miércoles, mayo 18, 2011

Ayer, cuando eran los 90.

Ayer manejé en carretera un auto con radio satelital (Sirius). Alegre por la perspectiva de escuchar mucha música nueva, empecé a recorrer el putero de estaciones disponibles, pero después de un rato, inevitablemente acabé escuchando la estación de éxitos de los 90.

Ay Dios.

No recordaba cuanta basura escuchábamos en esa época. Claro, de esos años salieron grandes clásicos que aún se escuchan frescos, pero por cada éxito demoledor, hay tres canciones horribles pseudorockeras, dos post-glameras y seis toneladas y media de power balads. Pero lo que más llamó mi atención es lo viejas que son algunas canciones que yo, en mi negación senil, pensé que eran más recientes.


Como esto, pero con menos sombreros y más Autotune


Canciones como “No rain” de Blind-tuve-un-hit-y-un-video-Melon, que para mí era de finales de los noventas, resulta que es de principios, por allá del 92. Le fuck, son casi veinte años; en este momento hay adolescentes cogiendo por todos los orificios que no habían nacido cuando esa canción no dejaba de salir en MTV (Y yo la grababa en una videocasetera Betamax).

No voy a entrar en disertaciones estériles sobre lo diferente que era la música “de mis tiempos” con la actual, basura y cosas chingonas ha habido siempre, desde que el primer neanderthal tomo un cráneo, un palo y empezó a darle de golpes rítmicos (y sus amigos cavernícolas le dijeron, inevitablemente: “Urthu, tócame “Los Aguacates” HUR! HUR! HUR!) hasta hace cinco minutos, la música sigue cambiando y evolucionando, a veces para bien, a veces para mal.

Por ejemplo, entre las canciones que escuché ayer, de pronto sonó Big Me de los Foo, de 1995.

Big me to talk about it
I could stand to prove
If we can get around it
I know that it's true.

Y después de eso, solo para dar un salto de dieciséis años al presente y a este mundo, apagué el radio, me puse mis audífonos y escuché, una vez más, Walk.

I'm on my knees
I'm praying for a sign
Forever, whenever
I never wanna die
I never wanna die
Never wanna leave
Never say goodbye.


13 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Y cuál es el punto de esta pendejada?¿que no te gusta Blind Melon porque no es algo bien underground como la música que si te gusta? no mames que pendejo estás.

Luis dijo...

Te quiero anónimo.

Fernando dijo...

Lol es verdad, esto fue como un twitteo grandote

Diablorama dijo...

mejor dicho, los tweets son posts chiquitos, no?

La musica nunca dejara de sorprendernos.

Anónimo dijo...

tu huevo treintañero fracasado nintendo amigas gordas empleo mediocre amigos pelones.

te amo soy tu fan.

Anónimo dijo...

Pinche Huevo pendejo.

Mejor quiéreme la verga, puto.

Pos éste.

Power Pig dijo...

"...en mi negación senil,..."

Bingooooo!

También echáte "como un perro" o tocáme "La Negra"...HUR! HUR!

Sivoli dijo...

Ah, Blind Melon eran buenos... yo los recuerdo bien que los ví cuando fueron teloneros de Guns and Roses! ya llovió...

Ah, y en gustos musicales NUNCA nos vamos a poner de acuerdo. El chiste (para mí) es saber que uno tiene elementos para decir "esto es bueno y esto no lo es". De cualquier manera a la gente le vale madre... entonces... ¿?

Arevalo dijo...

"El que no oye consejo no llega a viejo."... Sí, aquí va.

Saludos.

Un tuit es post pequeñito... microblogging le llaman los expertos y me parece justo.

Hasta luego. :D

Anónimo dijo...

Creo que alguien mas fue a monterrey y le paso exactamente lo mismo que a ti

http://www.mbytesecurity.com/2011/05/ah-que-pinche-feo-es-monterrey.html#comments

VT dijo...

Leí el prisionero, me gustó, me gustó mucho.

ѕocιaѕ dijo...

Y es que sin duda que la música es taaaaan vieja, ya no sabes si el waca waca en realidad lo llegaron a bailar los bisabuelos o apenas se puso de moda en tu generación, todo por culpa de los cantantes que se roban hits de otras épocas y confunden nuestra existencia xD.

Me gustó tu blog, espero poder invadirlo próximamente

Power Pig dijo...

esa mamada, solo que los bisabuelos fueran cameruneses, pero en fin.

Parece que a nuestro amable cuarentón no le gustaron los golpes bajos de los anónimos y se regreso por donde vino.

Mal plan, sentidito como ollita de barro.

Abur!

Visitas

Seguidores

Busqueda.


Archivo del blog