fue protagonizado por una Heroica Oficial de Policía y un turista japonés.

Como estaba yo muy aburrido, me dediqué a tratar de descifrar de lejos (junto con la H. Oficial) que chingados quería el takataka, que en ese momento actuaba muy raro, llamando la atención de todos los presentes. Pues bien, lo que pasó puede interpretarse de dos maneras; esto fue lo que sucedió:

El japonés (chaparro, shorts, maleta al hombro y cámara al cuello —para que luego digan que los estereotipos son una mamada—) quería a huevo entrar por la salida Internacional a la zona de aduanas, a lo que la H. Oficial (chaparra, gorda y prógnata) se negaba tozudamente.



Arriba: posible turista francés.



Todo parecía indicar que lo que el japonés intentaba explicar (a señas obviamente, dudo que la H. Oficial supiera japonés y nomás se estuviera haciendo como que no le entendía por chingar) era que:

a) Godzilla había salido de las profundidades de la tierra y había atacado con sus garras al avión en pleno vuelo.

Ó

b) Un Tsunami había arrasado la ciudad de México, alcanzando con sus olas al avión.

Esto lo deduje porque el japonés hacía grandes aspavientos con las manos en el aire mientras daba saltitos.

A todo esto nuestra compatriota respondía —en el mismo idioma universal de señas (que entre adultos idiotas es muy famoso como juego de mesa) — que:

a) Tenia que darle dos vueltas corriendo al Popocatepetl y luego venir a contarle como le había ido

Ó

b) Le presumía como le había enseñado su mama a hacer atole (En lo personal me inclino hacia esta segunda opción, ya que la H. Oficial poseía de hecho brazos de tamalera)

Si usted es un lector avezado, a estas alturas se habrá imaginado que la H. Oficial hacía movimientos giratorios con las manos, como si revolviera un caldero de bruja mientras apuntaba con la mirada hacia el horizonte.

Así estuvieron un buen rato, uno dando saltitos y la otra revolviendo la imaginaria olla de atole, siendo acompañados por otra señorita policía, que nomás los miraba como quien ve visiones. Después llegaron a un impasse en el que los ánimos de ambas partes se calentaban (supongo que es razonable; quiero ver quien aguanta tanto revolviendo una olla de atole de 50 litros o dando brinquitos). Yo sólo esperaba que alguien soltara el primer chingadazo (mis apuestas estaban con nuestra compatriota, que aparte de los brazos de tamalera mencionados allá arriba, poseía ese espíritu aguerrido propio de la raza de bronce), pero no fue así; a la oficial le ganaba la risa y el pobre japonés se había cansado de dar saltitos. De pronto, el suspenso aumento de nuevo cuando la H. Oficial tomo su radio y dijo algo que supongo seria algo como: "antento 10-4, reportando que tengo a un pinche takataka dando lata, a ver si le avisan al comandante por que ya me tiene hasta la madre" a lo que el radio le respondió en el idioma universal de ese tipo de aparatos: "washa-wa washa-we".

Para mis adentros pensaba, "Ora si pinche toshiro, ya valiste madre", temor que se vio confirmado cuando a lo lejos apareció un oficial (gordo, chaparro y con cara de perro), abriéndose paso entre gente y maletas como Moisés por el mar Rojo. Cuando llegó con la pareja, la H. Oficial literalmente le dejo al japonés en las manos y regreso a su puesto a tratar de quitarle la cara de asombro a su compañera —que seguía teniéndola, lo que entonces podría deberse a un defecto congénito y no a lo que acababa de pasar—.

El japonés retomo fuerzas y volvió a insistir con lo de Godzilla, pero supongo que el oficial no estaba de humor para andar jugando a pelos y señas, así que le dijo —también a señas— que lo acompañara (de muy buen modo, tengo que decir en su defensa y para decepción de todos los que esperaban una escena de lucha libre méxico-japonesa) y ahí se fueron; el japonés colgándose del brazo al oficial, como quien se aferra a una roca gorda y azul en medio de una tempestad en aguas internacionales (para que luego digan que no soy poético)



Esto NO fue lo que pasó.


