jueves, julio 05, 2012

De la nada.


Soñé contigo, cosa que no pasaba hace muchísimo tiempo.

Estábamos en una cama, tratando de dormir después de una fiesta. Como suele pasar en los sueños, estábamos ahí sin explicación. Yo miraba el techo sin hacer conversación para no volver aún más incómodo el momento. Supe que me quedé dormido y tú también (a dream within a dream). Desperté y te encontré recargada en mi pecho, respirando suavemente. No quise moverme para no despertarte, pero, como si me escucharas pensar, abriste los ojos y miraste directamente a los míos. Y sin decir nada, me besaste. Fue el beso más largo que jamás nos dimos.

El sueño saltó sin transición. Estábamos en un sauna, tu recostada de espaldas sobre mis piernas, la toalla cayéndote hasta la cadera. Y esto lo recuerdo bien (en cuanto desperté, escribí todo lo que pude sobre el sueño, mientras aún lo tenía fresco en la memoria): en tu espalda, dibujados perfectamente, estaban esos tres lunares, ese pequeño cinturón de Orión en el que no pensaba desde hace años.

Un nuevo salto: Un departamento cliché, platicando sobre todo y nada. Televisión al fondo, un libro en mi mano entrecerrado a media lectura. Tú preocupada por algo, yo levantándome y abrazándote diciendo palabras que no recuerdo, tu sonrisa, tímida al principio, franca y abierta al final.

Último salto. Caminando por la calle, tomados de la mano. Ibas a trabajar y te acompañaba a tu auto, estacionado a lo lejos sobre una calle llena de hojas secas. Usabas un saco que te quedaba enorme y acomodabas tu cabello corto. Parecías un niño vestido de adulto y te lo dije, reíste y tu cabello comenzó a crecer y crecer y tus ojos a iluminarse. Retiré los mechones que cubrían tus ojos y miré tu rostro resplandeciente. Eras hermosa.

Me alejé y mientras abrías la puerta de tu auto, te dije algo, no sé que fue, pero recuerdo la sensación y tranquilidad al decirlo. Me pediste que esperara y caminaste hacía mí. Me tomaste de la cara y mirándome a los ojos, me diste un beso, luego te alejaste sonriendo.

Eso fue todo, no recuerdo nada más. Por lo general, después de este tipo de sueños, el despertar suele ser agridulce por el choque repentino con la realidad. En este caso no fue así, simplemente sonreí tranquilo y agradecido. Volví a dormir y soñé sin recordar nada.

17 comentarios:

Anónimo dijo...

¡aaaaw! También te amo, huevo.

Anónimo dijo...

Gayest post ever!!

Anónimo dijo...

La acción de los anticuerpos mentales, evocaciones que como leucocitos nos resguardan de infección de vida y de ausencia. ◄◄◄ de sexo anal!!!

Liliane dijo...

Ya ves... no es necesario mucho para ser feliz.

Anónimo dijo...

¡Cuéntales! ¡Cuéntales la parte del sueño donde hicimos 69! =P

Anónimo dijo...

Idiota, te estaban haciendo una extraccion y tu ni en cuenta, de seguro querían la contraseña de tu blog. O peor aun, te estaban convenciendo de destruirlo.....................



Naaa, creo que no se necesita tanto esfuerzo para eso.

Anónimo dijo...

Gaaaaaaay

El Carlos dijo...

Simon, tambien me parece gacho despertar de sueños asi.

PurpleK dijo...

después de leer tu texto en la ncohe repliqué este sueño con un wey que tenía añooos de ni pensar o soñar y la historia fue muy similar a lo que describes, fue muy chistoso despertar y recordar que un día anterior te había leído. El sueño fue muy bueno.

Anónimo dijo...

Gaaaay

Cynthia Marmolejo dijo...

¿Qué obsesión tienen algunos anónimos con ser gays? Porque él es hombre y obviamente, soñó con una chica. ¿Enamorarse es gay?

Qué patética vida han de tener, de verdad. O tienen once años y están en esa edad en la que las relaciones de pareja dan miedo, y el único insulto que se les viene a la cabeza es "gay", demostrando sólo que leen muy poco.

En fin, lindo post, aunque triste.

PP dijo...

Ahora entiendo porque prefieres los videojuegos a una buena noche de sexo con alguna mujer.

tremendo treintañero con síndrome de peter pan, la cubierta perfecta.

how to climb dijo...

Thanks for the posts. Good blog.

"No soy monedita de oro" dijo...

Mi querido huevo (derecho) sólo tengo que decirte que ya es hora de superar a esa mujer. Por Dios, el mundo está lleno de aquellos seres del otro sexo que son terribles y malos para la salud, pero ahí están a tu disposición!!! Aprovechate! Saludos, siempre me ha gustado el humor negro de tus publicaciones.

Channa dijo...

Muy bueno, me ha encantado.

Anónimo dijo...

Estoy leyendo tu blog. Wow, como hubiera deseado haberte leído en el 2005. Mi vida hubiera sido muy diferente a la que es ahora. Aún así, estoy contento con las transformaciones que he hecho a mi persona. Pero descuide lo importante de la vigencia con el mundo exterior(videojuegos, música libros).
A la única persona que le envidio algo es a ti. Eres un campeón de la vida y quieras o no, ahora eres un guía para mi.

princesitakatyta dijo...

...que buen sueño... ¡poder despedirte de alguien asi!... esa oportunidad no la tiene cualquier persona.

Saludos

Visitas

Seguidores

Busqueda.


Archivo del blog