lunes, mayo 09, 2011

(a+b)(2a+2b)²= PÚDRETE EN EL INFIERNO.

Un día de Octubre (creo que era Martes, pero no estoy seguro porque ¿Quién se acuerda de los días de la semana cuando no son mas que una triste sucesión de horas que se acumulan una sobre otra aplastando nuestras ya pocas ganas de vivir?) desperté, y muy alegre, me dije a mi mismo: ya basta de no haber acabado la prepa.

Después de decir esto, me levanté del montón de periódicos en donde duermo y fui a inscribirme a una asesoría para presentar el examen del Ceneval para acreditar el bachillerato.

Y entonces empezó una odisea de tres meses de levantarme todos los sábados a las siete y media de la mañana para ir a meterme a un salón con otra media docena de parias de la educación media superior. No voy a negarlo, fue difícil, sobre todo porque, ya saben, levantarse en sábado de madrugada no es de gente decente. Pero lo verdaderamente difícil para mí fue cuando me reencontré con un viejo enemigo y nuestro mutuo odio se reavivó de inmediato; nos miramos a los ojos y sin parpadear y con voz grave, le dije:

Nos volvemos a encontrar, Matemáticas hijas de puta.

Después todos me miraron como se mira a alguien que le susurra con odio a unas hojas de papel con ecuaciones algebraicas.

Voy a aclarar una cosa: yo entiendo el valor de las matemáticas en el mundo y su importancia para casi todos los aspectos de la vida. Yo, siendo una persona racional y con enorme aprecio por la ciencia, respeto y admiro todos los logros y avances que no hubieran sido posibles sin las matemáticas, aclarado esto, tengo que decir que a un nivel personal, las detesto y estoy seguro que si Hitler y Satanás tuvieran un hijo, sería matemático.

Y sí, yo sé que para muchos de ustedes las matemáticas son tan fáciles como respirar y que pueden despejar ecuaciones de vergamil grados mientras se meten el pulgar por el culo y giran sobre si mismos, lo sé y pueden ahorrárselo; cuando sea dictador, los matemáticos tendrán un sueldo altísimo y muchísimas prestaciones, pero también estarán obligados a usar tutus rosas y penes dibujados en la cara con Sharpie.

En fin, después de tres meses de luchar, sufrir, enojarme, maldecir al universo -y un episodio de lágrimas del que no pienso entrar en detalles- llegó el día en que presentaría mi examen. Junté todos mis documentos y con horror descubrí que no tenía acta de nacimiento. Busqué y busqué y al final, después de recurrir a los archivos del Museo Nacional de Antropología, conseguí una copia de mi factura.


“…presenta vivo a un niño con un pene enorme.”


El examen fue interesante, en un colegio de bachilleres nos citaron a los que calculo, éramos unos 200,000 treintañeros y nos repartieron en 10,000 salones con 2500 pupitres cada uno (¿Ven como las matemáticas no se me dan?). Después de encontrar mi lugar y pegarle un zape al de enfrente –reflejo condicionado-, nos entregaron las 268 hojas del examen.

La prueba consistía de dos partes: la primera y la segunda (¡JA! TOMA ESO, MATEMATICAS), cada una de cuatro horas de duración. La primera consistía en los conocimientos básicos que todo ser humano funcional debe poseer: español, historia, ciencias sociales, masturbación, civismo, geografía, biología, química y matemáticas. Obviamente, todo iba bien hasta que llegué a la sección de matemáticas (unas sesenta preguntas), al principio lloré batallé un poco, pero gracias a mi enorme intelecto, estudio y ganas de superarme, pero sobre todo, a mucho sentido común, logré terminar esa etapa sin muchos problemas y con unos tres minutos de sobra. En cuanto entregué el examen, me hinqué y entre amenazas, sollozos y puños agitados al cielo, juré por todos los dioses, santos y superhéroes de Marvel que conozco que jamás, jamás volvería a despejar una ecuación ni a desincognizar una incógnita por el tiempo que me quedara de vida.

Después de un receso en donde los 200,000 examinados salimos a los patios a vernos las caras de preocupación, regresamos a los salones a presentar la segunda parte del examen, que consistía de dos lecturas de comprensión, sus respectivas preguntas y la parte por la que el 90% de los examinados, o sea, unos 199,000 (fuck the math) estaban aterrorizados: un ensayo de dos cuartillas, que valía la mitad del examen y en el que se calificarían ortografía, gramática, sintaxis y la capacidad de desarrollar y argumentar un tema.

Yo no estaba muy preocupado, ya que todos estos años en internet me han enseñado a escribir y argumentar cualquier pendejada, crea o no en ella. Aún así, no sabía que temas nos iban a ofrecer. Por lo que había escuchado, serían tres opciones, y los enterados afirmaban que usaban temas actuales y un tanto politizados. Esto me incomodó un poco, porque yo de política sé casi lo mismo que de matemáticas, así que tomé asiento, le di otro zape al de enfrente y esperé que presentaran los temas.

Uno de los asesores entró al salón con una hoja de rotafolio que colgó al frente, y en ella pudimos ver los tres temas –del que podríamos escoger el que deseáramos- y con ansiedad, leí (cito de memoria):

1.- “¿Cree que la tradición circense de amaestrar animales sigue siendo aceptable en esta época o le parece que es cuestionable por sus implicaciones de maltrato animal?”