Al principio dije que había dos maneras de interpretar lo que pasó, esa fue una. La otra —más probable pero mucho más aburrida—, es que el japonés quería regresar a la aduana por alguien (al que le hacia señas saltando cada que se abrían las puertas de la salida Internacional) y la oficial le explicaba que tenía que ir las oficinas (que estaban a la vuelta) a solucionarlo ahí.

Me quedo con la historia de Godzilla y la H. Oficial Tamalera.

Ahora bien, ¿Qué paso con el japonés? Misterio.
¿Habrá encontrado al que andaba buscando? Misterio.
¿Que hacía un japonés en shorts en México? Misterio.

Afortunadamente lo que pasó o no pasó después es una de las 10,326 cosas que me valen madre.


viernes, julio 17, 2009

Now in Blu-ray text!

Bueno, después del patinón de ayer, se me ocurrió que podría sacarle provecho.

Exactamente dentro de un mes, este blog cumple cinco años al aire. Muchos no lo saben, pero hubo una época –a diferencia del rigor mortis actual- en que este blog era entretenido, eso fue hace mucho tiempo y yo se que con excepción de unos cuantos –coughfreakscouh- la mayoría de lectores no han tenido el valor ni la desgracia de leer los archivos de cinco años de idioteces.

Así que aprovechando la hueva que me ha dado escribir y como Festejos de aniversario (me encanta como suena esa pendejada) voy a rescatar post viejísimos y les voy a dar una manita de gato (porque, dios, antes escribía aun peor que ahora) y los iré republicando. Digamos que los voy a remasterizar y sacar en formato Blu-ray.

Total, los cinco sociópatas que han leído todo el blog pueden irse de vacaciones algo así y evitarse comentarios como “¿Otra vez?” o “HA! Yo ya lo había leído y por eso soy mejor!” (¿?). (En serio, callense, a nadie impresionan al demostrar que han leido todo el blog, al contrario, es kinda sad).

Y ya.


jueves, julio 16, 2009

Cosas que ustedes no tienen porque saber.

Si yo fuera un superhéroe (que lo soy, pero ustedes no tienen por que saberlo) mis enemigos sólo tendrían dos formas para acabar con mi carrera de onanismo mental disfrazado de heroísmo, o mejor dicho, hasta hace unos días eran dos.

La primera debilidad que poseo, como toda la gente normal y decente, es una acrofobia sin importancia, cosa de nada, ya saben, lo normal. Si alguien me subiera a un rascacielos y me mantuviera en una cornisa, yo haría lo mismo que cualquier persona que sufre de acrofobia: me paralizaría, sudaría frío, mi presión arterial se dispararía y mi cerebro bombearía litros y litros de adrenalina que me darían la fuerza necesaria para acurrucarme sollozando mientras me orino en los pantalones. Un caso típico.

Mi otra debilidad sí es vergonzosa y humillante: ver mi propia sangre me produce mareo, nausea y visión de túnel (Sólo mi propia sangre; ustedes podrían desangrarse frente a mi mientras me como un plato de moronga sin ningún problema). Si yo fuera mujer (que lo soy, pero ustedes no tienen por que saberlo) tendría que cambiarme los tampones a oscuras.

Cuando era más joven y más bello, sufrí varios desagradables incidentes relacionados con esta pequeña particularidad. Una vez, jugando fútbol (yo jugaba fútbol, pero ustedes no tienen por que saberlo) en un estacionamiento, me mandaron un pase largo, y al tratar de llegar a el (que lo hice, pero ustedes no tienen por que saberlo) me frene en seco contra la parte de atrás de un vocho. Reboté, me levanté, me acomodé la mandíbula dislocada con la mano y regresé al área de juego. Después de unos segundos, el portero se quedo viendo mi mano con cara de interrogación, volteé hacia abajo y vi un chorro de sangre que escurría de mi muñeca y que formaba un camino sangriento nota mental: escribir un guión de terror o pornohemofilico que se llame "Camino Sangriento" hasta la camioneta. Lo que pasó fue que al meter las manos para aminorar el madrazo, la placa del vocho me rebano un pedazo de muñeca. Yo no me había dado cuenta, pero en cuanto vi la sangre, sentí la nausea y el mareo. Sólo después de detener el sangrado y tomar mucho aire, pudieron llevarme a mi casa en donde mi mama me secó las lágrimas y me dio una paleta mientras me abrazaba cantando “Sana sana colita de rana…”. Eso fue hace dos años y aun me estremezco, brrr.

Escenas similares ocurrieron cuando un engrane de media tonelada me rebanó las yemas de dos dedos y cuando me exprimí un barro particularmente grande de la frente. Ya me había resignado a vivir así, por lo menos hasta hace unos días.

Mientras reparaba un espectrógrafo de masas (yo reparo espectrógrafos de masas, pero ustedes no tienen por que saberlo) me rebané un dedo de la forma mas pendeja posible; de esas que uno se dice a si mismo: “Que pendejo eres” y que si alguien nos dijera: “Te vas a cortar así” uno respondería “¡Jaja!, no soy tan pendejo”.

El punto es que una vez rebanado mi dedo pendejamente, vi manar la sangre y esperé estoicamente el mareo y la nausea, pero, sorprendentemente, nunca llegaron. Incrédulo, me apreté el dedo para que saliera más sangre y nada, mi estomago seguía inmutable, mi vista seguía siendo la de un halcón peregrino y mi equilibrio era tan perfecto que, si no fuera por el pequeño detalle de la acrofobia y los pantalones orinados, hubiera podido cruzar una tabla entre dos edificios.


¡Ay que emo-filico soy!


De la felicidad por haber superado una de mis debilidades, bailé una giga irlandesa y dos polkas (yo sé bailar gigas irlandesas y polkas, pero ustedes no tienen porque saberlo). Después hice lo que todo hombre que se ha superado a si mismo haría: un vendaje con cinta de aislar:



"One thumb up!" —Roger Ebert.



El siguiente paso lógico es, obviamente, vencer mi acrofobia.

Ahora vengo, voy a saltar de mi azotea.


miércoles, julio 08, 2009

lunes, julio 06, 2009

Ok, hablemos de las elecciones.

Nah, hasta donde sé, todos están hartos (yo no me incluyo porque ni siquiera me di cuenta muy bien de lo que pasaba; tengo una cualidad/defecto que me permite volverme completamente ciego y sordo en ciertos temas y situaciones) y se alegran de que por fin se hayan terminado las campañas.

Yo, obviamente, no voté. Pero no lo hice siguiendo eso del Voto Nulo, que me parece tan tierno e inocente como el hecho de votar seriamente (bueno, también hay que tomar en cuenta que yo veo ternurismo en cualquier idiotez), en realidad no vote por la excusa/justificación más valida que existe: me dio hueva. Hace tiempo actualicé mi credencial de elector y no tengo ni idea de donde me tocaba votar. Además, era domingo y ¿Quién en su sano juicio hace algo de provecho en domingo? Incluso Dios, que había estado muy hacendoso toda la semana, mando todo al carajo –hasta la fecha- el domingo y se tiro a rascarse Sus Divinos Testículos.



Dios relajándose mientras pisotea a la Humanidad y los ángeles le piden su domingo.



En fin, ahora veo que la gente que anuló su voto se lamenta de que el PRI haya regresado al poder, pero ya estaban hartos del PAN y tampoco querían que ganara el PRD, so… ¿Quien carajos esperaban que ganara? ¿Benito Juárez? ¿Shakazulu? Creo que en el fondo de sus tiernísimos corazones revolucionarios esperaban que sólo hubieran 230 votos validos y que las elecciones se anularan y se repitieran y que el pueblo ganara (¿?) y que luego todos fueran felices bailando sobre un arcoiris sin ninguna connotación gay.



Arriba: Democracia.



En lo personal, me sorprendió que en Querétaro ganara el PRI; si bien en todos estos años con el PAN en el gobierno hubo algunos incidentes ridículos y penosos, en general los mochos hicieron buen trabajo y no había mucho de que quejarse, así que no vi venir ese cambio. En realidad esto también puede explicarse porque mi entendimiento de los dimes y diretes de la política es semejante al de un niño de seis años, y probablemente a él le importaría más.

En fin, como todos están subiendo fotos con sus dedotes pintados y yo soy bien borrego, no podía quedarme atrás. Ahora cada que alguien me pregunta si voté mientras me enseña su dedo, sólo tengo que mostrarle el mío para que se aleje en silencio y cabizbajo.



¬¬


Visitas

Seguidores

Busqueda.


Archivo del blog