2.- “La investigación con células madre ha levantado mucha polémica, ¿Cuál es su opinión sobre el debate ético que presenta?”

Y entonces, al leer el tercer tema, me di cuenta de que el Universo a veces, de vez en cuando, deja de confabularse en mi contra y en un acto de tregua y camaradería, sonríe y me lanza un guiño, porque el último tema era este:


3.- “¿Considera usted que en la actualidad, las redes sociales como Facebook, Twitter y MySpace están afectando la capacidad de las personas para relacionarse y socializar unas con otras?”



jajajajajaJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA




Pasé con 9.5


26 comentarios:

Prozak dijo...

Apuesto que hablaste de los animalitos y sus derechos...

Felicidades por sacar el pendiente ese! ahora, a comprar un titulo de una carrera en "algo", recomiendo ing. aeronautico en la universidad libre de los internets

Chavaluria dijo...

Yo quiero conocer ese episodio de lagrimas.

Eo dijo...

la de redes sociales fue pregunta facil...pero apuesto a que con la segunda te hubieras soltado un relato de ciencia ficcion bien bonito que hasta te hubieran pedido autografo

Anónimo dijo...

No mames, la prepa? Hasta ahorita? Lo bueno es que las estadísticas ya no te contaran como un NiNi

Anónimo dijo...

Uchale, las matematicas tan odiadas por todos. Yo las aborrecia hasta que les entendi, te apuesto que el 99 por ciento de quienes escupen sobre ellas tuvieron como maestros a una bola de hijos de puta que apenas si sabian hurgarse el dedo en la nariz. Si es cierto el asunto de que apenas terminaste la preparatoria, mis mas sinceras felicitaciones.

Angel B dijo...

A) Me da mucho gusto que tu blog haya salido de su coma y que ya esté de nuevo llenando Google Readers. 5 posts en menos de 10 dias. Caray.

B) Me has sacado una carcajada con eso de: "...nos miramos a los ojos y sin parpadear y con voz grave, le dije...".

Casi pude escucharte :)

Un abrazo. Es bueno tener este blog de regreso.

MAAG dijo...

Felicidades.

Pinkrobot dijo...

Así me llevo yo con las matemáticas. Son lo máximo... peeero que las haga alguien más.
Por cierto yo pensé que nunca tendría que despejar ni derivar nuca más desde que salí de la prepa... pero las matemáticas regresaron, siempre lo hacen...

Dib dijo...

Esto me recuerda un videito de Leo y Satán:

http://www.youtube.com/watch?v=SgDZ9LhZ2_g

buho dijo...

q onda wey, buena anda q estes regresando a la blogosfera. ahi la ves

Rudy Rivera dijo...

una sola pregunta... donde quedo el sexo anal?

Luis dijo...

En el ano.

Lalo dijo...

jajajaja, el 9.5 es para ñoñ...

oh es verdad, ya eras un ñoño antes de acabar la prepa o.O

Anónimo dijo...

Te gusta la vergaaa... Perdón, me equivoqué de blog.

Anónimo dijo...

Que tal ! me da gusto que revivas tu blog me agrada como escribes y espero siga vivo por buen rato hasta luego

Fernando dijo...

El mejor regalo que podias darle a tu madrecita. Ahora solo te falta dejar el cigarro y la bebida para ser un hombre de bien!!

madafaquer dijo...

Neta, ¿qué pedo con lo de las lagrimas? Eso no se puede quedar al aire.

Anónimo dijo...

no mames no sabia que no habias acabado la prepa :O ahora te veo completamente diferente ja

Valdovinos dijo...

Siempre creí que ibas a cursos de corte y confección. Felicidades.

ZERO dijo...

(back to school de Deftones de fondo para leer este post)...

mmmmm, hace falta una transcripcion del ensayo.

CASYNS dijo...

Muchas felicidades, en serio muchas felicidades

Kyuuketsuki dijo...

Creo que ya todos te lo dijeron en twitter, pero de todos modos, again: Felicidades.

(¿Los que sabemos matemáticas pero no somos matemáticos también usaremos tutús rosas? Porque la idea me enc... digo, nada).

Itankai dijo...

Tengo un libro que creo te gustaria. Adonde te lo mando lo tengo en PDF; se llama: "El diablo de los números". Saludos.

Poker Gratis dijo...

Jajaja muy pinche orgulloso el huevo, no mames cabron di la verdad, lo que en realidad es:

Nace niño de una vaca, con dos ubres enormes

Liv dijo...

jajaja, me hiciste reír muchísimo, sobre todo porque me sentí identificada. También presenté el examen del Ceneval, y también fui a cursos de preparación con aulas con otro puño de burros igual que yo. Pero en mi caso es a la historia, a la que le tengo pavor.

También ya sé, que debemos saber de nuestros ancestros, bla, bla, bla. Pero en realidad prefiero despejar una incógnita que acordarme de las fechas, nombres, etc. Con decirte que en una pregunta sobre Winston Churchill, puse que era gringo y seguía vivo. Hasta hace poco alguien me sacó de la duda. En fin.

Saludos y felicidades.

Anónimo dijo...

tambien hice el examen del ceneval ( de hecho hasta te hice una pregunta en twitter sobre el texto argumentativo) pero yo me prepare por mi cuenta y saque 8.5 que buen post =D.

Visitas

Seguidores

Busqueda.


Archivo del blog